Chlorella beneficios y contraindicaciones

Chlorella: propiedades, beneficios y contraindicaciones

La Chlorella es un género de algas verdes unicelulares que se desarrollan en aguas dulces. Se encuentra colmada del pigmento natural clorofila. Esta alga suele ser ingerida para aprovechar sus cualidades depurativas, pero puede provocar síntomas adversos como las nauseas o malestar estomacal. A continuación, te detallamos cuales son los beneficios y contraindicaciones de la Chlorella.

Entre los numerosos beneficios de la Chlorella, uno de los más interesantes es que es una gran fuente de minerales como el fósforo, el magnesio, el Zinc y el hierro, minerales que reforzarán nuestro sistema inmunológico y ayudarán a prevenir la anemia.

Una de las contraindicaciones de la Chlorella si padeces algún problema gastrointestinal o eres de estómago sensible, es que puedes sufrir nauseas, diarrea, gases y retorcijones estomacales por lo que si es tu caso, te recomendamos contactar con tu médico antes de ingerir Chlorella.

Tabla nutricional de la Chlorella

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 410 kcal
Proteínas 58,4 g
Hidratos de Carbono 23,2 g
Grasa 9,3 g (0 g de grasa saturada)
Calcio 221 mg
Zinc 71 mg
Fósforo 895 mg
Magnesio 315 mg
Hierro 130 mg
Vitamina C 10,4 mg
Vitamina E 1,5 mg
Vitamina B1 1,7 mg
Vitamina B2 4,3 mg
Vitamina B3 23,8 mg
Vitamina B5 1,1 mg
Vitamina B6 1,4 mg
Vitamina B9 o ácido fólico 94 μg
Vitamina A 51.300 μg

Beneficios de la chlorella

Es muy nutritiva

La Chlorella es un alga que cuenta con un perfil nutricional realmente beneficioso para la salud humana. De hecho, sus bondades nutricionales la convierten en un superalimento que aporta grandes cantidades de nutrientes esenciales.

Esta alga cuenta con una excelente calidad de proteína, representando el 50-60% de su composición total. En su aporte proteico, la Chlorella brinda los 9 aminoácidos esenciales que el cuerpo no puede sintetizar por sí mismo.

También es una excelente fuente de ácidos grasos saludables como el omega-3, siendo indispensable para la salud cardiovascular.

En la Chlorella también es posible encontrar vitamina C y diversas vitaminas del grupo B como el folato. Asimismo, otro de los beneficios de la Chlorella es que es una excelente fuente de minerales como el calcio, hierro, fósforo, calcio, zinc y magnesio.

A su vez, la Chlorella es fuente de compuestos vegetales y pigmentos naturales como la clorofila que benefician significativamente al organismo. Sin duda, es un superalimento que vale la pena aprovechar para mantenerte saludable.

Cabe destacar que los valores nutricionales pueden variar según muchos factores vinculados con el cultivo de esta alga unicelular.

2. Antioxidante

Beneficios de la Chlorella

En la Chlorella es posible encontrar una amplia gama de compuestos vegetales bioactivos que promueven una acción antioxidante en el organismo. La ingesta de antioxidantes es vital para prevenir los procesos oxidativos y reducir sus consecuencias en el organismo.

Los radicales libres son sustancias inestables que se acumulan en el cuerpo a partir del metabolismo. Cuando se concentran, estas sustancias promueven el estrés oxidativo que pueden dañar las células o aumentar el riesgo a sufrir de padecimientos crónicos como la diabetes tipo 2 o el cáncer.  

Gracias al contenido en antioxidantes, otro de los beneficios de la Chlorella es que su consumo es capaz de neutralizar los radicales libres y combatir sus perjudiciales efectos en el organismo. En esta alga podemos encontrar poderosos antioxidantes como la vitamina C, los betacarotenos, luteína, licopeno y la clorofila.

De acuerdo a investigaciones científicas realizadas, los antioxidantes de la Chlorella ayudan a combatir el daño oxidativo en fumadores crónicos. Este efecto es muy importante porque los fumadores crónicos son considerados como población de alto riesgo a sufrir de estrés y daño oxidativo.

Aún se necesitan más estudios al respecto, pero resulta prometedor todo lo que los estudios preliminares han demostrado.

3. Promueve la depuración de metales pesados

Los metales pesados resultan ser minerales altamente perjudiciales para el ser humano porque se concentran en el organismo y provocan serios problemas de salud.

La exposición a los metales pesados es común en diversas actividades como la minería o también está relacionado con la contaminación del medio ambiente. El problema con los minerales pesados es que no pueden ser excretados como cualquier otro compuesto, sino que se acumulan en el organismo.

Sin embargo, compuestos quelantes como los de la Chlorella ayudan a desintoxicar el organismo de los metales pesados. Según los estudios realizados, esta alga ayuda a excretar metales pesados concentrados en los riñones, cerebro, hígado y otras áreas del cuerpo humano.

