Alimentos ricos en Yodo: conoce los alimentos con más yodo

El yodo es un micronutriente encontrado en la naturaleza, específicamente en la tierra y en el agua del mar. Este micromineral es muy importante para el organismo porque estimula la función tiroidea, regula el ambiente hormonal, controla el metabolismo basal y puede mejorar la salud cardiovascular.

También es posible encontrar yodo en algunos alimentos y, a continuación, te dejamos una lista de alimentos ricos en mineral yodo:

13 Alimentos ricos en Yodo

1. Algas marinas

Las algas marinas son una fuente excelente de yodo, ya que provienen de una de las áreas naturales donde se encuentra el yodo: el océano. Las algas también son muy densas en minerales, vitaminas y compuestos antioxidantes que combaten el estrés oxidativo. Además, son muy bajas en calorías.

La cantidad de yodo de las algas puede variar de acuerdo a cada tipo de alga y el lugar de donde provienen. Las algas kombu suelen ser las más densas en yodo y puede aportar hasta el 2000% del requerimiento diario del micromineral con tan solo 1 gramo de algas.

Sin embargo, también encontrarás otras algas marinas ricas en yodo como el nori y el wakame.

2. Bacalao

Otro de los alimentos ricos en yodo es el bacalao, uno de los pescados blancos más ricos que encontraras y es gracias a su suave sabor e increíble textura. El bacalao es muy denso en minerales y nutrientes, mientras que aporta una cantidad limitada de grasas y calorías.

Solo 85 gramos de bacalao pueden brindarle a tu cuerpo entre el 42% y el 66% del valor de consumo diario de yodo recomendado. Este pescado también es excelente para promover la salud y se vincula con una mejor salud cardiovascular.

3. Lácteos

Los lácteos también son una increíble fuente de yodo y, de hecho, pueden ser la principal fuente del micronutriente en la dieta diaria por lo que no podía faltar en esta lista de alimentos ricos en yodo. La cantidad exacta de yodo en los lácteos puede variar notablemente de acuerdo al ganado y el tipo de producto.

La leche podría aportar hasta el 59% del requerimiento diario de yodo por cada taza de leche. Además, la leche suele estar fortificada en diferentes vitaminas y minerales que la convierten en un aliado para la salud. Entre sus nutrientes más abundantes, destaca la densidad en calcio que podría ser clave para mantener huesos fuertes.

Por su parte, el yogurt también parece ser un excelente alimento rico en yodo que puede cubrir el 50% del valor diario de consumo de yodo recomendado. El yogurt no solo será vital para incrementar el consumo de yodo, sino que sus probióticos estimulan el microbiota intestinal y refuerzan el sistema inmune.

4. Sal yodada

La sal yodada es una de las mejores maneras de incorporar yodo en tu dieta diaria, ya que puede incorporarse a cualquier comida para darle un sabor increíble.

La sal yodada es especialmente elaborada para combatir la deficiencia de yodo, por lo que es un alimento clave. Solo un cuarto de cucharadita de sal yodada puede ofrecer hasta el 47% del requerimiento diario de yodo.

Además, la sal yodada resulta primordial para combatir problemas de tiroides, reducir la inflamación de la glándula, disminuir el riesgo a sufrir de hipotiroidismo o bocio.

5. Camarones

Otro de los alimentos ricos en yodo son los camarones, provienen del mar y sin duda son una buena fuente de yodo porque absorben el micronutriente encontrado en el mar. Tan solo 3 onzas de yodo pueden aportar suficiente yodo para cubrir el 23% del requerimiento diario de este micromineral.

Además, los camarones son muy densos en proteína de excelente calidad y cuentan con pocas calorías. También pueden aportar minerales como el selenio y el fosforo, por lo que estimula la función cerebral y el desarrollo de los huesos.

Asimismo, ofrece vitamina B12 que ayuda a mantener tus células saludables y promueve el desarrollo de las células sanguíneas.

6. Atún

Otro de los alimentos ricos en yodo que puedes incorporar a tu dieta es el atún, un pescado graso que cuenta con un perfil nutricional increíble, ya que aporta minerales y vitaminas esenciales para el cuerpo. A pesar de ser graso, es un alimento muy bajo en calorías.

