Frutas que engordan

¿Cuáles son las frutas que más engordan?

Siempre se habla de todos los beneficios de las frutas, de sus propiedades antioxidantes, su contenido de fibra, su aporte en pectinas y muchas otras cosas; sin embargo, hay un aspecto del que casi nunca se habla y es que existen frutas que engordan.

No todos los alimentos de origen vegetal nos ayudarán a tener una figura esbelta. Las frutas están compuestas por hidratos de carbono, muchas de ellas son muy ricas en fructosa y algunas también contienen grasa. Otro de los carbohidratos muy comunes dentro de la composición de las frutas es el almidón.

Esto no quiere decir que debemos parar el consumo de frutas, ya que, como bien se sabe, se recomienda ingerir entre 2 a 3 raciones diarias, lo que sí es importante tener en cuenta, es que hay frutas de las que no se puede abusar.

Listado con las frutas que más engordan

1. Coco

Una de las frutas que más engordan es el coco, una de las frutas tropicales más famosas. Como bien se sabe, el uso del coco va más allá de lo culinario, sus beneficios abarcan desde la salud hasta lo culinario.

Hay que reducir el consumo de esta deliciosa fruta tropical ¿Y por qué? El coco presenta un alto contenido graso calórico, pues está compuesto por una enorme proporción de ácidos grasos saturados, específicamente 30 g de ácidos grasos por cada 100 g de producto. Su aporte calórico es de 350 Kcal por cada 100 gramos.

Es importante tener un buen balance energético global de la dieta y, por supuesto, en el caso del coco es necesario tener un consumo moderado, dado que su aporte calórico es bastante alto.

Los derivados del coco, como es el caso de la leche de coco, también es un alimento que se debe ingerir con moderación, ya que contiene una gran porción de carbohidratos, alrededor de 5 g por cada 100 g de producto.

Cerca del 90% de la composición del aceite de coco contiene ácidos grasos saturados, por lo que su consumo se vincula con la obesidad, aumento del colesterol y riesgo de enfermedad cardiovascular.

2. Higos

Una fruta que resalta por su rico sabor dulce, son de fácil digestión y cuando se consumen maduros tiene importantes propiedades emolientes que lo convierten en un aliado para el cuidado del sistema digestivo.

El higo fresco es una fruta con un aporte calórico medio, su aporte calórico es de 80 calorías por cada 100 g de producto, así que es necesario no abusar de su ingesta. No es una fruta que se recomiende consumir a diario.

Contiene un elevado contenido de agua y en cuanto a su concentración de hidratos de carbono (fructosa, glucosa y sacarosa) hay un aporte de 16 g por cada 100 g de producto.

Los higos secos son menos recomendables, ya que estos al pasar por el proceso de deshidratación pierden un gran contenido de agua, esto provoca un aumento significativo de las calorías, hasta más de 200 kcal por cada 100 gramos de producto que lo convierten en otra de las frutas que más engordan. Así que si usted quiere adelgazar o tiene sobrepeso elimine por completo los higos secos de su dieta.

En el caso de los higos frescos, no es necesario eliminarlos de la dieta, pues, como se comentó al inicio, tienen un aporte calórico medio; no obstante, sí hay algunas recomendaciones que vale la pena seguir en cuanto al consumo de higos frescos:

  • La ración adecuada (en condición fisiológica normal) son 3 o 4 raciones, siempre y cuando estas no sobrepasen los 50 g, si estás a dieta, entonces lo ideal es conformarse con 2 raciones.
  • Evita comer higos después del almuerzo o después de ingerir una cantidad importante de carbohidratos como, por ejemplo, pastas, pan o patatas. Lo mejor es combinarlos con proteínas para limitar su aporte calórico.

3. Plátano

Una fruta muy valorada por su estupenda concentración en potasio, fibra, vitamina B6 y, por supuesto, en carbohidratos. Como bien se sabe, esta musácea es una fruta bastante dulce; los plátanos contienen cerca de 90 kilocalorías por cada 100 gramos ingeridos en un estado de maduración ni muy verdes ni muy maduros.

Su contenido en hidratos de carbono abarca cerca del 20%. El tipo de hidrato que se encuentre en el plátano dependerá estrechamente de su estado de maduración, por ejemplo, cuando el plátano está verde, contiene mucho almidón y, cuando este madura, esta concentración de almidón se convierte en azúcares.

El almidón es el hidrato de carbono que más presencia tiene dentro del plátano a medida que se madura pasan a ser azúcares sencillos, es decir, fructosa, sacarosa y glucosa. Por lo tanto, el plátano maduro es otra de las frutas que engordan y que deberías evitar consumir regularmente si no tienes una dieta equilibrada.

El plátano «no maduro» puede engordar siempre y cuando se abuse de su ingesta, de resto, es una fruta con diversos beneficios para la salud.

4. Aguacate

Son muchos los mitos que se tejen alrededor de esta fruta, todos conocemos los beneficios del aguacate, pero la pregunta que todos se hacen es ¿realmente engorda y debe estar dentro del ranking de frutas que engordan?

Esta fruta contiene un valor nutricional increíble y su mayor cantidad de aporte calórico proviene de las grasas cardiosaludables que ejercen efectos positivos en nuestra salud y que no tenemos por qué relacionar con aspectos negativos.

El tipo de grasa que se concentra en el aguacate no es perjudicial, sino que, por el contrario, mejora el perfil lipídico en la sangre, como es el caso de los triglicéridos y colesterol. Otro punto que es importante aclarar es que el aguacate no entra dentro de la clasificación de superalimento.

100 gramos de aguacate, contiene en promedio entre 150-165 kcal, y un aguacate mediano o grande puede contener hasta 240 kcal, es un valor calórico bastante alto en comparación con otras frutas por lo que debemos moderar su consumo si no queremos engordar.

