guisantes beneficios y contraindicaciones

Guisantes: propiedades, beneficios y contraindicaciones

Los guisantes forman parte de la familia de las leguminosas y son originarias del Oriente Medio. Sin embargo, se han extendido hacia a todo el mundo y es debido a su agradable sabor y versatilidad de uso. A continuación, te detallamos los beneficios y contraindicaciones de los guisantes.

Uno de los beneficios de los guisantes que deberías saber es que es una excelente fuente de fibra que nos ayudará a regular nuestro tránsito intestinal además de bajar nuestros niveles de colesterol. Están en la lista de los alimentos ricos en fibra que deberías de incorporar a tu dieta.

En cuanto a las contraindicaciones de los guisantes, una de las más conocidas es que si los consumimos en exceso pueden generar flatulencias.

Valor nutricional de los guisantes

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 81 kcal
Proteínas 5,4 g
Hidratos de Carbono 15,5 g
Fibra 5,7 g
g
Calcio 25 mg
Hierro 1,5 mg
Magnesio 33 mg
Fósforo 108 mg
Potasio 244 mg
Sodio 5 mg
Zinc 1,2 mg
Cobre 0,2 mg
Manganeso 0,4 mg
Vitamina C 40 mg
Vitamina B1, B2, B6, y B6 0,7 mg
Vitamina B3 2,1 mg
Vitamina E 0,13 mg
Selenio 1,8 μg
Folato 65 μg
Vitamina A 38 μg
Vitamina K 25 μg
μg
μg
μg

Propiedades y beneficios de los guisantes

1. Excelente perfil nutricional

Los guisantes tienen un perfil nutricional bastante atractivo que le confiere a tu cuerpo algunos de los nutrientes más importantes. En general, los guisantes aportan una cantidad aceptable de carbohidratos, una cantidad limitada de proteína vegetal y solo un pequeño porcentaje de grasas.

El contenido de proteína vegetal en los guisantes es impresionante y puede ser hasta 4 veces mayor que verduras como la zanahoria. Además, los guisantes son ricos en fibra dietética que será de gran ayuda para tu sistema gastrointestinal. Además, forman parte del listado de alimentos ricos en glutamina.

Los guisantes contienen diferentes vitaminas y minerales vitales para el organismo. Tan solo media taza de guisantes puede cubrir el 34% de tus requerimientos diarios de vitamina A, mientras aporta el 24% de las necesidades diarias de vitamina K.

Los guisantes también aportan una excelente proporción de vitamina C y vitaminas del grupo B como la tiamina y el folato. A su vez, los guisantes contienen abundantes cantidades de hierro, fosforo, manganeso y otros oligoelementos importantes para la función orgánica.

El aporte calórico de los guisantes es mínimo, ya que solo media taza de guisantes confiere 62 calorías. Esto lo convierte en una leguminosa nutritiva, pero de muy baja densidad calórica.

2. Antioxidante

Entre los compuestos principales de los guisantes, se encuentran los compuestos vegetales bioactivos conocidos como antioxidantes. Uno de los beneficios de los guisantes por su contenido en compuestos vegetales es que su consumo puede proteger tus células ante el estrés oxidativo y el daño ejercido por los radicales libres.

El daño oxidativo es producido debido a la acumulación de radicales libres en el cuerpo y es el desencadenante de una gran cantidad de enfermedades. El daño oxidativo puede ser responsable de afecciones cardiaca crónicas, cáncer, diabetes, Alzheimer, degeneración macular, etc.

Sin embargo, los antioxidantes son capaces de eliminar los radicales libres y contrarrestar sus efectos sobre la salud. El consumo adecuado de antioxidantes también ayudará a prevenir daños en el ADN celular, mutaciones, etc.

De hecho, los antioxidantes son más necesario de lo que crees, ya que protegen el ADN celular y evitan que los radicales libres aceleren el proceso de envejecimiento o muerte celular.

Así, la ingesta de antioxidantes te ayudará a mantener tus niveles de antioxidantes elevados y disminuir el riesgo a sufrir de daño oxidativo.

3. Es una fuente de proteína vegetal

beneficios de los guisantesEntre los alimentos ricos en proteína vegetal, los guisantes resaltan y es debido a su densidad en aminoácidos esenciales y no esenciales. Los guisantes resultan ser una excelente alternativa de proteína, sobre todo en personas vegetarianas o veganas.

La proteína de los guisantes le podrá conferir a tu cuerpo los aminoácidos esenciales y no esenciales que necesita para construir nuevas proteínas. De esta manera, uno de los beneficios de los guisantes es que su ingesta podría promover la construcción de fibras musculares y así, fortalecer tu salud muscular.

Los aminoácidos contenidos en los guisantes también serán utilizados por tu cuerpo como bloques de construcción para sintetizar colágeno y elastina. Ambas son proteínas estructurales vitales para fortalecer los diferentes tejidos del cuerpo como el cartílago, el tejido óseo, el tejido conectivo, etc.

Sin embargo, los científicos explican que los guisantes no aportan metionina, por lo que deben ser combinados con una fuente de proteína que aporte dicho aminoácido.

4. Contribuye con la perdida de peso

Uno de los beneficios de los guisantes más conocidos es que pueden ser de gran ayuda mientras intentas bajar de peso y múltiples estudios lo han comprobado. La combinación de fibra y proteína vegetal es la clave de que estas leguminosas sean tan saciantes y tan buenas para mantenerte en tu peso ideal.

La fibra, al ser consumida, retarda el proceso de digestión y, con ello, te brinda una sensación de saciedad que puede prolongarse durante un tiempo importante.

A su vez, la proteína también resulta muy saciante y es porque figura como uno de los macronutrientes más difíciles de digerir y asimilar por el sistema gastrointestinal.

En consecuencia, comer guisantes aumenta la sensación de plenitud después de cada comida y ayuda a reducir los antojos y la ingesta calórica diaria. Además, los guisantes son muy bajos en calorías y su perfil nutricional será clave para mantener un peso saludable.

5. Controla los niveles de azúcar en sangre

Según estudios científicos, uno de los beneficios de los guisantes es que podrían jugar un papel fundamental en el control del índice glucémico y la prevención de la diabetes tipo 2.

Estas leguminosas son densas en fibra dietética que disminuye la velocidad en la que tu intestino absorbe la glucosa de los alimentos, de manera que la glucosa en sangre se mantiene estable en el tiempo.

Al retardar todo el proceso de absorción intestinal, la fibra dietética previene los picos posprandiales que se producen después de ingerir comidas altas en carbohidratos.

A su vez, los guisantes contienen proteína que ha demostrado ser beneficiosa para mantener unos niveles de azúcar en sangre equilibrados, especialmente en pacientes diabéticos.

6. Es bueno para tu sistema digestivo

Por su buen fibra dietética, uno de los beneficios de los guisantes es que son magníficos para mantener un sistema digestivo saludable. Debido a que la fibra es un carbohidrato complejo, el sistema digestivo no puede digerirlo, sino que atraviesa todo el tracto hasta llegar intacta al intestino grueso.

En el intestino grueso, la fibra dietética es fermentada y utilizada por las bacterias buenas de tu intestino como fuente de energía. De esta manera, la fibra fortalece tu microbiota intestinal y ayuda a equilibrar el contenido de bacterias no saludables en tu intestino.

A su vez, la fibra refuerza la inmunidad del sistema, disminuye el riesgo a sufrir de infecciones y contribuye con la mejora de algunas enfermedades como el síndrome de intestino irritable.

Otro de los beneficios de los guisantes por su contenido en fibra es que también estimula un mejor transito intestinal y aporta un mayor volumen a las heces. Además, les confiere regularidad a tus hábitos intestinales.

Otro beneficio enorme de la fibra de los guisantes es que puede atenuar el riesgo a desarrollar de cáncer colorrectal, por lo que su ingesta es ideal para prevenirlo.

7. Favorece tu salud cardiovascular

Otro de los beneficios de los guisantes es que son buenos para tu corazón y su consumo te ayudará a disminuir el riesgo de sufrir afecciones cardiovasculares crónicas. Este efecto es atribuido a la inmensa cantidad de nutrientes de estas leguminosas, tales como: potasio, calcio, magnesio, fibra dietética, antioxidantes, etc.

El potasio es un mineral indispensable para la salud cardiaca, ya que actúa como un vasodilatador que relaja los vasos sanguíneos y contribuye con la regulación de la presión arterial.

El magnesio y el calcio también han demostrado ser excelentes aliados para controlar la presión arterial y mantener unos vasos sanguíneos fuertes, saludables y flexibles.

La fibra dietética de los guisantes, además, resulta primordial para regular los niveles de colesterol en sangre. Según explican los científicos, la fibra fomenta la eliminación del colesterol LDL y evita que esta lipoproteína se acumule en las arterias.

De esta manera, podrás prevenir el desarrollo de enfermedades como la arterosclerosis, insuficiencias cardiacas, eventos cerebrovasculares, etc. Los antioxidantes de los guisantes también protegen el tejido cardiovascular del daño oxidativo.

8. Combate la anemia

propiedades de los guisantesLos guisantes son una buena fuente de hierro no hemo o hierro vegetal, por lo que otro de los beneficios de los guisantes es que su ingesta puede ayudar a tratar o combatir la anemia. La anemia ferropénica es una condición producida por deficiencia de hierro en el organismo que produce síntomas de debilidad, cansancio, palidez, etc. Si padeces anemia, te recomendamos visitar nuestro artículos sobre los alimentos para la anemia que puedes incluir en tu dieta.

Comer guisantes podría ser de gran ayuda para obtener más hierro en tu dieta diaria, especialmente si eres vegano. Aunque el hierro vegetal es asimilado con menor eficacia que el hierro de origen animal, el contenido de vitamina C de los guisantes incrementa su absorción significativamente.

Así, los guisantes no solo te ayudarán a consumir más hierro, sino que también mejorara la absorción del hierro no hemo proveniente de otras fuentes alimenticias vegetales.

El aporte de hierro de los guisantes, además, serán muy beneficiosos para tu salud porque estimula la oxigenación del cuerpo y acelera la producción de nuevas células sanguíneas.

9. Huesos y dientes fuertes

Gracias a la combinación de minerales, vitaminas y demás nutrientes, uno de los beneficios de los guisantes es que contribuyen a tener unos huesos y dientes fuertes. Esta leguminosa aporta abundante calcio que es absorbido por los huesos y que aumenta la densidad mineral ósea.

El magnesio de los guisantes también mejora la absorción de calcio en el tejido óseo y el tejido dental. Por su parte, el fosforo contenido en estas leguminosas contribuye con el crecimiento y optimo desarrollo de los huesos.

La vitamina K también es importante para la salud ósea, ya que se ha vinculado con un menor riesgo a sufrir de fracturas.

10. Es bueno para la salud de tus ojos

Entre los antioxidantes más abundantes de los guisantes, se encuentran algunos fitonutrientes que protegen y promueven la salud de tus ojos. La luteína y la zeaxantina son antioxidantes se han vinculado con un menor riesgo a desarrollar degeneración macular, cataratas, perdida de visión, etc.

Estos fitonutrientes resguardan el tejido ocular del daño generado por los radicales libres. Además, pueden retardar la aparición de enfermedades oculares relacionadas con la edad.

Los guisantes también contienen vitamina A que es increíble para la visión. Según las investigaciones, la vitamina A ayuda a mejorar la visión nocturna y previene la perdida del sentido de la vista.

Ahora que ya conoces todos su beneficios, es hora de que conozcas las contraindicaciones de los guisantes.

Contraindicaciones de los guisantes

1. Afecta la absorción de minerales en el cuerpo

contraindicaciones de los guisantesLos guisantes están lleno de nutrientes positivos para el bienestar humano, sin embargo, también posee antinutrientes como el ácido fítico. Este ácido es capaz de disminuir la absorción de minerales como el zinc, magnesio, hierro o calcio en el cuerpo.

Una de las contraindicaciones de los guisantes es que si comes demasiado, el excesivo contenido de ácido fítico podría producirte deficiencias nutricionales importantes y un mayor riesgo a sufrir de enfermedades como la anemia.

Evita exagerar con el consumo de guisantes y asegúrate de mantener una dieta equilibrada.

2. Gases e hinchazón

Otra de las contraindicaciones de los guisantes si se comen en exceso es que por su contenido en lectinas, su ingesta, en exceso, puede provocar gases o hinchazón. La fibra de los guisantes también contribuye con estos síntomas y puede desencadenar otros problemas como la diarrea, estreñimiento, flatulencias o dolores abdominales.

Una de las contraindicaciones de los guisantes a tener en cuenta es que si sufres de enfermedades como el síndrome de intestino irritable, diverticulitis y demás padecimientos gastrointestinales, no abuses con la cantidad de guisantes que consumes diariamente.

3. Alergia

Los guisantes producen alergias, al igual que la mayoría de las leguminosas. Si eres alérgico a alguna legumbre, debes tener especial cuidado con los guisantes, ya que es muy probable que también seas alérgico a ellos.

Cuando comes guisantes y eres alérgico, una de las contraindicaciones de los guisantes que suelen aparecer son signos comunes como la sensación de hormigueo en la boca, hinchazón en el rostro, sibilancias e, incluso, puedes presentar anafilaxia.

La intensidad de la reacción alérgica dependerá de cada persona y pueden ser leves, sin embargo, también podría colocar en riesgo tu vida al provocar una emergencia médica.

4. Somnolencia y fatiga

Por sus propiedades saciantes, una de las contraindicaciones de los guisantes si su consumo es excesivo es que puede provocar somnolencia y fatiga.

¿Cuál es la mejor forma de tomar guisantes?

Los guisantes además de favorecer la salud, también es sumamente versátil, se puede preparar de diversas formas para así disfrutar de su agradable sabor y textura, por ejemplo, se pueden preparar en sopas, guisos, purés, cremas, como rellenos de empanadas, tortillas entre otros. A continuación, algunas estupendas preparaciones que tienen como protagonistas a los guisantes:

  • Sopa de guisantes y tocino: calentar tiras de tocino hasta que estén crujientes y dorar cebolla y el puerro, después cocer los guisantes y trocear hasta hacer puré para llevar todo al sartén y añadir nata líquida, dejar 5 minutos y servir con tocino por encima.
  • Paté de guisantes: cocer los guisantes al vapor hasta que resulten tiernos, después triturar con medio aguacate, pimiento del piquillo y el jugo de limón. También agregar hojas de menta, jengibre en polvo, sal y pimienta y mezclar hasta formar una crema, servir con pan tostado.
  • Guisantes con jamón: cocer los guisantes, después calentar una sartén y añadir mantequilla y cebolla en juliana, después sumar tacos de jamón y dorar. Una vez listos sumar los guisantes y remover a fuego lento y agregar sal si hace falta.
Ir arriba