Diente de león beneficios y contraindicaciones

Diente de león: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El diente de león es una hierba adventicia reconocida por su belleza y por sus propiedades. Tradicionalmente, el diente de león es empleado como una hierba con fines medicinales, pero también puede añadirse a diferentes platillos para dar un toque peculiar. A continuación, te contamos cuales son los beneficios y contraindicaciones del diente de león.

Por su gran aporte en potasio, uno de los beneficios del diente de león es que su ingesta puede ayudar a reducir la presión arterial debido a que el diente de león se le considera un vasodilatador natural. Además, también es una excelente opción para eliminar la retención de líquidos.

Entre las contraindicaciones del diente de león destaca que puede afectar a la eficacia de varios tipos de medicamentos como los anticoagulantes, antibióticos, antidepresivos o diuréticos por lo que si estás siguiendo un tratamiento con medicamentos, consulta con tu médico antes de consumir diente de león.

Valor nutricional del diente de león

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 45 kcal
Proteínas 2,7 g
Hidratos de Carbono 9,2 g
Fibra 3,5 g
Calcio 187 mg
Potasio 397 mg
Fósforo 66 mg
Magnesio 36 mg
Hierro 2,1 mg
Vitamina C 35 mg
Sodio 76 mg
Zinc 0,41 mg
Cobre 0,17 mg
Manganeso 0,34 mg
Vitamina B1 0,19 mg
Vitamina B2 0,26 mg
Vitamina B3 0,8 mg
Vitamina B5 0,08 mg
Vitamina B6 0,25 mg
Vitamina E 3,44 mg
Selenio 0,5 μg
Folato 27 μg
Vitamina A 508 μg
Vitamina K 778 μg

Propiedades y beneficios del diente de león

1. Es muy nutritivo

El diente de león es rico en nutrientes que pueden beneficiar al ser humano, ya que puede aportar fibra, minerales y vitaminas esenciales. Esta hierba contiene una excelente porción de vitamina A, vitamina C, vitamina E y vitamina K.

Además, contiene trazas de algunas vitaminas del grupo B como el folato o la vitamina B9. También es posible encontrar micronutrientes como el magnesio, potasio, calcio y el hierro en el diente de león.

La raíz del diente de león se encuentra colmada de la fibra soluble inulina, siendo un componente importante para el tracto digestivo y otros sistemas orgánicos.

2. Antioxidante

Beneficios del diente de león

Además de aportar un buen número de vitaminas y minerales, otro de los beneficios del diente de león es que también es una excelente fuente de compuestos vegetales bioactivos. Estos compuestos cuentan con propiedades antioxidantes que ayudan a neutralizar los radicales libres y previenen el daño oxidativo.

De acuerdo a investigaciones científicas, el daño oxidativo aumenta el riesgo a sufrir de enfermedades de carácter crónico como cardiopatías, diabetes tipo 2, cáncer, demencia, degeneración macular, etc.

El diente de león brinda una excelente cantidad de antioxidantes que protegen las células de los radicales libres y previenen el envejecimiento prematuro.

Los betacarotenos figuran como uno de los antioxidantes más abundantes en el diente de león y se han vinculados con un menor riesgo a sufrir de degeneración macular.

Esta hierba también cuenta con polifenoles que promueven el bienestar en el organismo y previenen los severos efectos del estrés oxidativo.

3. Antinflamatorio

Debido a su riqueza de polifenoles antioxidantes, otro de los beneficios del diente de león es que cuenta con excelentes propiedades antinflamatorias. Si bien es cierto que la inflamación es una respuesta normal de los anticuerpos, puede convertirse en un problema cuando se convierte en una respuesta crónica.

Según investigaciones, el diente de león ayuda a reducir los niveles de biomarcadores proinflamatorios en sangre. Así, reducen las respuestas y procesos inflamatorios en todo el organismo. 

Combatir las inflamaciones crónicas es indispensable para disminuir el riesgo a desarrollar enfermedades como la artritis reumatoide, diabetes, Alzheimer, etc. Aun se necesitan más estudios para confirmar estos beneficios, pero resulta prometedor.  

4. Controla los niveles de azúcar en sangre

En el diente de león es posible encontrar compuestos bioactivos beneficiosos como el ácido clorogénico o el ácido chicórico. Según estudios probeta, otro de los beneficios del diente de león por su contenido en ácido clorogénico y en ácido chicórico es que su consumo parece ser ideal para controlar los niveles de azúcar en sangre.

Las investigaciones han demostrado que el ácido clorogénico y el ácido chicórico mejoran la sensibilidad a la insulina. Estos compuestos promueven un aumento en la liberación de insulina en el hígado y mejoran la absorción de glucosa en el tejido muscular. 

Ambos efectos ayudan a reducir y controlar los niveles de azúcar en sangre. Mantener un índice glucémico controlado es indispensable para reducir el riesgo a sufrir de diabetes tipo 2 o distintos síndromes metabólicos.

Sin embargo, aun se necesitan más investigaciones al respecto.

5. Reduce la presión arterial

Propiedades del diente de león

Tradicionalmente, el diente de león se ha utilizado como un remedio natural para reducir la presión arterial. A pesar de que la evidencia científica es demasiado limitada, parece ser un efecto real de esta hierba.

Uno de los beneficios del diente de león por su gran contenido en potasio es que es un vasodilatador natural. Es decir, su ingesta promueve la relajación de los vasos sanguíneos y permite que la sangre fluya con mayor facilidad a través de ellos.

Además, el potasio ayuda a eliminar los líquidos y el sodio retenido en el organismo, siendo ambos factores desencadenantes del aumento de la presión arterial.

6. Efecto diurético

Debido a su gran cantidad de potasio, uno de los beneficios del diente de león es que promueve un potente efecto diurético en el organismo. Este efecto estimula la producción y la micción de orina, ayudando a desintoxicar el organismo de toxinas y desechos.

El efecto diurético también estimula la función renal, limpia las vías urinarias y combate la retención de líquidos. Debido al aumento de la micción de orina, el efecto diurético del diente de león puede ayudar a eliminar el ácido úrico que se acumula y está vinculado con la enfermedad de la gota.

7. Antimicrobiano y antiviral

Parece ser que uno de los beneficios del diente de león es que podría tener potentes propiedades antimicrobianas y antivirales que refuerzan la inmunidad del organismo. Estudios preliminares han evidenciado que el diente de león puede inhibir la proliferación de bacterias perjudiciales que comúnmente afectan al organismo. 

Asimismo, se ha evidenciado que los compuestos bioactivos de esta hierba pueden atenuar la habilidad de los virus para replicarse. Aunque se necesitan más investigaciones para determinar la eficacia del diente de león, resulta prometedor.

8. Reduce los niveles de colesterol

Investigaciones probeta han determinado que otro de los beneficios del diente de león es que puede ser de gran ayuda para controlar y reducir los niveles de colesterol en sangre. De acuerdo a estudios realizados, esta hierba ayuda a controlar los niveles de colesterol total y disminuye la cantidad de colesterol acumulada en el hígado.

Además, los científicos creen que el diente de león puede ayudar a combatir y prevenir el hígado graso no alcohólico. Su uso también podía prevenir eventos cerebrovasculares, taponamiento de las arterias, obesidad, etc.

9. Favorece la digestión

Desde la antigüedad, el diente de león se ha utilizado para promover una buena digestión y combatir problemas de estreñimiento o indigestión. Algunos estudios científicos han confirmado que uno de los beneficios del diente de león es que parece tener excelentes efectos para acelerar la digestión y combatir diversos síntomas gastrointestinales.

También se cree que la ingesta de diente de león puede ayudar a reducir el riesgo a sufrir de cáncer colorrectal. Sin embargo, aún se necesitan más investigaciones al respecto.

10. Fortalece los huesos

Entre los micronutrientes más importantes del diente de león se encuentra el calcio que es un nutriente indispensable para la salud ósea. El tejido óseo absorbe el calcio, incrementado su robustez y reforzando la densidad mineral ósea del hueso.

Además, el diente de león puede brindar vitamina C que estimula la producción de colágeno y refuerza la parte interna del tejido óseo. Los antioxidantes de esta hierba también son magníficos para proteger el hueso ante el daño oxidativo.

Contraindicaciones del diente de león

1. Alergias

Contraindicaciones del diente de león

Una de las contraindicaciones del diente de león puede provocar reacciones alérgicas caracterizadas por entumecimiento, hormigueo, hinchazón en la lengua, dificultad para respirar, etc. Las personas con alergias a plantas como la ambrosía poseen mayor probabilidad a ser alérgicas al diente de león.

En el caso de pieles sensibles, el diente de león puede provocar dermatitis por contacto. Se recomienda evitar su uso tópico y consultar con su médico especialista el uso del diente de león.

2. Interacciones con medicamentos

El diente de león puede causara interacciones con diferentes tipos de medicamentos. Se ha confirmado que una de las contraindicaciones del diente de león es que esta hierba afecta la eficacia de medicamentos anticoagulantes, antibióticos, antidepresivos y diuréticos. En caso de que estés tomando algunos de estos medicamentos, consultar con su médico antes de ingerir diente de león.

3. Obstrucción de las vías biliares

Otra de las contraindicaciones del diente de león es que su consumo no está recomendado en personas con casos de problemas biliares debido a que el consumo de diente de león estimula la secreción y excreción de bilis, algo que puede empeorar casos de problemas biliares.

4. Litiasis biliar

Entre las contraindicaciones del diente de león se encuentra que no está recomendado su consumo en personas que sufran litiasis biliar debido a que puede provocar un empeoramiento de la situación.

5. Molestias gastrointestinales

Por su contenido en sustancias amargas, una de las contraindicaciones del diente de león es que su ingesta puede provocar molestias gastrointestinales como acidez, diarrea, dolor abdominal y gases.

Como tomar diente de león

Para aprovechar todas las propiedades y beneficios del diente de león, existen diversas opciones, ajustándose así a las preferencias de cada persona, se trata de:

  • Infusión: es la forma más común de tomar diente de león y recibir todas sus propiedades y beneficios, solo hace falta hervir una taza de agua y cuando llegue al punto de ebullición, agregar 1 cucharada de sus hojas y dejar reposar y luego tomar entre 2 y 3 tazas al día.
  • Cápsulas: es una de las opciones más prácticas para aprovechar esta planta, se pueden encontrar en herbolarios y tiendas especializadas y la dosis recomendada suele ser 2 cápsulas con cada comida, aunque lo mejor es seguir las indicaciones del envase o producto, ya que puede variar.
  • Extracto: se trata de la tintura de la planta, solo hace falta agregar algunas gotas, aproximadamente entre 1 y 2 cucharadas a un vaso con agua o si se prefiere algún zumo natural.

Cabe destacar, el diente de león también se puede aplicar por la vía tópica a través de cataplasmas con sus hojas. De igual manera, se pueden consumir sus hojas, flores y tallos tanto en su forma natural como cocidos, por ejemplo las hojas se suelen añadir a las ensaladas, las flores a diversas preparaciones, incluso se utilizan para preparar vino y sus raíces tostadas suelen ser utilizadas como reemplazo del café.

¿Quiénes no deben tomar diente de león?

  • Personas con problemas en la vesícula
  • Mujeres embarazadas
  • Personas que sigan un tratamiento médico deben consultar a su médico
  • Personas que tomen diuréticos
Ir arriba