Uno de los beneficios de la Chlorella es que su ingesta podría eliminar los niveles de cadmio y otros metales pesados del organismo, reduciendo sus consecuencias y el riesgo a sufrir graves problemas de salud.

4. Fortalece tu sistema inmunológico

Entre los grandes beneficios de la Chlorella parece estar el fortalecimiento del sistema inmunológico. De acuerdo con investigaciones realizadas, este efecto es atribuido a los numerosos antioxidantes presentes en dicha alga.

Los antioxidantes contribuyen con la acción de defensa y protección de los anticuerpos. De hecho, ayudan a neutralizar a los radicales libres, siendo uno de los componentes más perjudiciales para el organismo.

Una investigación realizada demostró que la Chlorella promueve el aumento de células inmunitarias que protegen el organismo ante agentes patógenos y perjudiciales.

Por otro lado, un estudio pequeño observó que la Chlorella incrementaba los marcadores de actividad inmunitaria encontrados en el torrente sanguíneo. En tal sentido, el consumo de esta alga podría aumentar los niveles de protección y defensa del cuerpo humano.

5. Reduce los niveles de colesterol en sangre

Entre los beneficios de Chlorella más destacados se encuentra que también parece ser eficaz para controlar y reducir los niveles de colesterol en sangre. Según especifican algunas fuentes, su ingesta es capaz de regular los niveles de colesterol LDL y triglicéridos encontrados en sangre.

Estas potentes cualidades de la Chlorella son atribuidas a diferentes componentes como la fibra dietética, los antioxidantes y la niacina.  La fibra es indispensable para disminuir el colesterol en sangre porque aumenta su excreción fuera del organismo.

Los antioxidantes también juegan un papel importante porque previenen la oxidación del colesterol LDL y reducen el riesgo de sufrir distintas cardiopatías. También existen antioxidantes, como los carotenoides, que por naturaleza son capaces de disminuir los niveles de colesterol en sangre.

A pesar de que el colesterol juega un papel fundamental en la composición de las células, su exceso incrementa el riesgo a sufrir problemas cardiacos. Por ello, el efecto de la Chlorella puede minimizar el riesgo a sufrir de arteriosclerosis, obstrucciones vasculares, eventos cerebrovasculares, etc.

6. Antinflamatorio

La Chlorella se encuentra llena de antioxidantes que también pueden promover un efecto antinflamatorio en el organismo. Las inflamaciones crónicas figuran como un factor de riesgo que desencadena otros problemas y padecimientos crónicos.

Sin embargo, los antioxidantes de la Chlorella podrían combatir y reducir los niveles de biomarcadores proinflamatorios que son liberados en sangre. De esta manera, las inflamaciones sistémicas disminuyen notablemente.

De acuerdo a una investigación, este efecto es magnífico para pacientes asmáticos o que sufren de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Según dicho estudio, los antioxidantes de esta alga disminuyen las inflamaciones del sistema respiratorio y mejoran el proceso de respiración.

Estas cualidades también podrían ser efectivas para el tratamiento de artritis u otros cuadros proinflamatorios.

Contraindicaciones de la Chlorella

1. Malestar gastrointestinal

Contraindicaciones de la Chlorella

Aunque no es común, si sufres de algún problema gastrointestinal o eres de estómago sensible, debes consultar con tu médico que cantidad puedes tomar ya que si excedes puedes sufrir las siguientes contraindicaciones de la Chlorella: nausea, diarrea, gases, retorcijones estomacales y malestar gastrointestinal.

Es por eso que te recomendamos consultar con tu médico si sufres problemas gastrointestinales o eres de estómago sensible.

2. Embarazadas y lactantes

No existe suficiente información científica acerca de la seguridad de ingerir Chlorella durante el embarazo o la lactancia. Por ello, una de las contraindicaciones de la Chlorella es que no se recomienda consumirla sin previa supervisión médica durante el periodo de gestación o lactancia.

3. Pacientes inmunodeprimidos

La Chlorella es realmente beneficiosa para fortalecer el sistema inmunológico y esto puede ser negativo para los pacientes inmunodeprimidos. Una de las contraindicaciones de la Chorella es que se deben evitar su consumo las personas con alguna enfermedad autoinmune, ya que podría activar la acción inmunológica y empeorar los síntomas del padecimiento.

¿Cuál es la mejor forma de tomar la chlorella?


Existen varias formas de tomar la chlorella y poder recibir todos sus beneficios, estas modalidades son:

  • Chlorella en polvo: es una buena opción para quienes gustan agregarla a sus alimentos diarios, por ejemplo zumos de frutas, jugos, batidos y salsas, además añade sabor y calor a las preparaciones, también se puede diluir en un vaso con agua.
  • Chlorella en pastillas: esta es la mejor y más cómoda forma de consumir esta microalga, este suplemento nutricional se puede encontrar en diversas tiendas naturistas.
  • Chlorella líquida: es una de las opciones menos común pero también es viable para aprovechar los poderes de esta alga.
Ir arriba