Albaricoque beneficios y contraindicaciones

Albaricoque: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El albaricoque es una fruta que, en apariencia, es similar al melocotón, pero mucho más pequeño, tiene una tonalidad amarilla pálida o naranja, que se matiza con unas sombras rojas. La pulpa posee una consistencia que no es tan carnosa y su textura es harinosa y fibrosa cuando el fruto alcanza su punto de maduración. Se consume fresco y en productos industrializados como mermeladas y en almíbar.

Esta fruta se caracteriza por presentar una estupenda concentración de Vitamina C. Consumir 5 albaricoques al día, proporciona el 20% de la Ingesta Diaria Recomendada de Vitamina C (60 mg/día, la cual influye en varios procesos fisiológicos del cuerpo, potencia al sistema inmunológico y actúa en la supresión de la formación de nitrosamina en el intestino.

Tabla Nutricional del albaricoque

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 48 kcal
Proteínas 1,4 g
Hidratos de Carbono 11 g (de los cuales 9,24 g son azúcares)
Fibra 2 g
Calcio 13 mg
Hierro 0,4 mg
Magnesio 10 mg
Fósforo 12 mg
Potasio 159 mg
Sodio 1 mg
Zinc 0,2 mg
Vitamina C 10 mg
Vitamina B1, B2 y B6 0,13 mg
Vitamina B2 0,6 mg
Vitamina E 0,9 mg
Vitamina B5 0,24 mg
Vitamina K 3,3 μg
Folato 9 μg
Vitamina A 96 μg

Beneficios del albaricoque

1. Estupendo poder antioxidante

El color naranja del albaricoque nos permite saber que es una fruta con un estupendo poder antioxidante, específicamente en betacarotenos, un precursor de la Vitamina A, cuya transformación se da una vez que empieza el proceso digestivo.

Uno de los beneficios del albaricoque por su contenido en betacaroteno es que su ingesta puede ayudar a neutralizar la influencia de los radicales libres que son responsables del envejecimiento celular.

Los nutricionistas afirman que comer un albaricoque, permite cubrir la ingesta diaria recomendada de Vitamina A. Los betacarotenos cumplen con muchas funciones dentro del organismo, entre las cuales se encuentra, ayudarnos a proteger la piel de los efectos de los rayos UV, sin embargo, esto no quiere decir que debamos estar expuestos todo el día al sol.

Uno de los pueblos indígenas encontrados en pleno Himalaya, tienen una dieta vegetariana donde el albaricoque cumple un papel importante dentro de su plan nutricional, consumen grandes cantidades de esta fruta, fresco en verano y seco en invierno.

Se cree que, gracias a esta dieta, a las bondades y poder antioxidante del albaricoque, los habitantes de este pueblo son bastante longevos, muchos de ellos viven entre los 90 a 110 años.

2. Previene la anemia

Otro de los beneficios del albaricoque es que es una excelente fruta para combatir la anemia. Su alto aporte en hierro, hace que sea una fruta muy beneficiosa para las personas que tienen una deficiencia de este elemento, aunque también sirve para aliviar hemorragias nasales o sangrados en la menstruación.

La variedad de albaricoques orejones, son aún más ricos en hierro, de hecho, 100 gramos de albaricoques orejones, tienen el doble de contenido de hierro que un filete de ternera.

Aparte de su aporte en hierro, esta fruta contiene también cobre, un elemento que facilita la absorción de hierro. Si se consume albaricoque por un período extenso, con seguridad la hemoglobina se regulará sin problema. Es una excelente alternativa también para las mujeres que tienen un flujo menstrual muy abundante.

3. Reduce el riesgo de sufrir de hipertensión

Otro de los elementos que resaltan en esta fruta es el potasio, lo que resulta muy conveniente para prevenir problemas de hipertensión.

Las frutas ricas en potasio son una alternativa eficaz para reducir el riesgo de sufrir de hipertensión y, en consecuencia, de ataques cardiacos, ya que el potasio disminuye la presencia del sodio.

Cuanto más potasio se ingiera, mucho más sodio se excreta a través de la orina. Este elemento, que no solo está presente en el aguacate y en las bananas como se cree, ayuda a disminuir la tensión en las paredes de los vasos sanguíneos, lo que ayuda a reducir aún más la presión arterial.

Tanto el albaricoque como el zumo de esta fruta carnosa, encabezan la lista de alimentos de la Dietary Approaches to Stop Hypertension, para mantener a raya la presión arterial.

Beneficios del albaricoque

4. Ideal contra el estreñimiento

Uno de los beneficios del albaricoque es que es una fruta que actúa como un laxante suave, dado que ayuda a mejorar el tránsito intestinal sin generar un desequilibrio en el sistema digestivo. Si comes varios albaricoques al día y lo acompañas con agua, con seguridad ese día podrás evacuar.

Siempre que no sea un trastorno crónico, se puede usar esta fruta para aliviar el estreñimiento, esto es debido a que este delicioso alimento es rico en fibra soluble, además de contener una alta concentración de agua, que mejora y acelera el proceso digestivo.

La fibra soluble es uno de los elementos más abundantes en los alimentos de origen vegetal, y el albaricoque es una fruta con un gran contenido en este tipo de fibra. Nuestro cuerpo como tal no es capaz de digerir la fibra directamente, esta pasa intacta hasta llegar al tracto intestinal, donde es digerida por la microbiota intestinal.

Este tipo de fibra aporta un mayor volumen a las heces, por lo que tiene un efecto de arrastre que les ayuda a eliminar residuos más rápidamente, previniendo problemas de estreñimiento y enfermedades relacionadas, como los brotes de las hemorroides.

5. Ayuda a perder peso

Otro de los beneficios del albaricoque es que es una fruta excepcional para añadirla en una dieta de pérdida de peso. 100 gramos de albaricoque, aporta apenas 45 calorías, es decir, tiene un aporta calórico bastante bajo, sobre todo, si se compara con otras frutas de verano, como lo son el higo y las uvas.

Contiene un total de 86% de agua y 2% de fibra (fibra soluble en su gran mayoría), por lo que, además de ayudar a bajar de peso, contiene también un índice glucémico bastante bajo.

Si tienes tendencia a sufrir de diabetes o ya la padeces, tampoco te preocupes, pues esta fruta se adapta perfectamente a las dietas hipoglucémicas.

El albaricoque ayuda a perder peso, debido a que es una fruta con bajo contenido calórico, su contenido en agua da una sensación de saciedad, regula el tránsito intestinal y atenúa la acción de los azúcares en el metabolismo.

6. Mejora tu salud ocular

El albaricoque o damasco, como también es conocido es muchos países, es una fruta con un estupendo aporte de betacaroteno, un nutriente que mejora la visión nocturna, contribuye a mejorar la salud ocular y previene las condiciones asociadas al envejecimiento visual, como la degeneración macular asociada a la edad.

La degeneración macular asociada a la edad es una condición que poco a poco va dañando la mácula, un área de la zona central de la retina, esta condición provoca que, a largo plazo, la visión central vaya disminuyendo, dificultando actividades tan sencillas como leer o conducir. En casos extremos, puede provocar ceguera total.

Sin duda uno de los beneficios del albaricoque es que su ingesta puede mejorar nuestra salud ocular y puede prevenir sufrir enfermedades relacionadas con la vista y este beneficio es gracias a su buen contenido en Vitamina A.

7. Cuida la piel

Este delicioso fruto contiene una estupenda concentración de compuestos antioxidantes y vitaminas, entre las cuales destacan las Vitamina A, las del Complejo B y la C, que le dan a la piel un aspecto más juvenil, fresco, hidratado y lozano.

Gracias a su concentración en antioxidantes, otro de los beneficios del albaricoque es que su consumo brinda a la piel mucha hidratación, factor importante para cuidar el cutis.

Se recomienda el consumo de albaricoque, sobre todo, en personas que tengan pieles secas y con arrugas, ya que las nutre gracias a sus propiedades antiaging. Ayuda a mantener la elasticidad y flexibilidad de la piel, de hecho, muchos productos cosmetológicos usan el aceite de albaricoque, aprovechando todas las propiedades y beneficios de esta fruta.

Propiedades del albaricoque

8. Fortalece el cabello

El albaricoque es una fruta que ayuda no solo a cuidar el cabello, sino también a repararlo, sobre todo, a controlar el friz.

Es verdad que el consumo de esta fruta mejora la calidad de la fibra capilar, pero también se puede complementar de forma externa con alguna otra fruta, como es el caso del aguacate, combinación que aporta muchos nutrientes al cuero cabelludo.

Esta deliciosa fruta contiene muy buenas proporciones de ácido oleico y linoleico, aportándole aceites esenciales al cabello y evitando la resequedad.

9. Potencia el sistema inmune

Gracias a su contenido en Vitamina C, el albaricoque es una fruta perfecta para potencializar el sistema inmunológico. La Vitamina C, a diferencia de otros compuestos como la Vitamina D, no se puede sintetizar, sino que se debe suministrar mediante alimentos ricos en este compuesto, como es el caso de esta drupa.

Son muchas las frutas que contienen Vitamina C, curiosamente esta deficiencia se presenta con más frecuencia en la población occidental.

Una revisión publicada en la Revista de Nutrición Humana y Dietética, expone que la Vitamina C es muy beneficiosa para potencializar el sistema inmune innato y adaptativo, ya que se encarga de estimular las células Natural Killer y contener la disminución de linfocitos después del ejercicio, aparte de mejorar la quimotaxis de neutrófilos, acelerando la recuperación en las infecciones.

La carencia de Vitamina C pareciera incrementar la presencia de infecciones en el organismo.

10. Alivia dolores de enfermedades articulares

Debido a su gran cantidad de antioxidantes, otro de los beneficios del albaricoque es que posee cualidades antiinflamatorias que podrían ser útiles para aliviar los dolores de enfermedades articulares como la artritis.

11. Excelente diurético

Por su alto contenido en agua y su buen aporte en potasio, otro de los beneficios del albaricoque es que su consumo favorece la micción de toxinas mediante la orina.

Gracias a su aporte en agua, esta fruta nos ayuda a tener unos riñones saludables.

Su contenido en potasio favorece la purificación de la sangre en el sistema renal y ayuda a combatir la retención de líquidos.

12. Regula los niveles de azúcar en sangre

Gracias a su buen contenido en fibra soluble, otro de los beneficios del albaricoque es que incorporarlo a nuestra dieta puede ayudar a reducir nuestros niveles de azúcar en sangre.

Contraindicaciones del Albaricoque

1. Daños renales

Consumir un par de albaricoques no nos hará ningún tipo de daño, sin embargo, si se abusa de su ingesta, es posible que ocasione ciertas alteraciones en nuestra salud.

El albaricoque es una fruta con un estupendo contenido de potasio; no obstante, una de las contraindicaciones del albaricoque es que un consumo excesivo junto con una dieta alta en potasio puede ocasionar problemas renales, ya que, a medida que los riñones van perdiendo la capacidad de excretar el potasio, este se puede ir incrementando en el organismo.

Son muchos los problemas que vienen ligados a la sobredosis de potasio, que van más allá de los riñones, por ejemplo, problemas de hipertensión arterial, molestias en el estómago y un pulso discontinuo.

Lo más recomendable es consultar con un profesional si nuestra salud corre algún riesgo al consumir alimentos ricos en potasio, ya que, si se padece de algunas patologías, se debe tener cuidado con ciertas dosis de electrolitos.

Contraindicaciones del albaricoque

2. Exceso de Vitamina A

La Vitamina A es esencial para el buen funcionamiento del cuerpo, al ser soluble en grasa y almacenada en el hígado, la deficiencia de esta vitamina suele ser poco común, pero sí puede presentarse una sobredosis de Vitamina A.

El consumo excesivo de la Vitamina A se considera tóxico y nocivo a largo plazo, pues provoca daños severos en diferentes órganos como, por ejemplo, ojos, huesos e hígado.

El exceso de este compuesto se relaciona con síntomas como la visión borrosa, pérdida de peso, falta de apetito, osteoporosis, etc.

3. Cálculos renales

Debido a su contenido en acido oxálico, una de las contraindicaciones del albaricoque es que un consumo excesivo puede favorecer la formación de cálculos renales. Esto es debido a que el ácido oxálico puede aliarse con el calcio y favorecer la formación de cálculos en el riñón por lo que es recomendable moderar su consumo si se es propenso a tener cálculos renales.

4. Molestias gastrointestinales

Por sus propiedades laxantes, una de las contraindicaciones del albaricoque es que su consumo no está recomendado si se está atravesando problemas gastrointestinales como gastroenteritis u otra enfermedad digestiva ya que podría empeorar los síntomas.

Un consumo excesivo de albaricoque podría generar episodios de vómitos o diarrea.

Ir arriba