canela diabetes

¿Es buena la canela para la diabetes?

La canela se obtiene de la corteza interna del árbol de la canela, también conocido como canelo. Originario de Sri Lanka, la corteza interna de este árbol se utiliza como especia debido a sus grandes propiedades. Se utiliza en todo tipo de repostería y también, en algunos países, se toma en forma de infusión que se prepara poniendo a hervir en agua varias barritas de canela. ¿Será buena la canela para la diabetes?

La respuesta a la pregunta de si es buena la canela para la diabetes es, definitivamente, si. En el año 2003 se llevó a cabo un estudio clínico (Khan A y col) con el objetivo de comprobar si el uso rutinario de canela reducía los niveles de glucosa, triglicéridos y colesterol en el suero de pacientes diabéticos tipo 2; si bien el mecanismo farmacológico no está completamente descrito, los resultados fueron concluyentes al demostrar las propiedades hipoglucemiantes de la canela por lo que la canela es buena para la diabetes.

De todos modos, antes de tomar canela con fines medicinales debes contactar con tu médico para que te aconseje sobre tu caso en particular.

¿Cómo tomar la canela?

La canela es una especia que puedes introducir en tu dieta diaria muy fácilmente ya que puedes agregarla a todo tipo de postres para darles un toque de sabor dulce. Puedes echar un poco de esta especia en yogures, café, leche, encima de frutao tomarla en forma de infusión a media mañana y como parte de la merienda. Recuerda que todo en exceso es perjudicial por lo que debes hacer un consumo moderado de la canela.

Beneficios destacados de la canela

Uno de los beneficios de la ingesta de canela es que es un extraordinario alimento para tener buenas digestiones y prevenir el estreñimiento gracias a su buen aporte en fibra. Además, genera un efecto de saciedad ideal para las personas que quieren controlar su peso.

También, por su gran contenido en antioxidantes como la Vitamina A, C y E, es una excelente opción para reducir los daños causados por los radicales libres y así retrasar el envejecimiento.

Precauciones al consumir la planta

Varios estudios han confirmado que un consumo excesivo de cumarina (sustancia presente en la canela) podría generar problemas hepáticos así que lo ideal es consumirla con moderación. Los pacientes con diabetes que estén siguiendo un tratamiento con insulina deben de consultar con su médico antes de ingerir canela ya que esta, en algunos casos, podría generar episodios de hipoglucemia.

También deben consultar con su médico aquellas personas que estén bajo un tratamiento con medicamentos ya que la canela puede interferir en la efectividad de los mismos.

Bibliografía

  • Atta A., Alkofahi A., (1998), Anti-nociceptive and anti-inflammatory effects of some Jordanian medicinal plant extracts, Journal Ethnopharmacology, 60, 117-124.
  • De Faria García E., (1983), British Herbal Pharmacopoeia. Publisher by The British Herbal Medicine Association, United Kingdom, pp.68.
  • García-Barriga H., (1974), Flora Medicinal de Colombia. Tomo primero. Instituto de Ciencias Naturales. Universidad Nacional, Bogotá, pp. 862, 863.
  • Krapp K, Longe J., (2005), Enciclopedia de las Medicinas Alternativas. Editorial Océano. Barcelona, pp. 290-292.
  • Karur P., Prasad R., Kumar V., Kumar A., (2007), Evaluation of antibacterial activity of Indian apices against common foodborne pathogens, International Journal of Food Science and Technology., 42, 910-915.
  • Kham A., Safdar M., Kham M, Nawaz K., Anderson R., (2003), Cinnamon improve glucosa and lipids of people UIT type 2 diabetes, Diabetes Care, 26, 3215-3218.
  • Magro A., Carolino M., Bastos M., Mexia A., (2006), Efficacy of plant extracts against stored products fungi, Rev Iberoam Micol., 23, 176-178.
  • Missouri Botanical Garden-W3-tropicos. Nomenclatural . Data Base- Cinnamomum zeylanicum. (10-2007) http://robot.mobot.org/cgi_bin/search_vast.
  • Nir Y., Potasman I., Stermer E., Tabak M., Neeman I., (2000), Controlled trial of the effect of cinnamon extract on Helicobacter pylori, Helicobacter, 5, 94-95.
  • Pawar V., Thaker S., (2006), In vitro efficacy of 75 essential oils against Aspergillus níger, Mycoses, 49, 316-323.
  • Padron B., Oranda A., Rivas C., Verde M., (2003), Identificación de compuestos de Melia azedarach, Syzgium aromaticum y Cinnamomun zeylacum con efecto inhibitorio sobre bacterias y hongos, Iencia UANL., 6, 333-338.
  • Shahvenaheri A., Mirjani R., (2007) Trans-cinnamaldehyde from Cinnamomun zeylanicum bark essential oil reduces the clindamycin resistance of Clostridium difficili in vitro, J. Food Sci., 72, 55-58.
  • Senhaji O, Faid M., Kalalou I., (2007), Inactivation of Escherichia coli O157:H7 by essential oil from Cinnamomun zeylanicum, Braz. J. Infec. Diseases, 11, 234-236.
  • Yang Y, Lee H, Lee S , Marshall J., Ahn Y., (2005), Ovicidal and adulticidal activities of Cinnamomun zeylanicum bark essential oil compounds and related compounds against Pediculus humanus capitis (Anoplura: Pediculicidae), Inter. J. Parasitol., 35, 1595-1600.
  • Vanaclocha B., Cañigueral S., (2003), Fitoterapia. Vademécum de Prescripción. 4ª Edición. Editorial Masson. Barcelona, pp. 159
Ir arriba