Sirope de agave: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El sirope de agave también se conoce como néctar de agave o miel de agave, consiste en un jugo vegetal que se obtiene de las pencas del agave, el cual es una planta nativa de América especialmente de México, de hecho de ella se obtiene el tequila. Asimismo, el sirope de agave es un poderoso endulzante, el doble que el azúcar común y tiene una interesante composición nutricional, incluye fructooligosacáridos, hierro, potasio, calcio y magnesio, en este sentido es una alternativa saludable al azúcar refinada y aporta diversos beneficios a la salud como la reducción del colesterol y los triglicéridos, entre otros.

Una de las contraindicaciones del sirope de agave si consumimos en exceso es que podría subir los niveles de ácido úrico en sangre debido a su alto contenido en fructosa.

Propiedades y beneficios del sirope de agave

  • Tiene gran contenido de vitaminas: esta miel contiene vitamina A, vitamina B, vitamina B2 y vitamina C, en este sentido se recomienda para los niños.
  • Ayuda en la pérdida de peso: el sirope de agave es excelente en las dietas hipocalóricas, su digestión no es tan rápida, así que genera sensación de saciedad que dura más tiempo y por lo tanto ayuda a no sentir la necesidad de comer con tanta frecuencia.
  • Colabora con el tránsito intestinal: a través de su gran contenido de fructooligosacáridos, así que cuenta con propiedades prebióticas, de esta manera mejora el tránsito intestinal, protege de bacterias patógenas que generan la gastroenteritis y también fortalece el sistema inmunitario.
  • Evita la caries: esto se debe a que previene las bacterias en la boca, actuando de manera contraria al azúcar refinado, es decir, sus azúcares no promueven la formación de placa bacteriana.
  • Contribuye a depurar el organismo: este néctar o miel también tiene la capacidad de ayudar a la eliminación de toxinas.
  • Aliado de las mujeres: el sirope de agave es excelente para las mujeres, especialmente durante la etapa posterior a la menopausia y también para quienes sufren de osteoporosis, ya que tiene el poder de incrementar el proceso de absorción del magnesio y el calcio.
  • Es apto para los celíacos: gracias a que no contiene gluten.
  • Optimiza el metabolismo: ayudando al funcionamiento del organismo en general.
  • Ayuda al tratamiento de las infecciones: así que es de gran ayuda en casos de resfriado y para molestias en la garganta.
  • Reduce el colesterol: este sirope tiene la capacidad de reducir los niveles de colesterol en sangre, así como los niveles de triglicéridos.
  • Inhabilita las bacterias perjudiciales: el sirope de agave puede inhibir bacterias patógenas como la Salmonella y el E. Coli.
  • Colabora en el tratamiento de la diabetes: este sirope se recomienda para la dieta de personas con diabetes o hipoglucemia, ya que tiene un menor índice glucémico, por lo su absorción es más lenta y esto beneficioso para el proceso metabólico.

Contraindicaciones del sirope de agave

A pesar de que el sirope de agave es un estupendo endulzante con diversos beneficios a la salud, es preciso no consumirlo en ciertos casos pues está contraindicado, por ejemplo:

  • Por su alto contenido en fructosa, una de las contraindicaciones del sirope de Agave es que no está recomendado su consumo en personas que tengan intolerancia a la fructosa.
  • Las personas que sufran hiperurcemia o gota no deben tomar sirope de agave ya que su alto contenido en fructosa pueda aumentar los niveles de ácido úrico en sangre.
  • Otra de las contraindicaciones del sirope de agave es que puede producir caries o gingivitis por su elevado contenido en fructosa por lo que recomendamos tener una higiene bucal correcta.
  • Un consumo excesivo de sirope de agave puede sobrecargarse transformando la fructosa en grasa y aumentando la cantidad de triglicéridos en la sangre.
  • Otra de las contraindicaciones del sirope de agave es que un consumo excesivo podría aumentar el riesgo de sufrir la enfermedad del hígado graso.
  • Las personas diabéticas deben consumir con moderación sirope de agave ya que sube los niveles de azúcar en sangre y los niveles de insulina aunque no tanto como el azúcar «normal».

En suma, el consumo de sirope de agave debe ser de forma moderada, de lo contrario puede generar efectos adversos como el aumento de triglicéridos, hígado graso y alta presión arterial. Igualmente, es preciso consumir un sirope de agave de calidad, ya que algunos pueden ser muy refinados y como consecuencia son totalmente fructosa, finalmente para aprovechar sus beneficios es preciso consumir el sirope de agave en cantidades controladas.