Acerola: propiedades, beneficios y contraindicaciones

La acerola es una fruta común en América Central y América del Sur que cuenta con un característico color rojo que se asemeja mucho a las cerezas. Este fruto posee una pulpa bastante densa y un sabor agridulce que resulta ser muy sabroso. A continuación, te contaremos los beneficios y contraindicaciones de la acerola.

Una de las contraindicaciones de la acerola si se consume en exceso es que podemos sufrir problemas gastrointestinales como diarrea, dolor abdominal, estreñimiento, náuseas, flatulencias

Gracias a su gran contenido en vitamina C, una de las propiedades de la acerola es que es un excelente alimento para combatir la anemia.

Valor nutricional de la acerola

Nutrientes Cantidad Por cada 100 gramos
Calorías 32 kcal
Hidratos de carbono 7,7 g
Fibra 1 g
Vitamina C 1.667,6 mg
Potasio 146 mg
Magnesio 18 mg
Calcio 12 mg
Fósforo 11 mg
Sodio 7 mg
Vitamina B (b1, b2, b3, b5 y b6 0,4 mg
Vitamina A 38 μg

Beneficios de la acerola

1. Estimula la función inmune

La acerola es, sorprendentemente, rica en vitamina C que puede estimular la función inmune del organismo y aumentar sus niveles de protección. Esta vitamina es esencial para el sistema inmunológico porque incrementa la síntesis de anticuerpos en el cuerpo.

beneficios de la acerolaAsimismo, se ha demostrado que la vitamina C es capaz de repotenciar y aumentar la capacidad de los anticuerpos del organismo para detectar, atacar y eliminar microorganismos patógenos del organismo.

Según investigaciones, la vitamina C puede aumentar el número de linfocitos T encontrados en sangre, así como mejora la actividad antimicrobiana de las células inmunes. También modula las respuestas inflamatorias desencadenadas por el sistema inmunológico, de manera que evita las inflamaciones crónicas o exageradas.

La acerola también cuenta con vitamina A que puede fortalecer y estimular al sistema inmunológico. La vitamina A estimula la diferenciación celular hacia la formación de glóbulos blancos como los linfocitos.

Adicionalmente, la acerola posee numerosos antioxidantes que coadyuvan la función inmune del organismo, por lo que también fortalecen al sistema inmunológico.

Este aumento en la inmunidad del organismo puede ser muy útil para prevenir cuadros infecciosos, acelerar la recuperación de los resfriados y combatir el desarrollo de células malignas.

2. Antioxidante

Por su gran contenido en Vitamina C y Vitamina A, uno de los beneficios de la acerola es que aporta importantes cualidades antioxidantes en el organismo. Los antioxidantes son muy importantes porque mantienen protegido al organismo ante el estrés oxidativo que se produce a raíz de una acumulación de radicales libres.

Si bien es cierto que los radicales libres son producidos por el mismo organismo en los procesos metabólicos, su acumulación puede ser mortal. Se ha evidenciado que elevados niveles de estrés oxidativo pueden desencadenar cáncer, diabetes tipo 2, insuficiencias cardiacas, problemas neurodegenerativos, etc.

Sin embargo, la densidad en antioxidantes de la acerola puede combatir estos radicales libres y evita que influyan negativamente sobre la salud del organismo.

Tanto la vitamina C y la vitamina A protegen el núcleo celular de los radicales libres, por lo que evitan daños en el ADN celular y previenen la aceleración del proceso de envejecimiento.

3. Protege los tejidos del cuerpo

Beneficios de la acerolaUno de los beneficios de la acerola es que es magnifica para mantener tejidos saludables en todo el organismo, ya que cuentan con una elevada cantidad de vitamina C. La vitamina C actúa como una coenzima en la síntesis de colágeno, por lo que es un nutriente esencial para su formación en el organismo.

El colágeno es una de las proteínas estructurales más importantes del organismo porque le confiere fortalece y flexibilidad a los tejidos. Un aumento de colágeno es capaz de fortalecer el tejido muscular, los tendones, el cartílago, la piel, las uñas, etc.

Este aumento de colágeno también puede ser muy útil en personas con problemas articulares, ya que ayuda a fortalecer el cartílago de las articulaciones y evita que este sea lesionado o debilitado.

El colágeno también forma parte del tejido óseo y, de hecho, esta proteína es considerada como el principal material del hueso. Un aumento de colágeno se ha vinculado con una mejor salud osteoarticular y menor riesgo a sufrir diferentes enfermedades óseas.

Además, el colágeno es clave para mantener una piel bonita porque le confiere firmeza, elasticidad y puede contrarrestar los efectos del envejecimiento sobre la piel como las arrugas o la flacidez.

