Semillas de sésamo – Conoce sus propiedades y beneficios

Las semillas de sésamo también se conocen como ajonjolí y son nativas de la India y África, suelen ser empleadas en la cocina internacional, gracias a su sabor a nuez y la deliciosa textura que aporta, tanto a platos salados como dulces.

Las semillas de sésamo es un alimento casi imprescindible para nuestra dieta ya que, además de ser una de las mayores fuentes de calcio que podemos encontrar (670 mg por cada 100 gramos), el sésamo aporta una gran variedad de minerales como el fósforo (720 mg), magnesio (370 mg), hierro (10,5 gramos) y Zinc (5,5 mg).

Además de los minerales anteriormente citados, las semillas de sésamo son ricas en ácidos Omega-3 y Omega-6.

Debido a su alto contenido en magnesio, es un alimento excelente para personas que tengan diabetes.

Valor nutricional de las semillas de sésamo

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 614 kcal
Grasas 58 g (de los cuales 25,5 gramos poliinsaturadas, 22 gramos monoinsaturadas y 8 gramos saturadas)
Fibra 8 g
Proteínas 18 g
Fósforo 720 mg
Calcio 670 mg
Potasio 570 g
Magnesio 370 mg
Sodio 20 mg
Hierro 10,5 g
Folatos 97 μg

Propiedades y beneficios de las semillas de sésamo

  • Fuente de proteínas: las semillas de sésamo tienen un importante contenido de proteínas de igual manera que las legumbres, si se mezclan con cereales se obtiene una proteína de alto valor biológico.
  • Ofrece gran contenido de vitaminas: especialmente las del grupo B, así que fortalece el bienestar de la piel y los tejidos, así como los músculos y el corazón.
  • Optimiza la salud bucal: el aceite de sésamo puede prevenir el mal aliento, la placa dental, la caries y la gingivitis.
  • Apoya el estado de ánimo: gracias a su aporte de triptófano, el cual actúa como predecesor de la serotonina la cual controla la depresión, el estrés y la ansiedad, también es un alivio para el insomnio y la falta de energía.
  • Previenen la anemia: gracias a su alto contenido de hierro, vital para producir hemoglobina, al mismo tiempo previene la fatiga, ya que facilita la adecuada oxigenación de las células.
  • Mejora el rendimiento físico y mental: debido a su contenido de proteínas y aminoácidos esenciales, las semillas de sésamo mejoran el rendimiento especialmente cuando se realizan actividades de alta exigencia física. También estimula la concentración y la memoria debido a su contenido de antioxidantes, fósforo y lecitina.
  • Benefician el tránsito intestinal: gracias a su alto contenido de fibra, así que es excelente para personas que padecen estreñimiento, incluso protege las mucosas y evita las irritaciones como la gastritis.
  • Otra de las propiedades de las semillas de sésamo es que reduce los niveles de colesterol gracias al su contenido en ácido oleico. También aumenta los niveles de colesterol bueno.
  • Debido a su gran aporte de calcio y magnesio, es un alimento recomendado durante el embarazo y la menopausia.
  • Alivio para los síntomas menstruales: las semillas de sésamo son estupendas para calmar los síntomas y molestias del periodo menstrual como los espasmos debido a su alto contenido en calcio.
  • Contribuye a funciones vitales: esto por causa de su gran contenido de lecitina, en suma participa en la correcta función de las glándulas sexuales, forma parte del tejido nervioso, la bilis y el semen.
  • Protegen la piel: la mantiene en perfecto estado de salud, alivia la resequedad, grietas y quemaduras y previenen las manchas, gracias a su aporte de vitaminas especialmente la vitamina E.
  • Apoyan la salud muscular: por su gran contenido de nutrientes las semillas se sésamo tienen capacidad energética, remineralizante y reconstituyente.
  • Benefician el sistema inmunológico: a través de su contenido de vitaminas y minerales antioxidantes, los cuales combaten los radicales libres, incluso ayuda a conservar la juventud.
  • Protegen el hígado: esto se debe a que pueden incrementar su poder para eliminar desechos del organismo y también promueven el trabajo de la vesícula biliar.
  • Otra de las propiedades de las semillas de sésamo que deberías saber es que Fortalecen el sistema óseo gracias a que aporta un alto contenido de calcio. Además, el calcio también te ayudará a prevenir las migrañas.
  • Protegen el sistema cardiovascular: gracias a sus ácidos grasos esenciales, se trata de Omega 3 y Omega 6, los cuales son vitales para el organismo, reducen la presión arterial y el estado de la mismas en general, reducen la incidencia de hipertensión y otras enfermedades.
  • Mejoran la circulación: estas semillas funcionan como un vasodilatador siendo beneficiosas para la circulación sanguínea, así que son estupendas para pacientes con várices, hemorroides y problemas del flujo sanguíneo.
  • Aliadas para la artritis: las semillas de sésamo pueden disminuir la inflamación y el dolor en casos de artritis reumatoide, gracias a su contenido de cobre.
  • Ayudan contra la diabetes: las semillas de sésamo cuentan con un alto porcentaje de magnesio el cual hace frente a los síntomas de la diabetes.

Después de haberte informado de todas las propiedades de las semillas de sésamo te vamos a explicar varias formas de añadirlas a tu dieta.

¿Cuál es la mejor forma de tomar semillas de sésamo?

Las semillas de sésamo son uno de los ingredientes preferidos en la cocina mundial, gracias a su sabor, textura y versatilidad, se suelen agregar a ensaladas, sopas, guisos, pastas, empanizados, panes y postres, son perfectas para platos salados y dulces, a continuación algunas de las mejores recetas con estas beneficiosas semillas:

  • Tahin o mantequilla de sésamo: lavar y remojar medio kilo de sésamo sin tostar durante 3 horas, luego colar y reservar el agua, para después procesarlo junto con dicha agua hasta que se forme una pasta homogénea que se puede untar en el pan.
  • Galletas de avena y sésamo: mezclar tahin con azúcar, sumar ralladura de limón y semillas de girasol, después incorporar avena y agua hasta que se haga una masa ligera y formar pequeñas porciones, cubrir con semillas de sésamo y hornear durante 15 o 20 minutos.
  • Barritas de sésamo, miel y cítricos: tostar las semillas de sésamo en aceite de girasol, luego hacer una melaza disolviendo en un cazo la miel con azúcar moreno y añadirle ralladura de limón y naranja y las semillas, mezclar y dar forma de barritas y por último dejar endurecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *