Alimentos para regenerar tendones

Los 10 mejores alimentos para regenerar tendones

Son muchos los motivos por los cuales los tendones van perdiendo sus funciones; la sobrecarga de peso, el envejecimiento del tendón, la pérdida de la elasticidad, algunas patologías o la reacción a algunos fármacos son apenas algunos de estos.

Por ello, es importante después de los 30 años añadir ciertos alimentos a la dieta que ayuden a alargar la vida de los tendones, ligamentos y articulaciones.

Alimentos para regenerar tendones

1. Almendras

Es uno de los frutos secos más consumidos y se caracteriza por ser uno de los mejores alimentos para regenerar tendones.

Los tendones cumplen un rol muy importante dentro de la fisionomía de nuestro cuerpo, son una banda de tejido conectivo fibroso que se encuentran en el extremo del músculo y se encargan de sujetar al hueso ¿Y por qué son tan importantes? Porque se encargan de transmitir la fuerza que genera el músculo al hueso.

Dentro de la composición de las almendras encontramos que está formada con una buena proporción de agua (50% total de su peso) lo más importante es que aporta un total de 270 mg de magnesio por cada 100 g de producto, lo que representa un total de 19% de la ingesta diaria recomendada.

El magnesio es uno de los elementos más favorables para el cuidado de los tendones; interviene en la síntesis de proteínas, por lo que ayuda a formar masa muscular y regenerar tejidos dañados, entre ellos los ligamentos y tendones.

Su consumo resulta muy positivo, la almendra está cargada de diferentes compuestos antioxidantes, específicamente de vitamina E, con lo que protege a las membranas celulares de daños externos.

2. Espinacas

La popular espinaca que cobró mucha fama en la década de los años 70, gracias a la caricatura de “Popeye El Marino”, además de aportar fuerza, es un excelente alimento para cuidar todo lo referente a los tendones.

Gracias a su buen contenido en magnesio (79 mg por cada 100 gramos), las espinacas son otro de los alimentos para regenerar tendones.

El magnesio cumple un rol indispensable en la producción proteica del organismo. El colágeno y la elastina forman parte de la composición de los tendones y ligamentos; el magnesio ayuda a mantener saludables las fibras de elastina por lo que enriquece la producción del colágeno.

La deficiencia de magnesio es una de las causas más comunes por la que los tendones suelen desgastarse, ya que acelera el envejecimiento de las células protectoras de colágeno. Por eso, la importancia de consumir alimentos ricos en este elemento, de hecho, recomiendan que el consumo de magnesio sea (320 -420 mg/día).

Uno de los beneficios de la espinaca es que, gracias a su buen aporte de Vitamina K (483 μg), su consumo evita la formación de coágulos en la sangre y resulta muy favorable para cuidar la salud ósea.

Échale un ojo a nuestro contenido sobre los beneficios y contraindicaciones de las espinacas.

3. Salmón

El salmón es uno de los alimentos más sanos y nutritivos que podemos encontrar. Según su tabla nutricional, cada porción contiene cerca de 18 g de proteínas, 2 g de omega 3 y una gran cantidad de vitaminas, especialmente las del complejo B.

El omega 3 cumple un rol muy importante en la conservación de los tendones; son un tipo de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga o muy larga, que se encuentra presente en muchos peces y mariscos.

En el año 2017, se llevó a cabo una investigación relacionado con los ácidos grasos omega 3 que favorecía la regeneración de los nervios en ratones; el resultado fue realmente sorprendente, ya que se demostró que este compuesto puede regenerar y desinflamar tendones debido a que tiene la característica de facilitar una auto-respuesta por parte del cuerpo ante la inflamación.

El salmón y el resto de los pescados azules, como es el caso de la sardina, son una estupenda fuente de omega 3 y, en caso de que no te guste el pescado, puedes probar directamente con suplementos alimenticios a base de omega 3.

El omega 3, además de ayudar con la regeneración de los tendones, también ayuda a cuidar la salud del corazón.

4. Café

El café, además de ayudarnos a despertar y eliminar la fatiga mental, es un alimento muy beneficioso para regenerar los tendones. Esto se debe a que, al igual que el resto de los alimentos, posee una estupenda concentración de magnesio; en una taza de café hay alrededor de 48 mg de magnesio, lo que viene a representar el 12% de la ingesta diaria recomendada de magnesio.

Por otro lado, la cafeína es un componente también importante, ya que reduce las molestias relacionadas con el dolor articular, de tendones y ligamentos; por supuesto, es necesario controlar las proporciones. Es una bebida rica en polifenoles, por lo que ayuda a reducir y combatir la presencia de los radicales libres que pueden provocar desgaste a nivel de los tendones, ligamentos y articulaciones.

Se ha comprobado que el consumo regular de café ayuda a disminuir el riesgo de sufrir de enfermedades neurodegenerativas. Según un estudio de la Universidad de Harvard, las personas que consumen con frecuencia café tienen un 60% menos de probabilidades de sufrir de Alzhéimer y Síndrome de Parkinson.

Infórmate de todos los beneficios y contraindicaciones del café.

5. Pollo

El pollo es un alimento perfecto para cuidar toda el área del músculo, sobre todo, si consumimos el área de la pechuga; cada porción de 85 g contiene en promedio un total de 26 g de proteína de alta calidad.

Otra de las cosas que aporta el consumo de pollo es una estupenda proporción de vitaminas del complejo B, que resultan muy beneficiosa para regenerar los tendones y ligamentos.

Además de regenerar los tendones, las vitaminas del complejo B, gracias a su efecto antiinflamatorio, son perfectas para aliviar el dolor (específicamente las vitaminas B1, B6 y B12). Los deportistas de alto rendimiento consumen con frecuencia vitamina B1, conocida también como Tiamina, para cuidar el músculo y evitar el desgaste de su estructura.

Consumir pollo de forma frecuente, además de cuidar nuestros tendones y articulaciones, previene el desgaste óseo gracias a toda la proteína que le suministra a nuestro organismo. Diversos estudios también han demostrado que aumenta los niveles de serotonina en el cerebro, mejorando el estado de ánimo.

6. Zanahoria

Por su buen contenido en vitamina A, además de proporcionar salud ocular, otro de los beneficios de la zanahoria es que su consumo resulta imprescindible para el buen cuidado de los tendones por lo que lo convierte en otro de los buenos alimentos para regenerar tendones.

Una de las cosas por las que también es conocida la vitamina A, es porque estimula la recuperación y crecimiento de los huesos. Mediante una revisión sistemática llevada a cabo con la observación de los estudios más importantes de alto nivel, se analizó el papel de la vitamina A, donde se observó sus efectos directos en la síntesis de tejido de la matriz extracelular.

Esto implica que su consumo efectivamente regenera toda la zona de los tendones, pero además los ligamentos y articulaciones se ven también beneficiados.

En el caso de los alimentos de origen vegetal, los carotenoides son precursores de la vitamina A. El betacaroteno presente en la zanahoria es un tipo de carotenoide.

De verdad que la zanahoria se puede considerar como un superalimento, de hecho, un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud en el año 2014, decía que esta raíz reservante es uno de los alimentos con más propiedades anticancerígenas que podemos encontrar.

7. Frutas cítricas

El consumo de las frutas cítricas, además de refrescarnos y contribuir de forma positiva en el buen funcionamiento del sistema inmunológico, son otro de los grandes alimentos para regenerar los tendones.

¿Cómo ocurre esto? Gracias al poder de la vitamina C que está concentrado en todas las frutas cítricas. La vitamina C también es conocida como ácido ascórbico y entra dentro de la lista de vitaminas que el ser humano no es capaz de sintetizar en el hígado, por lo que se debe consumir de fuentes externas, no solo para los tendones, sino para absolutamente todo.

Para el caso de la vitamina C, la ruta es similar a la de la vitamina A, es decir, participa en la producción de colágeno gracias a su poder antioxidante, por lo que interviene directamente en la regeneración de los tendones. La vitamina C se caracteriza por sus propiedades antiinflamatorias, por lo que acelera la curación de los ligamentos, tendones y articulaciones.

Las frutas cítricas, gracias a su rica concentración de vitamina C, participan en los siguientes procesos fisiológicos:

  • Refuerzo del sistema inmunológico
  • Metabolización de la grasa
  • Fijación de hierro
  • Cicatrización de las heridas

8. Brócoli

Muy valorada al igual que el resto de las verduras de hojas verdes por su rica concentración en minerales y vitaminas. Una de las vitaminas que más destacan en el brócoli es la vitamina E, poderoso compuesto antioxidante que ayuda a conservar el buen estado de los tendones y lo convierte en otro de los grandes alimentos para regenerar los tendones.

A nivel celular, la vitamina E tiene un papel destacado, ya que es el antioxidante liposoluble más importante para llevar a cabo el metabolismo celular, aparte de que protege a los ácidos grasos poliinsaturados del estrés oxidativo provocado por los radicales libres.

Dentro de nuestro organismo ocurren muchos procesos, el inflamatorio se relaciona directamente con una glucoproteína llamada interleucina-6 o Il-6, que se suele elevar por diferentes factores y que se controla gracias a las propiedades antiinflamatorias y conservantes que presenta la vitamina E.

Esta es la razón por la que se recomienda el consumo de alimentos ricos en vitamina E para el cuidado de los tendones, ya que los procesos inflamatorios son la causa más común del desgaste.

El brócoli participa en la producción del colágeno, por lo que es un alimento ideal para que nuestra piel luzca mucho más joven, fresca y lozana.

9. Acelgas

Es un alimento con una estupenda concentración en vitamina C y magnesio, dos compuestos que estimulan y participan en la regeneración y cuidado de las articulaciones y tendones por lo que la acelga es otro de los excelentes alimentos para regenerar los tendones.

Apenas una taza de acelgas contiene 81 mg de magnesio, esto equivale al 19% de la ingesta diaria recomendada, con un mínimo aporte calórico. Su consumo frecuente se relaciona con un fortalecimiento muscular y de los tendones.

Otro punto que vale la pena destacar de las acelgas es que ayudan a cuidar la salud ósea, gracias a su alto contenido de calcio y vitamina K.

Consulta nuestro artículo sobre los beneficios y contraindicaciones de la acelga.

10. Huevos

Se trata de un alimento rico y muy versátil, con un alto contenido de proteína, por lo que es perfecto para cuidar todo lo relacionado con la masa y estructura muscular, donde se incluyen las articulaciones, ligamentos y los tendones.

Es una estupenda fuente de aminoácidos, específicamente de leucina, grasas saludables, vitaminas del complejo B y otros nutrientes como la colina.

Muchos productos comerciales emplean la membrana del huevo para apoyo de la salud articular, ya que fortalece las articulaciones, manteniendo huesos, ligamentos y tendones en condiciones saludables.

Entre otro de los beneficios presente en el huevo tenemos:

  • Aporte de minerales
  • Aporte de vitaminas del complejo B y D
  • Disminuye el riesgo de enfermedades cardiacas

Ahora ya conoces los 10 mejores alimentos para regenerar tendones, te animamos a conocer todos los beneficios y contraindicaciones de estos alimentos.

Ir arriba