Los presos del ‘procés’ solicitan la suspensión del juicio hasta que el Congreso dé el visto bueno para retomarlo

Junqueras, Romeva, Turull, Rull y Sànchez piden su libertad para ejercer como parlamentarios.

Cinco fueron los presos que obtuvieron escaño en las pasadas elecciones generales del 28 de abril. Y los cinco son los que reclaman al Supremo que pida permiso a las Cortes para seguir con el juicio y que les dejen en libertad para poder ejercer como parlamentarios.

En el escrito presentado al Alto Tribunal, los abogados de Oriol Junqueras (ERC), Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez (Junts per Catalunya), que obtuvieron escaño en el Congreso de los Diputados, y Raül Romeva (ERC), senador electo, han solicitado autorización a las Cortes para seguir el procedimiento penal y que se remita el suplicatorio a los presidentes de las Cámaras; además, piden que les dejen en libertad para «ejercer con total plenitud las responsabilidades derivadas de su nueva condición».

La petición de las defensas de los diputados electos se avala por el artículo 71.2 de la Constitución donde se establece que los diputados y senadores gozarán «de inmunidad y solo podrán ser detenidos en caso de flagrante delito. No podrán ser inculpados ni procesados sin la previa autorización de la Cámara respectiva». Para los abogados, esa inmunidad entraría en vigor desde el mismo momento en que se proclaman como diputados electos, antes de recoger el acta y de constituirse la Cámara.

Según fuentes jurídicas, el Supremo no tendría que pedir permiso a las Cortes para seguir el juicio debido a que los líderes independentistas ya estaban procesados y el juicio comenzado cuando no eran diputados a Cortes. Sin embargo, la defensa sostiene que, en base al artículo 753 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, se prevé la suspensión del proceso judicial a la espera de la resolución de los suplicatorios de los encausados: «se suspenderán por el Secretario Judicial los procedimientos desde el día en que se dé conocimiento a las Cortes, estén o no abiertas, permaneciendo las cosas en el estado en que entonces se hallen, hasta que el Cuerpo Colegislador respectivo resuelva lo que tengo por conveniente».

El escrito del abogado Pina afirma que, en base a ese artículo, «se desprende que no hay lugar a dudas sobre la procedencia de la suspensión de los procedimientos en curso una vez solicitada autorización a las Cámaras a fin de que estas se pronuncien sobre el suplicatorio».

Las Cortes se constituirán el próximo 21 de mayo y, según el reglamento, todos los parlamentarios deberán estar presentes ese día. Por parte del Alto Tribunal no se prevé vetar la asistencia de los presos, razón por la que han dejado libre en el calendario judicial esa fecha. Sin embargo, las defensas no consideran que vayan a poder ejercer como tales mientras sigan en prisión, razón por la que solicitan su libertad.

Fuente: ElPaís.