Pomelo beneficios y contraindicaciones

Pomelo: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El pomelo es una fruta cítrica consumida en todo el mundo. Su sabor característico destaca por ser refrescante y muy delicioso. A pesar de que es muy versátil, no suele ser incorporada en la cocina con frecuencia. A continuación, te detallamos cuales son los beneficios y contraindicaciones del pomelo.

Debes de saber que uno de los beneficios del pomelo es que es un gran aliado para aquellas personas que estén siguiendo una dieta para bajar de peso debido a que una de las propiedades del pomelo es que ayuda a eliminar la retención de líquidos y produce una excelente sensación de saciedad ideal para aquellas personas que quieren bajar de peso.

Una de las principales contraindicaciones del pomelo es que puede generar interacciones con los medicamentos por lo que no está recomendado su consumo en personas que estén tomando medicamentos. Si quieres ingerir pomelo estando bajo tratamiento médico, consúltalo antes con su médico para asegurarte de que puedes comer este cítrico sin problemas.

Valor nutricional del pomelo

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 38 kcal
Proteínas 0,76 g
Hidratos de Carbono 9,6 g
Fibra 1 g
Calcio 4 mg
Potasio 216 mg
Magnesio 6 mg
Vitamina C 61 mg
Sodio 1 mg
Fósforo 17 mg
Vitamina B1, B2 y B6 0,1 mg
Vitamina B3 0,22 mg

Propiedades y beneficios del pomelo

1. Es rico en nutrientes

El pomelo es una fruta con una increíble riqueza nutricional con grandes beneficios para el organismo. Uno de los beneficios del pomelo más resaltantes es su baja densidad calórica, ya que se considera como uno de los alimentos con menos aporte calórico.

Es una fruta muy completa, por lo que puede proporcionar carbohidratos, abundante fibra dietética y una cantidad limitada de proteínas vegetales. También es denso en compuestos vegetales con cualidades antioxidantes.

El contenido de vitaminas del pomelo es excepcional porque brinda vitamina C, vitamina A y vitaminas del grupo B como el folato o la tiamina. Tan solo medio pomelo, de tamaño promedio, puede cubrir hasta el 64% del requerimiento diario de vitamina C y el 28% del requerimiento de vitamina A.

Además, esta fruta cítrica brinda minerales importantes como el magnesio y el potasio. Sin duda, es una excelente opción para mantenerse saludable.

2. Antioxidante

Beneficios del pomelo

En el pomelo se encuentra una amplia gama de compuestos vegetales bioactivos con potentes cualidades antioxidantes. El daño oxidativo es un proceso desencadenado por la acumulación de radicales libres en el organismo y aumenta el riesgo a sufrir de múltiples enfermedades crónicas.

Los antioxidantes son esenciales para combatir el daño oxidativo, ya que neutralizan los radicales libres y contrarrestan sus consecuencias en el organismo. La adecuada ingesta de antioxidantes es vital para aminorar el riesgo a desarrollar cáncer, cardiopatías, diabetes tipo 2, degeneración macular, Alzheimer, trastornos autoinmunes, etc.

Gracias a su buen contenido en vitamina C, uno de los beneficios del pomelo es que su ingesta puede disminuir el riesgo a sufrir de cáncer, enfermedades cardiovasculares, envejecimiento prematuro, etc.

También contienen betacarotenos, licopeno y flavonoles que resultan magníficos para combatir las inflamaciones crónicas, los niveles de colesterol en sangre, la aparición de ciertas células cancerígenas y el desarrollo de degeneración macular relacionada con la edad.

Así, el pomelo se convierte en una fuente increíble de antioxidantes que te ayudaran a mantenerte saludable y con bajos niveles de estrés oxidativo.

3. Estimula el sistema inmunológico

Otro de los beneficios del pomelo es que es una fruta que potencia la inmunidad del organismo. Sus antioxidantes se encargan de neutralizar los radicales libres y contribuir con la acción protectora de las células inmunitarias.

Además, los antioxidantes del pomelo cuentan con cualidades antivirales y antibacterianas que son indispensables para reforzar el sistema inmunológico y mantener protegido al organismo.

