Frutas ricas en calcio

Frutas ricas en calcio

Uno de los elementos o nutrientes de mayor requerimiento para el buen funcionamiento del organismo humano es el calcio. Se trata de un mineral que resulta indispensable para el correcto desarrollo de huesos, sistema nervioso, dientes, músculos y sistema circulatorio en general, por lo tanto, es esencial proveerse en la dieta, pues de la cantidad y calidad administrada a una persona, dependerá la salud y el correcto funcionamiento de todo el organismo.

El calcio es considerado como el mineral más abundante en el organismo debido a que cumple un papel fundamental en infinidades de funciones corporales. Deberíamos consumir cada día entre 1 y 2 gramos de calcio para garantizar un correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Este mineral es especialmente importante para la configuración y estructuración de los huesos y de los dientes, de ahí su enorme importancia en cuanto a la correcta ingesta de las cantidades mínimas requeridas para mantener unos buenos niveles sistémicos de este mineral. Por eso, en este artículo te vamos a contar cuales son las frutas ricas en calcio.

Frutas ricas en calcio que debes incluir en tu dieta

Naranja

Una de las frutas ricas en calcio que podrías incorporar en tus postres o a media mañana es la naranja. Esta fruta aporta a nuestro organismo 40 mg de calcio por cada 100 gramos. Además, esta fruta es una excelente fuente de vitamina C (53 mg por cada 100 gramos).

Debido a su buen contenido en fibra, uno de los beneficios de la naranja es que su ingesta favorece a la regulación de los niveles de colesterol «malo» en sangre. Además, su contenido en flavonoides reduce el riesgo desarrollar enfermedades cardíacas.

Gracias a su aporte en ácido cítrico y citrato, es un excelente alimento para prevenir la formación de cálculos renales.

Dátiles

Este fruto típico en los países del Magreb es otra de las frutas ricas en calcio. En concreto, 100 gramos de dátiles aportan a nuestro organismo 39 mg de calcio. Además, los dátiles son una excelente fuente de otros minerales como el potasio (656 mg), sodio (2 mg) y hierro (1 mg) por lo que es un gran alimento para combatir la anemia.

Debido a su alto contenido en fibra (8 g por cada 100 gramos), uno de los beneficios de comer dátiles es que promueve la regularidad intestinal y evita problemas digestivos como el estreñimiento o la diarrea. Además, gracias a su aporte en flavonoides y otros antioxidantes, es un excelente alimento para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas como la demencia o el Alzheimer.

Mandarina

Otra de las frutas con calcio es la mandarina. Este alimento contiene una buena cantidad de calcio (37 mg cada 100 gramos), en niveles similares a los de la naranja, lo que la hace ideal, ya que, al ser una fruta cítrica, también contiene buenas cantidades de vitamina C (26,7 mg por cada 100 gramos).

Gracias a su buen contenido en minerales como el potasio, el calcio, el fósforo y el magnesio, las mandarinas son excelentes como opción a tomar en cuenta a la hora de ingerir en una merienda, a media mañana o como postre.

También debes saber que la mandarina es una buena opción para prevenir la formación de cálculos renales gracias a su buen contenido en ácido cítrico. Además, su combinación en vitamina C y hierro lo hacen un alimento ideal para combatir la anemia.

Kiwi

Otra de las frutas ricas en calcio y vitaminas es el Kiwi. Sus 35 mg de calcio la convierten en una de las frutas que más contenido en calcio tiene. Además, su buen contenido en antioxidantes como la vitamina C (75 mg) lo convierten en una fruta ideal para frenar el envejecimiento y a eliminar los radicales libres.

Gracias a su buen contenido en agua y fibra, otra de las propiedades destacadas del kiwi es que su ingesta puede controlar los niveles de colesterol y azúcar en sangre. También, por su buen aporte en vitamina A y C, es un gran alimento para tener una piel y un cabello saludables.

Higos

Una de las frutas ricas en calcio que deberías plantearte incorporar a tus postres son los higos. Esta fruta es una buena fuente de calcio (35 mg por cada 100 gramos) y otros minerales como el potasio. También destaca su aporte en vitaminas del tipo B.

Entre las propiedades de los higos destaca lo beneficiosas que son para tener unos huesos y dientes fuertes y sanos gracias a su aporte en calcio y vitamina K. Su contenido en fibra lo convierte en un alimento que favorece nuestro sistema digestivo reduciendo el riesgo de sufrir estreñimiento.

Moras

Por su buen aporte en calcio (29 mg por cada 100 gramos), otra de las frutas ricas en calcio son las moras. Esta exquisita fruta de climas fríos es una muy buena opción a considerar debido a sus múltiples beneficios para nuestro organismo.

Gracias a su destacado contenido en fibra, uno de los beneficios de la ingesta de moras es que puede reducir los niveles de colesterol en sangre. Además, su gran aporte en vitamina C (21 mg) lo convierten en una buena opción para combatir la anemia ya que la vitamina C favorece la absorción del hierro.

También, su aporte en Vitamina K hacen que las moras sean estupendas para mejorar nuestra coagulación sanguínea.

Frambuesa

Otra de las frutas con alto contenido en calcio que podrías incorporar en tus postres o en comidas entre horas son las frambuesas. Esta deliciosa fruta aporta 25 mg de calcio por cada 100 gramos. Además, es una excelente fuente de fibra (6,5 g por cada 100 gramos) ideal para combatir el estreñimiento o la diarrea.

Su buen contenido en antioxidantes como la vitamina C y la vitamina E convierten a las frambuesas en un gran alimento para combatir el envejecimiento. Su aporte en vitamina K favorece la coagulación de la sangre y la absorción del calcio.

Ruibarbo

El ruibarbo ha sido considerado tanto como vegetal como fruta, sea cual sea su clasificación alimenticia, el ruibarbo es un alimento que contiene grandes cantidades de calcio, lo que los hace una excelente opción nutricional. Su contenido en calcio ronda en los 86 mg por cada 100 gramos.

No es considerado un alimento común, pero sus grandes cantidades de calcio lo hacen especial a la hora de incluirlo en la ingesta cotidiana.

Ir arriba