Manzanilla – propiedades, beneficios y contraindicaciones

La manzanilla también llamada camomila es una de las hierbas más conocidas en todo el mundo, desde la antigüedad ha sido empleada con fines terapéuticos para aliviar diversos problemas de salud, incluso es empleada con diversos fines estéticos. Es por esto que es común muchas personas la consuman en forma de infusión, además tiene un aroma intenso y agradable muy fácil de reconocer. Con respecto a sus beneficios, alivia las digestiones pesadas y favorece todo el aparato digestivo, por mencionar uno.

Propiedades y beneficios de la manzanilla

  • Es un calmante natural: esta planta reduce la ansiedad, es ideal para momentos de nerviosismo y preocupación, ya que ayuda a recuperar la tranquilidad por sus efectos sedantes. Igualmente reduce el estrés ayudando a lidiar con las situaciones complejas.
  • Cura el insomnio: la manzanilla además de actuar como un calmante, relajante y sedante natural, ayuda a conciliar el sueño gracias a su contenido de apigenina.
  • Cuida la piel: la manzanilla contiene taninos y compuestos fenólicos, los cuales ayudan en la producción del colágeno esencial para la elasticidad de la piel, también retardan el envejecimiento celular y ayuda en el proceso de cicatrización. Igualmente, aporta suavidad, previene infecciones y procesos inflamatorios en la piel y reduce las manchas.
  • Combate el acné: la manzanilla funciona antialergérnica, así que es ideal para el tratamiento de granitos y espinillas, incluso facilita la cicatrización de las marcas que produce el acné.
  • Alivia el dolor menstrual: la camomila tiene poderes antiinflamatorios y analgésicos, así que reduce los síntomas premenstruales y menstruales, especialmente el dolor abdominal, la hinchazón y los calambres.
  • Beneficia el cabello: los componentes de la manzanilla son perfectos para remediar la irritación el cuero cabelludo y para fortalecer el bulbo piloso, además aporta un brillo estupendo y ayuda a eliminar la caspa y como si fuera poco, aclara el cabello de manera natural.
  • Contribuye a la digestión: la manzanilla alivia los dolores en el abdomen y permite el correcto tránsito intestinal, también reduce las infecciones del tracto digestivo, favorece la flora intestinal, previene la acidez y las flatulencias, siendo una opción sumamente efectiva para estos padecimientos.
  • Trata la gripe: la camomila puede ser de gran ayuda para gripes y resfriados, puede despejar las vías respiratorias cuando se usa en vaporizaciones.
  • Fortalece el sistema inmunitario: esto gracias al conjunto de compuestos fenólicos con los que cuenta, los cuales contribuyen a combatir y prevenir las infecciones producidas por bacterias.
  • Alivia problemas oculares: la manzanilla es estupenda para curar problemas visuales, por ejemplo, la irritación y comezón, especialmente en casos de conjuntivitis y alergias.
  • Actúa como aliado para controlar la diabetes: gracias a que puede controlar el índice glucémico o cantidad de azúcar en sangre, cuando se consume en forma de infusión y con frecuencia.
  • Disminuye los niveles de colesterol: esto gracias a que tiene el poder estimular la descomposición de lípidos, sin duda uno de las mejores propiedades de la manzanilla.

¿Cuál es la mejor forma de tomar manzanilla?

Cuando se trata de la manzanilla o camomila la principal forma de consumirla es en infusión, incluso esta se aplica también para uso externo. No obstante, la manzanilla va excelente con otras plantas las cuales potencian sus efectos, así que se pueden incluir en las infusiones. Igualmente, puede ser estupenda para otras preparaciones como postres por ejemplo, a continuación varias de las mejores y más interesantes recetas con manzanilla:

  • Infusión de manzanilla: calentar una taza de agua y cuando haga ebullición, agregar 1 cucharada de flores de manzanilla, luego de 15 minutos de cocción, apagar y esperar que repose durante 10 minutos, después colar y endulzar con una cucharada de miel.
  • Infusión de perejil y manzanilla: hervir agua y una vez llegue a punto de ebullición incorporar una cucharada de flores de manzanilla y dos ramas de perejil, para potenciar sus efectos y dar más sabor, agregar una cucharada de extracto de jengibre, cúrcuma y anís estrellado molido.
  • Mousse de miel y manzanilla: hacer un almíbar con miel y la infusión de manzanilla, luego calentarlo con yemas de huevo y baño maría y mezclar, cuando esté homogéneo dejar enfriar. Ahora añadir las claras y verter en moldes para enfriar en la nevera durante 3 horas.

Contraindicaciones de la manzanilla

  • Aquellas personas que estén tomando benzodiacepinas o ansiolíticos deberían consumir de forma muy moderada esta hierba debido a que podrían aumentar los efectos sedantes de los medicamentos.

Cómo ves son muchas las propiedades de la manzanilla y pocas las contraindicaciones por lo que te recomendamos consumir esta hierba en forma de infusión como máximo dos veces al dia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *