Maracuyá: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El maracuyá es un fruto cítrico que también es conocido como fruta de la pasión, granadilla, parcha o parchita. Esta fruta cuenta con diferentes nutrientes que pueden beneficiar al organismo en gran magnitud y que, por ello, convierten el maracuyá en un fruto lleno de bondades y en este artículo conocerás los beneficios y contraindicaciones del maracuyá.

Uno de los beneficios del maracuyá por su alto contenido en fibra es que ayuda a regular nuestro tránsito intestinal.

Una de las contraindicaciones del maracuyá es que no está recomendado un consumo excesivo en personas que sufren hipotensión ya que esta fruta también posee propiedades para bajar la tensión arterial.

Valor nutricional del maracuyá

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 98 kcal
Hidratos de carbono 24 g (de los cuales azúcares 11 g)
Fibra 10,5 g
Proteínas 2 g
Vitamina B3 (Niacina) 1.500 mg
Potasio 348 mg
Fósforo 68 mg
Magnesio 29 mg
Sodio 28 mg
Calcio 12 mg
Hierro 1 mg
Vitamina A 64 μg

Beneficios del maracuyá

1. Rica en nutrientes

El maracuyá es un fruto que cuenta con una densidad nutricional excepcional. En principio, la fruta de la pasión ofrece una excelente cantidad de fibra dietética y aporta un porcentaje bastante reducido de grasas y calorías.

Se encuentra llena de diferentes vitaminas y minerales esenciales para el funcionamiento sistémico. Cuenta con elevadas cantidades de vitamina C, vitamina A y diferentes vitaminas del grupo B; así como posee excelentes cantidades de magnesio, fosforo, hierro y potasio.

De hecho, el maracuyá es una excelente fuente de vitamina C; ya que solo un fruto puede aportar el 9% del requerimiento diario de esta vitamina. Asimismo, un solo maracuyá puede cubrir el 8% del valor diario recomendado.

Además, contiene diferentes antioxidantes que se encargarán de proteger el cuerpo humano ante el daño oxidativo. El maracuyá, sin duda, puede ser un aliado natural para conferirle a tu organismo los nutrientes que este tanto necesita.

2. Antioxidante natural

El maracuyá contiene muchos compuestos vegetales que actúan como antioxidantes en el organismo. Este fruto contiene diferentes polifenoles, carotenoides y otros antioxidantes que protegen al organismo del daño oxidativo y de los radicales libres.

Según investigaciones, el maracuyá es una de las frutas tropicales más ricas y abundantes en polifenoles antioxidantes; por lo que su aporte es significativo y ejerce un efecto poderoso y eficaz.

Estos antioxidantes del maracuyá serán necesarios para combatir los radicales libres que se acumulan en el organismo como desechos metabólicos. Al reducir la cantidad de radicales libres, también se atenúa el estrés oxidativo que afecta al organismo y puede causar daños irreparables.

Así, otro de los beneficios del maracuyá por su contenido en antioxidantes es que podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como el cáncer, diabetes, problemas cardiacos, enfermedades neurodegenerativas, etc.

La vitamina C y la vitamina A son los dos antioxidantes más abundantes del maracuyá y serán esenciales para retardar el envejecimiento. Esto ocurre debido a que evitan que los radicales libres dañen el ADN celular y aceleren el envejecimiento o la muerte celular.

Los polifenoles de la granadilla también cuentan con cualidades antinflamatorias que atenuarán los efectos proinflamatorios de los radicales libres. De esta manera, se reduce considerablemente el riesgo de que se presenten inflamaciones crónicas que puedan dañar tejidos.

3. Combate la anemia

beneficios del maracuyá

Un maracuyá de tamaño pequeño puede conferir al organismo suficiente mineral hierro para cubrir el 2% del valor de consumo diario recomendado de este mineral. Este aporte es bastante significativo y, por ello, la fruta de la pasión puede ser útil para combatir la anemia ferropénica.

La anemia ferropénica es causada por una deficiencia de hierro en el organismo que afecta la oxigenación sistémica y genera mareos, debilidad, fatiga y desmayos.

Otro de los beneficios del maracuyá es que puede ser indispensable para combatir la deficiencia de hierro, ya que aporta una buena cantidad de hierro dietético no hemo. Sin embargo, este hierro de origen vegetal no es tan bien absorbido por el organismo como el hierro animal.

En virtud de que el maracuyá posee abundante vitamina C, esto no ocurre, ya que la vitamina C aumenta la absorción de hierro en el organismo. Es decir, la vitamina C del maracuyá no solo aumentará la asimilación del hierro no hemo del mismo fruto; sino que también aumentará la tasa de absorción de todo el hierro de origen vegetal que consumes en tu dieta diaria.

Este efecto podrá contrarrestar la deficiencia de hierro y combatir la anemia con eficacia, aliviando sus síntomas y promoviendo el bienestar general.

4. Fortalece la función inmune

Otro de los beneficios del maracuyá si decidimos añadirlo a nuestra dieta es que puede fortalecer la función inmune y mejorar la protección intrínseca del organismo. Este efecto es principalmente atribuido a sus antioxidantes, vitamina C y vitamina A.

Los antioxidantes se encargan de combatir y eliminar los radicales libres que producen daños en el sistema. Al hacerlo, los antioxidantes están coadyuvando la función de las células inmunes, de tal manera que aumenta la eficacia para eliminar a los radicales libres.

Debido a que los antioxidantes también son antinflamatorios, estos ayudan a modular la repuesta inmunológica. Es decir, evitan que las células inmunes puedan afectar al propio organismo al provocar inflamaciones crónicas y prolongadas.

La vitamina A, por otra parte, figura como un nutriente esencial para un sistema inmunológico saludable y fortalecido. Esto ocurre debido a que esta vitamina promueve la formación y diferenciación de los anticuerpos inmunes como los linfocitos.

Es decir, la vitamina A es completamente necesaria para que la diferenciación celular se lleve a cabo con eficacia y se formen un mayor número de glóbulos blancos.

Por otro lado, la vitamina C posee un efecto similar, ya que puede incrementar la síntesis de células inmunes. Asimismo, puede incrementar la capacidad de los glóbulos blancos para detectar y erradicar los agentes patógenos que vulneran al organismo.

La vitamina C también aumenta la síntesis de colágeno en el cuerpo y, por ello, puede fortalecer la barrera epitelial que actúa como la primera línea de defensa inmunitaria del organismo.

Además, el maracuyá aporta al sistema gastrointestinal abundante fibra que será necesaria para fortalecer el microbiota intestinal. Estas bacterias saludables también forman parte del sistema inmunológico y son completamente necesarias para proteger el sistema de microorganismos perjudiciales.

5. Regula el índice glucémico

Por su contenido en fibra, otro de los beneficios del maracuyá es que es ideal para regular el índice glucémico de una manera natural y eficaz. Cuando ingieres fibra, esta no es digerida, sino que se convierte en una especie de gel en el intestino.

Este gel o gelatina provocará un retraso en el proceso digestivo, de manera que la absorción de nutrientes ocurre con mayor lentitud. De esa manera, la glucosa obtenida de los alimentos será asimilada en mayor cantidad de tiempo y en un ritmo más pausado.

Este retraso en la digestión ayudará a que no se produzcan picos glucémicos y, en su lugar, estimulará niveles de azúcar controlados a través del tiempo. Así, se reduce el riesgo de que las constantes alteraciones del índice glucémico puedan desencadenar síndromes metabólicos o diabetes tipo 2.

Según una investigación realizada, el consumo de maracuyá también puede mejorar la sensibilidad a la insulina, de manera que esta hormona puede transportar eficazmente la glucosa a las células.

Estos resultados fueron obtenidos en personas con sobrepeso, por lo que es un indicio de que su eficacia es amplia y puede reducir considerablemente el riesgo a sufrir otras enfermedades.

La fruta de la pasión también posee un índice glucémico bastante bajo, por lo que puede ser consumida por pacientes diabéticos sin que afecte su condición de salud.

6. Estimula un sistema gastrointestinal sano

propiedades del maracuyá

El maracuyá aporta abundante fibra dietética que estimulará un sistema gastrointestinal saludable y fortalecido. La fibra figura como uno de los nutrientes indispensables para el sistema digestivo, ya que promueve su buen funcionamiento.

Uno de los beneficios del maracuyá es que ayuda a mejorar el tránsito intestinal gracias a su contenido en fibra que nos prevendrá de sufrir estreñimiento y diarrea. Este nutriente también es primordial para obtener una regularidad digestiva y mejorar tanto la textura como el tamaño de las deposiciones.

El consumo de fibra también promueve la liberación de ácidos biliares desde la vesícula biliar, fomentando el flujo de bilis que ayuda a desintoxicar el organismo. Asimismo, la fibra figura como un nutriente indispensable para prevenir el cáncer de colon.

Este nutriente también ayudará a fortalecer el microbiota intestinal. Además, los antioxidantes del maracuyá protegerán el tracto gastrointestinal del daño oxidativo y de las inflamaciones crónicas que puedan afectar el funcionamiento del sistema.

7. Contribuye con la salud cardiaca

El consumo de maracuyá puede contribuir con la salud cardiaca, de tal manera que estimula el buen funcionamiento del sistema. Su contenido en antioxidantes protege el tejido cardiovascular de los radicales libres, reduciendo el riesgo de sufrir afecciones cardiacas crónicas o mortales.

Esta fruta también posee una cantidad limitada de sodio y un aporte bastante significativo de potasio, siendo una excelente ventaja para controlar la presión arterial.

El potasio actúa como un vasodilatador que relaja los vasos sanguíneos y ayuda a contrarrestar el efecto hiperestimulante del sodio. Al relajar los vasos sanguíneos, el potasio ayuda a reducir la presión arterial y disminuir la frecuencia cardiaca.

Uno de los beneficios del maracuyá por su contenido en fibra es que puede ayudar a nuestro sistema gastrointestinal a controlar los niveles de colesterol en sangre. Esto ocurre debido a que la fibra estimula el flujo de la bilis en el tracto gastrointestinal y esto ayuda a arrastrar el colesterol excesivo.

Así, la fibra podrá reducir los niveles de colesterol total, especialmente el colesterol LDL o malo. Dicho efecto es primordial para prevenir taponamientos arteriales, eventos cerebrovasculares e, incluso, hígado graso no alcohólico.

Tanto los antioxidantes como la fibra de la fruta de la pasión, pueden prevenir la oxidación del colesterol LDL. Este efecto atenúa uno de los principales factores de riesgo que desencadenan diferentes afecciones cardiacas como la arterosclerosis.

8. Para una piel y cabello saludable

La granadilla es una fruta rica e increíble para obtener tanto una piel como un cabello saludable. Esta cualidad es atribuida a la gran cantidad de antioxidantes, vitaminas y minerales contenidas en el maracuyá.

Los antioxidantes de este fruto podrán combatir los radicales libres y contrarrestar sus efectos sobre el ADN celular. Es decir, los antioxidantes protegerán las células y evitarán que el estrés oxidativo acelere el proceso de envejecimiento.

La vitamina A y los betacarotenos del maracuyá contribuyen con el crecimiento saludable y acelerado del cabello. Asimismo, ayuda a mantener la piel sana, libre de acné y protegida de los efectos de los rayos ultravioleta.

Sin embargo, es la vitamina C el nutriente con mayor impacto sobre el cabello y la piel. Este nutriente actúa como una coenzima en el proceso de síntesis de colágeno, por lo que esta proteína no puede ser construida sin la vitamina C.

El colágeno es una de las proteínas estructurales más abundantes e importantes del organismo, ya que se encuentra presente en todo tipo de tejidos orgánicos.

Un incremento en la síntesis de colágeno estimula una fibra capilar más robusta, saludable, flexible y resistente. Además, el colágeno ayuda a mantener la piel saludable, firme, flexible y libre de signos del envejecimiento como las arrugas.

Estos antioxidantes y nutrientes también pueden combatir los procesos inflamatorios en la piel, de tal manera que atenúa y suaviza estas lesiones de la piel.

Gracias a su contenido en potasio, otro de los beneficios del maracuyá es que también mejora el flujo sanguíneo y, con ello, la irrigación y el nutrimiento hacia la piel y el cabello. En conjunto, el consumo de maracuyá puede ser ideal para mejorar la salud cutánea y capilar.

9. Favorece tu salud ósea y osteoarticular

El maracuyá cuenta con diferentes minerales que pueden favorecer tu salud ósea considerablemente. En principio, este fruto aporta una cantidad aceptable de calcio que aumentará la densidad ósea y reducirá el riesgo de que el tejido óseo se quiebre con facilidad.

Asimismo, aporta magnesio que incrementara la tasa de absorción de calcio en el organismo y, con ello, la fortaleza del hueso. Este efecto será útil para mejorar la asimilación de todo el calcio que consumes en la dieta diaria. Otro mineral importante del maracuyá es el fosforo, ya que estimula el buen desarrollo y crecimiento de los huesos.

Por otro lado, los antioxidantes y antiinflamatorios del maracuyá podrán fomentar una mejor salud osteoarticular. Las vitaminas y antioxidantes de este fruto ayudan a construir tejidos fuertes y resistentes en las articulaciones, reduciendo el riesgo de sufrir afecciones osteoarticulares degenerativas.

Estos antioxidantes también son clave para combatir y prevenir las inflamaciones crónicas que se presentan en las articulaciones. Es decir, la granadilla puede ser útil para reducir la hinchazón producida por problemas articulares proinflamatorios como los diferentes tipos de artritis.

Contraindicaciones del maracuyá

1. Alergias al látex

contraindicaciones del MaracuyáA pesar de que el maracuyá figura como un fruto seguro, una de las contraindicaciones del maracuyá es que también puede provocar fuertes reacciones alérgicas. Aquellas personas con alergias al látex, también pueden presentar reacciones adversas al ingerir la fruta de la pasión; ya que esta fruta contiene una proteína vegetal que se asemeja en estructura al látex y produce una reactividad cruzada.

Su consumo puede causar erupciones cutáneas, inflamaciones, enrojecimiento, etc. Por ello, es indispensable evitar el consumo de granadilla si posees este tipo de alergias.

2. Diarrea

Otra de las contraindicaciones de la maracuyá es que un consumo excesivo de maracuyá puede generar problemas gastrointestinales como diarrea debido a su alto contenido en fibra.

3. Acidez o reflujo gastroesofágico

Debido a la alta acidez de esta fruta, una de las contraindicaciones del maracuyá es que puede generar acidez o reflujo gastroesofágico.

4. Hipotensión

Debido a sus propiedades hipotensoras, otra de las contraindicaciones del maracuyá si se consume en exceso es que puede generar hipotensión en aquellas personas que tengan una tensión arterial baja.