Champiñones: propiedades, beneficios y contraindicaciones

Parecen insípidos y humildes, hasta pueden pasar desapercibidos. Pero la verdad es que aportan múltiples beneficios y nutrientes a tu salud tanto como alimento o como medicina. ¡Conoce en este artículo todos los beneficios del champiñón!

¿Qué son los champiñones?

El champiñón ó Agaricus bisporus, no es una verdura ni tampoco una planta,  sino un hongo. Es una seta que ha sido utilizada por milenios principalmente en la medicina tradicional china y utilizado en todo el mundo para tratar un sin fin de afecciones.

Son bajos en calorías y en sodio. Además no poseen nada de grasa, colesterol o gluten.

Propiedades y Beneficios de los champiñones

  1. Entre las propiedades que más abunda en el champiñón, destaca el potasio (418mg por cada 100gr). Con el cual, se ve mejorada la afección de retención de líquidos.
  2. Posee un excelente aporte de fósforo, en un 27% para ser exactos. El cual ayuda a la actividad intelectual, al igual que el hierro, el cobre y selenio. ¡Este último es conocido por sus propiedades anticancerigenas!
  3. Posee además gran cantidad de vitamina D, la cual, contribuye eficazmente a la aparición del ADN evitando que este sufra mutaciones y a su vez inhibe las células malignas que suelen ocasionar cáncer.
  4. Posee valiosos niveles de antioxidantes, razón por la cual, es ideal para el mantenimiento y elasticidad de la piel. También para contrarrestar los síntomas de la edad y el envejecimiento.
  5. El champiñón posee un alto contenido de vitamina E, ideal para eliminar del cuerpo las sustancias tóxicas y metales acumulados, tal es el caso del plomo.
  6. Es ideal para mantener la salud prostática, combatir la arteriosclerosis, artritis reumatoide y la osteoporosis.
  7. Ayuda a los procesos o tratamientos de fertilidad.
  8. Gracias a los betaglucanos (uno de los principales compuestos de su fibra), el champiñón es un poderoso potenciador del sistema inmune. Se ha demostrado que su consumo aumenta la producción de interferón, utilizado para lograr la remisión de enfermedades graves como el sida.
  9. También resulta beneficioso para las dolencias intestinales y su prevención. ¡Incluido el cáncer de colon!
  10. Tiene la potestad de mejorar la diabetes debido a sus altas dosis de fibra. Los expertos aseguran que las personas que sufren de este mal y tienden a seguir dietas estrictas en fibras, mejoran notablemente y logran mantener estables los niveles de azúcar e insulina.
  11. Al ser abundantes en potasio y sodio, los champiñones ayudan a controlar los niveles de la presión arterial, logrando así prevenir enfermedades cardiovasculares.
  12. Ayudan a regular el apetito y controlar el peso. Son excelentes en producir sensación de saciedad por lo que no comerás en exceso debido a que te sentirás lleno más rápidamente.
  13. Ideales para prevenir la anemia – ya que son una buena fuente de hierro y a su vez favorecen la formación de glóbulos rojos en el organismo. Manteniendo así la fatiga, dolores de cabeza y problemas digestivos totalmente alejados de tu cuerpo.
  14. Son una inagotable fuente de hierro para el fortalecimiento de tus huesos. También contienen vitamina D, nutriente esencial que colabora con la absorción del calcio y su regulación en la sangre.

¿Cuál es la mejor forma de tomar champiñones?


Los champiñones de pequeño tamaño son ideales para ser consumidos lo más fresco posible, en ensaladas o salsas. Es ideal que los incluyas enteros en carnes o estofados.

También puedes hacerlos al vapor, fritos (con aceite de oliva y un toque de perejil) o la plancha.

Son también muy deliciosos si los incorporas en tortillas o tartas. También son bastante nutritivos como complementos de otros vegetales o verduras.

Un dato importante a la hora de que decidas comer champiñones, es que escojas los de color blanco con el sombrerito bien cerrado. Pues estas características son sinónimo de frescura y sobretodo calidad.

Deben tener una consistencia dura y tener un poco de pelusita por encima. Evita los que están enlatados. Ya que, sus nutrientes y vitaminas no son los mismos luego de haberlos diluido en agua. Además, suelen contener aditivos.

Contraindicaciones o efectos secundarios del champiñón

Existe una alerta de que en la naturaleza se encuentran una variedad de hongos que pueden ser altamente peligrosos, venenosos y hasta mortales para el ser humano. Varios de ellos son parecidos a las especies comestibles, por lo que, no debes consumir ninguno de procedencia silvestre.

Consumir champiñones en exceso puede causar gases y diarreas incontrolables o explosivas. Así como también serios dolores de cabeza y alucinaciones.

El consumo de hongos o champiñones puede causar intolerancia a la trehalosa, enfermedad de la que aún no se conoce mayor información, por los escasos estudios científicos que se han realizado al respecto.

La trehalosa en una enzima que se encuentra en los seres humanos en la mucosa intestinal, la intolerancia a la misma parece ser que afecta el intestino delgado, así como también el riñón y el plasma sanguíneo.

La falta de esta enzima en el intestino delgado provoca que la trehalosa del hongo pase sin digerir al intestino grueso y sea fermentada por la flora intestinal de los ácidos grasos y bacterias, dando como consecuencia un fuerte dolor abdominal, gases y hasta diarrea. Un acontecimiento bastante similar al que padecen las personas con intolerancia a la lactosa.

Esta condición de intolerancia a la trehalosa suele ser difícil de diagnosticar debido a su parecido con otras intolerancias: celiaquía, colon irritable, entre otras. Pero como he explicado, es sumamente raro conseguir alguien con este problema.

¿Los champiñones engordan o ayudan adelgazar?

Ya te he contado que son ricos en proteínas y producen un efecto de saciedad en el organismo. Por lo que, son absolutamente buenos para ayudarte en el control de peso.

No son milagrosos, solo te ayudarán a controlar la ansiedad y que no comas en exceso.  Aparte son geniales para perder líquido por su alto contenido de potasio.

No es un alimento que engorde, no aporta ningún tipo de grasa porque tiene muy poquitas calorías. Además, puedes consumirlo a cualquier hora del día y como guarnición de otros alimentos.