Semillas de girasol beneficios y contraindicaciones

Semillas de Girasol: propiedades, beneficios y contraindicaciones

Las semillas de girasol, conocida también como semillas de girasol, son alimentos provenientes de la planta Helianthus annus, conocida por sus llamativas flores amarillas en forma de disco perteneciente a la familia de las compuestas. Esta planta es originaria de Norteamérica y Centroamérica. Una sola flor alberga una enorme cantidad de semillas.

Estas deliciosas semillas contienen un aporte increíble de calcio, por lo que uno de los múltiples beneficios de las semillas de girasol es que colabora estrechamente con todo lo relacionado con la salud ósea. Cuando las personas sufren de descalcificación, deficiencia de calcio u osteoporosis, los especialistas recomiendan la ingesta de la semilla de girasol.

Se debe tener mucho cuidado de no abusar de la ingesta de este alimento, porque puede elevar el contenido de fósforo en el organismo, el cual puede originar problemas renales crónicos, aparte de que también puede generar pérdida de la densidad ósea y calcificación de los vasos y demás órganos.

Tabla Nutricional

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 584 kcal
Proteínas 20,8 g
Hidratos de Carbono 20 g
Fibra 8,6 g
Grasas 51,5 g (de los cuales 4,46 g son grasas saturadas)
Calcio 78 mg
Hierro 5,25 mg
Magnesio 325 mg
Fósforo 660 mg
Potasio 645 mg
Sodio 9 mg
Zinc 5 mg
Vitamina C 1,4 mg
Cobre 1,8 mg
Manganeso 1,95 mg
Vitamina B1 1,48 mg
Vitamina B2 0,35 mg
Vitamina B3 8,34 mg
Vitamina B5 1,13 mg
Vitamina B6 1,34 mg
Vitamina E 35,2 mg
Selenio 53 μg
Folato 227 μg
Vitamina A 3 μg

Propiedades y beneficios de las semillas de girasol

1. Ayuda a mantener el peso corporal

Las semillas de girasol, además de toda su composición nutricional, también ayudan a adelgazar, ya que uno de los beneficios de las semillas de girasol es que poseen un efecto saciante ideal para reducir el ansia de estar picando entre comidas.

Una investigación llevada a cabo por la National Sunflower Association, expresa que estas semillas son una opción ideal para reemplazar las calorías que tienen ciertos alimentos.

Uno de los elementos que está presente en este alimento es el triptófano, el cual ayuda a controlar el peso, dado que permite regular el apetito, es por eso que se considera como un alimento saciable.

Otras investigaciones han mostrado cómo el ácido clorogénico presente en las semillas de girasol, ayuda a quemar calorías. Su contenido en grasa saludable también favorece la pedida de grasa.

Estas semillas se pueden consumir en el desayuno, a mitad de mañana o de merienda en la tarde, al consumirlas, además de incorporar calorías e hidratos de carbono, también estarás consumiendo muchos nutrientes que te ayudarán a perder peso de forma rápida.

2. Promueve el cuidado de la salud capilar

Dentro de la semilla de girasol se concentra una estupenda ración de ácidos grasos, sobre todo, en forma de Omega 6, lo que evita que las hebras del cabello se resequen y se mantengan siempre con brillo y humectadas.

Su alto contenido en Vitamina B6 también es imprescindible, pues esta vitamina previene la caída del cabello.

Otra vitamina que también juega un papel importante en cuanto al cuidado del cabello se refiere y está presente en este alimento es la Vitamina E, la cual fortalece el cuerpo cabelludo y acelera el crecimiento capilar.

Las semillas de girasol también son ricas en biotina, conocida también como Vitamina H o B7 (tipo de Vitamina B), que ayuda a mejorar el aspecto del cabello, pues las hebras capilares están compuestas mayoritariamente por proteínas. De hecho, algunos estudios realizados con perros, demostraron que la incorporación de las semillas de girasol en la dieta mejoró notablemente el aspecto de su pelaje.

Consumir semillas de girasol es muy beneficioso para todo lo referente al cuero cabelludo.

3. Mejora el aspecto de la piel

Debido a su buen contenido en antioxidantes, otro de los beneficios de las semillas de girasol es que son un excelente alimento para el cuidado de la piel.

Como se puede observar en la tabla nutricional, las semillas de girasol contienen un alto contenido de Vitamina E, un poderoso antioxidante que minimiza el estado de oxidación celular provocado por los radicales libres en la piel, ayudando a tener una piel mucho más lisa, suave, joven y lozana.

Retrasa la aparición de las arrugas, evita las manchas, le da un brillo especial y fomenta la producción del colágeno.

Estas semillas cuentan con la asombrosa propiedad de humectar la piel desde lo más profundo, ayudando a que no se formen arrugas ni resequedad. Consumir semillas de girasol ayuda a que tengas un cutis de bebé, evita el desarrollo de acné y elimina las infecciones fúngicas.

Su rico contenido en Vitamina A en forma de betacarotenos, le da protección a nuestra de piel contra los rayos UV y UVA. Agrega esta semilla a tu dieta y verás cómo tu piel te lo agradecerá.

Beneficios de las semillas de girasol

4. Protege la salud cardiovascular

Las enfermedades del corazón anualmente cobran la vida de millones de personas en el mundo, pero las semillas de girasol contienen un sinfín de nutrientes que ayudan a mantener sano todo lo referente a este órgano tan importante, dado que está cargado de grasas saludables y fitoesteroles beneficiosos.

Gracias a su gran aporte en grasas saludables, uno de los beneficios de las semillas de girasol es que ayudan a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre y esto es en gran parte gracias a su contenido en fitoesteroles que ayudan a disminuir las lipoproteínas de baja densidad en sangre, conocidas también como el colesterol malo.

Un estudio denominado “Efecto protector de Helianthus annuus (girasol) sobre el infarto de miocardio en conejos Nueva Zelanda”, evaluó las propiedades de estas semillas para ver si realmente eran beneficiosas y cuidaban el corazón, el estudio concluyó que el extracto de girasol, a dosis de 20 mg/kg/peso corporal, tiene efecto protector sobre el infarto de miocardio, inducido con epinefrina en conejos.

Aunque la investigación se llevó a cabo en conejos, es una ventana que se abre para futuras investigaciones con humanos.

5. Reduce el riesgo de padecer enfermedades degenerativas

Hoy día, las enfermedades degenerativas son un misterio, aunque se sabe que existe predisposición genética, no se tiene del todo claro cuál es el motivo que las origina.

Se conoce que, antes de que este tipo de enfermedades se manifiesten (como en el caso del Alzheimer), poco a poco empiezan a ocurrir daños en el cerebro, donde de forma gradual las células nerviosas que componen a este órgano se van deteriorando.

Dos estructuras anormales son características del daño cerebral (las placas y los ovillos) estas son las responsables de dañar la zona del hipocampo, donde se sienten las emociones, el aprendizaje y la formación de los recuerdos. Para combatir estos daños, es importante añadir a la dieta alimentos que sean ricos en Omega 3, como es el caso de las semillas de girasol.

Los ácidos grasos, especialmente el Omega 3, ayuda a evitar la formación de una enzima que se encarga de destruir la acetilcolina, una sustancia química necesaria para que las neuronas puedan comunicarse entre sí, causando poco a poco un daño en la corteza cerebral, que desencadena la aparición de enfermedades degenerativas.

Muchas investigaciones también han comprobado que la Vitamina E puede ayudar a prevenir la aparición de la Enfermedad de Parkinson, ya que tiene un efecto neuroprotector.

Por su contenido en vitamina E y Omega 3, otro de los beneficios de las semillas de girasol es que su ingesta puede reducir el riesgo de padecer enfermedades degenerativas.

6. Mejora la fertilidad masculina

Uno de los beneficios de las semillas de girasol más interesantes es que es un excelente alimento para mejorar la fertilidad en los hombres es la semilla de girasol, esto se debe a que son ricas en zinc, un elemento vital para la reproducción y fecundidad masculina.

Este mineral se encarga de mejorar la producción y la calidad de los espermatozoides, un puñito de semillas de girasol que contenga aproximadamente 100 gramos, contiene en promedio 5 mg de zinc, lo que representa el 33% de la Ingesta Diaria Recomendada de este elemento.

Muchos suplementos de fertilidad están compuestos básicamente por zinc, dado que este mineral es imprescindible para la formación del esperma y el folato, una forma natural del ácido fólico que tiene como función la formación del ADN en el esperma. Investigaciones recientes han arrojado que, en muchos casos, la infertilidad en los hombres está relacionada con deficiencia de zinc.

7. Aumenta el estado de ánimo

Las semillas de girasol son alimentos con un contenido proteico bastante alto, contienen muchos aminoácidos, entre ellos, el famoso triptófano. Este aminoácido es un precursor de la serotonina, un neurotransmisor que, cuando se encuentra en baja cantidad, ocasiona episodios de depresión, tristeza y mal humor.

Las investigaciones indican que el triptófano puede ayudar a mejorar los síntomas del estado de ánimo, de hecho, han llevado estudios en mujeres con síndrome premenstrual y los resultados han sido muy positivos. Por eso, es importante consumir alimentos que sean ricos en triptófanos o que tengan una buena proporción proteica.

Los carbohidratos cumplen un papel fundamental en la aceleración del triptófano hacia el cerebro y las semillas de girasol son alimentos también ricos en carbohidratos. Los carbohidratos pueden desviar otros aminoácidos que compiten con el triptófano y ayudar a que sea este el que llegue con mayor velocidad al cerebro.

Pero no todo el crédito se lo lleva el triptófano, sino que elementos y compuestos como el hierro, la vitamina B y los folatos, también ayudan a la producción de serotonina.

Por su alto contenido en triptófano, uno de los beneficios de las semillas de girasol es que su consumo puede mejorar el estado de ánimo.

Las semillas de girasol son ricas en magnesio, elemento que se encarga de relajar los músculos y los nervios; el alto contenido de fibra en estas semillas, ayuda a regular los movimientos peristálticos de los intestinos, que muchas veces se ven alterados por el estrés.

Propiedades de las semillas de girasol

8. Mejora la salud gastrointestinal

Gracias a su buen contenido en fibra y potasio, otro de los beneficios de las semillas de girasol es que comerlas favorece nuestra salud digestiva.

La fibra es un gran aliado para combatir el estreñimiento y otros síndromes gastrointestinales como el intestino irritable o la colitis.

Además, por su aporte en fibra, el consumo de semillas de girasol puede reducir el riesgo a sufrir cáncer de colon.

9. Fortalece la salud ósea

Por su buen aporte en fósforo y calcio, uno de los numerosos beneficios de las semillas de girasol es que su ingesta mejora la salud ósea.

El fósforo y el calcio son fundamentales para tener un tejido óseo resistente. El consumo de estos dos minerales que contienen las semillas de girasol podría reducir el riesgo a sufrir fracturas y favorecer la robustez de los huesos.

10. Previene la formación de cálculos renales

Gracias a su gran contenido en potasio, otro de los beneficios de las semillas de girasol es que podrían prevenir la aparición de cálculos renales.

Varios estudios confirman que las personas que siguen una dieta alta en proteína reducir hasta en un 50% el riesgo de la aparición de cálculos renales.

11. Evita la retención de líquidos

Uno de los beneficios de las semillas de girasol es que podrían evitar la retención de líquidos y esto es gracias a su buen contenido en potasio.

Una dieta alta en potasio facilita la eliminación del agua no necesaria y el exceso de sodio.

Contraindicaciones del consumo de las semillas de girasol

1. Aumento del riesgo de accidente cardiovascular

Su moderado contenido calórico en comparación con otros frutos secos es la razón por la cual muchas personas abusan del consumo de las semillas de girasol, sin embargo, se debe tener mucho cuidado con la ingesta de este alimento.

El aumento del riesgo de accidente cardiovascular no solo se relaciona al abuso de calorías y grasas, sino que el sodio en exceso, es un elemento que puede provocar problemas cardiacos.

Si se observa la tabla nutricional, el aporte de sodio parece estar equilibrado por la cantidad de potasio que contiene; no obstante, no hay que olvidar la cantidad de sal que se les añade al cocerlas y que empapa la cáscara que se chupa.

Por lo que una de las contraindicaciones de las semillas de girasol es que no se deben consumir en exceso en formato con cáscara salada debido a su alto contenido en sodio.

2. Puede provocar inflamación

La cantidad que se recomienda de semillas de girasol a diario es de 30 gramos, lo que equivale a un cuarto de taza de leche y, aunque parezca que es una cantidad insignificante, solo esta pequeña cantidad aporta 200 calorías.

Se debe tener mucho cuidado con las grasas, en el caso de las semillas de girasol predominan las del tipo insaturadas, que son muy beneficiosas para la salud como ya lo hemos mencionado, pero tienen en mayor cantidad es el ácido linoleico, un Omega 6 con propiedades inflamatorias, por lo que otra de las contraindicaciones de las semillas de girasol es que una ingesta excesiva podría obstruir las arterias y provocar accidentes cerebrovasculares por su alto contenido en Omega 6.

Contraindicaciones de las semillas de girasol

3. Obesidad

Por su alto aporte calórico, otra de las contraindicaciones de las semillas de girasol a tener en cuenta es que un consumo exagerado (más de 30 gramos) puede generar una ganancia de peso por lo que recomendamos consumirlas con moderación.

4. Hemorragias y cirugía

Debido a su alto contenido en vitamina E, otra de las contraindicaciones de las semillas de girasol es que un consumo excesivo puede favorecer a sufrir hemorragias debido a las propiedades que tiene la vitamina E para hacer «más líquida» la sangre.

Por otro lado, no está recomendada la ingesta de semillas de girasol antes y después de cualquier cirugía ya que podría interferir en el proceso de cicatrización.

5. Problemas renales

Una de las contraindicaciones de las semillas de girasol es que no está recomendado su consumo en personas que sufran cualquier tipo de problema renal debido a su alto contenido de fósforo.

6. Hipotensión

Debido a su alto contenido en magnesio y potasio, otra de las contraindicaciones de las semillas de girasol es que un consumo elevado puede generar episodios de hipotensión debido a que estos dos minerales presentes en las semillas de girasol tienen la capacidad de aumentar la dilatación de los vasos sanguíneos y por ende reducir la tensión arterial.

Ir arriba