Valeriana – Conoce sus propiedades, beneficios y contraindicaciones

La valeriana es una de las plantas más conocidas a nivel mundial, siendo el relajante natural más popular, de hecho su nombre proviene del término en latín valere, el cual significa estar bien. Esta planta nativa de Europa y algunas áreas de Asia se desarrolla en zonas húmedas como los márgenes de los ríos, por ejemplo y se caracteriza por tener flores de color blanco.

Uno de los beneficios de la valeriana más interesantes es que su consumo puede aliviar situaciones de estrés, ansiedad o dolor intenso de cabeza gracias a sus propiedades sedantes.

Si tenemos que hablar de las contraindicaciones de la valeriana no podemos pasar por alto que está prohibido su consumo si se va a conducir debido a que sus poderes sedantes causan somnolencia.

Propiedades y beneficios de la valeriana

  • Tiene poder calmante: el poder más conocido de la valeriana es su capacidad relajante del sistema nervioso central, así como de las tensiones musculares, siendo una opción natural para quienes tienen estrés, ansiedad, depresión y agotamiento físico y mental, incluso es útil para el tratamiento de migrañas, espasmos, neurosis, histeria y palpitaciones. Lo mejor, es que a diferencia de los relajantes químicos, la valeriana no genera agotamiento o debilidad.
  • Otro de los beneficios de la valeriana es que controla el dolor gracias a sus poderes sedantes, esta planta también es una gran aliada para el tratamiento de dolores de espalda y columna, dolor de ciática, de reuma, artritis y lumbago, también el dolor en los músculos y las articulaciones, incluso se puede utilizar por la vía externa a través de compresas.
  • Apoyo para la mujer: la valeriana también es conocida como la planta para la mujer, gracias a que es estupenda para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual, el dolor típico del ciclo menstrual. También es ideal para reducir los sofocos, climaterio y nerviosismo que suelen presentarse como síntomas de la menopausia.
  • Uno de los beneficios de la valeriana más conocidos es que previene el insomnio gracias a sus poderes relajantes que te ayudarán a prevenir el insomnio y problemas para dormir en general, incluso optimiza la calidad del sueño.
  • Poder antiinflamatorio: esta planta tiene capacidades antiinflamatorias, es por esto que se recomienda para tratar el colon irritable, la intolerancia al gluten, la enfermedad de Crohn y la diverticulitis.
  • Tratamiento para el bruxismo: el bruxismo consiste en la presión en la mandíbula y por ello rechinan los dientes, esta tensión muscular suele ser causa de los nervios, así que la valeriana es ideal para aliviarlos y así resolver el problema desde su raíz.
  • Ayuda a dejar de fumar: a través de su efecto calmante de la ansiedad y el nerviosismo propios de la etapa de abstinencia o deshabituación, también tiene las mismas cualidades para dejar el alcoholismo.
  • Alivia el colon irritable: la valeriana puede disminuir los síntomas característicos del colon irritable como dolor abdominal, vómito, náuseas, gases, ardor torácico y alteraciones del ritmo intestinal, gracias a sus poderes antiespasmódico, los cuales relajan los músculos lisos inhibiendo los canales de calcio de las células.
  • Reduce trastornos alimentarios: la anorexia nerviosa y la bulimia suelen tener un gran componente emocional y de ansiedad y la valeriana es una extraordinaria opción para controlarlos y así disminuir dichos trastornos.
  • Contribuye a estabilizar el ritmo cardíaco: gracias a que esta planta reduce la presión en las venas y estabiliza los latidos del corazón, es una gran alternativa para la hipertensión y las arritmias cardíacas.
  • Aliado para el tratamiento del cáncer: se han llevado a cabo varias investigaciones, las cuales señalan la valeriana puede ser muy útil para mejorar el síndrome de fatiga crónica en personas que se encuentran en tratamientos oncológicos.

Maneras de tomar la valeriana

Existen varias formas de tomar la valeriana y así aprovechar sus excelentes poderes, además cada opción puede ajustarse a las necesidades o preferencias en cada caso, se trata de:

  • Infusión: es la forma más común de aprovechar los beneficios de esta planta, para prepararla se debe calentar una taza de agua y cuando hierva retirar del agua y añadir una cucharada de raíz de valeriana, dejar que repose durante 10 minutos, colar y beber no más de 3 tazas diarias.
  • Cápsulas: representan una de las formas más cómodas y prácticas de aprovechar los beneficios de la valeriana, por ejemplo para conciliar el sueño tomándola media hora antes de dormir.
  • Extracto: se trata de gotas que se pueden agregar a un poco de agua o también en un difusor aromático para ambientar espacios y así recibir sus beneficios.

Cabe destacar, los efectos de la valeriana se notan de manera gradual, además se puede consumir a cualquier hora del día, pero conviene consumirla 2 o 3 veces al día, luego de las comidas y antes de ir a dormir.

Contraindicaciones de la valeriana

La valeriana es una de las plantas cuyos poderes para la salud han sido utilizados desde la antigüedad, sin embargo es crucial no exceder las dosis o podría generar problemas digestivos como diarrea y gastritis. Al mismo tiempo, la valeriana está contraindicada en varios casos, por ejemplo:

  • Medicamentos tranquilizantes: la valeriana no se debe consumir cuando se siguen tratamientos somníferos y para la depresión, ya que puede generar somnolencia.
  • Otra de las contraindicaciones de la valeriana es que no está recomendada su toma durante el embarazo ni en el periodo de lactancia debido a su efecto hipnótico.
  • Problemas respiratorios: si se presentan problemas respiratorios no conviene el consumo de valeriana, ya que puede generar alergias.
  • Consumo de alcohol: esta planta tampoco se puede consumir junto al alcohol, ya que puede intensificar el efecto de somnolencia.
  • Una de las contraindicaciones de la valeriana que no deberías olvidar es que no se debe consumir cuando se conduce ya que provoca somnolencia.
  • Un consumo excesivo de valeriana podría causar episodios de diarrea y sufrir gastritis.

En suma, la valeriana no se recomienda para los niños menores de 3 años, las mujeres embarazadas y periodos de lactancia, pues podría generar efectos adversos. Tampoco se puede consumir antes de conducir o utilizar maquinarias, ya que sería peligroso por sus efectos de somnolencia. Teniendo en cuenta estas precauciones, es posible aprovechar sus beneficios al máximo.