Todas las propiedades de las semillas de sésamo

¿Ha oído hablar de semillas de sésamo, pero no sabe cuáles son los beneficios para usted? Es hora de informarse e incluir esta semilla en su alimentación diaria.

De nombre científico Sesamun indicum, el sésamo, comúnmente conocido como semillas de sésamo, es, debido a sus numerosos beneficios, un tipo de semilla que no debería faltar en casa de nadie.

¿Cómo identificar las semillas de sésamo?

Son semillas de forma oval y plana, extremadamente pequeñas, pero con un alto poder para la salud humana.

Su sabor es suave, muy similar al de la nuez y también ligeramente crujiente.

Existen en diferentes tonos-blanco, negro, rojo y amarillo-teniendo en cuenta la variedad y son muy valoradas, no sólo por su aceite de sésamo, un aceite extremadamente resistente al pudrimiento, sino también por el gran número de beneficios para la salud.

¿Qué hace de estas semillas un buen alimento?

Consideradas sagradas y utilizadas, casi siempre, por los orientales, las semillas de sésamo están empezando a incluirse ahora en el consumo diario de Occidente, gracias a su riqueza nutricional y a las consiguientes ventajas para los individuos.

Investigaciones recientes hacen especial hincapié en unas fibras beneficiosas llamadas ligninas que fueron encontradas en gran abundancia en sésamo. Las ligninas tienen una gran capacidad para reducir los niveles de grasa de la sangre, combatir las inflamaciones, controlar la presión arterial y desacelerar el envejecimiento, entre otras propiedades.

Además, son ricas en buenas proteínas de alto valor biológico y también están formadas por 15 aminoácidos diferentes. Aún tienen un alto poder antioxidante y vitaminas, especialmente la E, del total B y minerales como hierro, fósforo, cobre, magnesio, calcio y manganeso.

Beneficios de las semillas de sésamo

Las semillas de sésamo ayudan a muchos problemas, siendo estos los principales beneficios de estas semillas:

Fortalecen los huesos y tendones;

Tonifican los riñones y el hígado;

Actúan como tónico, especialmente después de hemorragias;

Ayudan en caso de dolor de espalda, de rodillas y reumatismo;

Mejoran la elasticidad de la piel;

Tienen una acción antioxidante;

Tienen un efecto hipoglucémico que mejora la sensibilidad a la insulina en los pacientes diabéticos tipo 2.;

Aumentan la energía y se recomiendan en casos de fatiga, insomnio y agotamiento nervioso;

Ayudan a aumentar el tono muscular y la firmeza;

Mejoran la circulación;

Ayudan a la pérdida de memoria, porque fortalecen los glóbulos rojos, permitiendo una mejor oxigenación del cerebro;

Ralentizan el envejecimiento porque son ricas en Vitamina E;

Tienen grandes cantidades de calcio

Ayudan a alcalinizar la sangre;

Ayudan a mantener un peso sano gracias a su alto contenido de fibras solubles;

Activan el metabolismo;

Favorecen la saciedad;

Facilitan el tránsito intestinal;

¿Cómo consumir las semillas de sésamo?

Es extremadamente fácil consumir semillas de sésamo, teniendo en cuenta que deben ser ingeridas crudas. Puede añadirlo al yogur y a los cereales, así como en ensaladas, sopas, arroz y pastas. También puede espolvorear semillas de sésamo sobre pasteles o galletas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *