Cerezas beneficios y contraindicaciones

Cerezas: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El cerezo es un árbol grande, mide aproximadamente 25 metros de alto; su tierra de origen es Grecia, pero se extendió al resto de los países europeos gracias a los romanos. En España es reconocido el cerezo del Valle del jerte, allí se cultivan en cantidad y calidad excepcional. Existe variedad de cerezas, entre las más conocidas están las prunus avium o cerezas dulces, y la prunus cerasus, también llamada cereza ácida o guindas.

La cereza se da en abundancia, es rica en azúcares simples que se digieren poco a poco, aporta fibra y mucha agua que hacen que uno de los beneficios de las cerezas sea que su ingesta es excelente para mejorar el tránsito intestinal; en su contenido mineral destaca el potasio con 255 mg por cada 100 gramos de esta deliciosa fruta y es especial para fortalecer el sistema muscular. Las cerezas son ampliamente consumidas en su estado maduro o en ricas preparaciones dulces, maceradas y salsas especiales.

Aunque es una fruta rica en minerales, vitaminas y otros elementos, su consumo puede generar efectos adversos en las personas que sufren de problemas en sus riñones. Justamente por su concentración de potasio, una de las contraindicaciones de las cerezas es que su consumo está contraindicado cuando existe insuficiencia renal. Lo mejor es consumirla de forma moderada o evitarla en este caso. Buscar otras alternativas naturales es lo recomendable.

Tabla Nutricional de las cerezas

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 50 kcal
Proteínas 1 g
Hidratos de Carbono 12,2 g (de los cuales 8,5 g son azúcares)
Fibra 1,6 g
Ceniza 0,4 g
Calcio 16 mg
Hierro 0,3 mg
Magnesio 9 mg
Fósforo 15 mg
Potasio 173 mg
Sodio 3 mg
Vitamina C 10 mg
Zinc 0,1 mg
Cobre 0,1 mg
Vitamina B1, B2 y B6 0,11 mg
Vitamina B3 0,4 mg
Vitamina E 0,07 mg
Folato 8 μg
Vitamina A 64 μg
Vitamina K 2,1 μg

Propiedades y beneficios de las Cerezas

1. Gran aporte nutricional

Seleccionar una fruta por sus cualidades nutricionales, es la primera condición que debes revisar al momento de comprarlas. Así te aseguras de que lo consumido puede aportarte los nutrientes que necesitas de una manera natural y, por ende, saludable.

Las cerezas son una fuente energética saludable por excelencia, si comes una porción de 100 gramos, estarás contando con 50 Kcal que te permitirán sentir el vigor necesario para comenzar el día. Además, incorporas 12 gramos de hidratos de carbono, para sentir saciedad mientras haces tus ejercicios o durante un receso para merendar.

Beneficios de las cerezas

Uno de los beneficios de las cerezas es que su ingesta ayuda a hidratar nuestro cuerpo, pues contiene 86 gramos de agua; son ideales para hacer dietas y bajar de peso, ya que, además de agua, prácticamente no tienen lípidos ni colesterol.

Las cualidades nutricionales también se aprecian en los aportes minerales, contiene calcio, hierro, yodo, magnesio, zinc, sodio, fósforo, selenio y potasio en mayor cantidad, a razón de 253 mg por cada ración de 150 gramos.

Si se trata de vitaminas, contarás con vitamina C y vitamina A, a razón de 10 mg y 64 µg. respectivamente por cada 100 gramos. La valoración nutricional de las cerezas indica que son ricas en flavonoides, ácidos orgánicos y alcohol perílico. Este alcohol es un monoterpeno, cuyos estudios y aplicaciones experimentales indican que se comporta como un agente quimiopreventivo.

2. Propiedades antioxidante

Debido a su contenido en contienen polifenoles y carotenoides, uno de los beneficios de la cerezas por su contenido en ambos compuestos es que su ingesta puede ayudar a actuar a las defensas del organismo contra los efectos oxidativos y los radicales libres. Además de comportarse como barrera protectora, son excelentes antiinflamatorios y previenen los daños al tejido sistémico.

Las cerezas han mostrado capacidad para inhibir la proliferación de células cancerígenas a nivel de colón en seres humanos. Al revisar la composición fitoquímica de estas frutas, se reconoce su alto contenido en fenoles como las antocianinas y procianidinas, asociadas a la actividad antioxidante.

Las antocianinas son pigmentos solubles en agua que provienen de los frutos, y las procianidinas son oligómeros que estimulan la generación de citosinas antiinflamatorias.

Es importante saber estas cualidades preventivas, para que consumas cerezas con la certeza de incorporar a tu cuerpo componentes que te protegen de enfermedades crónicas y degenerativas.

3. Previene el daño muscular

El sistema muscular puede sufrir daños por factores inmunes o por tensión mecánica. Cuando se trata de los primeros, se debe fundamentalmente a la acción inflamatoria que los afecta y los daños oxidativos en crecimiento. En el caso del segundo factor, es por efectos de entrenamientos muy intensos.

Propiedades de las cerezas

Las cerezas contienen pigmentos naturales que son compuestos fenólicos con efectos antioxidantes, los cuales alivian el daño muscular que puede causar el ejercicio intenso. La atenuación del daño también está asociada a la acción de las antocianinas, y resulta ideal para los atletas o personas que se disponen a comenzar ejercicios.

Otro de los beneficios de las cerezas por su contenido en antioxidantes naturales es que su consumo previene la inflamación de los músculos y acelera la recuperación después de la actividad física; aunado a la carga mineral de potasio, puede mantener el equilibrio electrolítico del cuerpo y los músculos, con esto se evita calambres y torceduras.

4. Ayuda al sistema digestivo

Entre las propiedades de las cerezas destaca su alto contenido de agua, por cada porción ingieres 86 gramos de ella. También contiene fibra que, junto a su alto contenido en agua hacen que otro de los beneficios de las cerezas es que su consumo puede ayudar al proceso digestivo y a superar los problemas de estreñimiento. Un puñado de este fruto, en la estacionalidad que le corresponde, puede regular el tránsito intestinal y la formación de las heces.

Además, otro de los interesantes beneficios de las cerezas es que su consumo ayuda a reducir los niveles de colesterol y potencian la acción de la flora bacteriana intestinal. Las cerezas no aportan colesterol, entre su composición nutricional no tienen lípidos de ningún tipo. Además, tienen poder saciante, cuando las personas quieren alcanzar su peso ideal, ellas son la mejor opción al momento de merendar.

Tienen un efecto laxante suave y efectivo para regular todo el proceso digestivo hasta la evacuación. Aunado a su capacidad antioxidante, puede ayudar a evitar el cáncer de colón.

 5. Mantiene el índice glucémico a raya

Las cerezas son una opción saludable para las personas que registran niveles altos de azúcar. A pesar de ser dulces, se trata de azúcares simples como la fructosa, sacarosa y glucosa, que les sientan bien a las personas y no alteran su índice glucémico.

Para controlar el índice glucémico participan un conjunto de factores que la ingesta de cerezas puede mantener en perfecto funcionamiento. El azúcar tiene qué ver con el colesterol alto, pero las cerezas no tienen colesterol. Esta afección también se asocia con la forma en que se absorbe el azúcar, los azúcares de las cerezas son simples y se absorben lentamente; mientras este proceso se ralentice, es mínimo el cambio en el índice glucémico.

Las personas diabéticas pueden consumir casi todas las frutas, sin embargo, deben tener en cuenta el índice glicémico de cada una, pues unas y otras son distintas y varían en cuanto a índice, encontrándose unas con valores más alto o más bajo.

Se conoce que el índice glicémico de las cerezas es 22, se considera bajo con respecto a la máxima puntuación que es 100, según la clasificación de los alimentos por su carga glicémica.

Contraindicaciones de las cerezas

1. Evítalas si sufres de problemas renales

Las cerezas contienen minerales esenciales para el organismo, entre ellos, el potasio es el de mayor concentración. Aunque es un nutriente importante para la mayoría de las personas, resulta contraproducente para aquellas que tienen problemas renales.

Al consumir cerezas, el riñón tiene que trabajar mucho para poder eliminarlo, ese esfuerzo puede agravar el estado del riñón. Si estos órganos están muy lesionados, puede ocurrir que se produzca una hiperpotasemia, pues los riñones no pueden expulsar, filtrar y purificar la sangre de manera adecuada.

Por lo que una de las contraindicaciones de las cerezas es que su consumo no está recomendado en personas que sufran problemas renales.

Contraindicaciones de las cerezas

2. Genera problemas gastrointestinales

El consumo de cerezas debe ser moderado, aunque se quiera hacer dietas y sus propiedades sean las ideales para alcanzar el peso que buscas, no las consumas porque pueden ocasionar alteraciones estomacales como distensión abdominal, meteorismo, diarreas, calambres y fatiga.

Recuerda que las cerezas son ricas en fibra, y consumirlas en grandes cantidades puede ocasionar efectos adversos. Si sufres de colon irritable, te recomendamos evitarlas para que no te generan mayores afecciones.

Las cerezas tienen propiedades laxantes suaves, pero no se deben consumir en exceso, porque alteran la flora bacteriana.

Resumiendo, otra de las contraindicaciones de las cerezas es que un consumo excesivo puede generar problemas gastrointestinales como dolor abdominal, hinchazón, fatiga e incluso diarrea debido a su alto contenido en agua y fibra.

3. Produce alergia

Las cerezas podemos consumirlas con su piel, de hecho, la mayoría de las personas lo hacen; no obstante, en esta parte se encuentra un tipo de proteína llamada LTP que, al ser detectada por el sistema inmune, comienza a desencadenar reacciones fuertes, exageradas si se quiere como respuesta orgánica ante esta proteína.

Las personas alérgicas deben evitar consumirlas, porque corren el riesgo de sufrir un shock anafiláctico que podría causar mucho daño.

Entre los síntomas de la alergia, podrás sentir una hinchazón en la lengua, en los labios, inflamación en las encías y picor en la orofaringe. Aunque estos síntomas ocurren en la cavidad bucal, pueden comprometer el proceso respiratorio.

4. Personas con el colon irritable

Debido a su contenido en fructosa, una de las contraindicaciones de las cerezas es que su consumo no está recomendado en personas que tengan el síndrome del colon irritable.

¿Las cerezas engordan o ayudan a adelgazar?

Una de las cosas particulares es que la cereza no ayuda a adelgazar. Sino que en una alta cantidad puede ser una fruta que hasta contribuya para aumentar de peso. Es por eso que se recomienda que su consumo sea moderado y no tan frecuente. Como también tiene que complementarse con otros alimentos como la granola, avena o linaza.

¿Cuántas cerezas puedo comer al día?


Lo ideal sería consumir entre 10 a 15 cerezas al día sin problemas ya que apenas nos aportará calorías y nos beneficiaremos de sus múltiples propiedades. Esta cantidad dará suficiente energía para poder obtener toda la energía necesaria para rendir al máximo durante un entrenamiento o en las actividades que hagamos en el día.

Hay que recordar que en la moderación está la clave de tener una buena salud.

Ideas para disfrutar comiendo cerezas

Paletas de cerezas: esta receta solamente conlleva medio kilo de cerezas y un litro de leche, azúcar al gusto y se deben de poner todos los ingredientes en la licuadora. Una vez hecho, se deberá llenar los recipientes de paletas con este líquido y a enfriar en la nevera.

Smoothie de cerezas: en un licuadora se debe poner un manojo de cerezas, aproximadamente 100 gramos y se deberá de añadir hielo, leche condensada y leche, así como un toque de canela. Se tiene que licuar primero lentamente y después tiene que licuarse a la máxima velocidad.

Empanadas de cerezas: se tiene que comprar mermelada de cerezas y este será el centro de las empanadas de cereza. Se puede hornear o pueden ser fritas, que no será la opción más viable.  Si quieres hacer que sean saludables, puedes intentar hacer la mermelada casera.

Ir arriba