maíz beneficios y contraindicaciones

Maiz: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El maíz es un cereal proveniente de la planta gramínea que lleva el mismo nombre. Es uno de los cereales más producidos a nivel mundial y, de hecho, actualmente es el considerado como el cereal con mayor producción en todo el mundo. A continuación, te detallamos los beneficios y contraindicaciones del maíz.

Debido a su contenido en fibra y proteína vegetal, uno de los beneficios del maíz es que es un gran alimento para bajar de peso ya que entre sus propiedades destaca la de ralentizar la digestión y la de prolongar una sensación de saciedad que nos quitará el apetito.

Por su alto contenido en ácido fitico, una de las contraindicaciones del maíz es que un consumo excesivo puede afectar a la absorción del hierro y el zinc por parte de nuestro organismo por lo que recomendamos un consumo moderado en aquellas personas que sufran alguna deficiencia nutricional.

Valor nutricional del maíz

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 86 kcal
Proteínas 3,3 g
Hidratos de Carbono 18,7 g
Fibra 2 g
Grasas 1,35 g
Calcio 2 mg
Potasio 170 mg
Fósforo 89 mg
Magnesio 37 mg
Hierro mg
Vitamina C 6,8 mg
Sodio 15 mg
Zinc 0,5 mg
Vitamina B1, B2 y B6 0,3 mg
Vitamina B3 1,8 mg
Vitamina B5 0,7 mg
Folato 42 μg
Vitamina A 9 μg

Propiedades y beneficios del maíz

1. Es nutritivo

El maíz es un cereal muy nutritivo que se encuentra lleno de los principales macronutrientes que necesita el organismo. Principalmente, es una fuente de carbohidratos, azúcar, fibra y almidón, pero también cuenta con grasas y proteína vegetal.

Es muy bajo en calorías, ya que 100 gramos de maíz es capaz de aportar tan solo 86 calorías. Además, el 96% de su peso es solo agua, por lo que es muy hidratante.

El perfil nutricional del maíz es muy bueno porque cuenta con vitaminas y minerales esenciales. Entre sus minerales más abundantes se encuentra el fósforo, magnesio, zinc, potasio y el cobre.

También, otro de los beneficios del maíz es que es una fuente increíble de vitaminas del grupo B como el acido pantoténico, el folato, vitamina B6, niacina, etc. Es decir, es un alimento muy completo cuando de nutrientes se trata.

2. Estimula tu sistema gastrointestinal

beneficios del maízUno de los beneficios del maíz es que es una fuente impresionante de fibra insoluble y almidón resistente que es clave para la salud gastrointestinal. Estos componentes confieren regularidad a las deposiciones, mejora el transito intestinal y contrarresta problemas como el estreñimiento.

También funcionan como fuente de alimento para las bacterias amigables del intestino. De hecho, la microflora intestinal se fortalece, contribuye con la inmunidad del sistema y promueve un efecto antinflamatorio en todo el sistema digestivo.

El consumo adecuado y frecuente de fibra es capaz de atenuar el riesgo a sufrir de cáncer colorrectal y aliviar otros problemas gastrointestinales comunes.

3. Antioxidante

El maíz también se encuentra cargado de algunos compuestos vegetales poderosos. Los antioxidantes forman parte importante de este cereal y son indispensables para la salud de todo el organismo.

Estos compuestos vegetales son necesarios para combatir el estrés oxidativo y prevenir su influencia sobre el desarrollo de enfermedades crónicas. Además, es vital para modular la respuesta inmunológica y evitar la aparición de inflamaciones crónicas.

El ácido ferúlico es uno de los más abundantes en el maíz y figura como uno de los polifenoles más poderosos. También se encuentran en este cereal antocianinas, zeaxantina y luteína.

Incorporar suficientes antioxidantes en la dieta será clave para mantenerte saludable y disminuir las posibilidades a sufrir de cualquier enfermedad crónica, neurodegenerativa, osteodegenerativa o relacionada con la edad.

4. Mejora tu visión

Otro de los beneficios del maíz es que es una fuente impresionante de carotenoides como la luteína y la zeaxantina que figuran como compuestos indispensables para una buena visión. Ambos antioxidantes promueven la salud ocular, ya que combaten el daño oxidativo y previenen su influencia sobre el tejido ocular.