4. Previene el escorbuto

Las acerolas poseen una importante densidad de vitamina C que, según los científicos, puede superar la cantidad de vitamina C presente en otras frutas como las naranjas o las fresas.

El escorbuto es una enfermedad que se desencadena por una deficiencia de vitamina C en el organismo. Esta condición presenta una sintomatología caracterizada por hemorragias cutáneas, debilidad, cansancio, ulceración en las encías, etc.

Por ello, las acerolas pueden prevenir el escorbuto con eficacia, ya que aportan una abundante cantidad de vitamina C que puede contrarrestar rápidamente esta deficiencia.

5. Combate la anemia

Por su gran aporte en Vitamina C y Hierro, otro de los beneficios de la acerola es que es un fruto excelente para combatir la anemia y prevenir su aparición. La anemia es una enfermedad caracterizada por una oxigenación sistémica deficiente que produce mareos, debilidad, palidez, etc.

El hierro se une a la hemoglobina de los glóbulos rojos y, al hacerlo, permite que el oxigeno se una a la proteína hemoglobina. Sin el hierro, el oxígeno no puede ser captado y transportado por la hemoglobina hacia todo el organismo.

Por ello, el hierro dietético es muy importante para prevenir y combatir la anemia. Por suerte, las acerolas son muy ricas en hierro no hemo que puede contrarrestar la deficiencia nutricional.

Beneficios de la acerolaA pesar de que el hierro no hemo no sea bien absorbido por el organismo, la presencia de vitamina C en las acerolas incrementa su absorción a nivel intestinal.

De hecho, la vitamina C suele ser indicada para incrementar la asimilación del hierro dietético proveniente de las frutas y las verduras. De esa manera, el consumo de cacerolas no solo te ayudará a asimilar su propio hierro, sino que también aumentará la absorción del hierro no hemo proveniente de la dieta.

6. Mejora la salud ósea

Por su buen contenido en minerales esenciales como el calcio y el fósforo, otro de los beneficios de la acerola es que pueden mejorar tu salud ósea. El calcio es un nutriente primordial para el tejido óseo, ya que reviste el hueso y le confiere su densidad mineral ósea.

Una mayor densidad mineral ósea es fundamental para prevenir fracturas, reducir el riesgo de sufrir enfermedades osteodegenerativas como la osteoporosis o el padecimiento de osteoartritis.

Asimismo, las acerolas ofrecen fósforo que promueve el buen desarrollo y crecimiento del hueso. De hecho, el fosforo se considera como un nutriente indispensable en la formación del tejido óseo y los dientes.

El hierro de las acerolas también puede beneficiar la salud de los huesos. Según los científicos, el mineral hierro es necesario para la síntesis de colágeno, siendo esta proteína el principal componente integral del hueso.

Contraindicaciones de la acerola

1. Trastornos digestivos

Si bien la acerola es un fruto muy denso en nutrientes, una de las contraindicaciones de la acerola si su consumo excesivo puede desencadenar diferentes trastornos digestivos como la diarrea, el estreñimiento, dolor abdominal, náuseas, calambres digestivos, flatulencias, etc.

Aunque sea beneficiosa, es vital controlar la cantidad de acerola que consumes diariamente. Si sufres de alguna enfermedad digestiva, procura evitar el exceso de acerola porque puede afectar tu condición o producir síntomas más graves.

2. Reflujo ácido

La acerola es muy rica en vitamina C y es justo este nutriente el que le confiere un sabor agridulce al fruto. Otra de las contraindicaciones de la acerola si su consumo es excesivo es que puede desencadenar episodios de reflujo ácido, ya que la acidez del fruto incrementa la producción de ácidos estomacales.

Contraindicaciones de la acerolaMientras mayor sea la producción de ácidos estomacales, mayor será el riesgo de que estos ácidos se devuelva al esófago y produzca el reflujo ácido. Es importante evitar los excesos, especialmente cuando la acerola no esta madura porque posee una mayor cantidad de ácido ascórbico.

Si eres sensible o sufres de reflujo gastroesofágico, procura consumir solo una cantidad limitada de acerola.

3. Pacientes renales o con cálculos biliares

Aún no se conocen cuales son los efectos de la acerola sobre los pacientes renales y, por ello, no es recomendado en este tipo de pacientes porque no se sabe si es seguro.

Sin embargo, algunas investigaciones han arrojado que una de las contraindicaciones de la acerola es que su consumo puede incrementar el riesgo a desarrollar cálculos biliares. Si has sufrido de cálculos biliares, lo mejor es que consultes con tu médico sobre el consumo de acerola.

De igual manera, si eres un paciente renal acude a tu médico de confianza.