Manzanilla beneficios y contraindicaciones

Manzanilla: propiedades, beneficios y contraindicaciones

La manzanilla es una planta miembro de la familia de las compuestas (asteráceas), que tiene una altura de 60 cm. Según diversas investigaciones, su uso como planta medicinal se remonta a los tiempos del antiguo Egipto,donde se empleaba para tratar diferentes dolencias, llegando a ser una de las plantas más usadas por los curanderos y médicos de la Antigua Grecia y el Imperio Romano.

Entre los muchos beneficios de la manzanilla destacamos que debido a su contenido en antioxidantes, es una excelente opción para reducir el estrés, la ansiedad y ayuda a conciliar el sueño. Además, la manzanilla es una gran remedio para aliviar los dolores menstruales.

Entre las contraindicaciones de la manzanilla se encuentra que no está recomendada su ingesta en personas hipoglucémicas debido a que la manzanilla reduce los niveles de azúcar en sangre y podrían sufrir brusca bajada de azúcar en sangre.

Valor nutricional de la manzanilla

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 1 kcal
Calcio 2 mg
Magnesio 1 mg
Potasio 9 mg
Sodio 1 mg
Folato 1 μg
Vitamina A 1 μg

Propiedades y beneficios de la manzanilla

1. Ayuda con la digestión

Uno de los beneficios de la manzanilla más conocido es que es una de las mejores alternativas para esas personas que suelen tener pesadez después de las comidas. Los beneficios de la manzanilla en el proceso digestivos son mencionados en las obras de Hipócrates y Galeno (padres de la medicina), donde la señalan para controlar y aliviar diversos malestares estomacales.

Los efectos digestivos de la manzanilla siguen siendo aprovechados y valorados hoy día. Sus principios activos, entre los cuales están los flavonoides y terpenoides, la convierten en una planta ideal para cuidar el proceso de la digestión.

2. Reduce la ansiedad y el estrés

Debido al actual ritmo de vida, la ansiedad y el estrés, son dos trastornos que se están volviendo muy comunes. Los remedios naturales son una excelente alternativa para poder aliviar todos los malestares que ocasionan estos trastornos.

Uno de los beneficios de la manzanilla es que es uno de los remedios naturales más beneficiosos para poder reducir la ansiedad y el estrés, e incluso se dice que alivia algunos síntomas de la depresión.

Durante miles de años, se ha conocido que la manzanilla es una planta perfecta para calmar el estado de ánimo, además de combatir los trastornos del sueño.

3. Regula el ciclo del sueño

Beneficios de la manzanilla

La manzanilla contiene una enorme cantidad de antioxidantes, por lo que otro de los beneficios de la manzanilla es que promueve el correcto ciclo del sueño y, con ello, regula toda la actividad del sistema nervioso.

Se ha comprobado también que su característico sabor y olor, contribuye a que el cerebro entre en un estado de relajación, ayudando a eliminar la incapacidad crónica para conciliar el sueño.

El Dr. Donald Levy, director médico del Centro Clínico Osher para Medicina Integrativa en el Hospital Brigham and Women (Estados Unidos), comenta que la concentración de apigenina presente en la manzanilla, contribuyen a tener un estado de relajación más profunda.

4. Equilibra los niveles de azúcar en sangre

Un estudio llevado a cabo en el año 2008, concluyó que otro de los beneficios de la manzanilla es que la ingesta de una taza diaria de té de esta planta podría reducir el riego de padecer diabetes tipo 2.

Esta es la conclusión de un estudio realizado con ratones diabéticos, presentado por la Universidad de Toyama, Japón. En dicho estudio, usaron extractos de manzanillas para poder reducir los niveles de azúcar en la sangre y, con ello, bloquear las enzimas que participan en la resistencia a la insulina.

La manzanilla es una planta con muchas propiedades que pueden inhibir la acción de una enzima llamada aldosa-reductasa, responsable de convertir la glucosa en sorbitol, o alcohol en azúcar.

Los investigadores dicen que, posiblemente esta planta tenga la asombrosa capacidad de inhibir la producción de azúcar en el hígado.

5. Refuerza el sistema inmunológico

Otro de los beneficios de la manzanilla es que también ayuda a reforzar el sistema inmune, por lo cual también disminuye el riesgo de muerte natural por varias causas, específicamente en personas mayores de 65 años.

La combinación de los diferentes compuestos dentro de esta planta, la convierte en una poderosa potenciadora del sistema inmune.

Para comenzar, en las flores de manzanilla es posible conseguir propiedades antiinflamatorias, antimicrobiales y antioxidantes, estimulando la producción de glóbulos blancos, empleados por el sistema inmune para luchar contra cualquier cuerpo extraño presente en el organismo.

Aparte de esto, la manzanilla es rica en compuestos fenólicos tales como luteolina, ácido clorogénico, quercitina y rutina, estos compuestos son muy funcionales a la hora de eliminar cualquier infección bacteriana.

6. Alivia los malestares menstruales

Propiedades de la manzanilla

Las mujeres, a diferencia de los hombres, producen grandes cantidades de estrógeno, hormonas femeninas responsables de muchos procesos biológicos y fisiológicos, entre ellos la menstruación. Uno de los beneficios de la manzanilla más interesantes para las mujeres es que su ingesta ayuda a regular los niveles de estrógenos gracias a su acción estrogénica.

Su efecto digestivo y sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, la convierten en una excelente aliada para aliviar esos molestos cólicos que inician en la zona del vientre.

En caso de tener un ciclo menstrual irregular, lo más recomendable es tomar una taza de manzanilla, ya que los compuestos bioquímicos presentes en esta planta, a temperatura tibia, ejercen un efecto vasodilatador y calmante que permite tener una menstruación sin dolores.

Pero no solo funciona para los síntomas menstruales, si deseas eliminar los síntomas premenstruales, la manzanilla también puede ayudar. Tomar una infusión de manzanilla diaria, a partir del día 17 del ciclo menstrual, reduce los dolores y regula el período.

7. Ayuda a cicatrizar heridas

La Agencia Europea del Medicamento, comprobó que uno de los beneficios de la manzanilla es que ayuda a cicatrizar heridas, reduciendo con ello el aumento de la inflamación. La manzanilla también puede ser usada de forma externa para tratar:

  • Dermatitis
  • Hemorroides.
  • Eczemas.
  • Dolor de encías.
  • Quemaduras.

Esta planta también se puede usar para aliviar el acné y las compresas en frío son útiles para aliviar alguna quemadura producida por el sol.

Todos estos efectos son estimulados por compuestos fenólicos y taninos, responsables de promover la producción de colágeno, el cual cumple un papel imprescindible en el proceso de cicatrización.

8. Desinflama las mucosas estomacales

Muchas instituciones de salud recomiendan el uso de la manzanilla para tratar diversas afecciones gastrointestinales, dado que colabora con la desinflamación de las mucosas estomacales.

El extracto de la flor de manzanilla, en unión con otras plantas, ejerce efectos antiulcerosos, antiespasmódicos y carminativos, que alivian y controlan los calambres y dolores gastrointestinales.

9. Aporta nutrientes al cabello

De forma externa, la manzanilla es una planta ideal para cuidar el cuero cabelludo, ya que le otorga mucho más vigor, color y fuerza.

Una de las características que ofrece la manzanilla, es que ayuda a eliminar el prurito, permitiendo la revitalización del cuero cabelludo. En muchos casos, los organismos fúngicos son los responsables de producir esta comezón, pero la manzanilla, gracias a sus propiedades antimicrobianas, los elimina en un par de días.

Contraindicaciones de la manzanilla

1. Somnolencia

Contraindicaciones de la manzanilla

La manzanilla es una planta ideal para relajarse y conciliar el sueño; no obstante, una de las contraindicaciones de la manzanilla es que su consumo excesivo podría ocasionar situaciones riesgosas, por eso, se debe evitar consumir té o infusión de manzanilla si estamos en la calle, conduciendo o en el trabajo.

Es importante mencionar que, al relajar el sistema nervioso, es posible que se presenten también episodios de falta de concentración e incomodidad para hacer alguna actividad física.

2. Reacciones alérgicas

Otra de las contraindicaciones de la manzanilla es que algunas personas pueden sufrir reacciones alérgicas al consumir o usar de forma externa la manzanilla. Por ejemplo, cualquier persona que presente alergia a plantas compuestas (asteráceas) debe evitar la manzanilla.

Con frecuencia, los síntomas son hinchazón de la garganta o dificultad para respirar y erupciones cutáneas.

3. No es recomendable en personas hipoglucémicos

Está comprobado que la manzanilla reduce los niveles de azúcar, por eso, una de las contraindicaciones de la manzanilla es que las personas que suelen presentar cuadros de hipoglicemia, deben evitar ingerir esta planta.

Una persona que tenga los niveles de azúcar en ayuna, por debajo de 70 miligramos por decilitro (mg/dL), solo puede aprovechar la manzanilla de forma externa.

3. Contraindicado en bebés o niños pequeños

Debemos recordar que los lactantes o niños pequeños, no poseen la suficiente madurez inmunológica para rechazar diversas amenazas a su organismo, por eso, es importante evitar darles infusiones naturales que no tengan el estudio riguroso de aceptabilidad pediátrica.

Las infusiones de manzanilla, por lo general, están contaminadas por una toxina que produce botulismo, producida por una bacteria llamada Clostridium botulinum, a la que los niños pequeños muchas veces les es difícil combatir.

Es importante restringir el consumo de manzanilla a los niños, para evitar intoxicaciones por esporas de botulismo.

4 Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia

Otra de las contraindicaciones de la manzanilla es que no está recomendado su consumo en mujeres embarazadas ni en periodo de lactancia debido a que se cree que la manzanilla podría producir un aborto involuntario. También no está recomendado su consumo en mujeres en periodo de lactancia debido a la falta de información sobre ello.

5. Benzodiacepinas o ansiolíticos

Debido a su gran propiedad sedante, una de las contraindicaciones de la manzanilla es que su consumo no está recomendado en personas que estén tomando benzodiacepinas, ansiolíticos o antidepresivos ya que podría aumentar el efecto de los medicamentos. Si quiere consumir manzanilla y está tomando alguno de estos tipos de medicamentos, consulte con su médico antes.

Contraindicaciones de la manzanilla

  • Aquellas personas que estén tomando benzodiacepinas o ansiolíticos deberían consumir de forma muy moderada esta hierba debido a que podrían aumentar los efectos sedantes de los medicamentos.
  • No existen estudios sobre los efectos adversos de la manzanilla durante el embarazo y la lactancia pero no recomendamos un consumo excesivo para evitar complicaciones en el embarazo o posibles efectos nocivos sobre el bebé.

Cómo ves son muchas las propiedades de la manzanilla y pocas las contraindicaciones por lo que te recomendamos consumir esta hierba en forma de infusión como máximo dos veces al día.

¿Cuál es la mejor forma de tomar manzanilla?

Cuando se trata de la manzanilla o camomila la principal forma de consumirla es en infusión, incluso esta se aplica también para uso externo. No obstante, la manzanilla va excelente con otras plantas las cuales potencian sus efectos, así que se pueden incluir en las infusiones. Igualmente, puede ser estupenda para otras preparaciones como postres por ejemplo, a continuación varias de las mejores y más interesantes recetas con manzanilla:

  • Infusión de manzanilla: calentar una taza de agua y cuando haga ebullición, agregar 1 cucharada de flores de manzanilla, luego de 15 minutos de cocción, apagar y esperar que repose durante 10 minutos, después colar y endulzar con una cucharada de miel.
  • Infusión de perejil y manzanilla: hervir agua y una vez llegue a punto de ebullición incorporar una cucharada de flores de manzanilla y dos ramas de perejil, para potenciar sus efectos y dar más sabor, agregar una cucharada de extracto de jengibre, cúrcuma y anís estrellado molido.
  • Mousse de miel y manzanilla: hacer un almíbar con miel y la infusión de manzanilla, luego calentarlo con yemas de huevo y baño maría y mezclar, cuando esté homogéneo dejar enfriar. Ahora añadir las claras y verter en moldes para enfriar en la nevera durante 3 horas.
Ir arriba