Sin embargo, el papel de la luteína y la zeaxantina va más allá. Estos figuran como pigmentos ubicados en la retina y son fundamentales para percibir la luz con mayor intensidad.

Si existe una deficiencia de ambos pigmentos, aumentan las probabilidades de que las personas no sean capaces de percibir la luz en lugares poco iluminados o durante la noche.

Además, mayores niveles de luteína y zeaxantina en sangre se vinculan con un menor riesgo a sufrir de cataratas, degeneración macular relacionada con la edad y otras enfermedades oculares comunes.

5. Contribuye con la pérdida de peso

propiedades del maízDebido a su densidad en fibra dietética y proteína vegetal, uno de los beneficios del maíz es que es un cereal maravilloso que contribuye con la perdida de peso. La fibra del maíz retarda el vaciado estomacal, de manera que ralentiza todo el proceso digestivo y promueve una sensación de plenitud.

Por su parte, la proteína vegetal resulta muy difícil de digerir y, por ello, tu cuerpo se toma un tiempo adecuado para descomponerla. En consecuencia, la proteína estimula una saciedad que puede prolongarse durante horas.

Ambos nutrientes ayudarán a reducir la ingesta calórica diaria, combatir los antojos y mantenerte saciado. Además, el maíz es muy bajo en calorías, por lo que realmente no afecta demasiado.

Sin embargo, es importante recalcar que la forma de cocinar el maíz también influye sobre su valor nutricional. Si decides versiones elevadas en grasas, sal o azúcar, el efecto no será el mismo.

6. Controla los niveles de colesterol y la presión arterial

Otro de los beneficios del maíz que deberías saber es que es ideal para fomentar una salud cardiovascular optima. Su contenido en antioxidantes es esencial para cuidar al tejido cardiaco del daño oxidativo y las inflamaciones crónicas.

La fibra del maíz ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre porque estimula una mayor liberación de ácidos biliares. Estos ácidos arrastran los niveles de colesterol fuera del cuerpo y contribuyen con la regulación en sangre.

Al mantener los niveles de colesterol LDL controlados, el maíz ayuda a prevenir el padecimiento de arterosclerosis, eventos cerebrovasculares, hígado graso no alcohólico, etc.

Por otro lado, gracias a su riqueza en potasio, uno de los beneficios del maíz es que puede ayudar a estabilizar la presión arterial. Este micronutriente actúa como un vasodilatador que relaja las paredes arteriales y ayuda a disminuir la fuerza con la que fluye la sangre.

Además, el maíz es una buena fuente de magnesio que cuida la integridad y flexibilidad de los vasos sanguíneos. De esa manera, el consumo de esta cereal atenúa significativamente el riesgo a sufrir alguna afección cardiaca.

7. Mejora tu función cerebral

El maíz también parece ser excelente para mejorar la función cerebral. Este efecto es atribuido a su densidad en vitaminas del grupo B, ya que estas fortalecen y promueven algunas funciones cognitivas esenciales.

La tiamina es una de las vitaminas más abundantes y se vincula con un mejor estado de ánimo y el fortalecimiento de funciones cognitivas como la memoria o la concentración.

La vitamina B3 también es indispensable para combatir el estrés e inducir un sueño más profundo y reparador. Además, las vitaminas B resaltan por aumentar la producción de energía en el cuerpo y mejorar la oxigenación hacia el tejido cerebral.

Ahora que ya sabes los beneficios del maíz, es hora de que te enteres de las contraindicaciones del maíz.

Contraindicaciones del maíz

1. Malabsorción de nutrientes

contraindicaciones del maízEl maíz contiene ácido fítico que es compuesto vegetal relacionado con la malabsorción de algunos nutrientes. Es decir, este nutriente interfiere con la absorción de ciertos micronutrientes en el organismo y una de las contraindicaciones del maíz por su contenido en ácido fitico y si su consumo frecuente, es que puede causar deficiencias nutricionales severas.

De acuerdo a información científica dada, el ácido fítico afecta la absorción del hierro y el zinc, por lo que su consumo puede vincularse con enfermedades como la anemia, problemas inmunológicos, etc.

Si sufres alguna deficiencia nutricional, es fundamental que limites la cantidad de maíz que consumes porque podría agravar el problema de salud.