La vitamina C del pomelo también desempeña un papel muy importante en la inmunidad del organismo. Este nutriente se encarga de aumentar la síntesis de nuevos anticuerpos y mejora el funcionamiento de las células inmunitarias ya formadas.

Se ha evidenciado que la ingesta adecuada de vitamina C se vincula con un menor riesgo a sufrir de resfriado común o gripe. Además, puede reducir el riesgo a sufrir de infecciones bacterianas y virales.

La vitamina A y los betacarotenos del pomelo promueven la síntesis de nuevas células inmunitarias, modulan la respuesta inflamatoria del organismo y ayudan a combatir las patologías infecciosas.

El pomelo también contiene otros nutrientes importantes para el sistema inmunológico como el zinc, hierro y algunas vitaminas del grupo B. Además, su consumo fortalece unas de las barreras protectoras más importantes del cuerpo: la piel.

4. Produce una sensación de saciedad

Uno de los beneficios del pomelo más conocidos es que su ingesta ayuda a producir saciedad y a controlar el apetito. Este efecto es atribuido a dos componentes principales: la fibra dietética y el agua.

Esta fruta contiene una proporción aceptable de fibra que es fundamental para sentir plenitud. La fibra se disuelve en el intestino y forma un gel que ralentiza el proceso digestivo, de manera que posterga el vaciado estomacal.

Dicho efecto es apoyado por la importante cantidad de agua que brinda el pomelo. Se ha evidenciado que los alimentos que brindan fibra y abundante agua generan mayor saciedad, reducen el apetito espontáneamente y pueden contribuir con la perdida de peso.

5. Te ayuda a bajar de peso

En un plan de perdida de peso, el pomelo es una excelente opción. Uno de los principales beneficios del pomelo es que este cítrico tiene un aporte calórico limitado, siendo uno de los alimentos con menor densidad calórica.

A su vez, el pomelo cuenta con fibra y agua que promueven una sensación de plenitud y ayudan a regular el apetito. De acuerdo a investigaciones realizadas, la ingesta frecuente de pomelo se vincula con menor circunferencia de la cintura y un riesgo más bajo a sufrir de sobrepeso.

6. Posee un potente efecto antidiabético

Otro de los beneficios del pomelo más importantes es que parece tener excelentes beneficios para prevenir y controlar la diabetes. Se ha evidenciado que los antioxidantes de este cítrico pueden reducir la resistencia a la insulina y así, mejorar su asimilación por parte del organismo.

La resistencia a la insulina destaca como el principal factor de riesgo a desarrollar diabetes tipo 2. Cuando el cuerpo ha desarrollado dicha resistencia, la insulina ya no posee la misma eficacia para permitir el acceso del azúcar a las células.

Así, se comienza a acumular la glucosa en el torrente sanguíneo y esto produce picos glucémicos. Sin embargo, los antioxidantes del pomelo pueden ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina y así, prevenir el padecimiento de diabetes.

Su efecto antidiabético también es beneficioso para pacientes que sufren de diabetes porque contribuye con el control del azúcar en sangre.

7. Reduce la presión arterial

Uno de los minerales más abundantes del pomelo es el potasio, siendo sumamente importante para el control de la presión arterial. El potasio estimula un efecto vasodilatador en el sistema cardiaco, es decir, produce el agrandamiento de los vasos sanguíneos.

Al consumir suficiente potasio, el diámetro de los vasos sanguíneos aumenta y, con ello, la superficie disponible para el flujo sanguíneo. De esta manera, la sangre fluye con menor fuerza y disminuye la presión arterial.

Uno de los beneficios del pomelo si decidimos consumirlo con asiduidad es que puede ser útil para regular la presión arterial y prevenir la hipertensión. Además, contrarresta la acción estimulante del sodio, por lo que es vital para mantener una presión arterial saludable.

8. Controla los niveles de colesterol en sangre

Otro de los beneficios del pomelo es que es un gran aliado para el sistema cardiovascular, ya que también es capaz de regular los niveles de colesterol en sangre. Se ha evidenciado que sus antioxidantes promueven la reducción de colesterol malo o LDL y estimula el control de los niveles de colesterol total.