Debido al contenido de grasa del atún, su contenido de yodo suele ser menor en comparación con pescados más magros. Sin embargo, 3 onzas de atún pueden cubrir hasta el 11% de la ingesta diaria de yodo recomendada.

La densidad de ácidos grasos buenos del atún lo convierten en un alimento ideal para prevenir el desarrollo de enfermedades cardiacas, mejorar el ambiente hormonal y estimular la función cerebral.

7. Huevo

De origen animal, uno de los alimentos ricos en yodo para añadir a tu dieta es el huevo, es otra buena fuente de yodo, sin embargo, su contenido varía de acuerdo al tipo de pollo. Se estima que un huevo grande es capaz de conferir al cuerpo hasta el 16% de su requerimiento diario de yodo.

Además, el huevo es muy rico en proteínas de alto valor biológico, minerales y vitaminas. A pesar de su contenido en grasa, se ha evidenciado que el consumo de huevos puede reducir el riesgo a sufrir de ciertas enfermedades cardiacas y disminuir los niveles de colesterol en sangre.

8. Ciruelas pasas

En cuanto a vegetales, uno de los alimentos ricos en yodo son las ciruelas que pueden ser es una alternativa ideal para vegetarianos o veganos. El consumo de al menos 5 ciruelas pasas puede ser capaz de cubrir el 9% del requerimiento diario de yodo en tu organismo.

Las ciruelas pasas también son muy ricas en fibra y sorbitol que combate el estreñimiento y mejora el transito intestinal. Además, destaca su contenido en vitamina A, potasio, hierro y vitamina K.

El consumo de este fruto se vincula con un sistema cardiovascular más saludable, mejor control del apetito y menor riesgo a sufrir de cáncer colorrectal.

9. Ostras

Las otras también son una excelente fuente de yodo y puede ser la mejor con respecto a los mariscos. Se estima que solo 3 onzas de ostras cocidas pueden ofrecer al cuerpo hasta el 60% del requerimiento diario de yodo, siendo casi dos tercios del valor recomendado.

Además, las otras son muy ricas en otros minerales como el calcio, zinc y cobre que resultan indispensables para incrementar la densidad ósea y evitar la aparición de problemas osteodegenerativos como la osteoporosis.

10. Arándanos

Otro de los alimentos ricos en yodo que podemos comer de postre son los arándanos, una de los pocas frutas que cuentan con un aporte significativo de yodo. Se estima que cada 4 onzas de arándanos pueden aportar hasta 400 microgramos de yodo, siendo esta cantidad mucho mayor al valor diario de yodo recomendado.

Además, los arándanos son increíblemente densos en antioxidantes que combaten el estrés oxidativo, previenen el envejecimiento y reducen el riesgo a sufrir ciertas enfermedades como el Alzheimer. En este artículo puedes consultar todos los beneficios y contraindicaciones de los arándanos.

11. Fresas

Estamos de suerte ya que en la lista de alimentos ricos en yodo encontramos las fresas que, no solo son deliciosas sino que también son ideales para incorporar yodo en tu dieta diaria. Solo una taza de fresas puede brindar a tu cuerpo hasta el 10% del requerimiento diario de yodo que necesita tu cuerpo para mantenerse saludable.

Este fruto también es muy rico en fibra que puede estimular el tránsito intestinal y combatir problemas como el estreñimiento. Además, su contenido en vitamina C y antioxidantes ayuda a reforzar el sistema inmunológico.

12. Frijoles blancos

Los frijoles blancos es una de las legumbres más densas en yodo que encontraras en la naturaleza. Tan solo media taza de frijoles blancos cocidos aporta casi el 30% del requerimiento diario de yodo.

Esta legumbre, además, es una fuente importante de fibra que estimula la función digestiva, fortalece el microbiota intestinal y disminuye el riesgo a sufrir de cáncer colorrectal.

13. Brócoli

El brócoli cuenta con un aporte aceptable de yodo, siendo una de las fuentes vegetales más nutritivas. Se estima que cada 100 gramos de brócoli pueden conferirle al cuerpo un poco más del 10% del valor de consumo diario de yodo recomendado.

Debido a que es una vegetal crucífero, el brócoli también es muy denso en antioxidantes, vitamina A, vitamina C, fibra y minerales que promueven el buen funcionamiento del organismo.