¿Es la moringa peligrosa?

En este artículo te vas a informar cuando puede ser la moringa peligrosa. Comer una dosis o cantidad razonable de Moringa no causará ningún riesgo para la salud, pero no se recomienda consumir demasiado bajo ninguna circunstancia.

Si no abusamos de la moringa, podemos incluirla de forma segura en nuestra dieta diaria. Sin embargo, se deben considerar algunas advertencias o contraindicaciones:

  • Las raíces y la corteza, que rara vez se comen, mostrarán efectos de aborto al menos en dosis altas. No es necesario insistir en evitarlos, especialmente si está embarazada o cree que puede estarlo.
  • Moringa tiene un efecto hipoglucemiante que puede reducir los niveles de azúcar en sangre. Por tanto, otro de los casos en los que puede ser la moringa peligrosa es si la ingieren en exceso personas que padecen hipoglucemia (niveles bajos de azúcar), este tipo de pacientes deben consultar con su médico cual es la dosis que pueden ingerir. Si se abusa, estas personas pueden experimentar desmayos, debilidad y desequilibrio.
  • Como planta energética y algo estimulante, no se recomienda tomarla antes de acostarse, sobre todo si eres propenso al insomnio.
  • Cuando se toma con el estómago vacío o durante un tiempo prolongado, las personas sensibles pueden experimentar acidez de estómago, irritación y reacciones alérgicas. En este caso, puede prevenir estos efectos adversos ingiriendo moringa junto con otros alimentos consistentes.
  • Por sus propiedades depurativas, puede producir un ligero efecto laxante, sobre todo cuando comienzas a consumirlo y tu cuerpo no está acostumbrado a ello, por lo que puedes tener diarreas, que deberían desaparecer en poco tiempo.

Ahora que conoces en que casos puede ser la moringa peligrosa, a continuación te vamos a informar de sus principales beneficios y contraindicaciones.

Beneficios de la moringa

Protege y nutre la piel y el cabello

Gracias al aceite de semilla de Moringa, el cabello puede protegerse de los radicales libres, manteniéndolo limpio y saludable. Además, su proteína protege las células de la piel de los daños provocados por el medio ambiente y la contaminación. Incluso puede ayudar a aliviar infecciones y llagas.

Protección contra los radicales libres

Los antioxidantes que contiene, como flavonoides, polifenoles y ácido ascórbico, pueden combatir la producción de radicales libres, que son moléculas reactivas o átomos que provocan inflamación, daño celular y estrés oxidativo.

Protege al hígado

Por su alta concentración de antioxidantes, puede proteger al hígado del daño causado por la ingesta de ciertos medicamentos y acelerar su proceso de regeneración. 

Protege el sistema cardiovascular

Los antioxidantes en Moringa previenen el daño cardíaco y se ha demostrado que ayudan a mantener el corazón sano. Dado que ayuda a controlar los niveles de lípidos en sangre, puede prevenir la formación de placas ateroscleróticas al reducir el riesgo de trombosis y enfermedades cardiovasculares.

Contraindicaciones de la moringa

Acidez gástrica

Si se toma con regularidad, la moringa puede causar acidez o irritación.

Insomnio

Esta planta es irritante, así que evite tomarla antes de acostarse porque puede causar insomnio.

Diarrea

Moringa produce un efecto laxante, especialmente cuando comienzas a consumirla. Esto puede causar diarrea, pero debería desaparecer en poco tiempo. 

Policitemia

Esta planta «milagrosa» puede causar eritrocitosis (aumento del número de glóbulos rojos) y causar una enfermedad anti-anemia llamada policitemia.

Embarazo

Otro caso en el que la moringa es peligrosa y está contraindicada su ingesta es durante el embarazo ya que no existen estudios sobre los posibles efectos secundarios en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Ir arriba