Ajo negro beneficios y contraindicaciones

Ajo negro: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El ajo negro es una variante que se obtiene a partir del ajo común, este se obtiene a través de un proceso de fermentación que consiste en la aplicación de temperaturas y humedad determinadas, durante un largo período de tiempo. Es un producto que surgió por accidente, mientras buscaban la forma de conseguir un ajo que fuese igual de sano, pero disminuyendo la intensidad de su sabor y olor.

Es muy apreciado por sus increíbles propiedades antioxidantes, siendo más potente que el ajo común, sobre todo, en contenido de ácido ascórbico (Vitamina C), que hace que sea asimilado de mejor forma por nuestro organismo, protegiéndonos de los radicales libres.

Uno de los múltiples beneficios del ajo negro es que su ingesta puede reducir los niveles de colesterol «malo» en sangre. Además, es uno de los mejores suplementos naturales para la prevención contra el cáncer.

Entre las contraindicaciones del ajo negro destaca que su consumo no está recomendado en personas que vayan a someterse a una intervención quirúrgica debido al potente efecto anticoagulante del ajo negro que podría interferir en la cicatrización de la herida. Se recomienda dejar de consumirlo dos semanas antes de la intervención hasta dos semanas después.

Tabla nutricional del ajo negro

NUTRIENTESVALOR POR CADA 100 GRAMOS
Calorías188 kcal
Grasas totales5,1 g
Proteínas10,4 g
Fibra1,26 g
MINERALES
Sodio53,92 mg
Calcio13 mg
Hierro2,1 mg
VITAMINAS
Vitamina B610,72 mg

Propiedades y Beneficios del ajo negro

1. Increíble poder antioxidante

El ajo negro contiene cantidades elevadas de oligoelementos que son esenciales para el ser humano, tales como el selenio, el zinc, el magnesio y el cobre.

Gracias a su buen contenido en estos minerales, uno de los beneficios del ajo negro es que su consumo puede frenar el estrés oxidativo, además de luchar contra la contaminación, radiación y con los oxidantes metabólicos producidos por los radicales libres.

Su coctel de antioxidantes ayuda a evitar la aparición de enfermedades degenerativas y crónicas. Los compuestos antioxidantes también promueven el antienvejecimiento y la producción de colágeno, por acción de su contenido rico en polifenoles.

El ajo negro contiene muchas más propiedades antioxidantes que el propio ajo común. Durante el proceso de fermentación, se duplican muchos de sus compuestos. Uno de los compuestos que suelen elevarse es la S-alil-cisteína (SAC), un compuesto fenólico muy beneficioso para la salud.

Una de las ventajas que presenta la SAC, es que es mucho más fácil de absorber y es más estable que la alicina (compuesto principal del ajo fresco).

2. Cuida el corazón

Son muchos los trabajos que han demostrado las bondades del ajo negro para beneficiar al corazón. Un estudio llevado a cabo por la Universidad Autónoma de Madrid, empleando extractos de ajo negro, pudo comprobar su alto efecto vasodilatador.

El trabajo de investigación se encargó de valorar los efectos in vitro de un extracto de ajo negro, sobre la función cardíaca en ratas después de un infarto de miocardio. Los resultados se evaluaron mediante la técnica del corazón perfundido (Langendorff), que permite valorar la función cardíaca y administrar tratamientos directamente en el corazón.

Muchos de los investigadores que participaron en este estudio, aún se encontraban incrédulos antes las capacidades de las cuales se habla con respecto al ajo negro; no obstante, esta investigación se complementó mediante el análisis de la expresión de marcadores inflamatorios y de estrés oxidativo en tejido arterial y cardíaco.

Según la Dra. Miriam Granado, la reacción que provoca el ajo negro es que induce un leve estado inflamatorio y oxidativo, esto, a la vez, provoca que se activen mecanismos antiinflamatorios y antioxidantes que prevengan, al menos en parte, las alteraciones producidas por un daño mayor, como el infarto de miocardio.

En conclusión, se pudo comprobar que uno de los beneficios del ajo negro es que podría tener un potente efecto vasodilatador de las arterias coronarias, y que la administración de este extracto, antes y después de un (infarto), previene la disminución de la contractilidad cardíaca.

3. Efecto anticancerígeno

El ajo negro es considerado como uno de los mejores suplementos naturales para evitar la aparición de diferentes tipos de cáncer.

Este bulbo fermentado ha sido empleado y estudiado por sus efectos anticancerígenos. El secreto del ajo negro se basa en su concentración de compuestos antioxidantes, por lo cual ayuda a potenciar el sistema inmunológico, previniendo y reparando daños celulares a causa del proceso de estrés oxidativo.

Se ha comprobado que las personas que añaden alimentos ricos en compuestos antioxidantes en sus dietas, tienen un riesgo menor de sufrir de ciertos tipos de cáncer.

Muchos estudios han evaluado las potencialidades del ajo negro para evitar la aparición del cáncer, sin embargo, estas investigaciones in vitro y en vivo, con animales con diferentes concentraciones de extractos de ajo negro, resultan insuficientes, por lo cual hace falta aún mucha más información para poder comprobar sus efectos en seres humanos.

Los beneficios del ajo negro frente al cáncer son:

  • Reducción del crecimiento de las células que provocan cáncer gástrico.
  • Disminución en las probabilidades de padecer leucemia.
  • Menor riesgo de sufrir de cáncer de colón.
  • Reducción del crecimiento de las células causantes del cáncer de útero.

4. Reduce el riesgo de padecer de diabetes

La diabetes es una enfermedad que afecta gravemente la salud, esto ocurre porque hay un mayor aumento del estrés oxidativo dentro del organismo, originando problemas metabólicos que inhiben la suficiente producción de insulina.

Gracias a su enorme concentración de compuestos antioxidantes, otro de los beneficios del ajo negro es que incluirlo en nuestra dieta es muy beneficioso, ya que ayuda a disminuir el riesgo de diabetes y a regular los niveles de glucosa en personas que ya padecen de esta enfermedad.

Los científicos del centro Ifapa de Palma del Río (Córdoba), comentan que, durante el proceso de fermentación del ajo común a ajo negro, ocurren muchas reacciones bioquímicas que incrementan notablemente los compuestos antioxidantes del ajo.

El ajo negro es capaz de reducir los niveles de glucosa en la sangre, además de mejorar los niveles de insulina.

Es uno de los alimentos con más compuestos antioxidantes que podemos conseguir, lo ideal es comer uno en ayuna o empezar a incorporarlo en cualquier receta o platillo que se nos ocurra. Lo mejor de todo es que no debemos preocuparnos por la intensidad de su olor.

5. Promueve una óptima salud cerebral

Debido al alto contenido en antioxidantes, uno de los beneficios del ajo negro es que es un excelente protector contra el efecto del estrés oxidativo y es ideal para evitar el deterioro de las neuronas (recuerda que no se regeneran).

6. Efecto cardioprotector en pacientes con alto índice de colesterol

Como se ha mencionado con anterioridad, gracias a la estupenda concentración en compuestos antioxidantes, otro de los beneficios del ajo negro que deberías saber es que su consumo ayuda a proteger las células del corazón y previene el riesgo de accidentes cardiovasculares.

Un estudio del año 2014 denominado: “Reducción de los parámetros de lípidos en sangre, mediante una suplementación de 12 semanas de ajo negro envejecido”, demostró las potencialidades y bondades que ofrece este alimento para ayudar a reducir los niveles de colesterol.

Desde hace muchos años se ha hablado de los efectos positivos del ajo negro. El objetivo de este estudio fue investigar si realmente la suplementación con ajo negro envejecido, podía ayudar a mejorar el perfil lipídico en sangre de pacientes con hipercolesterolemia leve.

Para realizar dicho estudio se contó con la presencia de 55 participantes, este grupo se dividió en dos, 28 de ellos consumieron 6 gramos de ajo negro diariamente, por un total de 12 semanas, y los 27 restantes se les suministró un placebo durante el mismo tiempo.

La investigación demostró que hubo un descenso leve de las lipoproteínas de baja densidad (colesterol malo); no obstante, sí hubo un aumento considerable de las lipoproteínas de alta densidad (colesterol bueno).

Otro de los resultados que causó curiosidad, es que el ajo negro también logró reducir la presencia de apolipoproteína B100, una proteína encargada de la movilización del colesterol alrededor del cuerpo.

El resultado concluye en que, la suplementación con ajo negro redujo los marcadores aterogénicos y, por lo tanto, puede tener un efecto cardioprotector más allá de la medicación estándar en pacientes con hipercolesterolemia leve.

7. Antibiótico natural

Gracias a su contenido en componentes azufrados y antioxidantes, uno de los beneficios del ajo negro es que su ingesta puede combatir y eliminar las bacterias que tenga nuestro organismo.

Su consumo está recomendado en épocas propensas a coger resfriados y altamente recomendable en personas que sean propensas a coger infecciones de cualquier tipo.

Contraindicaciones del ajo negro

1. Alimento contraindicado en pacientes con hipertiroidismo

El ajo negro es un alimento con una alta concentración de yodo, por lo cual una de las contraindicaciones del ajo negro es que está contraindicado en personas que sufran de hipertiroidismo.

Si bien es cierto que el yodo es un elemento que cumple un rol importante a nivel fisiológico dentro del organismo; los alimentos con una alta concentración de yodo, como es el caso del ajo negro, ocasionan un aumento excesivo en la actividad de las glándulas tiroideas.

Cuando un paciente con esta patología consume alimentos con mucho yodo, el individuo tiene una mayor predisposición a presentar una descompensación de su enfermedad tiroidea.

2. Evita el ajo negro si usas medicamentos anticoagulantes

El ajo negro es un alimento que tiene efectos antitrombóticos, es vasodilatador, ayuda a mejorar la circulación de la sangre y previene la formación de coágulos en la sangre.

Por todas estas razones, una de las contraindicaciones del ajo negro es que no está recomendado su ingesta en personas que estén tomando medicamentos anticoagulantes.

En caso de querer incluir en su dieta el ajo negro y estar bajo un tratamiento con anticoagulantes, lo mejor es consultar con su médico para saber que dosis puede consumir.

3. No consumir si está en estado de gestación o en período de lactancia

El ajo común es un suplemento que es seguro durante la etapa de embarazo y la lactancia; a pesar de que no existan estudios que afirmen que el ajo negro puede ser perjudicial o dañino, se recomienda no usarlo por precaución. Evite el consumo en forma de suplemento o extractos.

4. Intervenciones quirúrgicas

Por su potente efecto anticoagulante, otra de las contraindicaciones del ajo negro es que no está recomendado su consumo ni antes ni después de una intervención quirúrgica.

Lo recomendable es no consumir ajo negro desde dos semanas antes de la intervención hasta dos semanas para que no haya problemas de cicatrización.

5. Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia

Debido a que se le atribuyen efectos abortivos, una de las contraindicaciones del ajo negro es que su consumo está prohibido en mujeres embarazadas.

En mujeres en periodo de lactancia no está recomendado su consumo ya que podría alterar el sabor y el olor de la leche materna abriendo la posibilidad de que el lactante pudiera rechazarla.

6. Hipotensión

Debido a su gran efecto para reducir la tensión arterial, una de las contraindicaciones del ajo negro es que se recomienda un consumo muy moderado en aquellas personas que tiene la tensión arterial baja ya que podría sufrir una bajada brusca de la tensión.

¿Cuál es la mejor forma de tomar el ajo negro?

El ajo negro al igual que el blanco es el complemento ideal para pescados y carnes. Por supuesto, puede utilizarse para aliñar cualquier comida. Cabe señalar que la mejor forma de optimizar su sabor y aprovechar sus propiedades es en crudo

Ahora bien, para combatir enfermedades o disminuir la presión arterial, se debe ingerir un diente de ajo negro por día durante una semana. Es preciso no tomar en la noche pues posee acción energizante. Preferiblemente consumir en ayunas.

En caso de no notar efectos, se puede aumentar la dosis de dos a tres dientes de ajo negro por día; procurando descansar 10 días antes de reiniciar el tratamiento.

1 comentario en “Ajo negro: propiedades, beneficios y contraindicaciones”

  1. Es muy útil me pareció interesante gracias a estas publicaciones, mucha gente tienes conocimientos de cómo prevenir del algunas, enfermedades como la del cáncer de Colón. gracias por todo

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba