12 motivos para utilizar aceite de almendras

Con un alto valor nutritivo para la piel, el pelo y las uñas, el aceite de almendras dulces es una alternativa saludable y económica a la belleza y el bienestar.

Debido a la presencia de nutrientes como vitamina E, B, A, ácido fólico y arginina, el aceite de almendras dulces presenta diversos beneficios para la salud y la belleza, siendo uno de los productos naturales más utilizados en la cosmética, en la actualidad.

Su aplicación es muy amplia, ya sea en la piel, la cara o el cuerpo, ya que es una hidratante perfecta, sobre todo para zonas más secas como rodillas, codos y pies.

También tiene propiedades enmarcadas que favorecen la retención de agua en la piel, manteniéndola hidratada.

12 beneficios del aceite de almendras

Hidrata y suaviza la piel;

Previene las arrugas y mejora la elasticidad de la piel;

Tiene acción antiinflamatoria y calmante para la piel;

Puede ser usado como aceite de masaje corporal.;

Recupera la aceitosidad natural de la piel poco hidratada;

Desmaquillador, incluso puede utilizarse en los ojos, ya que no irrita;

Hidrata las cutículas;

Hidrata regiones duras del cuerpo como codos, rodillas, pies;

Hidrata los cabellos profundamente, desde la raíz hasta la punta;

Recupera los cabellos secos;

Quita el volumen y frizz del pelo;

Le da brillo y suavidad al capilar.

Cómo usar aceite de almendras dulces en la piel

El mejor momento para la aplicación del aceite de almendras es después del baño. Los poros están más abiertos y el producto puede penetrar bien la piel.

El momento ideal es hacerlo por la noche, ya que el cuerpo está menos expuesto a partículas que pueden acumular y ensuciar la piel.

La sugerencia más eficaz para hidratar el cuerpo es añadir unas gotas de aceite de almendras dulces a su hidratante corporal.

Para las regiones descamadas de la piel, pase el aceite de almendras dulces y masajee suavemente hasta comprobar su absorción completa.

En el caso de las estrías, el aceite de almendras dulces tiene un poder preventivo.

Para las cutículas resecas, pase unas gotas de aceite de almendras dulces y frote suavemente, preferiblemente antes de dormir.

Una última pista para los aficionados a la aromaterapia: el aceite de almendras dulces puede utilizarse como base para diluir los aceites esenciales que, por sí solos, son muy concentrados. Además, tendrá un olor único y original esparcido por su casa.

¿Cómo usar aceite de almendras en el pelo?

1. Para hidratar el cabello

Aplique aceite de almendras dulces en los cabellos sucios y secos desde la longitud hasta la punta, mecha por mecha, sin olvidar el cuero cabelludo.

Deje actuar por aproximadamente 30 minutos. A continuación, lávese con champú y acondicionador de uso habitual.

2. Contra la caspa y la caída

Ponle aceite de almendras dulces en la raíz del cabello y masajea bien. Deje descansar durante 5 minutos y luego, con un peine fino, peine bien tirando de la raíz hacia los extremos.

La caspa va a empezar a desaparecer poco a poco. Termina con un champú anticaspa para potenciar el tratamiento.

3. Para el cabello largo…

… pero con puntas secas: antes de dormir coloque unas gotas de aceite de almendras soces en los bordes y haga ligeros masajes para que el aceite penetre en los hilos. Eso ayuda a evitar que se rompan durante la noche.

4. Recuperación del cabello dañado

Pasar el aceite puro directamente a los pelos puede proporcionar recuperación de hilados dañados y disminución del volumen.

Sin embargo, para evitar tener una apariencia pesada y grasienta, lo mejor es siempre usar el aceite de almendras dulces y luego lavar normalmente.