Cebolla: conoce sus propiedades, beneficios y contraindicaciones

La cebolla es uno de los ingredientes más comunes en la cocina pues aporta un sabor espléndido, de hecho ha sido apreciada desde la época de los egipcios, griegos y romanos. Cabe destacar qu es la tercera hortaliza más cosechada en el mundo y por cada 100 gramos aporta 23 calorías. Una de las propiedades más conocidas de la cebolla es que es un gran aliado a la hora de paliar los efectos de un resfriado debido a sus propiedades antiinflamatorias y antiasmáticas.

Valor nutricional de la cebolla

Nutrientes Cantidad por cada 100 gramos
Calorías 23 calorías
Proteínas 1,4 g
Hidratos de carbono 3,5 g
Fibra 1 g
Agua 94 g
Calcio 114 mg
Sodio 220 mg
Potasio 392 mg
Fósforo 46 mg
Vitamina C 19 mg
Folatos 16 μg

Propiedades y beneficios de la cebolla

  • Aliado para el resfriado: es excelente para curar enfermedades respiratorias, puede reducir los síntomas de resfriados, catarros y bronquitis, la cebolla es un gran antiasmático, antiinflamatorio y bactericida, de hecho suele ser parte de los remedios naturales más comunes o populares para curar la tos.
  • Ayuda a bajar de peso: por causa de su bajo valor calórico y su alto contenido de fibra, es ideal para incluir en la dieta.
  • Crecimiento: por su contenido de folatos, la cebolla es perfecta para las mujeres embarazadas y los niños, debido a que apoya el crecimiento del feto durante las primeras semanas de embarazo.
  • Diurético: permite eliminar el exceso de líquidos reduciendo así el riesgo de sufrir gota, cálculos renales e hipertensión.
  • Alivia la anemia: gracias a su aporte de fósforo, hierro, y vitamina E la cebolla funciona como un alimento antianémico, también ayuda a resolver pérdidas de sangre y regenera los glóbulos rojos.
  • Favorece la salud mental: puede aliviar los síntomas de fatiga, ansiedad y depresión.
  • Apoya el sistema digestivo: la cebolla evita el estreñimiento, así como la fermentación intestinal y la presencia de parásitos y hongos. También es una gran opción para aliviar digestiones pesadas y flatulencias.
  • Es prebiótica: promueve el crecimiento de bifidobacterias en el intestino y también priva el desarrollo de bacterias nocivas. Esto genera un gran equilibrio en la flora intestinal que al mismo tiempo disminuye el riesgo de padecer cáncer de colon.
  • Funciona como hipolipemiante: es decir reduce los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Antioxidante: porque cuenta con quercetina, la cual es un flavonoide con poderes antiinflamatorios y antialérgicos.
  • Favorece el sistema nervioso: gracias a su aporte de vitamina B y potasio, los cuales son claves para  la transmisión y generación del impulso nervioso.
  • Mejora la circulación: gracias a que reduce el colesterol en la sangre y evita la formación de los coágulos previniendo la trombosis coronaria y otras enfermedades relacionadas con la incorrecta circulación.
  • Aliado para la diabetes: debido a su contenido de glucoquinina puede funcionar como un tipo de insulina vegetal, así que combate la diabetes.
  • Lucha contra el cáncer: gracias a su contenido de antioxidantes.

Recetas para incorporar la cebolla a tu dieta


Una de las mejores particularidades de la cebolla es su gran versatilidad en la cocina, se puede incluir en una amplia lista de preparaciones, tanto en forma de aliño y para sumar sabor, como también llevándose todo el protagonismo, a continuación algunas estupendas recetas con cebolla:

  • Aros de cebolla: se trata de empanar aros con harina de trigo, pan rallado y huevo junto a sal, pimienta y perejil, luego freírlos en abundante aceite.
  • Cebolla caramelizada: freír la cebolla en juliana con aceite de oliva, luego añadir azúcar moreno y dejar hasta que se tornen doradas, para acompañar con queso o en hamburguesas.
  • Salsa de cebolla: derretir mantequilla con aceite en una sartén, sumar la cebolla, ajo y miel. Después vino y harina de maíz hasta que se espese y acompañar otras preparaciones.

Contraindicaciones o efectos secundarios de la cebolla

La cebolla es indudablemente uno de los alimentos con mayores poderes medicinales, también es una de las hortalizas con el sabor más interesante, sin embargo hay ciertas ocasiones en las que conviene tener precaución para evitar efectos secundarios.Por ejemplo, quienes sufran de reflujo o acidez, así como problemas renales no deben consumir grandes cantidades de cebolla, ya que puede resultar irritante y generar ardor, debido a su alto contenido de azufre, en estos casos conviene moderar la cantidad y consultar al médico.