Aceite de Oliva: propiedades, beneficios y contraindicaciones

Es un producto de valor indescriptible en la gastronomía española. Ya que, este es el principal país productor de aceite de oliva en el mundo. Su cultivo total abarca más de 2,3 millones de hectáreas solo para aceitunas, aunque no sea esta población su principal consumidor.

¡Quiénes más cantidades de aceite de oliva consumen son Italia y Grecia!

Este preciado amigo también en comúnmente conocido en algunos lugares como “Oro Líquido” y esto gracias a sus excelentes aportes nutricionales al organismo, así como también increíbles beneficios.

Estudios científicos recomiendan el consumo de aceite de oliva junto con una dieta balanceada, para mantener una vida saludable y libre de afecciones físicas.

Este llamado superalimento se destaca por su alto contenido oleico, presente en las aceitunas. Lo cual, lo convierte en una fuente principal de vitamina E y A, además de B-sitosterol.

El aceite de oliva además de poseer valioso ácidos grasos y ser portador de vitamina K, también aporta a tu organismo grasas saturadas (13,8 %), grasas monoinsaturadas (73 %) por cada 100gr consumidos.

Valor nutricional del aceite de oliva

Nutrientes Cantidad por cada 100 gramos
Calorías 885 calorías
Grasas 99 g (de las cuales solo 14 g son de grasa saturada)
Vitamina E 20 mg
Vitamina A 200 µg

Propiedades y Beneficios del aceite de oliva

  • Ayuda al sistema digestivo

    Es bastante beneficioso para tu estómago, lo protege formando una ligera capa a su alrededor (también al duodeno) con la finalidad de prevenir la formación de ulceras.

    De igual manera, al ser rico en ácido oleico ayuda a regular el sistema digestivo, hacer frente al estreñimiento. Así como también proteger la secreción ácida gástrica.

    ¡Funciona también como un poderoso laxante!

  • Protege los huesos

    Favorece el desarrollo de los huesos y posibilita la fácil absorción de los minerales para tal fin. Además, es un aliado vital a la hora de querer prevenir la osteoporosis o artritis reumatoide.

  • Minimiza el riesgo de enfermedades cardiovasculares:

    Gracias a que en las aceitunas se puede encontrar grandes cantidades de ácido oleico, no sorprende que esta propiedad sea fundamental para ayudar a controlar los niveles de insulina en la sangre.

    Aparte de esto, aporta la cantidad necesaria de colesterol bueno a nuestro organismo. Ayudándonos así a reducir la posibilidad de padecer trastornos metabólicos y cardiovasculares.

  • Ayuda prevenir el cáncer

    Existen muchos estudios científicos que han logrado demostrar que el aceite de oliva es beneficioso para combatir el cáncer de estómago, pulmón y de seno.

    Estos estudios han arrojado increíbles resultados, entre los cuales, se encuentra que no estimulan las células cancerígenas, no modifican las células genéticas a diferencia de otras grasas y es más protector con el sistema inmune.

  • Ayuda a retrasar el envejecimiento

    Una dieta saludable acompañada de aceite de oliva, es la clave para tratar los signos de la edad y el envejecimiento. Consumir cantidades moderadas reduce los niveles de estrés y es por ello que los tejidos de la piel no envejecen de forma acelerada.

    También resulta positivo para el cuidado del cabello, las uñas y la piel. Evita los signos de resequedad, picazón, caspa y demás factores que puedan causar irritación.

  • Combatir la resaca

    La resaca es un malestar horrible y desagradable que la mayoría de las personas han padecido alguna vez en su vida, al consumir alimentos ricos en aceite de oliva, se evita que el alcohol se adhiera a las paredes del estómago y por ende no hay resaca posterior.

¿Es bueno tomar aceite de oliva en ayunas?

Ingerir aceite de oliva en ayunas es una excelente idea. Básicamente si se toma directo de la botella, tal y como suele conseguirse en los supermercados, las vitaminas y nutrientes se absorben mucho mejor.

¡Además de que todas sus propiedades te revitalizan!

Puedes consumirlo una media hora antes de desayunar para ayudarte a potenciar tu organismo y lograr empezar el día saludable y con un subidón de energía.

Una cucharada grande será más que suficiente, pero también puedes adicionarle un poco de zumo de limón y agua caliente.

¿El aceite de oliva engorda o ayuda adelgazar?

Estudios recientes sugieren que las personas que consumen moderadamente ciertas cantidades de aceite de oliva, tienen menores posibilidades de padecer de obesidad o sobrepeso.

Aunque según el instituto Nutrimedia, es bastante difícil determinar o atribuirle estas características al aceite de oliva.

Se cree que los hábitos alimenticios y una dieta saludable (junto con el aceite de oliva) son los verdaderos factores que posibilitan adelgazar o bajar de peso y no el aceite como tal.

¡Este posee efectos saciante y por lo tanto sentirás menos ansiedad!

El aceite de oliva aparte de colaborar con tu dieta, también mejora tu metabolismo debido a su contenido bioflavonoides y de vitamina C. Los cuales colaboran con el flujo de orina reduciendo así la retención de líquido en los riñones.

Por otra parte, y como dato interesante, el aceite de oliva ayuda a estabilizar los niveles de colesterol en la sangre y activar la descomposición de la grasa que solemos almacenar en el estómago.