miel beneficios y contraindicaciones

Miel: propiedades, beneficios y contraindicaciones

La miel es una sustancia pegajosa y muy dulce que es producida por las abejas a partir del néctar de las flores. Este fluido se ha utilizado desde la antigüedad como un endulzante natural y en la medicina tradicional. A continuación, te detallamos cuales son los beneficios y contraindicaciones de la miel.

Debido a su contenido en antioxidantes de alta calidad, uno de los beneficios de la miel es que su ingesta contribuye a tener una buena salud cardiovascular debido a que la miel promueve la relajación de los vasos sanguíneos que ayudar a bajar nuestra presión arterial.

Una de las contraindicaciones de la miel que deberías conocer, es que una ingesta excesiva puede generar sobrepeso e incluso la posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2, es por eso que recomendamos un consumo moderado.

Valor nutricional de la miel

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 304 kcal
Hidratos de Carbono 82,5 g
Calcio 6 mg
Potasio 52 mg
Fósforo 4 mg
Magnesio 2 mg
Hierro 0,4 mg
Sodio 4 mg
Vitamina C 0,5 mg
Vitamina B2, B3, B5 y B6 0,25 mg
Selenio 0,8 μg
Fluoruro 7 μg
Folato 2 μg

Propiedades y beneficios de la miel

1. Es rica en nutrientes y compuestos vegetales

La miel destaca por ser una alternativa natural magnifica para sustituir la azúcar de mesa y es debido a su densidad en compuestos beneficiosos para la salud.

Una cucharada de miel aporta 64 calorías y un total de 17 gramos de azúcar que se presentan en forma de glucosa, sacarosa, maltosa y fructosa. Es decir, su contenido en azúcar sigue siendo bastante elevado.

Sin embargo, la miel también esta cargada de vitaminas y minerales que podrán promover tu bienestar. Se estima que una cucharada de miel podría contener trazas de minerales y vitaminas que contribuyen con el requerimiento diario de cada nutriente.

La miel, además, es increíblemente densa en compuestos vegetales bioactivos conocidos como antioxidantes. Los antioxidantes de la miel protegerán tu cuerpo ante el estrés y el daño oxidativo.

2. Antioxidante

beneficios de la mielLos antioxidantes son indispensables para la salud y, por suerte, la miel se encuentra impregnada de ellos. Uno de los beneficios de la miel por su buena cantidad en antioxidantes tipo fenólicos y ácidos es que ayuda a neutralizar los radicales libres acumulados en el organismo.

Los antioxidantes son vitales para el cuerpo porque previenen el daño oxidativo y atenúan el riesgo a que este provoque enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes, las afecciones cardiacas, etc.

Mantener tu cuerpo elevado en antioxidantes será clave para mantener tus células protegidas y saludables. Además, los antioxidantes son clave para retardar el proceso de envejecimiento y evitar que se presente de manera prematura.

Según investigaciones, mientras más concentrada u oscura sea la miel, mayor será su contenido en antioxidantes.

3. Es una alternativa para diabéticos

Las personas con diabetes suelen presentar resistencia a la insulina y niveles de azúcar en sangre demasiados elevados, por lo que deben evitar al máximo la ingesta de azúcar de mesa.

Para ellos, la miel es una excelente alternativa natural que endulza, pero que no es tan dañina como la azúcar refinada. De acuerdo a investigaciones, la miel no afecta el índice glucémico en la magnitud que lo hace la azúcar refinada y su aporte calórico es ligeramente menor.

Además, la miel se encuentra llena de antioxidantes y nutrientes que podrían reducir el riesgo a sufrir complicaciones de la diabetes como afecciones cardiacas. Uno de los beneficios de la miel es que también contribuye a mejorar algunos factores de riesgos como los niveles de colesterol en sangre.

Sin embargo, no se debe exagerar con su consumo porque podría generar efectos contrarios.

4. Contribuye con tu salud cardiovascular

Por su contenido en nutrientes, uno de los beneficios de la miel es que pueden ayudarte a mejorar significativamente tu salud cardiovascular. En principio, los antioxidantes de este fluido son capaces de promover la relajación de los vasos sanguíneos, de manera que disminuya la presión arterial.

Asimismo, los antioxidantes protegen el tejido cardiovascular el daño oxidativo que puede influir negativamente sobre la salud cardiaca. También previene daños en los vasos sanguíneos y atenúa el riesgo a sufrir de eventos cerebrovasculares, presión arterial alta, rupturas vasculares, etc.

Por otro lado, se ha evidenciado que otro de los beneficios de la miel es que mejora los niveles de colesterol total en sangre. En un estudio realizado, se observó que el consumo frecuente de miel podía reducir hasta en un 5,8% los niveles de colesterol LDL.

Además, los resultados apuntaron que la miel también podía aumentar en un 3,3% el colesterol HDL, de manera que este contribuía con el control del colesterol LDL. Dicha investigación también confirmó que la miel podía atenuar eficazmente los niveles de triglicéridos en sangre.

Al mantener tus niveles lipídicos en sangre controlados, reduces el riesgo a sufrir de arterosclerosis, placa arterial, eventos cerebrovasculares, enfermedades coronarias, insuficiencia cardiaca, hipertensión arterial, etc.

5. Acelera la curación de heridas

propiedades de la mielUno de los beneficios de la miel más conocidos es su capacidad para agilizar la curación de heridas de todo tipo. Los científicos atribuyen este efecto a sus cualidades antibacterianas, antinflamatorias y antioxidantes que ayudan a recuperar el tejido dañado.

Los ensayos clínicos al respecto han sido muy diversos y los resultados han sido favorecedores: aplicar miel tópicamente podría acelerar la curación de quemaduras, ulceras de los pies de diabéticos, heridas, superficiales, etc.

Los antioxidantes de la miel también promueven la regeneración de los tejidos lesionados, por lo que es magnifica para curar, regenerar y mantener tus tejidos saludables.

También se cree que la miel es clave para apoyar el tratamiento en enfermedades cutáneas como la psoriasis o la dermatitis atópica.

6. Antibacteriano y antimicótico

Uno de los beneficios de la miel es que resulta ser una sustancia natural con cualidades antibacterianas y antimicóticas. Según los científicos, esto ocurre debido a que la miel contiene peróxido de hidrogeno que es un antiséptico muy eficaz para eliminar microorganismos.

Además, la miel se encuentra colmada de antioxidantes que también combaten e inhiben el crecimiento de bacterias, hongos y otros microorganismos perjudiciales para la salud.

Las cualidades antisépticas de la miel podrían ayudarte a combatir infecciones y prevenir el crecimiento de cepas bacterianas en tu organismo. Además, es útil para limpiar heridas.

7. Es bueno para tu microbiota intestinal

La miel actúa como un prebiótico que estimula el crecimiento de cepas bacterianas saludables en tu intestino. La microflora intestinal utiliza los prebióticos como fuente de energía para equilibrar y aumentar la cantidad de bacterias buenas en el tracto gastrointestinal.

Mantener tu microbiota intestinal fortalecido es vital para estimular la inmunidad del sistema, mejorar la digestión, incrementar la síntesis de ácidos grasos de cadena corta, reducir las inflamaciones crónicas y prevenir infecciones.

8. Es magnifico para tu sistema respiratorio

Otro de los beneficios de la miel es que parece ser un gran aliado de tu sistema respiratorio porque puede ayudar a combatir algunos problemas comunes. Se ha evidenciado que las cualidades antioxidantes, antibacterianas y antisépticas de la miel pueden atenuar los síntomas de la fiebre de heno y alergias.

Asimismo, se reconoce como un remedio natural increíble para combatir la tos y mejorar la respiración. De acuerdo a investigadores, la miel es clave para aliviar la tos nocturna en niños mayores y promover un sueño reparador.

Artículos sobre la miel

Después de enterarse de todos sus beneficios, es hora de que conozcas las contraindicaciones de la miel.

Contraindicaciones de la miel

1. Pacientes diabéticos

La miel es una excelente alternativa natural para endulzar tus comidas, sin embargo, debe ser ingerida con mucho cuidado. Este fluido contiene una carga de azúcar y calorías importantes que, en exceso, podría afectar significativamente la salud de pacientes diabéticos.

Una de las contraindicaciones de la miel si consumes demasiado miel y tienes diabetes, es que podrías presentar un descontrol importante del índice glucémico y un mayor riesgo a sufrir de obesidad, afecciones cardiacas, inflamaciones crónicas, etc.

También aumenta el riesgo a presentar complicaciones de la enfermedad como la neuropatía, etc. Evita los excesos y, de ser posible, limita al mínimo la ingesta de miel y azúcar refinada.

2. Sobrepeso, obesidad y diabetes

contraindicaciones de la mielAunque la miel contiene nutrientes fundamentales que benefician la salud, también posee una densidad calórica elevada y un contenido en azúcar natural bastante alto.

Una de las contraindicaciones de la miel cuando exageras constantemente su consumo es que aumentas el riesgo a ingerir más calorías de las que tu cuerpo necesita. Así, tu cuerpo guarda las calorías excesivas como tejido adiposo e incrementa el riesgo a sufrir de sobrepeso u obesidad.

Otra de las contraindicaciones de la miel es que un consumo excesivo de miel también podría ser el causante de diabetes tipo 2 o prediabetes, ya que su contenido de azúcar altera el índice glucémico, provoca picos posprandiales y puede afectar la sensibilidad a la insulina.

Es vital limitar la cantidad de miel que ingieres diariamente y así, prevenir el desarrollo de estos problemas.

3. Botulismo

La miel contiene prebióticos que resultan beneficios para el sistema gastrointestinal, sin embargo, también posee otro tipo de bacterias dañinas como el Clostridium botulinum.

Dicha cepa bacteriana es la responsable de producir el botulismo en bebés, una de las contraindicaciones de la miel es que puede desencadenar botulismo generando síntomas como la perdida de control de la cabeza, respiración lenta, parpados caídos, letargo, parálisis en miembros inferiores, etc. Esta completamente contraindicado el consumo de miel en niños menores de un año.

En adultos también puede provocar el botulismo con síntomas como la debilidad muscular, visión borrosa, estreñimiento, etc. Si sientes alguno de estos síntomas, lo mejor será consultar con tu médico.

¿La miel engorda o ayuda a adelgazar?

La miel puede ser de gran ayuda para adelgazar, ya que tiene la capacidad de saciar la ansiedad o los antojos por comer cosas dulces, además de que su nivel de calidad es mayor al del azúcar refinado y no produce dependencia, así que conviene usarla para reemplazar bebidas y comidas.

Sin embargo, no se debe exceder su uso, pues podría generar el aumento de peso debido a su contenido de azúcares.

Es por eso que recomendamos tomar máximo tres cucharas de café al día para podernos beneficiar de todas las propiedades de la miel sin pasarnos consumiendo calorías.

5 recetas riquísimas con miel para añadir a tu dieta

La miel no solo es un endulzante, también puede servir como ingrediente de preparaciones tanto dulce como saladas, aporta un sabor único a diversos platos además de poder disfrutar de todos sus beneficios a la salud. Después de conocer las propiedades de la miel más importante es hora de que sepas algunas de las mejores recetas con miel:

  • Berenjenas con miel: cortar las berenjenas en tiras grandes y ponerlas en agua con sal, mezclar agua, harina y sal hasta que esté espesa y sumergir allí las berenjenas, después freírlas con aceite y una vez listas rociarlas con miel.
  • Pollo asado con miel: mezclar el jugo de limón con salsa de soja y miel y cubrir con la mezcla las pechugas de pollo. Después hornear durante 30 minutos, rociándolo varias veces con la salsa para evitar se seque, servir con miel.
  • Galletas con miel: mezclar huevos, aceite, azúcar y miel, esencia de vainilla, ralladura de limón, harina y polvo de hornear, con la masa resultante hacer bolas pequeñas, cubrirlas con azúcar de caña y hornear en una bandeja durante 10 o 15 minutos hasta que se doren.
  • Tarta de manzana y miel: preparar la masa para tarta y poner en una bandeja, pelar y cortar las manzanas en gajos, poner mermelada sobre la masa y ubicar los gajos de manzana, cubrir con miel y azúcar y hornear durante media hora.
  • Helado de miel y nueces: calentar la leche, nata y miel y un poco de vainilla, dejar hervir y enfriar en la nevera durante media hora, luego batir con la máquina heladora o congelar e ir removiendo hasta lograr la consistencia de helado, sumar las nueces y listo.
Ir arriba