La fibra del pomelo también juega un papel importante en la regulación del colesterol en sangre. Al ser ingerida, la fibra activa la liberación de ácidos biliares que se encargan de expulsar el colesterol excesivo fuera del cuerpo.

De hecho, la fibra del pomelo ha demostrado ser excelente para reducir el colesterol LDL y regular la cantidad de colesterol total en todo el organismo. De esa manera, comer pomelo puede prevenir la aparición de arteriosclerosis, insuficiencias cardiacas, obstrucciones vasculares, eventos cerebrovasculares, etc.

9. Reduce el riesgo a sufrir de cálculos renales

Los cálculos renales son cristales solidos que se depositan en las vías renales y que producen dolor, molestias al orinar, etc. Uno de los beneficios del pomelo es que su ingesta puede reducir el riesgo a sufrir de cálculos renales y es gracias a su riqueza en ácido cítrico.

El ácido cítrico es capaz de unirse al calcio en los riñones y así, favorecer su expulsión del organismo. Dicho efecto es magnifico porque el calcio es uno de los principales minerales que se unen a compuestos como el oxalato y se cristalizan en las vías urinarias.

Además, la acidez del pomelo ayuda a regular el pH de la orina y puede aumentar la cantidad de orina que se produce cada vez. Ambos factores son vitales para reducir el riesgo a sufrir de cálculos renales.

10. Cuenta con un potente efecto diurético

Se estima que el 90% del peso del pomelo es agua, siendo una fruta muy hidratante y con un poderoso poder diurético. La combinación de agua y potasio del pomelo estimula la función renal e incrementa la micción de orina.

Este efecto diurético es indispensable para desintoxicar el organismo, combatir la retención de líquidos, disminuir la presión arterial, mejorar la función renal, limpiar las vías urinarias y disminuir el riesgo a sufrir de infecciones del tracto urinario.

Además, el efecto diurético del pomelo puede prevenir la acumulación de ácido úrico, siendo indispensable para prevenir el desarrollo de la enfermedad de la gota.

11. Es buena para tu piel

Otro de los beneficios del pomelo más conocido es que es una fruta genial para la piel y es debido a su riqueza nutricional. Su contenido en vitamina C es indispensable para aumentar la producción de colágeno, reducir los signos del envejecimiento y conferirle volumen, brillo, suavidad y flexibilidad al tejido cutáneo. Además, la vitamina C acelera el proceso de cicatrización y curación de la piel.

El pomelo también contiene vitamina A y betacarotenos que protegen la piel ante los rayos UV del sol y el fotoenvejecimiento. Los antioxidantes de este cítrico también son indispensables para cuidar la piel ante el daño oxidativo.

12. Estimula la salud ocular

El color naranja intenso del pomelo es un indicativo de su contenido en vitamina A y betacarotenos, siendo ambos compuestos indispensables para la salud ocular.

La vitamina A forma parte de un pigmento hallado en la retina que mejora la visión durante la noche o en lugares poco iluminados. La deficiencia de esta vitamina puede causar ceguera nocturna o causar deficiencias severas en la visión.

Los betacarotenos de este fruto también protegen el ojo ante el fotoenvejecimiento y el daño oxidativo. De hecho, se ha evidenciado que dichos betacarotenos pueden reducir el riesgo a sufrir de degeneración macular relacionada con la edad.

La vitamina C de los pomelos también es magnifica porque protege el tejido ocular ante los rayos UV del sol.

13. Mejora la digestión

Otro de los beneficios del pomelo si decidimos comerlo con frecuencia es que puede ser clave para disfrutar de una digestión saludable. La fibra del pomelo es indispensable para mejorar la digestión, ya que combate el estreñimiento, acelera el transito intestinal y promueve regularidad en los hábitos intestinales.

También es importante para alimentar las bacterias saludables intestinales y estimular un colón saludable. El consumo de fibra es vital para prevenir afecciones colorrectales como el cáncer.

El pomelo también se compone de abundante agua que, en conjunto con la fibra, ayudan a mejorar la consistencia y tamaño de las heces. Además, ayuda a purificar el tracto gastrointestinal.

