Benficios de las moras

Moras: propiedades, beneficios y contraindicaciones

Las moras son frutos que crecen en arbustos, son pequeños carnosos, de color oscuro y un sabor inconfundible, por esto suele formar parte de diversos platos y bebidas. En este artículo vas a descubrir todos los beneficios y contraindicaciones de las moras.

Por ejemplo, una de las principales propiedades de las moras es que es una excelente fuente de vitaminas destacando su aporte en Vitaminas B, C, E y K (recuerda que las vitaminas del tipo B ayudan al correcto funcionamiento de nuestro organismo y a la formación de glóbulos rojos (entre otras muchas funciones)).

Uno de los beneficios de las moras que deberías conocer es que es un excelente antioxidante gracias a su contenido en taninos y antocianina.

Valor nutricional de los altramuces

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 43 kcal
Proteínas 1,39 g
Hidratos de Carbono 9,61 g
Fibra 5,3 g
Calcio 29 mg
Hierro 0,62 mg
Magnesio 20 mg
Fósforo 22 mg
Potasio 162 mg
Sodio 1 mg
Zinc 0,53 mg
Vitamina C 21 mg
Cobre 0,16 mg
Vitamina B1, B2 y B6 0,07 mg
Vitamina B3 0,64 mg
Vitamina B5 0,276 mg
Vitamina E 1,17 mg
Selenio 0,4 μg
Folato 25 μg
Vitamina A 11 μg

Propiedades y beneficios de las moras

1. Son ricas en vitamina C

Las moras son densas en vitamina C y esto es un gran beneficio para la salud porque es un nutriente esencial. El consumo de una taza de moras puede aportarle a tu organismo hasta el 50% del requerimiento diario de vitamina C, por lo que es una excelente fuente.

La vitamina C resulta indispensable para el organismo porque posee cualidades antioxidantes que combaten los radicales libres y previenen el desarrollo de diferentes enfermedades.

Asimismo, estimula la función inmunológica al aumentar la cantidad de linfocitos T y demás anticuerpos encontrados en el organismo. Adicionalmente, la vitamina C refuerza la actividad inmune de las células inmunes ya formadas en el cuerpo.

Por ello, las moras pueden ayudarte a prevenir infecciones y acelerar el tiempo de recuperación del resfriado común o la gripe. También mantiene tu cuerpo protegido ante diversas amenazas externas que puedan vulnerarlo.

La vitamina C en las moras también puede prevenir o combatir el padecimiento de escorbuto. Esta enfermedad se desarrolla debido a deficiencia de vitamina C en el cuerpo y se caracteriza por presentar debilidad, mareos, fatiga, etc.

2. Mantiene tus tejidos saludables

Gracias a su contenido en vitamina C, uno de los beneficios de las moras es que te ayudará a mantener tus tejidos saludables. Esto ocurre debido a que la vitamina C forma parte indispensable en el proceso de síntesis de colágeno en el organismo.

El colágeno es una proteína sintetizada en el organismo que se encarga de estructurar y fortalecer los diferentes tejidos del cuerpo. Un aumento de colágeno puede fortalecer considerablemente el tejido muscular, conectivo, cartilaginoso y óseo.

Asimismo, el colágeno es indispensable para la piel porque le confiere el volumen, flexibilidad y la firmeza que tanto necesita. Sin el colágeno, aumentan los signos del envejecimiento en la piel como la flacidez o las arrugas.

Adicionalmente, el colágeno es vital para curar heridas y estructurar un nuevo tejido, por lo que su consumo será ideal para acelerar el proceso de curación de heridas cutáneas. También estimula la regeneración de las células cutáneas.

El colágeno también refuerza la fibra capilar y puede evitar la perdida acelerada de cabello.

3. Puede combatir la anemia

Gracias a su alto contenido en vitaminas y minerales, otro de los beneficios de las moras es que pueden ser un fruto ideal para combatir la anemia y reducir al máximo sus síntomas. Las moras contienen un aporte limitado de hierro no hemo que puede ser clave para combatir este padecimiento. De hecho, las moras están en nuestro artículo con las frutas más ricas en calcio.

Sin embargo, el mayor beneficio de las moras para el padecimiento de anemia es su contenido en vitamina C. El ácido ascórbico o vitamina C estimula la absorción de hierro en el organismo, por lo que su consumo es completamente necesario para aumentar el hierro en sangre.

De hecho, la vitamina C resulta indispensable para mejorar la absorción de hierro no hemo o hierro vegetal, ya que este suele ser asimilado en menor proporción en el organismo.

4. Estimula la función digestiva

Uno de los grandes beneficios de las moras es que estimula significativamente la función digestiva debido a su gran contenido en fibra dietética. La fibra es un carbohidrato no digerible que favorece el proceso digestivo, ya que aumenta el transito intestinal y les confiere regularidad a las deposiciones.

Además, otro de los beneficios de las moras por su contenido en fibra es que pueden solventar algunos problemas digestivos como el estreñimiento, dolor de estómago o inflamaciones en el tracto gastrointestinal. Asimismo, la fibra funciona como una fuente de energía para tu microbiota intestinal, por lo que ayuda a mantener protegido el sistema.

El consumo de moras también puede reducir el riesgo de sufrir algunas enfermedades gastrointestinales como el cáncer colorrectal.

5. Reduce los niveles de colesterol en sangre

Debido a que las moras son una buena fuente de fibra dietética, otro de los beneficios de las moras es que pueden reducir significativamente los niveles de colesterol en sangre. El consumo de fibra estimula la liberación de ácidos biliares desde la vesícula, de manera que estos fluyen a través del tracto gastrointestinal.

Al fluir los ácidos biliares, estos arrastran consigo todo el colesterol excesivo que se acumula en el tracto y promueven su expulsión en las heces. Este efecto puede ser muy eficaz para reducir los niveles de colesterol LDL en sangre.

Si consumes frecuentemente moras, podrás contar con adecuados niveles de colesterol en sangre. Además, podrás atenuar el riesgo a sufrir de hígado graso no alcohólico, obstrucciones vasculares, eventos cerebrovasculares, etc.

6. Puede controlar tu índice glucémico

Otro de los beneficios de las moras es que pueden ser una fruta ideal para controlar tu índice glucémico y controlar el padecimiento de diabetes mellitus. En principio, las moras son frutas con un muy bajo índice glucémico que, al consumirlas, no afectan significativamente tus niveles de azúcar en sangre.

Además, las moras son muy ricas en fibra soluble que puede ser fundamental para controlar el índice glucémico. Dicha fibra se solubiliza en el intestino y forma una especie de gel que retarda el proceso de absorción de nutrientes en el intestino.

Al retardar este proceso de asimilación de nutrientes, también prolonga el proceso de descomposición de alimentos y la absorción de glucosa. De esa manera, la glucosa va ingresando a la sangre de manera paulatina y esto te ayuda a mantener niveles de azúcar en sangre siempre controlados.

Además, las moras contienen algunos antioxidantes que pueden ayudarte a reducir el riesgo de sufrir de diabetes. También puede ser útil para prevenir la aparición de algunas consecuencias del padecimiento de diabetes como las afecciones cardiacas.

7. Aporta vitamina K

Otro de los beneficios de las moras por su contenido en vitamina K es que es un excelente alimento para mejorar nuestra coagulación sanguínea. Sin la vitamina K, la sangre se vuelve más líquida y se presentan hemorragias, moretones, etc.

Por suerte, encontrarás una excelente fuente de vitamina K en las moras, ya que solo una taza de moras puede proporcionarte más de un tercio del requerimiento diario de vitamina K.

Al consumir suficiente vitamina K, la sangre podrá coagularse adecuadamente y se previenen las constantes hemorragias externas e internas.

Además, la vitamina K es muy importante para la salud de los huesos porque se ha vinculado con huesos más fuertes, una mayor densidad mineral ósea y un mejor riesgo a sufrir de fracturas.

8. Favorece tu salud cerebral

Las moras son muy ricas en antioxidantes que favorecen tu salud cerebral y pueden protegerla del desarrollo de algunas enfermedades neurodegenerativas. Estos antioxidantes se encargan de proteger el tejido nervioso del daño oxidativo y combaten la inflamación cerebral.

Según investigaciones científicas, el daño oxidativo y la inflamación crónica representan importantes factores de riesgo que afectan las funciones cognitivas y pueden acelerar el desarrollo de Alzheimer.

También se ha evidenciado que el daño oxidativo acelera el proceso de envejecimiento, por lo que aumenta el riesgo a sufrir de perdida cognitiva y perdida de distintas funciones cerebrales. Si consumes suficientes moras, podrás atenuar eficazmente los radicales libres y así, favorecer tu función cerebral.

9. Apoya tu salud bucal

Uno de los beneficios de las moras es que se ha demostrado que pueden ser magnificas para cuidar tu salud bucal, ya que cuentan con cualidades antinflamatorias y antibacterianas. En principio, las moras pueden reducir eficazmente las inflamaciones crónicas de las encías, de manera que previene el daño del tejido bucal.

Por otro lado, las cualidades antibacterianas de las moras previenen la proliferación de bacterias en la boca. También pueden ser clave para promover un ambiente inhóspito para las diferentes bacterias que se acumulan en la boca.

El consumo frecuente de moras puede ayudarte a prevenir problemas en las encías y combatir las caries.

Además, su buen contenido en calcio favorece a tener unas piezas dentales fuertes. Conoce otras frutas ricas en calcio.

10. Aporta vitamina A

Las moras también son muy ricas en vitamina A y esto es una gran ventaja para la salud porque es un nutriente indispensable. La vitamina A estimula el sistema inmunológico y promueve el buen funcionamiento de los anticuerpos.

A su vez, la vitamina A es vital para la salud de la piel porque puede proteger el tejido cutáneo de los perjudiciales efectos de los rayos ultravioleta del sol. También favorece un cabello saludable y puede acelerar el proceso de crecimiento capilar.

La vitamina A también es un poderoso antioxidante que puede reducir los niveles de estrés oxidativo en el organismo. Además, este nutriente es vital para la vista porque previene el desarrollo de enfermedades oculares como la degeneración macular, cataratas, etc.

¿Cuál es la mejor forma de tomar moras?

Las moras deben formar parte de la dieta diaria y no existen excusas válidas para ello, pues son sumamente deliciosas, su textura y sabor particular las convierten en un ingrediente maravilloso de un gran y variado conjunto de preparaciones tanto dulces como saladas, algunas de las más interesantes son:

  • Conejo estofado con moras: macerar el conejo durante un día con vino tinto y especias y freír. Después sofreír cebolla, zanahoria, ajo y apio con el vino, procesar en la batidora y de nuevo llevar a la sartén con el conejo, las moras, mantequilla y coñac para que se termine de hacer.
  • Tarta de almendra y moras: estirar la masa en un molde y congelar 10 minutos y hornear 15 minutos, después batir azúcar, mantequilla, huevos, harina normal y almendra molida, poner la mezcla en la base de la tarta y cubrir con moras, espolvorear con almendra y hornear hasta dorar.
  • Smoothie de moras y avena: procesar en la licuadora avena, almendras y linaza molida, después añadir moras, trozos de plátano congelado, jugo de uva y jocoque y yogur, añadir hasta que tome una consistencia suave.

Contraindicaciones de las moras

Aunque es un alimento con grandes beneficios y gran aporte nutricional, a continuación te vamos a indicar los posibles efectos secundarios de consumir moras en exceso.

  • Por su alto contenido en fibra, una de las contraindicaciones de las moras que podríamos sufrir son gases y dolor estomacal.
  • Si llevamos una dieta con alimentos diuréticos, las moras podría acentuar una micción frecuente.
  • Si seguimos una dieta con alimentos ricos en fibra y comemos moras podríamos sufrir episodios de diarrea.
Ir arriba