¿Cuánto aguacate podemos comer? Para poder disfrutar de los beneficios del aguacate sin sentir culpa, es importante tener una dieta equilibrada. Un tercio o medio aguacate es una porción razonable, algunas variedades de aguacate son bastante pequeños por lo que puede ser consumido por una sola persona sin problema.

El truco del aguacate es incorporarlos junto a otros alimentos de forma equilibrada y con las porciones adecuadas.

5. Maracuyá

El maracuyá es una de las frutas tropicales más preciadas, su intenso y ácido sabor la convierte en la fruta predilecta de muchos a la hora de preparar una bebida o cualquier postre.

Otra de las frutas que engordan y que no hay que abusar demasiado de ella es el maracuyá, sus 97 kcal por cada 100 gramos lo convierten en una fruta que debemos consumir con mesura. Hay una ventaja con respecto a la maracuyá, y es que dado a su sabor tan ácido son pocas las personas que la consumen de forma directa.

A la hora de hacer una bebida o postre donde se emplee la maracuyá, es importante no abusar del contenido de azúcar, pues la carga calórica sería aún más grande. Si te gustan las bebidas a base de maracuyá, entonces otra opción válida es agregar agua y tomarlo así, sin ningún tipo de azúcar o edulcorante.

Es una fruta con una estupenda proporción en vitamina A y C, por lo que su consumo resulta bastante beneficioso.

6. Caqui

Otra de las frutas que engordan es el Caqui. El caqui es una fruta que podemos encontrar en las tiendas en otoño (es muy típico comerlo en la semana de todos los santos). Se caracteriza por tener un sabor muy dulce y es por ello no se debe abusar de su ingesta, dado que su aporte calórico bastante alto: 127 kcal por cada 100 gramos, pero a diferencia de las otras frutas que se han mencionado su proporción en cuanto a grasas es bastante reducida.

El caqui o palosanto es una fruta rica en agua y fibra por lo que su ingesta ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre. También es un excelente alimento para nuestra flora intestinal por su efecto prebiótico gracias a su contenido en pectina y mucílagos.

7. Chirimoya

La chirimoya en sí no es una fruta, sino que un conglomerado de frutos que componen lo que a la vista parece ser un solo fruto. Es un alimento con un aporte calórico medio; sin embargo, no se recomienda que se consuma a la hora de la cena. Por cada 100 gramos de producto hay una concentración de 75 kcal.

La razón principal por lo que esta fruta está en nuestro listado de frutas que engordan es porque aproximadamente el 20% de la chirimoya está compuesta por hidratos de carbono, donde la mayor parte de estos son azúcares.

Puedes comer una chirimoya a diario sin problemas, siempre y cuando no lo hagas en horas nocturnas, ya que en la noche nuestro metabolismo trabaja de forma mucho más lenta, así que los hidratos de carbono no los convierte en energía, sino que estos pasan a ser grasa.

Tampoco es recomendable comer chirimoya después de haber consumido una alta proporción de carbohidratos.

8. Granada

Otra de las frutas que engordan si se consume en exceso es la granada. Esta fruta la puedes incorporar a tu régimen alimenticio siempre y cuando no abuses de su ingesta. Es una fruta con una gran concentración de hidratos de carbono, especialmente en azúcares y un contenido calórico elevado (83 kcal por cada 100 gramos de producto).

La ventaja es que esta fruta está compuesta por 80% agua, contiene diversos beneficios para la salud y no te hará aumentar de peso, siempre y cuando la consumas con moderación y realices alguna actividad física.

9. Ciruelas pasas

Unas de las frutas que más engordan son las ciruelas pasas. Las ciruelas pasas son ciruelas frescas que pasan por un proceso de deshidratación, estas se pueden obtener a partir de un proceso de desecación o mediante la acción del sol. Las ciruelas frescas no contienen un aporte calórico tan alto, pero cuando pasan por este proceso los almidones presentes pasan a ser azúcares.

Este alimento contiene un aporte calórico bastante alto, de hecho, en 100 gramos de producto, hay 239 kcal. La ventaja es que, a pesar de tener una alta concentración de hidratos de carbono, su aporte en grasa es bastante bajo.

Ninguna fruta engorda por sí sola, lo importante es saber controlar la ingesta de estas, en el caso de las ciruelas pasas es recomendable su abusar de su consumo, pues las ciruelas pasas contienen 5 veces más hidratos de carbono que las frescas.

10. Uvas

Las uvas pueden ser aliadas o tú peor enemiga en una dieta, esto dependerá del consumo y la forma en la que las consumas.

Como en el caso de la gran mayoría de las frutas, estas contienen azúcares; las uvas contienen mayoritariamente azúcar en forma de glucosa. La glucosa es un azúcar que es necesaria para nuestro organismo; sin embargo, es importante no abusar de la ingesta de azúcar.

Unas 12 o 15 uvas es la cantidad necesaria para no abusar, de hecho, esta proporción equivale a comerse una manzana. Otro punto importante es que las uvas contienen un aporte calórico diferente dependiendo de la variedad que se consuma:

  • 100 gramos de uvas blancas contienen 40 calorías.
  • 100 gramos de uvas borgoña contienen 82 calorías.
  • 100 gramos de uvas clásicas contienen 60 calorías.

Una forma de disminuir el aporte calórico de la uva o de cualquier fruta es haciendo un zumo, eso sí, sin azúcar industrial o edulcorantes. Las uvas se recomiendan en dietas détox.

Y hasta aquí nuestro artículo con las frutas que más engordan y como te hemos informado varias veces, ninguna fruta engorda si se toma con moderación y se acompaña de una dieta equilibrada y ejercicio moderado.

Ir arriba