Hibisco beneficios y contraindicaciones

Hibisco: Propiedades, beneficios y contraindicaciones

El hibisco, conocida también como cayena o rosa de Jamaica, es una planta perteneciente a la familia botánica de las malváceas. Por lo general, cuando se piensa en esta planta, imaginamos la especie de pétalos rojos, pero existen muchas especies de hibisco, encontrando flores que van desde tonalidades violetas, hasta color amarillo, rubí y blancas. En este artículo vas a conocer todos los beneficios y contraindicaciones del hibisco.

Son muchos los beneficios del hibisco, sus flores son demulcentes, protegen las mucosas y previenen la irritación de los conductos respiratorios, específicamente la garganta. Es una alternativa ideal para tratar afecciones del sistema respiratorio, tales como la congestión, resfriados, estados gripales y bronquitis.

Una de las contraindicaciones del hibisco es que no está recomendado su consumo en personas que suele sufrir de presión arterial baja, ya que esta planta tiene la característica de disminuir de forma abrupta la presión arterial. En teoría, la ingesta indiscriminada del hibisco durante un tiempo prolongado, puede ocasionar un descontrol en la presión arterial.

Tabla nutricional del hibisco

NUTRIENTESVALOR
Energía37 kcal.
Carbohidratos7,4 g.
Agua99,58 g.
Cenizas0,2 g.
VITAMINAS 
Vitamina A296 IU.
Vitamina C18,4 mg.
Vitamina B11,27µg.
Vitamina B91 mg.
Colina0,4 mg.
MINERALES 
Calcio8 mg.
Hierro0,08 mg.
Magnesio3 mg.
Fósforo1 mg.
Potasio20 mg.
Sodio4 mg.
Zinc0,04 mg.
Manganeso0,477 mg

Beneficios del Hibisco

1. Previene la hipertensión arterial

Uno de los beneficios del hibisco más destacados es que su ingesta en forma de té puede ser uno de los mejores remedios naturales para bajar la hipertensión arterial, el mecanismo de acción aún no está del todo claro; no obstante, estudios preliminares pudieron comprobar que tomar té de hibisco evita los picos de hipertensión.

Muchos investigadores han apuntado que, posiblemente, esta acción se debe a un efecto secundario relacionado con sus propiedades diuréticas, aunque los pacientes que han empleado el hibisco como diurético, no han tenido ninguna alteración en sus niveles de sodio y potasio, siendo una gran ventaja.

Otros estudios se han inclinado más hacia la presencia de sus flavonoides, muchos señalan que son los que dotan al hibisco de esa capacidad reguladora de la presión arterial.

Un estudio llevado a cabo durante tres semanas con pacientes hipertensos, los cuales debieron consumir infusión de hibisco una vez al día, permitió descubrir que, efectivamente, los participantes lograron disminuir considerablemente su presión arterial. Además, el mismo estudio pudo comprobar que también mejoró la circulación sanguínea.

2. Alta concentración de antioxidantes

Beneficios del hibisco

Muchas de sus estupendas propiedades se deben a la presencia de muchos compuestos antioxidantes. Por ejemplo, en el caso del hibisco contiene altas dosis de ácido cítrico y ácido ascórbico. Gracias a estos dos antioxidantes, otro de los beneficios del hibisco es que su consumo puede ayudar a proteger las células frente al ataque de los radicales libres (responsables del envejecimiento celular).

Los compuestos antioxidantes son capaces de frenar este proceso de envejecimiento y muerte celular, siendo una opción perfecta para los deportistas que se ven expuestos al sufrir una mayor oxidación causada por las prácticas deportivas.

Los flavonoides, además de regular la hipertensión arterial, poseen propiedades antimicrobianas y anticancerígenas, otorgándole al hibisco un alto poder medicinal que ayuda a hacer frente a la presencia de patógenos y, además, de colaborar con el aumento de las defensas.

3. Disminuye el colesterol

Uno de los grandes retos que enfrenta la sociedad occidental, es esa dieta rica en grasas, responsable de tantas patologías, tanto en adultos como en jóvenes.

Actualmente, uno de los principales problemas que se presentan desde el punto de vista nutricional, es la lucha contra el colesterol malo, conocido también como lipoproteínas de baja densidad o LDL, responsable de la aparición de muchas enfermedades cardiovasculares.

Diversas investigaciones han coincidido en que uno de los beneficios del hibisco es que su consumo en forma de té tiene la propiedad de reducir la incidencia de las lipoproteínas de baja densidad. Se ha comprobado que este descenso de lípidos en la sangre, da mejor resultado en pacientes diabéticos.

Posiblemente, las antocianinas sean las protagonistas especiales de este beneficio, unos pigmentos vegetales responsables de ese color intenso en la flor del hibisco. Estos son compuestos antioxidantes, lo que explicaría su efecto sobre el colesterol malo.

Un estudio publicado por Instituto de Biología Molecular y Celular (IBMC) de España, descubrió que los polifenoles contenidos en el hibisco son capaces de disminuir las células grasosas del tejido adiposo. Este experimento se probó primero con ratones de laboratorio y después en pacientes con un cuadro patológico de niveles anormales de glucosa.

4. Reduce la glucosa en la diabetes tipo 2

Uno de los beneficios del hibisco más conocidos es por su capacidad de reducir la glucosa, aunque esta característica se ha comprobado que solo funciona en pacientes que padecen de diabetes tipo 2.

Muchos endocrinólogos han comentado que posiblemente se deba porque mejora la función renal frecuentemente afectada en diabéticos.

Varias investigaciones preliminares han señalado que el hibiscus permite bajar de peso, pero una de las cualidades que ayuda a los pacientes diabéticos es que disminuye la tasa de absorción de los carbohidratos en el tracto digestivo, por ende, la diabetes se verá regulada.

Aparte de esto, muchos especialistas en el área manifiestan que los polifenoles concentrados en el té de hibisco, tienen la capacidad de mejorar la membrana renal, que es una consecuencia de tener la glucosa alta.

5. Ayuda a mejorar la función hepática

Propiedades del hibisco

Gracias a su estupenda concentración en antocianinas, otro de los beneficios del hibisco es que su consumo puede ser un buen protector y gran aliado preventivo de las enfermedades hepáticas.

Como ocurre con la mayoría de los compuestos antioxidantes, las antocianinas disminuyen la producción de los radicales libres responsables de dañar las células que conforman el hígado.

6. Alivia los dolores menstruales

En Centroamérica, uno de los beneficios del hibisco más apreciados es su capacidad de aliviar los dolores menstruales que por su valor ornamental. Beber un té caliente de hibisco es muy beneficioso para aliviar esos incómodos dolores que nacen en la zona del vientre durante los días de la menstruación.

La cualidad que posee el hibisco es que regula los niveles de estrógeno que aumentan abruptamente durante este proceso. También se ha comprobado que estimula la producción de algunos neurotransmisores que ayudan a mejorar el estado de ánimo y depresión.

7. Ansiolítico y antidepresivo natural

Así como se explicó a detalle en el punto anterior, la influencia del hibisco es capaz de aumentar o disminuir la producción de algunas hormonas y neurotransmisores.

Se han realizado investigaciones relacionadas al efecto del hibisco en diversas situaciones y los resultados han sido muy positivos. Por ejemplo, en el caso de la depresión postparto, se observó que el té de hibisco tiene propiedades ansiolíticas, con la diferencia de que no actúa como sedante, como en el caso de la mayoría de los fármacos que se emplean para la depresión.

8. Estimula la digestión

Otro de los beneficios del hibisco es que su consumo en forma de té puede estimular la función del sistema digestivo, facilitando el proceso digestivo. Esta propiedad es gracias a que el hibisco disminuye el colesterol, por lo tanto, al disminuir la presencia de los lípidos, baja la grasa contenida en los intestinos, estimulando la digestión.

Estudios con animales han demostrado que la disminución de grasa en el intestino, también favorece el adecuado tránsito intestinal, evitando los problemas de estreñimiento.

9. Antiaging

El antiaging hace referencia a anti-edad y el hibisco, gracias a su estupenda concentración de compuestos antioxidantes, cumple con esta característica, por lo que frena el envejecimiento celular y permite alargar la vida útil de las células.

La planta de hibisco contiene una buena proporción de flavonoides y antocianinas, ambos compuestos son estupendos para frenar el paso del tiempo en la piel. El polvo hibisco es muy empleado en la medicina ayurvédica desde hace siglo para cuidar la textura y la elasticidad de la piel.

Contraindicaciones del hibisco

1. Disminuye los niveles de glucosa en la sangre

Contraindicaciones del hibisco

Una de las contraindicaciones del hibisco es que su consumo no es recomendable en personas que sufran de hipoglucemia. Es cierto que esta planta puede ser muy beneficiosa en pacientes que tengan sus niveles de glucosa alta, sin embargo, es importante mantener una ingesta responsable.

Varios especialistas también han señalado que el hibisco genera efectos secundarios si se consume junto a otros medicamentos para la diabetes. La razón se debe a que muchos de estos medicamentos cumplen con la función de disminuir los niveles de azúcar y, en unión con el hibisco, podrían bajar a niveles críticos la glucosa.

2. Interacción con otros medicamentos

Otra de las contraindicaciones del hibisco es que tiene interacción con muchos medicamentos. Por ejemplo, en el caso de fármacos como es el caso de la Cloroquina (Aralen), el té de hibisco disminuye la presencia de cloroquina en el cuerpo y, por tanto, le resta efectividad.

Otro medicamento con el que el hibisco genera interacción, es con el Diclofenac, esto es debido a que el hibisco provoca que el cuerpo lo elimine mediante la orina, aun no se conoce el porqué de este efecto.

Tampoco está recomendada la ingesta de hibisco en personas que esté bajo tratamiento con medicamentos para la presión arterial alta.

En caso de estar bajo algún tratamiento con medicamentos, lo mejor es que consulte con su médico antes de tomar té de hibisco.

3. Presión arterial baja

Otra de las contraindicaciones del hibisco es que un consumo excesivo puede disminuir de forma abrupta la presión arterial por lo que se recomienda un consumo moderado. Sin embargo, no se recomienda su consumo en personas con la presión arterial baja.

4. Problemas ante una cirugía

Una de las contraindicaciones del hibisco es que no está recomendado su consumo al mes dos semanas antes hasta dos semanas después de una operación de cirugía debido a que la ingesta de hibisco podría afectar los niveles de azúcar en sangre y dificultar el control de los mismos.

Ir arriba