Pera: propiedades, beneficios y contraindicaciones

La pera es una fruta muy reconocida en todo el mundo, ya que cuenta con una pulpa blanca muy ligera, jugosa y dulce. Podrás comer la pera al natural o aprovechar al máximo sus sabores y texturas en la cocina. A continuación, te contamos sobre los beneficios y contraindicaciones de la pera.

Debido a su alto contenido en antioxidantes, uno de los beneficios de la pera es que es un excelente alimento para prevenir enfermedades cardiovasculares y contribuye a tener un corazón sano.

Una de las contraindicaciones de la pera es que un consumo excesivo puede generar molestias estomacales como diarreas, hinchazón y gases debido a su alto contenido en fibra y minerales.

Valor nutricional de la pera

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 57 kcal
Hidratos de Carbono 15 g
Fibra 3 g
Potasio 116 mg
Fósforo 12 mg
Calcio 9 mg
Magnesio 7 mg
Vitamina C 4,3 mg
Sodio 1 mg
Vitamina B1, B2, B3, B5 y B6 0,3 mg
Folato 7 μg
Vitamina K 4,5 μg
Vitamina A 1 μg

Propiedades y Beneficios de la pera

1. Es muy nutritiva

La pera es una fruta densa en nutrientes que contribuirán con una sensación de bienestar general en tu organismo. Una pera mediana -de aproximadamente unos 170 gramos- aporta 101 calorías, siendo un aporte bastante limitado y beneficioso para el organismo.

Además, la pera se encuentra llena de fibra dietética que promoverá tu salud gastrointestinal. Se estima que una pera mediana es capaz de conferirte 6 gramos de fibra que representa, aproximadamente, el 22% del valor de consumo diario de fibra.

La vitamina C y la vitamina K también forman parte de los nutrientes más abundantes de la pera. Tan solo una pera mediana puede brindar el 12% del requerimiento diario de vitamina C, mientras que cubre el 6% de las necesidades diarias de vitamina K.

Por otro lado, la pera es una fuente impresionante de cobre, ya que puede contribuir con el 16% de las necesidades diarias de este mineral. Además, la pera te confiere otros nutrientes importantes como niacina, folato, provitamina A, potasio, etc.

Asimismo, se encuentra repleta de antioxidantes y compuestos vegetales que cuidan tu salud.

2. Contribuye con tu salud intestinal

Debido a su riqueza en fibra dietética, uno de los beneficios de la pera es que es ideal para mantener tu sistema gastrointestinal saludable y funcional. Una de las mejores cualidades de este fruto, es que aporta grandes cantidades tanto de fibra soluble como fibra insoluble, siendo ambas completamente necesarias para tu intestino.

beneficios de la peraEl consumo adecuado de fibra te ayuda a mantener hábitos intestinales regulares, les brinda volumen a tus heces, facilita el proceso de deposición y combate el estreñimiento.

Asimismo, la fibra actúa como un prebiótico sobre las bacterias buenas de tu intestino porque no puede ser digerido por sistema digestivo y, en su lugar, es utilizado por tu microbiota intestinal.

Las bacterias saludables intestinales se encargan de fermentar la fibra y así, utilizarla como un manantial de energía. En consecuencia, el microbiota intestinal se fortalece, se equilibra la cantidad de bacterias buenas y perjudiciales en el intestino y mejora notablemente le proceso digestivo.

Además, las bacterias saludables de tu intestino sintetizan ácidos grasos de cadena corta en todo esto proceso, desencadenando beneficios generales para el cuerpo, tales como: disminución de la inflamación, mejor inmunidad, un envejecimiento saludable, etc.

Otro de los beneficios de la pera es que su ingesta también podría ayudarte con problemas gastrointestinales como la diverticulosis. Los científicos han evidenciado que su contenido en fibra es magnifico para aliviar los síntomas de la diverticulosis y reducir el riesgo a sufrir de otros.

3. Antioxidante

Los compuestos vegetales bioactivos son muy abundantes en las peras y, por ello, otro de los beneficios de la pera es que contribuye con la neutralización de radicales libres. Los radicales libres se producen como desechos metabólicos y pueden acumularse en el cuerpo, provocando diversos problemas de salud.

La acumulación de radicales libres es un detonante para desarrollar el estrés oxidativo que promueve las inflamaciones crónicas, acelera el proceso de envejecimiento y que aumenta el riesgo a sufrir de diabetes, cáncer, enfermedades degenerativas, etc.

Sin embargo, los antioxidantes con capaces de neutralizar los radicales libres y combatir de raíz sus efectos sobre el cuerpo. Las peras contienen algunos de los antioxidantes más poderosos, tales como las antocianinas, la zeaxantina, la luteína, etc.

Las antocianinas se han vinculado con una mejor salud cardiovascular, así como atenúa el riesgo a sufrir de enfermedades cardiacas. La zeaxantina y luteína, por otra parte, son vitales para mantener una visión nítida y evitar su deterioro por el envejecimiento.

Los antioxidantes de la pera, además, son capaces de proteger el ADN celular del daño oxidativo y así, prevenir los procesos inflamatorios crónicos y la aparición prematura del envejecimiento.

Algunos estudios han afirmado que otro de los beneficios de la pera es que es capaz de proteger el cuerpo ante distintos tipos de cáncer. Según indican, son sus antioxidantes los que protegen el organismo ante las células cancerígenas y disminuye el riesgo a sufrir de cáncer de vejiga, pulmón, estomago, etc.

4. Antinflamatorio

Las cualidades antinflamatorias de la pera son magnificas para proteger el organismo ante uno de los factores de riesgo más importantes. Las inflamaciones son respuestas inmunológicas naturales, pero pueden convertirse en un proceso crónico que afectará significativamente tu salud.

Las inflamaciones sistémicas crónica se vinculan con un mayor riesgo a desarrollar cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares, Alzheimer, demencia, artritis reumatoide, etc.

Sin embargo, los antioxidantes de la pera pueden ser grandes aliados para atacar y contrarrestar desde la raíz los procesos inflamatorios crónicos. De acuerdo a investigaciones, los antioxidantes de las peras son los principales componentes antinflamatorios del fruto.

Asimismo, se ha evidenciado que las propiedades antioxidantes combaten los radicales libres y así, atacan a uno de los principales desencadenantes de las inflamaciones prolongadas y sostenidas.

La pera también tiene otros componentes antinflamatorios beneficios como la vitamina C, la vitamina k y el cobre.

Las propiedades antinflamatorias de las peras no solo previenen las inflamaciones crónicas, sino que también pueden contribuir con el alivio de enfermedades proinflamatorias como la artritis, psoriasis, síndrome de intestino irritable, etc.

5. Efecto antidiabético

propiedades de la peraDebido a que es rica en componentes con un poderoso efecto antidiabético, uno de los beneficios de la pera es que puede ayudar a disminuir significativamente el riesgo de diabetes. Las investigaciones aseguran que los antioxidantes de la pera pueden reducir hasta en un 23% el riesgo a desarrollar diabetes tipo 2.

Este efecto se le atribuye a la neutralización de los radicales libres y a las propiedades antinflamatorias que contienen las peras. Además, las peras se encuentran impregnadas en fibra dietética que contribuye con el control del índice glucémico.

La fibra dietética se solubiliza en el intestino y, con ello, ralentiza el proceso de absorción intestinal. Es decir, la glucosa de los alimentos se asimila con mayor lentitud y esto es clave para mantener un índice glucémico establece e inalterable.

Mantener el control sobre el índice glucémico es clave para prevenir la diabetes tipo 2, ya que atenúa la aparición de otros factores desencadenantes como la resistencia a la insulina.

6. Es bueno para tu corazón

Uno de los beneficios de la pera si decidimos comerla con regularidad es que puede promover tu salud cardiovascular y ayudarte a prevenir algunas enfermedades cardiacas comunes. Es debido a su densidad en antioxidantes que las peras resultan tan beneficiosas para la salud de tu corazón, ya que combaten y disminuyen el daño oxidativo.

Se ha evidenciado que los antioxidantes de las peras son clave para mantener la flexibilidad de los vasos sanguíneos. De hecho, este fruto es ideal para atenuar la rigidez del tejido cardiovascular y atenuar el riesgo a desarrollar eventos cerebrovasculares.

Los antioxidantes también contribuyen con el control de ciertos parámetros importantes para el sistema cardiovascular, tales como: los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, la presión arterial, etc.

El consumo frecuente de peras se ha vinculada con una disminución notable del colesterol LDL. Además, puede aumentar la cantidad de colesterol HDL o colesterol bueno disponible en el cuerpo.

La fibra dietética de las peras también es de gran ayuda para mantener los niveles de colesterol controlados; ya que estimula la liberación de ácidos biliares que limpian el tracto gastrointestinal y contribuyen con la expulsión del colesterol excesivo.

Los antioxidantes de la pera, además, combaten las inflamaciones crónicas y disminuye significativamente el riesgo a sufrir de padecimientos cardiacos crónicos. Sin duda, es un fruto indispensable para mantener tu corazón saludable.

7. Contribuye con la perdida de peso

Las peras son magnificas en todo momento, especialmente cuando estas bajo un régimen alimenticio para perder peso. Esta fruta cuenta con una combinación ideal para bajar de peso: alta densidad de agua, bajo aporte calórico y riqueza en fibra dietética.

La combinación de agua y fibra te ayudan a sentirte mucho más satisfecho al comer peras, por lo que disminuyen los antojos y la ingesta calórica diaria. También te permite combatir esa sensación de hambre constante que suele presentarse en un déficit calórico.

Además, esta fruta confiere un aporte calórico bastante bajo que no afecta demasiado tu balance total de calorías consumidas en el día. Es una gran elección, tanto para bajar de peso, como para mantenerte en tu peso ideal.

8. Es laxante y desintoxicante

Otro de los beneficios de la pera interesantes que es una gran laxante y desintoxicante, por lo que su consumo será esencial para mantener tu cuerpo libre de toxinas. La fibra y el agua de las peras es crucial para incrementar la liberación de bilis que purifica el sistema digestivo y promueve la excreción de toxinas mediante las heces.

Al contribuir con la desintoxicación del cuerpo, la pera también promueve el bienestar general del cuerpo y evita que se acumulen toxinas que afecten tu salud o desencadenen un aumento de los radicales libres.

9. Estimula tu inmunidad

Otro de los beneficios de la pera es que es una gran elección para estimular la inmunidad de tu cuerpo, ya que se encuentra lleno de nutrientes beneficiosos como la vitamina C. El ácido ascórbico o vitamina C, es primordial para mantener tus defensas elevadas porque promueve la síntesis de nuevos anticuerpos.

Asimismo, la vitamina C contribuye con células inmunes más capaces de atacar y eliminar los microorganismos perjudiciales que ingresan al organismo. Su consumo frecuente es crucial para prevenir el resfriado común, la gripe, las infecciones etc.

Además, la fibra dietética de las peras fortalece el microbiota intestinal, siendo la primera línea de defensa inmunitaria del sistema gastrointestinal. Así, disminuye el riesgo a sufrir de infecciones gastrointestinales y enfermedades similares.

Ahora que ya sabes todos sus beneficios, te vamos a explicar todas las contraindicaciones de la pera.

Contraindicaciones de la pera

1. Alergias

contraindicaciones de la peraIngerir peras puede ser el desencadenante de una reacción alérgica alimentaria, ya que sus proteínas suelen ser identificadas como perjudiciales por el sistema inmunológico. En consecuencia, una de las contraindicaciones de la pera si se es alérgico es que produce síntomas como hormigueo en la boca, picazón, vómitos, nausea, diarrea, etc.

Es necesario que evites el consumo de peras si eres alérgico porque puedes presentar dificultar para respirar, pulso acelerado, desmayos y otros síntomas que colocan en riesgo tu salud.

Las personas alérgicas al polen son aún más propensas a sufrir de alergia a las peras, ya que la fruta cruda suele tener impregnada pequeñas partículas de polen que desencadenaran la alergia.

