15 alimentos antioxidantes que debes consumir regularmente

Hay alimentos que, ingeridos diariamente, pueden marcar la diferencia en su salud. ¡Encuentre aquí los 15 alimentos antioxidantes que debe consumir con regularidad!

Hay ciertos alimentos que contienen cantidades elevadas de antioxidantes y que, por lo tanto, deben consumirse con mayor regularidad. Insúltelos en su dieta y tendrá una vida más larga y saludable.

1. Té verde

El té verde libera un antioxidante llamado catequina, con propiedades antiinflamatorias y cancerígenas. Esta bebida también contiene otro antioxidante-epigalocatequina galato (EGCG) – que ayuda a mejorar la salud cardiovascular y puede ayudar a reducir el riesgo de aparición de algunos tipos de cáncer.

Además, acelera el metabolismo, ayudando a un gasto mayor de calorías, ideal para los que quieren perder peso. No importa si quieres perder peso, siempre puedes cambiar el café por el té verde, ¡tu sistema inmunológico te lo agradecerá!

2. Tomates

Además de ricos en betacarotenos y vitamina C, los tomates, cuando se cocinan, son una fuente extremadamente importante de un antioxidante llamado licopeno.

Según algunos estudios, este antioxidante puede ayudar a reducir la incidencia de algunos tipos de cáncer, como el páncreas y el estómago.

3. Almendras

Las almendras son ricas en Vitamina E, Un antioxidante que ayuda a mantener las arterias libres de radicales, aumentando el rendimiento de la memoria y cognitivo y, por lo tanto, debe ser un alimento que se incluya diariamente en su dieta.

Los estudios realizados también indican que los individuos que consumieron 20 almendras al día, unos 14 miligramos de vitamina E, después de haber sido expuestos a los rayos UV, fueron menos quemados que los individuos que no las ingirieron.

Si aún no está convencido, sepa que este alimento también ayuda a reducir el colesterol y el azúcar en sangre, y a aumentar el crecimiento muscular y los niveles de testosterona.

4. Espinacas

Repleto de potasio y magnesio, las espinacas son una de las principales fuentes de luteína, el antioxidante que ayuda a prevenir la obstrucción de las arterias.

 

Este alimento ayuda también a reducir el riesgo de tumores de piel, así como a luchar contra el cáncer de colon y a mejorar la densidad mineral ósea. ¡Un sin número de beneficios en este alimento!

5. Papas

Las papas ayudan a combatir los efectos malignos del tabaco y a prevenir la diabetes, ya que contienen un antioxidante llamado glutatión, que ayuda a reforzar el sistema inmunológico. Además, la ingestión regular de este alimento ayuda a proteger de las enfermedades hepáticas, el Alzheimer y el ataque al corazón.

Las papas también contienen un alto contenido de vitamina C, lo que, según algunos estudios, estimula la producción de colágeno suavizando las arrugas.

6. Chocolate negro

¡Buenas noticias para los amantes del chocolate! Por contener una mayor cantidad de cacao, el chocolate negro está lleno de antioxidantes y, por lo tanto, puede (y debe) incluirlo en su alimentación con mayor regularidad, pero sin exagerar.

7. Frutos de baya

Los arándanos, las moras y las frambuesas son frutas poco calóricas, pero, además de las fibras y de diversas vitaminas, contienen grandes cantidades de antioxidantes. No es casualidad que sean las fuentes de antioxidantes más populares.

8. Vino tinto

Ingerido en cantidades moderadas el vino tinto puede ser muy beneficioso para la salud, disminuyendo el colesterol malo, aumentando el bueno y previniendo o retrasando la aparición de enfermedades crónicas.

El vino tinto también está constuido por flavonoides, que ayudan a proteger el revestimiento de los vasos sanguíneos en el corazón, reduciendo drásticamente la posibilidad de muerte por enfermedades cardiovasculares.

9. Atún

El atún es un alimento que ayuda a evitar que los radicales libres causados por la exposición a los rayos UV dañen las células y, además, ayuda a mantener una piel lisa y firme.

Este alimento también ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos y a aumentar el colesterol bueno. Trate de ingerir este alimento y otro tipo de peces gordos al menos tres veces por semana.

10. Manzanas

Ingerir una manzana ayuda a reducir la hinchazón gracias a un flavonoide llamado quercetina. La quercetina también reduce el riesgo de cáncer de pulmón, próstata, infartos y enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer.

Elige las rojas, porque contiene más antioxidantes.

11. Canela

Los antioxidantes presentes en la canela inhiben la coagulación de la sangre, así como el desarrollo bateriano. La canela también ayuda a estabilizar el azúcar de la sangre y el colesterol malo, por lo que debe consumirse diariamente. Añade la característica de ser un alimento termogénico, que ayuda a aumentar el metabolismo y a quemar más calorías.

Añada una cucharada a un yogur o a sus cereales.

12. Judías negras

Los antioxidantes presentes en las judías negras ayudan a mejorar la función cerebral como ningún otro tipo de judías.

Según algunos estudios, los individuos que ingieren diariamente una dosis de 100 gramos de este tipo de judías reducen el riesgo de ataque al corazón en un 38%, lo que significa que las judías negras son muy beneficiosas para el corazón.

13. Higos

Llenos de antioxidantes, potasio y manganeso, los higos son geniales para ayudar a controlar los niveles de pH del cuerpo, dificultando así la invasión de patógenos. La fibra de este alimento también ayuda a reducir los niveles de azúcar e insulina en sangre, reduciendo el riesgo de diabetes.

Elija higos con piel oscura, porque contienen más nutrientes y acompáñelos con frutos secos.

14. Piña

Estas frutas exóticas son una mezcla poderosa de antioxidantes, vitaminas y enzimas, siendo un cóctel antiinflamatorio poderoso para todas las partes del cuerpo.

También protege del cáncer de colon, así como de la artritis y, por lo tanto, intente ingerir una porción media de piña, dos o tres veces por semana.

15. Setas

Los hongos son alimentos ricos en antioxidante ergotionina, protegiendo las células del crecimiento y de réplicas anormales, es decir, reduciendo el riesgo de cáncer. Lo ideal es que se consuman una o dos veces por semana.

 

Prueba a cocinarlos con vino tinto. Esta bebida contiene resveratrol, que ayuda a amplificar el efecto fortalecedor del sistema inmunológico.