anacardos beneficios y contraindicaciones

Anacardos: propiedades, beneficios y contraindicaciones

Los anacardos son frutos secos provenientes de un árbol originario de Centroamérica. También puede ser reconocido en algunos países como merey, marañón o nuez de la India. Al igual que el resto de los frutos secos, los anacardos conservan un perfil nutricional bastante atractivo y beneficioso par el bienestar humano. A continuación, te detallamos los beneficios y contraindicaciones de los anacardos.

Uno de los grandes beneficios de los anacardos (y de la mayoría de frutos secos) es que son un gran aliado a la hora de combatir la anemia debido a su alto contenido en hierro.

Una de las contraindicaciones de los anacardos es que un consumo excesivo puede generar sobrepeso debido a que es un alimento muy calórico por lo que recomendamos un consumo moderado y a ser posible secos y bajos en sal.

Valor nutricional de los anacardos

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 574 kcal
Proteínas 15,3 g
Hidratos de Carbono 32,7 g
Fibra 3 g
Grasas 46,4 g (de los cuales 9,16 son grasas saturadas)
Calcio 45 mg
Hierro 6 mg
Magnesio 260 mg
Fósforo 490 mg
Potasio 565 mg
Sodio 16 mg
Zinc 5,6 mg
Cobre 2,22 mg
Vitamina B1 0,2 mg
Vitamina B2 0,2 mg
Vitamina B3 1,4 mg
Vitamina B5 1,22 mg
Vitamina B6 0,25 mg
Vitamina E 0,92 mg
Selenio 11,7 μg
Folato 69 μg
Vitamina K 34,7 μg

Propiedades y beneficios de los anacardos

1. Son muy nutritivos

Uno de los beneficios de los anacardos es que son muy nutritivos y le confieren al organismo alguno de sus nutrientes más importantes. Estos frutos secos brindan los macronutrientes indispensables: buena cantidad de carbohidratos, proteína vegetal y grasas. Los anacardos también brindan abundante fibra.

A pesar de que los anacardos resultan ser elevados en grasas, la mayoría son grasas insaturadas que no resultan ser perjudiciales para el organismo, sino que, por el contrario, lo benefician.

Los anacardos son increíblemente altos en minerales como el cobre, magnesio, manganeso, zinc, fosforo, hierro, selenio, entre otros. Tan solo una onza de anacardos puede cubrir el 67% del requerimiento diario de cobre, mientras aporta el 20% de las necesidades diarias de magnesio y manganeso.

Este fruto seco también aporta abundante vitamina K y vitaminas del grupo B como la vitamina B6 y la tiamina. Una onza de anacardos proporciona el 10% del valor diario de tiamina, mientras que cubre el 8% de las necesidades diarias de vitamina K.

Su buen contenido en triptófano lo convierte en uno de los mejores frutos secos para la noche ya que el triptófano favorece la regulación del ciclo del sueño ayudando a combatir el insomnio.

2. Antioxidante

beneficios de los anacardosLos anacardos se encuentran llenos de algunos compuestos vegetales con cualidades antioxidantes que, sin duda, logran beneficiar al organismo. Los antioxidantes se encargan de neutralizar los radicales libres acumulados en el organismo, de tal forma que contrarresta sus negativos efectos sobre ele bienestar general.

Se ha evidenciado que la acumulación de radicales libres es un desencadenante importante del estrés oxidativo. El daño oxidativo puede ser mortal, ya que eleva el riesgo a desarrollar afecciones crónicas como la diabetes, Alzheimer, cáncer, problemas cardiacos, etc.

Sin embargo, la densidad antioxidante de los anacardos puede prevenir estas consecuencias. Estos frutos secos proporcionan carotenoides y polifenoles que combaten los radicales libres, protegen el ADN celular y disminuyen las inflamaciones crónicas del cuerpo.

De hecho, uno de los beneficios de los anacardos por su gran contenido en antioxidantes es que podrían jugar un papel fundamental para prevenir y retardar el proceso de envejecimiento celular.

Las investigaciones han demostrado que los anacardos presentan una actividad antioxidante repotenciada cuando se consumen tostados y, por ello, se recomienda ingerirlos de esa forma.

3. Te ayuda a bajar de peso

Aunque los anacardos no parecen ser la mejor opción durante un plan de perdida de peso, los científicos explican que esto es un mito. Una onza de anacardos proporciona 157 calorías, sin embargo, estas no son completamente absorbidas por el cuerpo.

Esto ocurre debido a que solo el 84% de las calorías de los anacardos es asimilado por el cuerpo, ya que el resto del aporte calórico suele quedar atrapado en la fibra no digerible del fruto seco.

Es decir, tu cuerpo no es capaz de absorber por completo las calorías y, por ende, no estas ingiriendo demasiadas calorías. Asimismo, uno de los beneficios de los anacardos es que brindan proteína y fibra que es clave para mantenerte en tu peso ideal.

La fibra retarda el proceso de vaciado estomacal, por lo que produce una sensación de saciedad que puede permanecer durante un tiempo prolongado. Mientras tanto, la proteína vegetal es compleja de digerir y esto fomenta una mayor plenitud.

En consecuencia, uno de los beneficios de los anacardos es que su ingesta podría ser de gran ayuda para disminuir la ingesta calórica y los antojos entre comidas. Sin embargo, es importante comer estos frutos secos con moderación porque los excesos podrían influir negativamente sobre tu índice de grasa corporal.

4. Promueve la salud cardiovascular

Por su gran contenido en antioxidantes y grasas insaturadas, uno de los beneficios de los anacardos es que promueven tu salud cardiovascular y disminuyen el riesgo a sufrir de afecciones cardiacas crónicas.

En un estudio realizado, comer anacardos con frecuencia se vinculó con mejores niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Los resultados demostraron que estos frutos secos ayudaban a disminuir los niveles de colesterol LDL, mientras incrementaban la cantidad de colesterol HDL en sangre.

Este efecto de los anacardos atenúa el riesgo a desarrollar padecimientos como la arterosclerosis, eventos cerebrovasculares, placa arterial, insuficiencias cardiacas, etc.

Los anacardos también son importantes para controlar la presión arterial y se cree que es debido a su efecto sobre el control del colesterol en sangre. Al reducir el colesterol y los triglicéridos en sangre, los anacardos también previenen la formación de la placa arterial, siendo este uno de los factores desencadenantes de la hipertensión.

Los antioxidantes de este fruto seco, además, cuida el sistema del daño oxidativo y los radicales libres. Así, los anacardos se convierten en un gran aliado para disfrutar de una optima salud cardiaca.

5. Controla los niveles de azúcar en sangre

propiedades de los anacardosOtro de los beneficios de los anacardos es que comer este fruto seco puede ayudarte a controlar tu índice glucémico y prevenir el riesgo a sufrir de diabetes tipo 2, según explican los científicos. La abundante fibra dietética de los anacardos retarda la absorción intestinal de glucosa y, con ello, mantiene estables los niveles de azúcar en sangre.

Según las investigaciones, la fibra contenida en los anacardos es capaz de prevenir los picos posprandiales producidos después de comer, incluso si has consumido una cantidad importante de carbohidratos.

Además, su efecto estabilizante en los niveles de glucosa en sangre es clave para atenuar algunos factores de riesgo para la diabetes tipo 2, tales como la resistencia a la insulina o los picos glucémicos.

Los anacardos también pueden ser excelentes para pacientes diabéticos porque sus grasas insaturadas protegen el corazón y disminuyen el riesgo a sufrir de sufrir padecimientos cardiacos crónicos.

6. Fortalece tus huesos

Debido a su aporte en nutrientes primordiales como el magnesio, cobre y la vitamina K, uno de los beneficios de los anacardos es que pueden ser ideales para mantener tus huesos saludables y fuertes.

El magnesio es clave para incrementar la tasa de absorción de calcio en el organismo y en el tejido óseo. Es decir, ayuda a que el hueso absorba el calcio y así, aumente su densidad mineral ósea.

El cobre de los anacardos también es fundamental para la salud de los huesos porque contribuye con una adecuada densidad mineral ósea y disminuye el riesgo a que el hueso se degenere como consecuencia del envejecimiento.

Además, el cobre estimula la síntesis y el mantenimiento del colágeno y la elastina que estructuran los tejidos del cuerpo. Esto te asegura una reparación más rápida del tejido conectivo dañado y el fortalecimiento del tejido óseo.

Sin duda, es un fruto seco indispensable en personas con mayores probabilidades a desarrollar osteoporosis o enfermedades de las articulaciones.

7. Excelente fuente de cobre

El cobre es un oligoelemento que genera múltiples beneficios para la salud y los anacardos son una buena fuente de este mineral. Tan solo una onza de anacardos confiere el 67% del requerimiento diario de cobre, por lo que es una de las mejores fuentes alimenticias.

El cobre es utilizado por tus células para obtener energía y mejora la asimilación de hierro en el cuerpo. También es un nutriente indispensable para el mantenimiento del colágeno y la elastina del cuerpo, de tal forma que agiliza el proceso de reparación del tejido conectivo y refuerza los diferentes tejidos del organismo.

De hecho, este efecto lo convierte en un gran aliado de la salud cardiovascular porque contribuye con unos vasos sanguíneos saludables y flexibles. El cobre, además, estimula la inmunidad del cuerpo y atenúa el riesgo a sufrir de infecciones.

Mantener un consumo adecuado de cobre podría prevenir la osteoporosis, anemia, rupturas vasculares, etc. Por suerte, incorporar anacardos en tu dieta diaria será de gran ayuda. Infórmate de los mejores alimentos para la anemia.

Ahora que ya te has enterado de todos sus beneficios, es momento de que conozcas todas las contraindicaciones de los anacardos.

Contraindicaciones de los anacardos

1. Altos niveles de grasa o sal

Es común encontrar anacardos tostados en el supermercado, sin embargo, la mayoría de estas versiones tostadas son muy altas en grasas saturadas y una cantidad exorbitante de sal.

Una de las contraindicaciones de los anacardos si los consumes en exceso y con frecuencia este tipo de anacardos tostados, aumenta el riesgo a que sufras de problemas cardiacos, hígado graso no alcohólico, hipertensión, etc.

Asegúrate de comprar anacardos secos pero bajos en grasa, sal y demás compuestos químicos perjudiciales.

2. Deficiencias nutricionales

contraindicaciones de los anacardosAsí como los anacardos son densos en nutrientes beneficiosos para la salud, también contiene algunos antinutrientes. Una de las contraindicaciones de los anacardos por su alto contenido en fitatos es que su consumo puede afectar la asimilación de vitaminas y minerales en el organismo.

La ingesta frecuente y exagerada de fitatos puede desencadenar deficiencias nutricionales importantes e, incluso, generar cuadros de desnutrición. Esto también dependerá de tu dieta diaria y los alimentos que la complementan.

3. Alergias

Otra de las contraindicaciones de los anacardos es que también producen alergias alimentarias. De hecho, las personas alérgicas a otras nueces de árbol como las avellanas, tienen un riesgo mayor a ser alérgicos a estos frutos secos.

Es importante evitar su consumo si eres alérgico, ya que desencadena hinchazón, erupciones en la piel, dificultad para respirar, anafilaxia, etc. Si los consumes por primera vez, asegúrate de no ser alérgico a otro fruto seco similar.

4. Problemas estomacales

Otra de las contraindicaciones de los anacardos es que es un alimento de difícil digestión por lo que recomendamos un consumo moderado y masticarlos bien para facilitar su digestión. Entre los problemas más comunes está el hinchazón y dolores abdominales.

5. Sobrepeso

Otro de las grandes contraindicaciones de los anacardos es que un consumo exagerado puede generar un aumento de peso debido a su alto valor calórico y es por eso que recomendamos un consumo moderado de este fruto seco para poder beneficiarnos de todas sus propiedades.

5. Envenenamiento

Aunque se recomienda el consumo de anacardos “crudos”, no deben ser consumidos por seres humanos porque contienen una toxina llamada urushiol. Dicha toxina se encuentra presente en la hiedra venenosa y puede desencadenar un cuadro de envenenamiento en el cuerpo. Además, se ha evidenciado que provoca reacciones cutáneas severas.

Los anacardos cocidos al vapor suelen ser considerados como los anacardos “crudos”, sin embargo, la exposición al calor ha eliminado por completo la toxina venenosa de este fruto seco.

¿Cuál es la mejor forma de tomar anacardos?

Después de conocer todos los beneficios de los anacardos, te vamos a explicar varias formas saludables de comerlos:

Los anacardos son muy utilizados en la cocina oriental, que es donde se han encontrado docenas de formas de integrarla a los alimentos. Y su sabor es realmente espectacular, ahora para quienes todavía se van a trever a consumir este tipo de alimentos se debe considerar las siguientes formas.

  • Leche de anacardos: una fantástica sustitución de lácteos. En 800 mililitros de agua se deberán de remojar 150 gramos de anacardo crudo. Se deja reposar por unos 30 minutos y luego se deberá de licuar. Esta leche se puede conservar de forma natural por dos o tres días.
  • Ensaladas de invierno: es una de las formas más saludable de incluir los anacardos dentro de la alimentación diaria. Las recetas de ensaladas de invierno solamente se puede añadir unos 100 a 200 gramos de este fruto y se puede complementar con manzana, zanahorias o calabazas.
  • Anacardos tostados: una de las formas más saludables es comer 30 gramos de este fruto seco entre horas para beneficiarse de las propiedades que aporta este fruto seco. Sin duda, es la que me atrevo a recomendar más.

¿Los anacados engordan o ayudan a adelgazar?

El anacardo no es un alimento que engorde en las cantidades adecuadas, en este caso puede aportar unas 160 calorías cuando solamente se consumen unas 18 unidades de este fruto seco. El detalle es que se contiene menos fibras si lo comparamos con las almendras. Por lo tanto, ayuda a adelgazar en cantidades moderadas. Es lo que se debe conocer respecto a este alimento que es muy delicioso, eso no es algo que se pueda negar.

¿Cuántos anacardos puedo comer al día?

Debido a su alto valor calórico se recomienda comer de 15 a 20 anarcados al día que equivaldrían a 30 gramos. Con esta cantidad, disfrutarás de todos los beneficios que aporta este fruto seco además de ingerir una cantidad de calorías controlada siempre y cuando lleves una dieta equilibrada.

Ir arriba