Sal del Himalaya beneficios y contraindicacaciones

Sal del Himalaya: propiedades, beneficios y contraindicaciones

La sal del Himalaya es un producto que se obtiene a partir de una mina de sal ubicada en Pakistán, se le dice que proviene del Himalaya porque esta cordillera colinda con varios países asiáticos. Tiene un aspecto bastante llamativo porque, a diferencia de la sal común de mesa que es de color blanca, esta se presenta en una tonalidad rosada, para luego ser molida al momento en que es consumida.

A diferencia de la sal común de mesa, la sal del Himalaya ofrece una buena proporción de minerales que permite añadir más nutrientes a la dieta, en contraposición de la sal común que solo contiene cloruro de sodio y yodo. Este tipo de sal ayuda a incrementar la densidad nutricional sin añadir calorías adicionales.

Mucho se ha hablado de que es un producto cardio-amigable, pero la realidad es que, por su alta concentración de sodio, no está recomendada en personas que sufran de problemas cardiacos, hipertensión, antecedentes de infarto, problemas renales o hepáticos.

Propiedades y beneficios de la Sal del Himalaya

1. Regula el pH de la sangre

Una pequeña porción de Sal del Himalaya diluida en agua, es un remedio infalible para regular el pH sanguíneo, dado que uno de los beneficios de la sal del Himalaya (y otras sales) es que puede ayudar a disminuir la concentración de acidez de la sangre.

Todo se basa en la proporción de sus minerales, que permiten restablecer el pH del organismo, evitando la aparición de enfermedades crónicas e inflamatorias.

En el caso de la Sal del Himalaya, su consumo regulado resulta bastante beneficioso, ya que su concentración de minerales reduce la acidez en el organismo, permite tener un aporte extra de energía, además de que un organismo alcalinizado contribuye en el fortalecimiento del sistema inmune.

2. Aumenta el nivel de energía

Por su estupendo aporte en compuestos minerales y electrolitos, es un ingrediente ideal para aumentar el nivel de energía física, además de la mental de forma natural.

La sal del Himalaya se puede diluir en agua, añadirse a zumos, jugos y es muy beneficioso debido a que uno de los beneficios de la sal del Himalaya es que permite la oxigenación de las células, fortalece los músculos y activa el cerebro para un óptimo rendimiento.

Aparte de todo eso, su concentración de electrolitos permite dar un aporte en energía especial. Los electrolitos son minerales que se encuentran en el cuerpo y cumplen con la función de generar una carga eléctrica.

Los electrolitos que están presentes en la Sal del Himalaya son Sodio, Calcio, Hierro, Potasio y una porción minúscula de Magnesio.

Beneficios de la sal del Himalaya

3. Mejora la absorción de nutrientes

Como bien se dijo, es un alimento que permite equilibrar el pH del organismo, por lo cual ayuda a neutralizar los ácidos que se encuentran en el estómago, gracias a esta propiedad, esta sal orgánica ayuda en la absorción de nutrientes.

Su aporte mineral fortalece y estimula la producción de la flora bacteriana en el intestino, aparte de mejorar la capacidad para separar y remover los residuos que el cuerpo no necesita.

La sal del Himalaya ayuda en la formación de miles de millones de microorganismos, los cuales colaboran en la absorción de nutrientes, donde todo es aprovechado por las células, tejidos y músculos para funcionar adecuadamente.

Se tiene conocimiento que otro de los beneficios de la sal del Himalaya es que si ingesta ayuda a absorber o metabolizar minerales como calcio, magnesio y hierro, además de colaborar con las bacterias digestivas en la síntesis de vitaminas como la Vitamina K, algunas del Complejo B y el ácido fólico.

4. Disminuye la formación de varices

Otro de los conocidos beneficios de la sal del Himalaya es que es un producto que posee propiedades antiinflamatorias y relajantes, esta propiedad resulta ser muy positiva, debido a que ayuda a combatir la debilidad de las paredes y válvulas de las venas superficiales.

¿Cómo fortalece las paredes y válvulas de las venas? Gracias a su estupenda concentración en minerales, es de fácil absorción, por lo cual pasa rápidamente al torrente sanguíneo, específicamente a las venas superficiales donde evita la dilatación o irritación de estas.

También se ha comprobado que este producto mejora las funciones de todo el sistema linfático, evitando que haya un exceso de toxinas que interfiera en la circulación.

5. Es más sana que la sal común de mesa

Es cierto que la Sal del Himalaya es un producto muy poco conocido y más caro, sin embargo, añadirlo a la dieta, resulta más beneficioso que estar usando la sal blanca común.

  • La Sal del Himalaya no es tratada químicamente, a diferencia de la sal de mesa que pasa por un proceso mediante el cual se convierte en cloruro de sodio (compuesto que no forma parte indispensable de la nutrición).
  • La sal común no aporta ningún nutriente esencial, a diferencia de la Sal del Himalaya que estimula producción de los electrolitos.
  • Es una alternativa más saludable, ya que la Sal del Himalaya trae consigo muchos beneficios a la salud.
  • Puede usarse de forma cosmética, pero también terapéutica.

6. Ayuda a combatir la migraña

Uno de los beneficios de la sal del Himalaya más desconocidos es que su consumo podría ser muy beneficioso para controlar la sintomatología de la migraña, en algunos casos, dependiendo de la causa, acaba con la migraña en cuestión de minutos.

Su asimilación en el organismo permite que se dé una estimulación de la serotonina, un neurotransmisor que reduce el dolor y está relacionado con el bienestar. Aparte de esta particularidad, sus propiedades antiinflamatorias, contribuye a calmar la tensión de los músculos de la cabeza, disminuyendo las cefaleas.

Propiedades de la sal del Himalaya

Todos los oligoelementos que contiene la Sal del Himalaya pueden ayudar a aliviar la migraña, específicamente si esta se origina a causa de una deshidratación. La Dra. Marián García, experta en nutrición humana y dietética, comenta que efectivamente la Sal del Himalaya puede ser tomada como un medicamento alternativo para aliviar la migraña.

Es un producto muy valorado en la medicina alternativa, la mejor forma de aprovechar la Sal del Himalaya es disolviendo una pequeña cantidad en agua y beberlo apenas se empiece a sentir esas aureolas características de la migraña; el resto del día solo beba mucha agua mineral sola.

7. Descongestionante

La Sal del Himalaya tiene muchos usos, aparte del gastronómico. Uno de los conocidos beneficios de la sal del Himalaya es que es un excelente producto para descongestionar las fosas nasales.

En caso de un resfriado o alergia, solo debe disolver aproximadamente 10 gramos de Sal del Himalaya en agua tibia y realizar gárgaras. Este producto sirve también para la garganta, si se sufre de inflamación o anginas.

8. Estupendo exfoliante natural

Si existe un producto que es excelente para cuidar todo lo relacionado con la piel es la Sal del Himalaya, gracias a su concentración en minerales, otro de los beneficios de la sal del Himalaya es que sirve para eliminar el exceso de impurezas en la piel, acné, puntos negros, poros dañados y falta de luminosidad.

Para usar la Sal del Himalaya como exfoliante, solo se debe coger un poco de agua, rosa mosqueta y unos 10 gramos de Sal del Himalaya, aplica con algodón en la zona del cutis y deja actuar por 10 minutos y luego enjuagar con agua. En un par de días, podrás observar cómo cambia el semblante de la piel.

Contraindicaciones de la sal del Himalaya

1. Exceso de sodio

Este tipo de sal orgánica es una enorme fuente de sodio por lo que su consumo debe ser moderado.

Una de las contraindicaciones de la sal del Himalaya por su contenido en sodio es que un consumo excesivo es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades como la hipertensión, problemas de corazón, problemas hepáticos y renales.

Los adultos con la presión arterial alta no deberían consumir más de 1,5 gramos por día. Consulte con su médico para conocer su dosis adecuada.

Exceder la ingesta diaria de sal, ya sea común o esta sal orgánica, puede ocasionar diversos problemas en la salud, e incluso abre la posibilidad para sufrir de algunos tipos de cáncer, entre ellos, el gástrico o el colorrectal.

Si bien es cierto que la sal es un producto vital para el funcionamiento del cuerpo, abusar de las dosis puede ser bastante riesgoso. Si vas a usar Sal del Himalaya a la hora de cocinar, evita agregar sazonadores de sabores, aderezos y otros condimentos industrializados para darle más sabor, ya que estos también contienen una importante concentración de sal.

Contraindicaciones de la sal del Himalaya

2. No es recomendado en personas con problemas renales

Si uno de los riñones no está funcionando de forma óptima, se debe tener mucho cuidado con la ingesta de Sal del Himalaya, ya que cuando hay problemas renales, es difícil la eliminación de todos los minerales, por lo cual hay un exceso de estos en el organismo.

Es por eso que una de las contraindicaciones de la sal del Himalaya es que no se aconseja su consumo en personas con problemas renales. De ser su caso y quiere agregar este tipo de sal a su dieta, consulte con su médico para que le asesore sobre su caso.

Es importante recalcar que, si bien los minerales participan en muchos procesos fisiológicos del cuerpo, un exceso de micronutrientes puede provocar otras enfermedades importantes. Por eso, no añadas más de 5 o 6 gramos de Sal del Himalaya a tu dieta diaria.

Ir arriba