2. Contaminación con toxinas

Los cereales como el maíz son más susceptibles a estar contaminados con hongos u otras toxinas. De hecho, este cereal comúnmente posee elevados niveles de micotoxinas como las fumonisinas y las aflatoxinas.

Estas micotoxinas resultan ser perjudiciales para la salud y, de hecho, se han vinculado con numerosos efectos adversos en el ser humano. Su consumo frecuente y prolongado se vincula con un mayor riesgo a sufrir de cáncer, discapacidades intelectuales, etc.

3. Intolerancia al maíz

El maíz contiene proteínas vegetales que se vinculan y se asemejan al gluten, por lo que una de las contraindicaciones del maíz es que no puede ser consumido por pacientes celiacos o intolerantes al gluten.

El consumo de maíz en celíacos puede desencadenar síntomas como la hinchazón, diarrea, fatiga e, incluso, perdida de peso. Aunque se cree que las zeínas del maíz son menos perjudiciales que el gluten, no se recomienda su consumo en pacientes celíacos.

4. Intolerancia a los FODMAP

El maíz se encuentra cargado de FODMAP o carbohidratos de cadena corta fermentables en el intestino. Estos carbohidratos son mal absorbidos por el intestino y, por ello, una de las contraindicaciones del maíz es que su consumo puede desencadenar algunos síntomas gastrointestinales como la hinchazón, gases, diarrea, etc.

No se recomienda la ingesta de FODMAP en personas sensibles como pacientes con síndrome del intestino irritable o intolerancia a este tipo de carbohidratos.

5. Alergias

El maíz y el polen del maíz también puede provocar reacciones alérgicas caracterizadas por hinchazón, dificultad para respirar, diarrea, urticaria, etc. También puede afectar el pulso y desencadenar una emergencia médica.

No se recomienda su consumo en personas alérgicas ya que las consecuencias podrían ser graves.

6. Maíz transgénico

El maíz transgénico o maíz genéticamente modificado es una preocupación para muchas personas porque desencadena problemas para la salud y el medio ambiente. Algunas investigaciones han determinado una de las contraindicaciones del maíz transgénico es que afecta la salud intestinal y daña las células del sistema gastrointestinal.

Lo mejor es adquirir y consumir maíz orgánico o cultivado por ti mismo.

¿El maíz engorda o ayuda a adelgazar?

El maíz si se trata de un alimento que no debe ser consumido en grandes cantidades, a pesar de que ofrece bastantes nutrientes. Esto debido a que ofrece muchas calorías que en un proceso para bajar de peso no es tan recomendado. Sin embargo, aquí es una decisión de los dietistas de incluirlo o no.

Es necesario ver el lado positivo del maíz que son sus beneficios. Los cuales tienen un gran valor nutrimental. Con está información considero suficiente para que incluyas el maíz como alimento frecuente en tu alimentación.

¿Cuál es la mejor forma de comer maíz?

El maíz tiene muchos beneficios, siempre se pueden aprovechar al máximo cuando este se cocina al vapor o a la plancha. Las formas más recomendadas es cocinarlo con aceite. Debido a que sus propiedades no se aprovechan al máximo y en el proceso se pierden un poco.

Elotes asados: una de las formas tradicionales de comer el maíz, que hasta en los mejores restaurantes los comen, es que puede ser solamente untado con un toque ligero de mantequilla. Para luego ponerlo sobre el asador. El punto es que debe quedar con un tono de amarillo fuerte y así se podrá usar como una guarnición o comer solo.

Ensalada de pollo con elotes: la ensalada clásica con pollo deshebrado y con cubos de verduras como zanahorias y papas. Solo que en esta ocasión no se usarán chícharos, sino que se usan los granos de elotes que deben estar previamente cocidos. Le dará un toque dulce y muy agradable al paladar. Puedes añadir un poco de mayonesa o aceite de oliva.

Elote estilo mexicano: una receta popular y deliciosa. Consiste en cocer las piezas de maíz enteras, quitando solamente las capas que cubren los granos. Una vez cocidos, deben de untar con mayonesa, espolvorear con queso y añadir chile en polvo. Esta receta te encantará que quedarás fascinado y te llevará poco tiempo hacerla.

Ir arriba