frutos secos por la noche

¿Frutos secos por la noche? Conoce los mejores

En la dieta moderna, el consumo de frutos secos ha aumentado, sobre todo, porque aparte de su agradable sabor, tienen una gran incidencia en la salud física. Los frutos secos son muy digestivos si se toman con moderación, ayudan a combatir el estreñimiento y, además, preservan el peso corporal.

El organismo tiende a ser complejo y, por eso, si deseas consumir frutos secos en horas nocturnas, debes tener muy en cuenta la calidad de tu proceso digestivo y el tipo de fruto seco que vas a consumir.

Durante el día, el metabolismo y el ácido estomacal se sienten preparados para absorber todos los nutrientes que el organismo requiere. Durante la noche, el cuerpo requiere descanso y procura eliminar todos los sobrantes para comenzar de nuevo.

Cuando se duerme, el hígado tiende a depurarse, eliminando todo lo que no le haga falta. Este proceso casi siempre se cumple entre las diez de la noche y cuatro de la mañana. Por ello, el acostarse tarde rompiendo el descanso nocturno no es aconsejable.

¿Se pueden comer frutos secos por la noche o mejor por la mañana?

Antes de informarte si se pueden comer frutos secos por la noche vamos a hablar de la cena. Hay que acostumbrarse a cenar temprano o dos horas antes de irnos a dormir para evitar acostarnos haciendo la digestión (irse a dormir haciendo la digestión hará que nos cueste más dormirnos). También debes acostumbrarte a cenar cosas livianas que no necesiten largos procesos de digestión. Evita la cafeína, el alcohol, los productos azucarados y refinados, las frutas ácidas y el picante.

Científicamente ha logrado determinarse que el consumo de frutos secos debe hacerse preferiblemente durante la mañana, incluso se considera que hasta las seis de la tarde aproximadamente, son bien digeridos por el organismo. Si quieres consumir frutos secos por la noche debes hacerlo con mucha moderación y nosotros te recomendamos tres frutos secos que son ideales para consumir antes de dormir como son las almendras, las nueces y los cacahuetes.

¿Cuáles son los mejores frutos secos para comer por la noche?

Almendras

Las almendras son una gran fuente de minerales como el potasio (860 mg), fósforo (510 mg), magnesio (258 mg) y calcio (254 mg) por lo que deberías pensar seriamente en incluirlas en tu dieta. Además, varios estudios han demostrado que las almendras aumentan la producción de la melatonina, la hormona encargada de regular el sueño. Además, es una excelente fuente de folato o vitamina B9 (96 µg), vitamina muy recomendada para mujeres embarazadas ya que reduce el riesgo de malformaciones en el feto.

Otro de los frutos secos que se pueden comer por la noche son las nueces. Este fruto seco es una excelente fuente de triptófano y vitaminas del tipo B, un aminoácido que favorece la producción de melatonina, la famosa hormona que regula los ciclos de sueño. Además, comer 3 o 6 nueces por la noche aportarán a tu cuerpo gran contenido en minerales como el fósforo o el magnesio. Su alto contenido en potasio convierten a las nueces en un gran alimento para reducir la tensión arterial alta.

Cacahuetes

Los cacahuetes son una buena fuente de triptófano por lo que son otro de los frutos secos que puedes comer por la noche antes de dormir. Su aporte en triptófano hará que nuestro cuerpo produzca serotonina, la hormona de la felicidad. La ingesta de cacahuetes está muy recomendada en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia debido a su alto contenido en folato (250 μg). Su contenido en zinc es ideal para tener un sistema inmunitario fuerte que reducirá el riesgo a sufrir enfermedades como el resfriado.

Pistachos

Los pistachos son uno de los frutos secos que se pueden comer por la noche más recomendados ya que es el fruto seco con más melatonina así que son ideales para vencer problemas de insomnio. Además, los pistachos es una gran fuente de minerales como el potasio (1.025 mg), el fósforo (490 mg) y Cobre. De hecho, gracias a su buen contenido en fósforo y calcio, es un excelente alimento para tener unos dientes y huesos fuertes.

Los pistachos también son una excelente fuente de vitaminas del tipo B donde destaca su aporte en vitamina B3 (1,7 mg) y B6 (1,7 mg) por lo que son una excelente opción para combatir la anemia. También son una buena fuente de vitamina E (2,4 mg), vitamina ideal para tener un sistema inmunitario fuerte.

Anacardos

Los anacardos son otro de los frutos secos que puedes comer por la noche debido a su buen aporte en triptófano, un aminoácido que favorece la producción de serotonina, un neurotransmisor responsable de producir melatonina, la proteína encargada de regular el ciclo del sueño. Pero no solo debes comerlo porque puede ayudar a que duermas mejor, este fruto seco es una excelente fuente de Manganeso, Zinc y vitamina K, tres nutrientes clave para la coagulación de la sangre y la cicatrización de las heridas.

Además, gracias a su buen contenido en Calcio, Manganeso y Vitamina K, el consumo de anacardos favorece nuestra salud ósea reduciendo el riesgo de sufrir fracturas.

Ahora que ya sabes que frutos secos puedes comer por la noche, te vamos a dar algunos consejos.

Los frutos secos y su consumo

Los frutos secos son muy saludables, ya que poseen vitaminas y minerales y su consumo debe ser alternado para que el organismo no se sature y produzca rechazo. Por ejemplo, una noche puedes comer almendras, la otra noche cacahuetes, la otra nueces…

Selecciona la cantidad: debes tener en cuenta que no es igual consumir 100 gramos, que medio kilo al día. Esto significa que cuando hagas la selección, escoge unos cuantos que pueden ser 5 almendras, 10 cacahuetes, 4 nueces u 8 pistachos. Si te excedes en su consumo, tu organismo puede verse afectado, ya que su digestión se hará más lenta, debido a que, si son consumidos con otros alimentos, no será fácil digerirlos. Además, un consumo excesivo de frutos secos combinado con una mala dieta puede generar sobrepeso.

Ojo con la deshidratación: si vas a consumir frutos secos te aconsejamos que bebas bastante agua después de comerlos ya que sino pueden ocasionarte algún tipo de deshidratación, ya que estos tomarán el agua de tu organismo y te arriesgas a la aparición de síntomas como: insomnio, estreñimiento, inflamación abdominal, piel seca, mala digestión, ansiedad, boca seca, perturbación del sueño, hipertensión arterial, articulaciones afectadas, unas quebradizas, poca concentración y pérdida de la memoria.

¿Cuántos frutos secos puedo comer durante la semana?

Esta dieta es altamente conocida porque ayuda en la prevención de diversos trastornos, incluyendo el sistema cardiovascular. Referente a la ingesta más recomendada de frutos secos diariamente, en el caso de un adulto sano que no tenga sobrepeso ni obesidad, es de 3 a 7 raciones a la semana, lo cual significa una porción diaria de una ración al día. Cuando hablamos de una ración hablamos de unos 20 o 30 gramos.

Ir arriba