Australia plantea penalizar a ciertos activistas animaliatas

El gobierno de Australia planteó el miércoles la prohibición de ciertas acciones por la parte de los defensores de los derechos de los animales como contestación a los incidentes de esta semana, cuando los activistas bloquearon el tráfico en la ciudad de Melbourne y asaltaron granjas y mataderos.

El proyecto de ley anunciado por el primer ministro del país, Scott Morrison, es bastante «infrecuente«, han denunciado especialistas legales, por el hecho de que es una contestación a las acciones concretas del conjunto activista vegano AussieFarms.

El conjunto ha publicado un mapa interactivo online de las compañías de animales, como granjas, zoológicos y centros de carreras de caballos, para fomentar un reportaje en el que se solicita la prohibición de los mataderos.

Con la nueva propuesta, las personas que alientan a los criminales a través de la publicación de la localización de las compañías agrícolas y ganaderas en Internet se encararían a un año de cárcel si son condenados, el gobierno ha avanzado.

«Cuando usan la información personal de la gente, los detalles de sus hogares, no se trata solo de sus granjas, sino más bien de dónde viven y medran sus hijos«, explicó Morrison, del estado rural de Tasmania.

«Son atacados de la forma más mesnadera posible por una organización que solo piensa por sí sola y no por el daño real que está ocasionando a las vidas de los trabajadores australianos«, agregó.

Australia festejará elecciones generales en el mes de mayo y la mayor parte de las encuestas pronostican una derrota para Morrison, eminentemente debido al desplazamiento de los votantes rurales a otros partidos.

El primer día de la semana, el tráfico en la ciudad de Melbourne fue interrumpido por cien participantes de la manifestación que agitaban pancartas para promocionar el reportaje de AussieFarms, Dominion, para el que emplearon aeroplanos teledirigidos y también imágenes de cámaras ocultas para grabar unidades de engorde y mataderos.

Estas acciones tuvieron sitio en 3 estados australianos, donde los activistas entraron en los mataderos de noche y en ciertas granjas aun se encadenaron a las máquinas.

El director del Centro Jurídico para los Derechos Humanos, Hugh de Kretser, ha asegurado que existen leyes que limitan las acciones de los defensores del medioambiente, por poner un ejemplo, la prohibición de invadir la propiedad privada de otras personas.

«Hay una gama de poderes libres a fin de que la policía y las agencias de aplicación de la ley se encarguen de las violaciones de la propiedad y de la obstrucción del tráfico«, insistió.

«Cualquier intento de limitar todavía más los derechos de queja debe analizarse esmeradamente para cerciorarse de que no se cruce la línea y de que el alcance de las sanciones no sea desmedido con la conducta que se procura eludir«, explicó.

Por su lado, el directivo del reportaje Dominion, Chris Delforce, ha advertido que prefiere ir a la prisión que cerrar la web del conjunto. «Todo cuanto hacemos es dar transparencia a estas industrias. Cualquier cosa que me pase a mí no se puede cotejar con lo que les pasa a los animales«, afirmó.

Fuente: abc.