2. Síntomas gastrointestinales

Las peras son densas en oligosacáridos, polioles y otros carbohidratos que son fermentables en el sistema digestivo. Por ello, una de las contraindicaciones de la pera si su consumo es excesivo es que puede ser un desencadenante de dolor estomacal, diarrea, hinchazón abdominal o un exceso de gases intestinales.

Para evitar sufrir de síntomas gastrointestinales por comer peras, es importante que evites exagerar con su consumo. Además, debes tener especial cuidado si sufres de enfermedades como el síndrome de intestino irritable.

3. Personas con el color irritable

Debido a su contenido en oligosacáridos, polioles y fructosa, una de las contraindicaciones de la pera es que su consumo debe evitarse en personas que sigan una dieta baja en FODMAPs o tengan problema de colon irritable.

¿La pera engorda o ayuda adelgazar?

La pera, por su baja caloría ayuda a bajar de peso y controla la ansiedad. Esto por su aporte de fibra da la sensación de saciedad, lo cual ayuda a evitar de comer más de lo debido.

Es una fruta con una gran riqueza en agua lo que la hace ser un alimento pobre energéticamente. Por ello los especialistas en nutrición las recomiendan en dietas de adelgazamiento al ser muy útil para mantener la línea.

Ya que has visto en detalle todo lo bueno que la pera puede ofrecer a tu organismo y a tu cuerpo, en pro de su bienestar, tendrás más ánimos para incluirla en tu dieta diaria.

¿Cuál es la mejor forma de comer pera?

  • Cruda o natural: mantiene todos los porcentajes de sus propiedades.
  • Cocinada: tiene la misma caloría e hidrato de carbono que al natural, pero pierden o bajan el porcentaje aquellas vitaminas que son termo-sensibles.  Por ejemplo;  la pera tiende a perder su agua y su sabor, y dependiendo la cocción suele ser dura y pueden perder o bajar el porcentaje en la vitamina B12, C y K.

Es de larga conservación sea cruda o  natural. Mientras que en bebidas o batidos, se siente más dulce y, cuando se mezclan con otra fruta, el sabor es difícil identificar.

La pera por su versatilidad la podemos encontrar en los recetarios de comida.  Tal como la consuma, mantendrá gran parte de sus propiedades. Por lo tanto, no tienes por qué reducirla al consumo en crudo o al natural.

A continuación te mostraremos algunas de esas deliciosas recetas, donde la pera es el ingrediente principal:

Batidos de pera

Puedes mezclarla o asociarla con otras frutas. La pera con fresa, es una delicia y fácil de preparar. Solo debes agregar 2 peras, un puñito de fresas, agua y azúcar (al gusto) y licuar todo junto.

Pechuga de pollo con pera

En el arte culinario de las diferentes culturas de los pueblos o ciudades, la creatividad de preparar los alimentos,  en la mayoría de los platos, el ingrediente principal es la fruta. Entre las recetas, se puede encontrar la pechuga de pollo con pera, que es un plato que lo degustan en gran parte del mundo.

Este plato tiene como ingrediente, además de la pera y la pechuga, jugo de limón, aceite, canela y nuez moscada. Donde se va a marinar las pechugas de pollo y la pera pelada cortada en rodajas.

Una vez que estas se doren, le agregas la salsa, la cual lleva vinagre de manzana, cebolla, jengibre y azúcar, vino blanco. Llevando todo esto a cocción, hasta lograr una salsa consistente.

En Ensalada

La pera hará ver una ensalada elegante, que dejará a los comensales satisfechos. Sí deseas mezclarla con lechuga, solo debes tener a mano, una pera madura, espinaca, aguacate, lechuga, queso y nueces.

No olvides de agregarle su aderezo, con aceite de oliva, miel, salsa de soja, sal y pimienta.

En flan de pera

¡Como un delicioso flan! podemos ver mezclada la pera con leche, azúcar, vainilla, huevos y mantequilla. Después de su elaboración, lo decoras con un chocolate derretido.