beneficios del te negro

Té negro: Sus propiedades, beneficios y contraindicaciones

El té negro se prepara con las hojas de Camellia sinensis y es una de las bebidas más antiguas y preferidas de miles de personas, siendo bastante aromática y con mayor cantidad de cafeína que otros tipos o variedades de té.

Cabe destacar, se conoce como té negro por su color a simple vista, pero realmente es de un tono ámbar, además contiene vitamina B2, E y C, polifenoles y taninos y minerales como zinc, potasio y magnesio, esto hace que tenga importantes poderes medicinales que gracias a este artículo conocerás todas las contraindicaciones y beneficios del té negro.

Una de las propiedades del té negro destacadas es que protege a nuestro corazón y ayuda a frenar el envejecimiento celular gracias a sus propiedades antioxidantes.

Una de las contraindicaciones del té negro que es importante es que no está recomendada su ingesta en aquellas personas que sufren trastornos de ansiedad o tienen la presión alta ya que el té negro es un gran estimulante.

Propiedades y beneficios del té negro

1. Antioxidante

El té negro se encuentra lleno de antioxidantes que lo convierten en una bebida realmente beneficiosa para le organismo. Los antioxidantes son compuestos vegetales encargados de contrarrestar los efectos de los radicales libres que se producen como desechos metabólicos.

Uno d elos beneficios del té negro por su contenido en antioxidantes es que puede ayudar a combatir y reducir la cantidad de radicales libres que se acumulan en el organismo. De esta manera, disminuye el riesgo a desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, el cáncer, el Alzheimer, la degeneración macular, etc.

El té negro es especialmente rico en antioxidantes polifenoles como las arubiginas, taflavinas y catequinas que poseen excelentes beneficios para la salud. Estos polifenoles pueden disminuir los marcadores de estrés oxidativo en el organismo y prevenir un gran número de enfermedades.

Asimismo, se ha evidenciado que estos antioxidantes pueden tener otros beneficios importantes. Gracias a su contenido en taflavinas, una de las propiedades del té negro que se han demostrado es que su consumo puede ser útil para controlar el colesterol, regular el índice glucémico y prevenir la obesidad. Adicionalmente, las catequinas estimulan un peso corporal saludable con un porcentaje de grasa adecuado.

Los antioxidantes también podrán retardar el envejecimiento celular, ya que los radicales libres suelen acelerar este proceso natural.

2. Mejora la salud cardiaca

El té negro posee una densidad en antioxidantes que es indispensable para mejorar la salud cardiaca. Los flavonoides son antioxidantes reconocidos por promover un sistema cardiovascular saludable y protegido del daño oxidativo.

Otro de los beneficios del té negro por contener estos antioxidantes es que puede favorecer a tener un menor riesgo a sufrir de enfermedades cardiacas importantes como la hipertensión arterial y la hipercolesterolemia.

Según los científicos, estos flavonoides pueden reducir en un 17% la cantidad de colesterol total encontrado en sangre, mientras que atenúa en un 36% las cantidades de triglicéridos. Esto disminuye el riesgo de sufrir eventos cerebrovasculares, afecciones coronarias, arterosclerosis, etc.

Asimismo, los flavonoides pueden reducir el índice glucémico y prevenir que este parámetro se convierta en un factor de riesgo para desarrollar alguna enfermedad.

3. Ayuda a reducir el colesterol LDL

Otro de los grandes beneficios del té negro es que es un gran aliado cuando se trata de disminuir los niveles de colesterol LDL en el organismo. El colesterol LDL es una lipoproteína de baja densidad que suele acumularse en los vasos sanguíneos o en el hígado y que, por ello, es considerada como colesterol malo.

El colesterol malo puede acumularse en la pared arterial y crear placas que aumentan el riesgo de sufrir derrames cerebrales, rupturas vasculares, insuficiencias cardiacas, etc.

Sin embargo, el té negro puede contrarrestar esta acumulación de colesterol LDL y disminuir eficazmente su cantidad en el organismo. Según una investigación realizada, el consumo de té negro puede reducir en un 11% los niveles de colesterol LDL en personas con problemas de colesterol elevado.

Asimismo, otro gran número de investigaciones han confirmado que este té ayuda a mejorar los niveles de colesterol en personas con hipercolesterolemia.

4. Favorece tu salud intestinal

Otro de los beneficios del té negro es que su consumo puede favorecer tu salud intestinal y ayudarte a mantener un sistema gastrointestinal saludable y protegido. Los antioxidantes del té negro estimulan el crecimiento de las bacterias buenas de tu microbiota intestinal, de manera que aumenta el nivel de protección del tracto gastrointestinal.

Al mismo tiempo, los componentes del té negro ayudan a inhibir la proliferación de cepas bacterianas perjudiciales que atacan al tracto digestivo y desencadenan inflamaciones o infecciones.

Asimismo, el té negro cuenta con cualidades antimicrobianas que podrán combatir los microorganismos nocivos que ingresan al sistema. También refuerza tu microbiota intestinal y ayuda a reparar el tracto digestivo.

Estas propiedades del té negro pueden ser clave para prevenir el padecimiento de problemas inflamatorios en el sistema digestivo. Además, se ha observado que una mejor salud gastrointestinal se vincula con menor riesgo a sufrir otras enfermedades importantes como la diabetes.

5. Menor riesgo a sufrir eventos cerebrovasculares

Una de las propiedades del té negro si su consumo es frecuente es que se le ha relacionado con un menor riesgo a sufrir eventos cerebrovasculares. Esto ocurre debido a que el té negro contiene antioxidantes y compuestos vegetales que combaten el estrés oxidativo y reducen factores de riesgo importantes como la presión arterial o el colesterol.

Según un estudio realizado, el té negro puede reducir hasta en un 32% el riesgo a sufrir de un derrame cerebral. Este efecto puede disminuir las posibilidades de sufrir tanto un derrame cerebral hemorrágico como uno isquémico.

Asimismo, otro estudio demostró que tres tazas de té al día podían reducir las posibilidades de sufrir de un evento cerebrovascular en un 21%. Así, la ingesta de té negro se convierte en un aliado de la salud que puede combatir una de las principales causas de muerte en el mundo.

6. Reduce los niveles de azúcar en sangre

El té negro ha sido utilizado desde la antigüedad para controlar el índice glucémico y prevenir la aparición de enfermedades como la diabetes o síndromes metabólicos.

En un estudio realizado se evidenció que el consumo de té negro puede aumentar la cantidad de insulina liberada desde el páncreas. Esto facilita la regulación de los niveles de azúcar en sangre y puede aumentar la sensibilidad a la insulina.

Los científicos explican que este efecto ocurre gracias a la catequina galato epigalocatequina que mejora el índice glucémico y reduce el riesgo a sufrir de diabetes tipo 2. Asimismo, esta catequina estimula un mejor metabolismo que apoya la reducción del azúcar en sangre.

Sin embargo, es importante recalcar que estos efectos fueron evidenciados en el consumo de té negro sin endulzar. Por lo que agregar edulcorantes o azúcar refinada puede disminuir o eliminar dichos beneficios.

7. Mejora la concentración

Otro de los interesantes beneficios del té negro es que puede mejorar tu concentración y estimular un mayor enfoque en tu día a día. En principio, este té contiene cafeína que aumenta los niveles de energía y que funciona como un estimulante cerebral que activa las diferentes funciones cerebrales y combate la fatiga mental.

Adicionalmente, el té negro aporta L-teanina que se ha vinculado con un mayor estado de alerta y concentración. Según los científicos, esto ocurre porque la L-teanina estimula y activa la actividad alfa del cerebro.

En consecuencia, las personas se concentran con mayor facilidad y pueden mantenerse alertas a lo que están realizando.

¿Cuál es la mejor forma de tomar té negro?

El té negro es una bebida de delicioso sabor y va bien en un amplio conjunto de situaciones o en varios momentos del día, más aún conociendo sus beneficios conviene apostar por ella, lo mejor es que se puede consumir en forma de té o la infusión clásica, también junto a otros ingredientes o incluido en otras preparaciones como postres por ejemplo, algunas recetas a continuación:

  • Infusión: para prepararla solo hace falta añadir 5 gramos de las hojas en 1 taza de agua hirviendo durante 3 minutos, luego dejar reposar, colar y tomar. Cabe destacar, esta infusión también se usa en la vía tópica con fines cosméticos.
  • Té negro con leche de coco y cúrcuma: hervir una cucharada de té negro en una taza de agua junto a la cúrcuma, esperar que repose durante unos minutos y sumar la leche de coco, endulzar con miel de abeja o stevia, se puede consumir caliente o frío.
  • Vaso cremoso de té negro con naranja: hervir la crema para batir y sumar el té negro, añadir la gelatina fundida, el jarabe de maple y mezclar. Luego colar el té y enfriar a baño maría invertido, poner en vasos y refrigerar hasta que cuaje, decorar con gajos de naranja, chocolate y crema.

¿El té negro ayuda a adelgazar?

El té negro puede ser un excelente aliado para las personas que siguen dietas con el objetivo de bajar de peso, esto se debe a su aporte de sodio, además de que genera sensación de saciedad que permite comer menores cantidades, así como entre horas.

El té negro también disminuye la acumulación de grasas y su aporte de flavonoides con acción termogénica hace que se eleve la temperatura corporal y el metabolismo se active, siendo esto de enorme ayuda para llegar al peso ideal. Se recomienda su consumo durante el desayuno o después de las comidas para aprovechar sus máximos beneficios en cuanto a este objetivo de pérdida de peso.

Contraindicaciones del té negro

Después de decirte todos los beneficios del té negro, es hora de que hablemos de sus efectos secundarios:

  • Un consumo excesivo de este té pueden generar dolores de cabeza y nerviosismo debido a su alto contenido en cafeína por lo que no recomendamos beber más de 3 tazas al día.
  • Otra de las contraindicaciones del té negro es que podría causar insominio por su aporte de cafeína.
  • Abusar del té negro podría generar episodios de diarrea, acidez y vómitos.
  • Una de las contraindicaciones del té negro que deberías saber es que no está recomendado para personas que sufren anemia ya que podría dificultar la absorción del hierro.
  • Aquellas personas que sufran trastornos de ansiedad no deberían consumir té negro ya que tiene propiedades estimulantes.
  • Una de las contraindicaciones del té negro es que podría causar una bajada brusca de azúcar en sangre a las personas con diabetes por lo que deben consumirlo con control.
Ir arriba