Melón beneficios y contraindicaciones

Melón: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El melón está considerado como un fruto altamente refrescante, gracias a su alto contenido de agua. Su exquisito dulzor y jugosidad lo diferencia del resto de las frutas y una de sus principales ventajas es que puede conseguirse con frecuencia durante todo el año. En este artículo te vamos a informar de todos los beneficios y contraindicaciones del melón.

Entre los numerosos beneficios del melón destaca que es una fruta hidratante debido a que su composición alcanza un 85% de agua. Asimismo, destaca por su baja concentración de calorías, factor que la convierte en una fruta ideal para adelgazar de forma saludable.

Una de las contraindicaciones del melón si su ingesta es desmedida es que puede provocar alteraciones gastrointestinales en algunas personas. De igual manera, su contenido de fructosa puede ser perjudicial para individuos que padecen de colon irritable, por lo que deben valorarse estos elementos antes de consumirlo.

Tabla nutricional del melón

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 38 kcal
Proteínas 0,82 g
Hidratos de Carbono 8,7 g
Fibra 0,8 g
Calcio 9 mg
Hierro 0,38 mg
Magnesio 13 mg
Fósforo 17 mg
Potasio 157 mg
Sodio 30 mg
Zinc 0,44 mg
Vitamina C 10,9 mg
Cobre 0,085 mg
Vitamina B1 0,049 mg
Vitamina B2 0,027 mg
Vitamina B3 0,69 mg
Vitamina B5 0,085 mg
Vitamina B6 0,04 mg
Selenio 1,7 μg
Folato 14 μg
Vitamina A 232 μg
Vitamina K 2,7 μg

Propiedades y Beneficios del melón

1. Contribuye a regenerar la piel y proporciona vitalidad

Estudios científicos han determinado que uno de los beneficios del melón es que su ingesta contribuye significativamente a regenerar la piel, gracias a su alto contenido de colágeno, una proteína que colabora en la recuperación de la piel y los tejidos, permitiendo mantener la juventud, lo que se traduce en un excelente aspecto físico.

Este sano alimento, además de su rico e inigualable sabor, contribuye en la lozanía de la piel, evitando el envejecimiento prematuro, además de proporcionar vitalidad y energía al organismo.

2. Ofrece una excelente hidratación

Este tradicional fruto, además de hidratar con alto contenido de agua (85% en su composición), es uno de los más consumidos en épocas calurosas por ser rico en electrólitos, siendo una bebida ideal para compensar el organismo luego de una exigente sesión de ejercicios.

Asimismo, su significativo contenido de nutrientes como, por ejemplo, carbohidratos (8,7 g) y proteínas (0.84 g), permite que la recuperación sea completa luego de un desgaste físico, otorgando de esta manera la hidratación y energía suficiente que garantiza el correcto funcionamiento del organismo en general.

Beneficios del melón

3. Garantiza una buena salud ósea

Otro de los grandes beneficios del melón es que su consumo contribuye favorablemente en la salud ósea, gracias a su contenido de calcio. Además, ofrece otros nutrientes que permiten una mejor fijación y absorción del calcio, lo que resulta muy beneficioso para individuos en pleno crecimiento o en fases de desgaste óseo.

Con la edad, las personas van perdiendo densidad ósea, lo que conlleva a desgastes significativos en los huesos. En este sentido, la vitamina K y el fósforo contenidos en el melón resultan fundamentales para una correcta absorción del calcio y, en consecuencia, para fortalecer los huesos.

4. Garantiza el buen estado del corazón

Estudios científicos han constatado que uno de los beneficios del melón es que su consumo es muy favorable para la salud cardiaca, gracias a su contenido de adenosina, la cual es una purina endógena sintetizada de la degradación de aminoácidos que contribuyen notablemente con la prevención de ataques cardíacos.

De igual modo, la ciencia ha determinado que la presencia de citrulina en esta saludable fruta, es vital y favorable para el correcto funcionamiento de las arterias, por ser un aminoácido que acelera la recuperación y estabilización de las pulsaciones luego de efectuar un esfuerzo considerable, previniendo los dolores musculares.

5. Permite gozar de una buena salud ocular

Una de las grandes beneficios del melón es que su consumo ofrece una excelente salud visual por su rico contenido de vitaminas C y K.

Estos importantes nutrientes antioxidantes son fundamentales para disminuir el riesgo de sufrir cataratas en casi un 30%, prevenir la ceguera total, la degeneración macular, glaucomas y garantizar protección a todo el tejido ocular.

De igual modo, algunos análisis médicos han constatado que su elevado contenido de potasio y carotenoides (como el beta-caroteno) contribuyen a mejorar la visión nocturna.

A pesar de que el melón no posee una gran concentración de vitamina A, ofrece 3 ug de Retinol que le agrega un poco de valor a la composición de micronutrientes que resultan vitales para la salud de la vista.

6. Mejora significativamente el sistema digestivo

Se ha demostrado que la concentración de agua y fibra en esta deliciosa fruta tiene un efecto determinante en el correcto funcionamiento de todo el aparato digestivo, por lo que se recomienda la ingesta de melón a aquellas personas con tendencia a sufrir de estreñimiento.

Asimismo, otro de los beneficios del melón es que ayuda a eliminar toxinas del cuerpo gracias a sus propiedades diuréticas, las cuales contribuyen a evitar no solo padecimientos digestivos, sino también patologías renales y hepáticas, lo que brinda obviamente mucho bienestar físico.

7. Ayuda a perder peso

Es bien conocido que la obesidad o el sobrepeso, puede generar no solo consecuencias en la salud física, sino también a nivel psicológico, por eso es vital integrar hábitos saludables a la dieta diaria, donde el melón puede jugar un papel fundamental.

Por su alto contenido en agua y sus bajas cantidades de calorías y grasas, uno de los beneficios del melón es que es un gran aliado para perder esos kilos de más de una manera saludable.

Propiedades del melón

8. Potenciador sexual

Uno de los beneficios del melón interesantes para los hombres es que su ingesta podría actuar como un viagra natural, gracias a que contiene un aminoácido no esencial denominado citrulina que genera, a su vez, arginina, otro aminoácido semi-esencial que produce una sustancia química vasodilatadora denominada óxido nítrico, que favorece la producción de linfocitos, aumentando el rendimiento y el deseo sexual.

9. Disminuye la presión arterial

Diversos estudios científicas han demostrado que todos los alimentos ricos en fibra y agua, entre los que se encuentra el melón, representan una opción muy eficiente para disminuir la presión arterial.

Gracias a su valioso contenido de niacina o vitamina B3, otro de los beneficios del melón es que su ingesta permite equilibrar los niveles de colesterol. De igual modo, el melón contribuye en la estabilización de la hipertensión y actúa como un agente fundamental en la disminución de los niveles altos de glucosa presentes en la sangre.

Este beneficioso alimento es poseedor de un gran contenido de potasio, un mineral que resulta provechoso para la salud cardíaca, ya que contribuye a bajar la presión arterial. Otros minerales contenidos en el melón, que ayudan a la salud cardiovascular, son: la vitamina A, B, C, E, el hierro y el fósforo.

10. Contribuye en el buen desarrollo del feto

Uno de los beneficios del melón más destacados es que es uno de los alimentos más recomendados para garantizar un embarazo saludable y libre de complicaciones. Su rico contenido de folatos, calcio, ácido fólico, vitaminas A y C, intervienen de forma positiva durante el estado de gestación, ya que garantizan la correcta formación y crecimiento del feto.

Asimismo, esta deliciosa fruta contribuye a mejorar el sistema inmunológico de la madre y el embrión, por cuanto contiene carotenoides que actúan como agentes antioxidantes y que ayudan en la formación y regeneración de las células.

De igual modo, el melón favorece el desarrollo y formación del sistema nervioso del feto, gracias a su valioso contenido de tiamina o vitamina B1, micronutriente determinante en el desarrollo de todas las neuronas del embrión.

Es decir, la ingesta de este alimento ayuda a la mujer embarazada a desarrollar y fortalecer el sistema cognitivo del bebé en formación, asimismo, contribuye en el crecimiento de órganos como el corazón, pulmones y riñones.

Por otro lado, consumir melón durante el estado de gestación ayuda a contrarrestar la acidez, gracias a su gran contenido de vitamina C, que permite una mejor absorción y digestión de los alimentos. Esta vitamina también ayuda a combatir las infecciones menores y virus que pueden presentarse durante este período.

La cantidad de potasio presente en este fruto ayuda a aliviar el dolor que se presenta en las piernas durante el embarazo y su contenido de hierro previene de forma significativa la anemia.

Finalmente, es vital conocer que la cantidad de fósforo presente en el melón es esencial para el transporte y producción de energía que se necesita en la formación del embrión, además de ser un componente de las membranas celulares y ácidos nucleicos.

De hecho, diversos estudios sugieren que deficiencias de este mineral en la alimentación de la madre están relacionadas con el riesgo de que el bebé desarrolle una menor capacidad cognitiva e incluso problemas neurológicos.

Contraindicaciones del melón

1. Molestias gastrointestinales

Una de las contraindicaciones del melón más comunes es que su consumo podría generar molestos dolores de barriga debido a una sobreproducción de gases, originando muchas veces diarrea, debilitamiento, decaimiento y malestar general.

En algunos casos, este síntoma puede responder a cierta intolerancia a la fructuosa del melón o a una condición fuerte de colon irritable, por lo que conviene consultar a un médico si eres una persona que presenta alergias constantes, antes de integrar esta fruta en tu dieta habitual.

Muchos nutricionistas han constatado que el melón es más saludable si se consume sin ser acompañado por otro alimento y sin ingerir agua. Tampoco es recomendable ingerirlo en horas nocturnas, ya que esta fruta se fermenta con facilidad en el estómago, lo que puede ocasionar una mala digestión y gases.

2. Síndrome del intestino o colon irritable

Una de las contraindicaciones del melón es que su consumo no está recomendado en personas que tengan el síndrome del intestino o colon irritable debido al alto contenido en fructosa que tiene el melón. Lo mejor es que consulte con su médico.

Tampoco está recomendada su ingesta en personas que padecen gastritis, úlcera pépticas u otros problemas gastrointestinales o de la vesícula.

Contraindicaciones del melón

3. Aumento de micción

Una de las contraindicaciones del melón por su alto contenido en agua es que aumenta la diuresis y, a su vez, puede incrementar el número de micciones (nocturnas o no), ocasionando perturbación en el sueño debido a que debe recurrirse en reiteradas oportunidades a orinar. Por ello, es preferible consumirlo durante el día.

4. Diabetes

Debido a la presencia de azúcares como la fructosa, otra de las contraindicaciones del melón es que se recomienda un consumo muy moderado en personas que sufran diabetes ya que podría generar un pico de azúcar en sangre, lo ideal es consumirlo en raciones adecuadas. En caso de padecer diabetes, consulte con su médico antes de incorporar el melón a su dieta.

5. Problemas renales

Una de las contraindicaciones del melón es que su consumo no está recomendado en personas que tengan problemas renales debido a que es una fruta rica en potasio. Consulte con un especialista antes de incorporar melón en sus comidas.

Ir arriba