La OMS incluye en la lista de enfermedades el síndrome del trabajador quemado

Esta enfermedad se caracteriza por agotamiento, sentimientos negativos y una disminución de la eficiencia profesional.

El agotamiento profesional conocido también como «burnout» o «síndrome del trabajador quemado» ya es considerado una enfermedad por parte de la Clasificación Internacional de Enfermedades por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este problema viene caracterizado por una situación de estrés crónico que desemboca en una disminución de su rendimiento profesional y en un cansancio extremo.

La Asamblea General de la OMS ha sido quien ha tomado la decisión en Ginebra, en la sesión anual hasta el día de hoy, reconociendo por primera vez este tipo de agotamiento a nivel profesional como una enfermedad que se puede diagnosticar y tratar.

El burnout es en realidad el síndrome de un trabajador que llega a una situación de agotamiento por estrés crónico debido a que no ha sabido gestionar con éxito una crisis. Por ello, los síntomas son estado de cansancio extremo, sentimientos negativos del trabajo y un rendimiento profesional menor.

El portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, comentó que «desde 1990 la Asamblea General de la OMS no revisaba la Clasificación Internacional de Enfermedades y que con esta actualización, incluyendo el «burnout», la agencia sanitaria de la ONU espera facilitar el intercambio de informaciones entre profesionales de salud a a nivel internacional».

Para ello, el agotamiento profesional se daría en personas con relaciones anormales con su trabajo provocadas por una carga excesiva de tareas y responsabilidades, experimentando soledad e impotencia para cambiar la situación, agravándose con ello su salud.

Según lo califica la OMS, se incluirá en el capítulo dedicado a problemas asociados con el empleo o con el desempleo que hacen referencia al entorno profesional excluyendo otras experiencias. Esta nueva actualización entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2022.

Otras de las enfermedades que han sido incluidas en el listado son la supresión de la transexualidad de la lista de enfermedades mentales para integrarla en el capítulo de disfunciones sexuales, o los trastornos relacionados con los videojuegos en la sección de desórdenes de dependencia y habrá un nuevo capítulo sobre medicina tradicional.

Fuente: ABC.