Alimentos que no deben mezclarse

Una pista: no tiene nada que ver con el sabor. Estos alimentos no deben mezclarse debido a sus características químicas.

La próxima vez que prepare otra comida seguramente estará más atento. Es que, contrariamente a lo que probablemente pensaba, hay alimentos que no deben mezclarse. Y no tiene nada que ver con el sabor o el hecho de que «conecten» o no bien entre sí. ¿Confundido? Se lo explicaremos.

Si, en algunos casos, al combinar ciertos alimentos va a potenciar sus cualidades y beneficios para el organismo; en otros, cuando mezcla ciertos alimentos, por nutritivos que puedan ser, al final se combinan anulan sus propiedades.

Cada alimento tiene sus propiedades y componentes diferentes. Estos componentes pueden, cuando se combinan, anularse mutuamente y pueden causar, por ejemplo, dificultades en la digestión o dificultades en la absorción de nutrientes. Si quiere sacar todo el provecho de sus alimentos aquí hay algunas mezclas que querrá evitar.

3 combinaciones a evitar

1. Bebidas alcohólicas y alimentos ricos en vitaminas A, D, E

Los efectos del consumo excesivo de alcohol son bien conocidos y uno de ellos está relacionado con la dificultad de absorción de determinados nutrientes, como las vitaminas A, D y E.

La ingesta excesiva de alcohol inhibe la absorción de grasas, que a su vez son esenciales en el proceso de absorción de vitaminas liposolubles (A, D y E).

Los alimentos ricos en vitamina A incluyen vegetales de hoja oscura, brécoles, melocotón y kiwi, por ejemplo; la vitamina D está presente en la yema de huevo y peces gordos; los aceites vegetales, las semillas y los frutos secos son ejemplos de alimentos ricos en vitamina E.

Por supuesto, no significa que no pueda beber una copa de vino con su comida, pero debe tener cuidado con los excesos y, si es posible, evitar su combinación con estos alimentos.

2. Calcio y alimentos ricos en oxalatos

Si eres amante de las pastas rellenas con espinacas y queso, deberías saber que esta podría no ser la mejor opción. Todo porque las espinacas son ricas en oxalato, una sustancia que reduce la absorción intestinal de calcio por el organismo, por lo que debe evitar mezclarse con queso, por ejemplo.

Pero además espinacas, las acelgas, los berros y la remolacha, también ricos en oxalato, que deben evitar ser consumidos en la misma comida en la que ingiere leche o derivados.

3. Alimentos ricos en hierro con té o café

Los tés (como la manzanilla o la menta, ricos en tanina) o el café no deben mezclarse con alimentos ricos en hierro (como la carne, los frutos secos o las leguminosas, por ejemplo). Esto se debe a que las bebidas mencionadas tienen polifenoles antioxidantes que interfieren con la absorción del hierro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *