Melocotón beneficios y contraindicaciones

Melocotón: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El melocotón es una fruta deliciosa que cuenta con una piel aterciopelada y una pulpa jugosa y dulce. Esta fruta es originaria de China, pero su popularidad hace posible que podamos encontrar melocotón en todo el mundo. A continuación, te detallamos cuales son los beneficios y contraindicaciones del melocotón.

El melocotón tiene el índice glucémico bajo (28) por lo que es un alimento apto para personas diabéticas.

Entre los beneficios del melocotón destaca que es un excelente alimento para mantenernos hidratados además de que es una buena fuente de minerales como el potasio o el fósforo y vitaminas como la Vitamina A, B, C y K.

Entre las contraindicaciones del melocotón más comunes es que se trata de una fruta que puede causar hinchazón en la boca, entumecimiento, dificultad para respirar… en aquellas personas alérgicas al polen o al látex. En caso de ser alérgico a polen o al látex, consulta con tu médico como poder ingerir melocotón.

Valor nutricional del melocotón

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 39 kcal
Proteínas 0,9 g
Hidratos de Carbono 9,5 g (de los cuales 8,4 g son azúcares)
Fibra 1,5 g
Calcio 6 mg
Potasio 190 mg
Fósforo 20 mg
Magnesio 9 mg
Vitamina C 6,6 mg
Zinc 0,17 mg
Vitamina B1, B2 y B6 0,1 mg
Vitamina B3 0,8 mg
Vitamina B5 0,15 mg
Vitamina E 0,73 mg
Folato 4 μg
Vitamina A 16 μg
Vitamina K 2,6 μg

Propiedades y beneficios del Melocotón

1. Es muy nutritivo

El melocotón es una fruta muy popular y no solo es debido a su rico sabor, sino a su perfil nutricional tan beneficioso para el ser humano. En primer lugar, es importantes destacar que 100 gramos de melocotón solo aportan 39 calorías, por lo que su aporte calórico es bastante limitado.

Además, uno de los beneficios del melocotón es que es una excelente fuente de carbohidratos, fibra dietética, micronutrientes y vitaminas. Entre los micronutrientes más importantes del melocotón, encontramos el potasio, cobre, manganeso, magnesio, hierro, fosforo, etc.

A su vez, el melocotón proporciona vitaminas vitales como la vitamina A, C, E y K. También es destacable su contenido en vitaminas del grupo B como la niacina.

Esta deliciosa fruta también es una rica fuente de compuestos vegetales que protegen al organismo con sus cualidades antioxidantes. Sin duda, el melocotón es una excelente opción para añadir a la dieta diaria.

2. Antioxidante

Uno de los beneficios del melocotón es que ayuda a proteger al organismo del daño oxidativos gracias a su gran contenido en compuestos vegetales con propiedades antioxidantes. El estrés oxidativo es provocado por la acumulación de radicales libres en el cuerpo y puede desencadenar el padecimiento de enfermedades crónicas.

Sin embargo, los antioxidantes son capaces de neutralizar los radicales libres y así, prevenir la aparición del daño oxidativo. Una mayor ingesta de antioxidantes puede reducir el riesgo a sufrir de cardiopatías, diabetes tipo 2, demencia, degeneración macular, etc.

Entre los antioxidantes más abundantes del melocotón se encuentra la vitamina A y C que han demostrado ser ideales para retardar la aparición del envejecimiento, proteger el tejido ocular, prevenir la alteración del ADN celular, etc.

3. Estimula una buena digestión

Beneficios del melocotón

Otro de los beneficios del melocotón por su contenido en fibra dietética es que es un alimento que ayuda a estimular una buena salud gastrointestinal. La fibra soluble de esta fruta no es digerible, sino que es utilizada por las bacterias amigables del intestino.

El microbiota intestinal usa la fibra para sintetizar ácidos grasos de cadena corta que estimulan una buena digestión, disminuyen las inflamaciones en el sistema, refuerzan la actividad inmunológica del tracto, etc.

Además, la fibra soluble se disuelve en el intestino y, con ello, aporta textura y tamaño a las deposiciones. Una ingesta adecuada de fibra es necesaria para combatir el estreñimiento y la diarrea, acelerar el transito intestinal, mejorar la digestión y promover la regularidad en los hábitos intestinales.

La fibra también ayuda a reducir el riesgo a sufrir de cáncer colorrectal y alivia los síntomas de condiciones gastrointestinales como la colitis ulcerosa, síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn, etc.

4. Cuida tu corazón

El melocotón parece ser una excelente fruta para promover y cuidar la salud cardiovascular. La excelente cantidad de fibra dietética de esa fruta es clave para controlar los niveles de colesterol en sangre.  

Según han demostrado investigaciones, la ingesta de fibra aumenta la liberación de ácidos biliares que recorren el tracto digestivo y arrastran consigo el colesterol excesivo acumulado.

Algunos estudios probeta aseguran que otro de los beneficios del melocotón es que su consumo puede ayudar a reducir el colesterol LDL que se acumula en las arterias y que se vincula con eventos cerebrovasculares, ataques cardiacos, etc.

Por otro lado, el melocotón cuenta con otros nutrientes que también benefician la salud cardiaca: antioxidantes que previenen el daño oxidativo en el sistema, vitamina C que mantiene la flexibilidad de los vasos sanguíneos, magnesio que ayuda a controlar la presión arterial, etc.

Además, el melocotón cuenta con un excelente aporte de potasio que promueve la relajación de los vasos sanguíneos y ayuda a controlar la presión arterial. De acuerdo a investigaciones probeta, el melocotón también podría disminuir la producción de la hormona angiotensina II que se encarga de elevar la presión arterial.

5. Mantiene tu piel saludable

Otro de los beneficios del melocotón destacables es que es una fruta ideal para conservar una piel saludable y radiante. En principio, es necesario destacar que los melocotones son una densa fuente de antioxidantes que evitan que el daño oxidativo acelere el envejecimiento prematuro de la piel o dañe las células del tejido.

Asimismo, el melocotón contiene vitamina C que aumenta la producción de colágeno en el organismo. El colágeno es imprescindible para la piel porque le brinda firmeza, flexibilidad y volumen.

La vitamina A del melocotón actúa como un protector solar natural. Su ingesta protege la piel ante los rayos UV del sol que se ha vinculado con el fotoenvejecimiento y un mayor riesgo a sufrir cáncer de piel.

El melocotón también aporta vitamina E que destaca por ser un nutriente clave para mantener la piel hidratada, rejuvenecida y radiante.

6. Reduce las alergias

¿Sabías que comer melocotones con regularidad puede ayudarte a reducir las alergias? De acuerdo a investigaciones científicas, otro de los beneficios del melocotón desconocidos y muy interesantes es que puede disminuir la producción de histaminas que son liberadas por el sistema inmunológico.

Las respuestas alérgicas son desencadenadas por la función inmune ante diversos estímulos específicos. Cuando las células inmunitarias detectan alergenos, promueven la liberación de histaminas que provocan las reacciones inflamatorias por alergia.

Sin embargo, el melocotón podría ayudar a atenuar la intensidad y frecuencia de las alergias. Aún se necesitan más investigaciones al respecto para confirmar su efecto.

7. Fortalece el sistema inmunitario

Uno de los beneficios del melocotón es que agregarlos a tu dieta diaria puede estimular la función de tu sistema inmunológico. Esta fruta contiene antioxidantes, vitamina A y vitamina C que destacan por ser compuestos potenciadores de la inmunidad.

Los antioxidantes neutralizan los radicales libres y, con ello, coadyuvan la acción protectora de los anticuerpos. Por su parte, la vitamina A estimula la síntesis de nuevas células inmunitarias y refuerza la acción inmune en el organismo.

La vitamina C también es una gran aliada de la inmunidad porque aumenta la síntesis de anticuerpos y mejora la acción de las células inmunes ya formadas.

Una ingesta adecuada de vitamina C puede reducir la frecuencia con la que una persona se enferma de resfriado, infecciones o gripe.

8. Cuida tu visión

Uno de los beneficios del melocotón que debes saber es que es una muy buena opción para cuidar tu visión, ya que contiene antioxidantes y vitaminas esenciales para una salud ocular saludable. En el melocotón es posible encontrar antioxidantes como la zeaxantina que se han vinculado con un menor riesgo a sufrir de degeneración macular relacionada con la edad.

También contiene vitamina A que mejora la visión nocturna y previene la aparición de la ceguera durante la noche o en lugares poco iluminados. El melocotón, además, es fuente de vitamina C que protege la retina ante los rayos UV del sol.

Así, la ingesta frecuente de melocotón puede atenuar al riesgo a sufrir de enfermedades como las cataratas, ceguera nocturna, glaucoma, degeneración macular, etc.

9. Efecto diurético

El melocotón cuenta con un excelente efecto diurético que ayuda a eliminar toxinas y purificar la sangre. Su contenido en agua y potasio aumentan la producción de orina e incrementa la tasa de filtración de la sangre en los riñones.  

Además, su efecto diurético es útil para combatir la retención de líquidos, reducir el riesgo a sufrir de infecciones del tracto urinario, estimular la función renal, etc.

También puede ayudar a eliminar el exceso de sodio o acido úrico en la orina, siendo útil para reducir la presión arterial y tratar la enfermedad de la gota.

Ahora que ya conoces todos los beneficios del melocotón, te vamos a hablar de sus posibles contraindicaciones.

Contraindicaciones del melocotón

1. Alergias

Contraindicaciones del melocotón

Las alergias al comer melocotón son completamente posibles, especialmente en personas que sufren de alergias al polen porque esta fruta cuenta con una proteína similar al polen.

Una de las contraindicaciones del melocotón si lo consumes y eres alérgico es que puede provocar hinchazón en la boca, entumecimiento, dificultad para respirar, etc. Si sufres de alergias al melocotón o has sentido estos síntomas al comerlo, lo mejor es evitar por completo su ingesta.

2. Alto contenido de FODMAP

El melocotón contiene un elevado porcentaje de fructosa que figura como un carbohidrato fermentable o FODMAP. Este tipo de carbohidratos no son bien tolerados por personas con diferentes condiciones como el síndrome del intestino irritable, síndrome de Crohn, etc.

Lo mejor es evitar su consumo si no puede digerirlos, ya que una de las contraindicaciones del melocotón si decides ingerirlo y sufres problemas gastrointestinales puede provocarte hinchazón, dolores, malestar, etc.

Si quieres incorporar el melocotón a tu dieta, lo mejor es que consultes con tu médico antes de hacerlo.

3 Delciosas recetas con melocotón

Yogurt con melocotón: se deberá de rallar una cantidad de chocolate que consideremos ideal, en una batidora se deberá de poner el yogur y melocotón. Se mezclan hasta que queden integrados. Se ponen en un bol o vaso y se deberá de espolvorear con el chocolate rallado y listo.

Pudin de melocotón: en un bol se mezclan las semillas de chía, una taza de leche y azúcar, se mezcla todo. Se macera en la nevera por un día. Al sacarlo se mezcla un poco. En el mismo bol se añade el yogur y se mezcla con fuerza. Se abre la lata de  melocotón en almíbar, se escurren y se pican en trozos para que finalmente sean añadidos al bol.

Batido de melocotón: se deberá poner en la licuadora el néctar de durazno, plátano, duraznos congelados, mango congelado y yogur griego. Se mezclan a baja velocidad para que quede muy suave. No requiere de más, el mango y plátano es opcional.

¿Qué es el melocotón en almíbar?

El almíbar es una técnica de conservación de los alimentos, en la cual se utiliza azúcar disuelta en agua y que se lleva a una temperatura para que adquiera la consistencia de jarabe.  Por lo tanto, el melocotón en almíbar se trata de una forma de conservar la fruta.

Ir arriba