Después de conocer todos los beneficios del pomelo, te vamos a explicar cuales son las contraindicaciones del pomelo.

Contraindicaciones del pomelo

1. Interacción con medicamentos

Contraindicaciones del pomelo

A pesar de que el pomelo es una fruta muy beneficiosa para la salud, no todo el mundo puede consumirla. Esta fruta es contraindicada en pacientes que toman ciertos medicamentos, ya que los componentes del pomelo pueden influir sobre el metabolismo de los medicamentos.

Se ha evidenciado que una de las contraindicaciones del pomelo si se consume de forma simultanea junto a distintos medicamentos puede generar efectos adversos, esto es porque los químicos en la fruta pueden interferir con las enzimasa que descomponen el medicamento en tu sistema digestivo haciendo que el medicamento pueda estar un tiempo demasiado corto o largo en tu organismo.

El pomelo tiene mayor probabilidad a crear interacciones con medicamentos inmunosupresores, medicamentos antagonistas del calcio, estatinas, carbamazepina, benzodiacepinas e indinavir.

Si estás bajo algún tratamiento con medicamentos, lo mejor es consultar con tu médico antes de ingerir pomelo ya que puede ser peligroso para tu salud.

2. Daño del esmalte dental

El ácido cítrico de los pomelos es magnifico para la salud, pero también puede dañar tu esmalte dental. Una de las contraindicaciones del pomelo por este ácido es que puede provocar erosión en el esmalte dental, causando debilidad en los dientes y reduciendo la barrera protectora del tejido dental.

Se recomienda evitar su consumo si sufre de dientes sensibles. Además, es recomendable no cepillarse los dientes después de comer pomelo, ya que podría acelerar o intensificar la erosión.

3. Pacientes renales

Otra de las contraindicaciones del pomelo es que las personas con problemas renales deben limitar su consumo debido a que es una fruta densa en potasio. Generalmente, los pacientes renales cuentan con una función renal deficiente, por lo que un exceso de potasio podría ser contraproducente.

Si un paciente renal exagera con la ingesta de pomelo, el potasio se acumula en la sangre y se presentan dificultades para eliminar el exceso mediante la orina. En consecuencia, se puede producir hiperpotasemia, hipotensión arterial, etc.  Además, puede producir un sobreesfuerzo de los riñones.

3 formas de comer pomelo

El pomelo tiene un sabor muy interesante, el cual se puede disfrutar tanto por sí solo, como sumándolo a otras preparaciones, el resultado final es estupendo sin importar si se trata de preparaciones dulces o saladas, a continuación algunas de ellas.

  • Mermelada de pomelo sin azúcar: pelar y cortar los pomelos en trozos, ponerlos en un recipiente grande para macerar 12 horas en agua fría, luego cocer durante media hora y macerar 12 horas más, después escurrir y sumar jugo de limón y batir.
  • Pollo en salsa de zumo de pomelo: freír cebolla con el pollo en trozos pequeños y aceite de oliva, sumar ralladura de limón, sal, zanahorias, chalotas y zumo de pomelos junto a media cucharada de harina. Luego vino, caldo de pollo y tomillo y cocer 30 o 40 minutos.
  • Zumo de naranja y pomelo con cubos de menta: exprimir el pomelo y la naranja, colar y mezclar los zumos, luego sumar los cubos de hielo de menta, estos se hacen llenando una cubitera hasta la mitad junto con menta.

¿El pomelo ayuda a adelgazar?

El pomelo es una de las frutas que ayuda a perder peso, tiene un bajo aporte calórico y gracias a su alto contenido de agua mejora el metabolismo, este se acelera y la eliminación de grasas resulta más sencilla. En suma, aporta fibra y genera sensación de saciedad que ayuda a comer menos, otro rasgo a favor es que evita la retención de líquidos.

Todos estos beneficios hacen del pomelo una fruta para adelgazar, pero siempre y cuando se mantenga un estilo de vida saludable con una correcta y equilibrada alimentación y actividad física regular.

1 comentario en “Pomelo: propiedades, beneficios y contraindicaciones”

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba