Piña: propiedades, beneficios y contraindicaciones

Es deliciosa y con un sabor adictivo, pero por su peculiar y áspera apariencia no pareciera que guardara tan jugosa pulpa en su interior. Es originaria de Brasil y Paraguay, pero hoy en día puede encontrarse en cualquier frutería y hogar del mundo.

Además de que la solemos comer por su inigualable sabor agridulce, también lo solemos hacer por los múltiples beneficios que esta otorga a nuestra salud. Es tan popular que ya podemos encontrarlas en pizzas, combinada a la perfección con alimentos salados.

Valor nutricional de la piña

Valor nutricional Cantidad por cada 100 g
Calorías 50 kcal
Hidratos de carbono 11,5 g
Fibra 1 g
Potasio 250 mg
Vitamina C 20 mg
Magnesio 14 mg
Calcio 12 mg
Fósforo 11 mg
Sodio 2 mg
Vitamina A 10 ug

Propiedades y beneficios de la piña

  • Es una gran fuente de vitamina A y C.
  • Aporta una buena cantidad de minerales como son el potasio, magnesio y calcio.
  • Contiene bromelina, una enzima que tiene propiedades antiinflamatorias.
  • Su alto contenido en agua la hace un alimento diurético
  • Es baja en calorías por lo que es ideal para perder peso

Después de conocer las propiedades de la piña es hora de que hablemos de sus múltiples beneficios.

13 Beneficios de la piña para tu salud

  • Decadencia macular: la piña ayuda muchísimo a reducir el riesgo de la degeneración macular que se produce generalmente en las personas mayores. Es una enfermedad que afecta los ojos, justo en medio de la retina.
  • Previene el asma: su consumo frecuente en moderadas porciones ayuda en la prevención del asma, debido a su alta fuente de beta-caroteno, el cual, también se encuentra en el brócoli, el melón y las zanahorias.
  • La ingesta de piña suele aumentar los niveles de potasio en el organismo, por lo que, los síntomas de la presión arterial disminuyen significativamente.
  • Hidratante natural: la piña es agua casi en su totalidad. ¡Así es! Casi el 85% de una piña entera es solo agua. Por lo que, al ingerir varias porciones durante el día te sentirás lleno y a su vez te mantendrás hidratado. Solo posee 50 calorías por cada 100 gramos.
  • La piña es una alta fuente de fibra, nos ayuda a regular nuestro organismo de forma natural y por ende, ir más seguido al baño. ¡Cero estreñimientos!
  • Es ideal para evitar la anemia o para combatirla si ya la padeces. Además, fortalece el sistema inmune para que este sea capaz de defenderse ante cualquier amenaza patógena.
  • Excelente ayudante para fluidificar la sangre y evitar episodios de trombosis, por lo que, es la fruta más recomendada por los especialistas a las personas que sufren de mala circulación sanguínea. ¡Funciona como anticoagulante!
  • Ayuda a facilitar la digestión gracias a su alto contenido de bromelinas. (Para que la fruta pueda conservar la bromelina hay que mantenerla fresca, ya que la misma desaparece con los cambios de temperatura). Es decir, ya enlatada no tiene los mismos beneficios.
  • Resulta ser una aliada grandiosa para el catarro o gripe porque funciona como expectorante. Es bastante buena también para aliviar los molestos síntomas de la tos, la bronquitis y la sinusitis crónica.
  • Otro de los beneficios de la piña es que posee una acción antiinflamatoria y antiedematosa, ideal para articulaciones adoloridas y traumatismos (su acción es superior a la aspirina).
  • Se ha demostrado que la bromelina que posee la piña tiene la posibilidad de inhibir el crecimiento de células tumorales y leucémicas.
  • Aumenta y mejora la absorción de algunos medicamentos, tales como la amoxicilina. También sucede con la acción antibacteriana de otros antibióticos como la penicilina y la eritromicina en el tratamiento de ciertas infecciones.
  • En dado caso que la piña se use de manera externa y como tratamiento de belleza, resulta ideal para limpiezas faciales, curar quemaduras y lesiones cutáneas.

Ahora que ya conoces las propiedades y los beneficios de la piña es hora de que sepas que contraindicaciones tiene.

Contraindicaciones o efectos secundarios de la piña

Consumir piña en exceso, aunque no lo creas, puede resultar bastante dañino para la salud. Su ingesta no moderada por día puede conllevar a la acumulación en el cuerpo de grandes cantidades de vitamina C.

Las consecuencias de esto pueden resultar en varios malestares físicos como  diarrea, ardor estomacal, vómitos, náuseas, entre otros. Como verás ¡no es buena una sobredosis de vitamina C!

Según expertos, como la nutricionista Fernanda Alvarado, señalan que la piña al ser una fruta ácida puede ocasionar problemas de reflujo y acidez. Es por ello que, su consumo no es recomendado para personas que sufren de gastritis o úlceras irritables.

Algunos autores también coinciden en que el consumo de jugo verde de piña puede ocasionar el aborto en mujeres embarazadas, esto debido a su alto nivel de toxicidad. Sin embargo, otros aseguran que su ingesta no presenta ningún inconveniente durante la gestación. ¡Toma tus precauciones!

Uno de los efectos más pequeños que produce el consumo de piña es exceso es el adormecimiento de la boca y alergias en el rostro o en el cuello. ¡Es la más común! Lo bueno de esto es que al cabo de algunas horas se habrá pasado el efecto.

¿La piña ayuda a adelgazar?


Muchos especialistas coinciden en que esta fruta si ayuda con la pérdida de peso, la celulitis y el mejoramiento en la apariencia de la piel. Es la fruta obligada y de preferencia en los todos los regímenes dietéticos.

La piña ha resultado ser bastante útil en las dietas para adelgazar gracias a su efecto reductor del apetito (causa saciedad). Se dice que también posee la capacidad de desintegrar la grasa acumulada en los depósitos subcutáneos  y finalmente facilitar la evacuación de la misma.

Posee muy poquitas grasas pero es altamente rica en fibra, lo que, ayuda a depurar tu organismo, mejorar tu tracto intestinal y mantenerte lleno por mucho más tiempo.

No solo puedes disfrutar sus beneficios de esta fruta entera, sino también en zumos y cocteles al desayuno o en trozos aderezados con algunos vegetales adicionales.

En la mayoría de las ocasiones, al hacer dieta, nuestro cuerpo se ve sometido a ciertas carencias alimenticias que afectan las defensas de nuestro sistema inmune.  Haciéndonos vulnerables a infecciones o catarros.

La piña, por su alto nivel de vitamina C, ayuda a que en estos casos absorbamos mejor el hierro y demás a devolver a nuestro cuerpo la energía y protección que necesita.

Si incluimos en nuestra dieta algunos trocitos de piña al día, conseguiremos un óptimo sistema inmune, ¡que funcione a toda marcha!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *