calabacín beneficios y contraindicaciones

Calabacín: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El calabacín es una hortaliza de la que no se conoce con exactitud su lugar de origen. Aunque es un poco amargo, el calabacín aporta un sabor único y versátil a cada comida, por lo que se utiliza mucho en la cocina. A continuación, te contamos sobre los beneficios y contraindicaciones del calabacín.

Uno de los beneficios del calabacín es que su consumo puede ayudarte a tener una mejor visión gracias a su contenido en vitamina A, Vitamina C y beta-caroteno.

Una de las contraindicaciones del calabacín es que un consumo excesivo puede generar problemas gastrointestinales como la diarrea o el dolor abdominal debido a su contenido en cucurbitacinas.

Valor nutricional del calabacín

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 17 kcal
Proteínas 1,2 g
Hidratos de Carbono 3 g
Fibra 1 g
Potasio 261 mg
Fósforo 38 mg
Magnesio 18 mg
Vitamina C 18 mg
Calcio 16 mg
Sodio 8 mg
Vitamina B1, B2, B3, B5 y B6 1 mg
Zinc 0,3 mg
Folato 24 μg
Vitamina A 10 μg
Vitamina K 4 μg

Propiedades y beneficios del calabacín

1. Rico en nutrientes

El calabacín se encuentra lleno de nutrientes que necesitan tu cuerpo para funcionar correctamente. Aporta fibra, carbohidratos, proteína vegetal y una cantidad limitada de grasa y azúcar.

Una de sus mayores beneficios del calabacín es su bajo aporte calórico, ya que una taza de calabacín cocido brinda tan solo 17 calorías. Es decir, es una hortaliza magnifica para incorporar las comidas en volumen.

El calabacín es especialmente abundante en vitaminas como la vitamina A, C, K y algunas vitaminas del grupo B. Una taza de calabacín cocido puede cubrir hasta el 40% del requerimiento diario de vitamina A, mientras confiere el 14% del valor diario de vitamina C.

Esta hortaliza también proporciona minerales esenciales como el fosforo, cobre, magnesio, manganeso, etc. Su contenido de manganeso y potasio es increíble porque una taza de calabacín cubre el 16% y el 13%, respectivamente, del requerimiento diario del organismo.

Si consumes calabacín crudo o cocido, su perfil nutricional no cambia demasiado. Sin embargo, es importante que sepas que los niveles de vitamina C disminuyen en el proceso de cocción.

2. Antioxidante

beneficios del calabacínOtro de los beneficios del calabacín es que es una fuente natural de compuestos vegetales que protegen las células de los radicales libres. En el proceso metabolice, los radicales libres se producen como desechos y, al acumularse, puede desencadenar el estrés oxidativo.

Cuando tu cuerpo se encuentra sometido a elevados niveles de estrés oxidativo, las células y tejidos se ven afectado por el daño oxidativo de los radicales. De esta manera, presentas mayor riesgo a sufrir de enfermedades crónicas o daños celulares.

Sin embargo, los antioxidantes encontrados en alimentos como el calabacín, pueden marcar una diferencia notoria en tu salud y en los marcadores de estrés oxidativo encontrados en sangre.

El calabacín contiene una cantidad abrumadora de antioxidantes carotenoides como la zeaxantina, luteína y los betacarotenos. Además, proporciona otros antioxidantes como la vitamina A y C.

Uno de los beneficios del calabacín es que su ingesta frecuente puede ser clave para atenuar el riesgo a sufrir de diabetes, Alzheimer, padecimientos cardiacos crónicos, degeneración macular, etc. También ayuda a combatir las inflamaciones crónicas y retarda el proceso de envejecimiento celular.

Los antioxidantes, además, son necesarios para prevenir el padecimiento de cáncer. Según investigaciones, su consumo podría ayudar a proteger el organismo de algunos tipos de cáncer.

3. Es bueno para tu intestino

Debido a su gran contenido en agua y fibra, otro de los beneficios del calabacín es que es bueno para tu salud intestinal. Se estima que el 95% del peso del calabacín es solo agua y, por ello, es un gran aliado de una digestión saludable.

El agua es necesario para disfrutar de buenos hábitos intestinales, ya que ablanda las heces, mejora el tránsito intestinal y les confiere regularidad a las deposiciones.

La fibra soluble e insoluble del calabacín es realmente beneficiosa para el sistema gastrointestinal. La fibra soluble sirve de alimento y fuente de energía para las bacterias buenas que componen tu microbiota intestinal.

De hecho, la fibra soluble es necesaria para fortalecer las funciones de tu microflora intestinal, mientras equilibra la cantidad de bacterias no saludables encontradas en el sistema.

Las bacterias buenas de tu intestino también utilizan la fibra soluble del calabacín para sintetizar ácidos grasos de cadena corta que son indispensables para la salud intestinal porque combaten las inflamaciones y trastornos del sistema.

Por otro lado, la fibra insoluble les brinda volumen a las heces, facilita el movimiento a través del intestino y ayuda a combatir algunos problemas gastrointestinales comunes como el estreñimiento o la diarrea.

Asimismo, la fibra es necesaria para atenuar significativamente el riesgo a desarrollar cáncer colorrectal.

4. Controla el índice glucémico

Otro de los beneficios del calabacín es que puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre y es debido a su bajo índice glucémico. Esta hortaliza cuenta con una cantidad mínima de carbohidratos que no afectan el índice glicémico y que puede contribuir con el equilibrio del mismo.

De hecho, por su bajo contenido de carbohidratos, el calabacín suele ser aprovechado como una alternativa para las pastas procesadas.

De acuerdo a la evidencia científica, una dieta baja en carbohidratos es clave para mantener equilibrados los niveles de azúcar en sangre. Además, contribuye con una adecuada liberación de insulina en el cuerpo.

Este efecto ha sido observado tanto en personas sanas, como en pacientes con diabetes tipo 2. Los resultados también indican que el calabacín previene los picos posprandiales comunes después de comer.

Otro estudio realizado determinó que la fibra del calabacín ayuda a mejorar la sensibilidad a la insulina y así, disminuye uno de los factores de riesgo más importantes de la diabetes tipo 2.

5. Mantiene tu corazón saludable

Uno de los beneficios del calabacín que deberías conocer es que es magnifico para tu salud cardiovascular y puede ayudarte a controlar algunos aspectos básicos como la presión arterial y los niveles de colesterol en sangre.

El calabacín es alto en fibra dietética que se ha vinculado, en múltiples investigaciones, como la responsable de presentar menor riesgo a sufrir de afecciones cardiacas severas o crónicas.

La pectina es una fibra soluble encontrada en el calabacín y es reconocida por su influencia positiva sobre los niveles de lípidos en sangre. Se ha evidenciado que la pectina ayuda a reducir la cantidad de colesterol LDL en sangre.

Así, previene la acumulación de colesterol en las arterias y el padecimiento de arterosclerosis, eventos cerebrovasculares, formación de palca arterial, etc.

El calabacín también es una excelente fuente de potasio que puede contribuir con el control de la presión arterial. El potasio es un vasodilatador que evita la subida abrupta de la presión arterial, ya que relaja los vasos sanguíneos y promueve su ensanchamiento.

Los antioxidantes del calabacín, además, poseen cualidades cardioprotectoras que conservan y promueven la salud del sistema cardiovascular.

6. Favorece tu salud ocular

propiedades del calabacínOtro de los beneficios del calabacín es que comerlo podría ayudarte a tener una mejor visión y reducir el riesgo a sufrir de enfermedades oculares relacionadas con la edad. Esta hortaliza contiene vitamina C que protege la retina y el cristalino ante los rayos UV del sol.

Además, es rico en vitamina A y betacarotenos que penetran la retina y mejoran la visión nocturna. El consumo de ambos nutrientes podría prevenir la ceguera nocturna.

El calabacín también contiene zeaxantina y luteína que se ha vinculado con un potente efecto antioxidante. Estos antioxidantes atenúan el riesgo a sufrir enfermedades como la degeneración macular, cataratas, ceguera, etc.

Aunque los antioxidantes no puedan evitar por completo el desarrollo de diferentes enfermedades oculares, su consumo podría ser clave para retardar al máximo su aparición.

7. Contribuye con la perdida de peso

Sin duda uno de los beneficios del calabacín que más conoce la gente es que es uno de esos alimentos maravillosos para cuando quieres bajar de peso o simplemente mantenerte en tu peso ideal. Su contenido en agua y fibra, lo convierte en una hortaliza altamente saciante, por lo que te ayudará a sentirte satisfecho luego de comer.

La fibra ralentiza el vaciado estomacal y esto influye directamente sobre tu apetito y antojos. Es decir, te sentirás lleno por un tiempo prolongado y disminuirás la ingesta calórica de manera espontánea.

Además, el calabacín es increíblemente bajo en calorías, de manera que puedes incorporar en gran cantidad a tus comidas sin que afecte demasiado tu ingesta calórica diaria.

8. Fortalece tus huesos

El calabacín también será necesario para cuidar y fortalecer tus huesos. Esta hortaliza brinda una excelente cantidad de magnesio que incrementa la absorción de calcio en el organismo y, con ello, aumenta la densidad mineral ósea.

Es importante mantener una densidad mineral ósea adecuada, ya que esta le confiere la robustez y fortaleza que necesitan los huesos para sostener tu cuerpo y no fracturarse con facilidad.

Además, gracias a su contenido en Vitamina K, otro de los beneficios del calabacín es que disminuye el riesgo a sufrir fracturas, mientras mejora la absorción de calcio en el tejido óseo. Los antioxidantes de esta hortaliza también serán necesarios para evitar que el daño oxidativo desencadene enfermedades como la osteoporosis.

9. Ideal para una piel saludable

El consumo de calabacín es ideal para mantener una piel saludable y fuerte. En principio, esta hortaliza proporciona vitamina C que es necesaria para estimular la producción del colágeno.

El colágeno es una proteína estructural completamente necesaria para una piel saludable porque le aporta volumen, flexibilidad, suavidad y protección al tejido cutáneo. El colágeno también contrarresta los signos del envejecimiento como las arrugas y la flacidez.

Además, gracias a su contenido en vitamina A, otro de los beneficios del calabacín es que ha demostrado ser magnifica para la regeneración de las células de la piel. Asimismo, brinda un efecto protector a la piel ante los rayos UV del sol y el fotoenvejecimiento.

El calabacín es muy denso en otros nutrientes que promueven la salud cutánea, mejorar la circulación sanguínea y la oxigenación de la piel. Por ello, es una hortaliza indispensable para una piel sana.

Después de decirte todos los beneficios de esta hortaliza es hora de que conozcas todas las contraindicaciones del calabacín.

Contraindicaciones del calabacín

1. Alergia

Una de las contraindicaciones del calabacín es que puede ocasionar alergias alimentarias. También se ha evidenciado que comer calabacines produce una reacción alérgica cruzada en personas con alergia al polen.

La ingesta de calabacines en personas alérgicas desencadena síntomas como la hinchazón de la lengua, hormigueo en la boca, erupciones en la piel, enrojecimiento e, incluso, puede provocar anafilaxia.

2. Problemas gastrointestinales

contraindicaciones del calabacínLos calabacines contienen cucurbitacinas, siendo estas sustancias la que le confieren un sabor amargo a la hortaliza. Una de las contraindicaciones del calabacín si lo consumes en exceso es que puedes presentar problemas gastrointestinales como la diarrea y calambres estomacales. Evita exagerar con el consumo de calabacines.

3. Personas con problemas renales

Debido a su contenido en potasio y oxalatos, una de las contraindicaciones del calabacín es que su ingesta debe ser moderada en personas que sufran problemas renales.

4. Angioplastia

Existe preocupación con la ingesta de beta-caroteno y los antioxidantes en general por lo que una de las contraindicaciones del calabacín por su alto contenido en beta-caroteno es que las personas que se hayan sometido a una angioplastia deberían consumir con moderación el calabacín ya que el beta-caroteno podría interferir en la mejoría tras la operación.

5. Interacción con medicamentos

Debido a su alto contenido en beta-caroteno, otra de las contraindicaciones del calabacín es que un consumo excesivo podría disminuir la eficacia de algunos medicamentos para bajar el colesterol. Si es tu caso, te recomendamos consultar con tu médico.

Cuál es la mejor forma de comer calabacín

Vamos a la cocina y ¡Manos a la obra! El calabacín es una de las hortalizas más versátiles y que pueden servir de base para cualquier comida, funciona perfectamente como guarnición o plato principal.

Como primera opción podrías prepararlo relleno, añadiendo salsas y aliños de cualquier tipo. También resulta un acompañante perfecto para pescados y carnes.

Si te apetece algo menos elaborado, prueba incorporarlo a tortillas y ensaladas, prepara un rico aderezo con condimentos sencillos y ¡A disfrutar!

Ir arriba