El debate que se realizaría con cinco partidos quedó paralizado, luego de que la Junta Electoral Central así lo decidiera

Este martes, la junta electoral central (JEC) frenó el debate que se realizaría con cinco partidos; encontrándose entre ellos Vox, ya que argumentó que se incumpliría el principio de proporcionalidad al aceptar los recursos presentados por ERC, Coalición Canaria y PNV.

La corporación de Medios de Comunicación, Atresmedia reaccionó unas horas después y propuso un cambio de formato, en el cual participarían en el debate los cuatro partidos con mayor representación parlamentaria; es decir, PSOE, PP, Unidas Podemos y Ciudadanos.

Coalición Canaria, ERC y PNV recurrieron ante la junta electoral central al no haber contado con ellos para el debate entre el grupo de comunicación y los cincos partidos políticos.

Pedro Sánchez, por su parte, declinó en un comienzo debatir en TVE con los candidatos, así como también el realizar un proceso de cara a cara con Pablo Casado, candidato del PP. Sin embargo, fuentes del PSOE dijeron que la participación en el debate deberá ser analizada por el comité electoral. Por su parte, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, ya indicaron que participarán.

RTVE, por su parte, ha activado nuevamente su oferta para albergar el evento entre los cuatro partidos políticos; asegurando que la señal será distribuida a las televisoras públicas y privadas. Los representantes del organismo público habían protestado; ya que el presidente rechazó un debate que iba a ser organizado por la cadena. Algo que sin duda provocó molestias de los profesionales de RTVE, puesto que vieron su actitud como un desprecio.

«Los partidos con menos votos no tendrán mayor presencia que aquellos que obtuvieron buenos resultados»

La JEC considera que los partidos que tienen menos representaciones o que lograron menos votos, no tendrán mayor presencia que aquellos que obtuvieron resultados más favorables. De tal forma, Vox, que logro 0,2% no podría estar presente en un debate en el cual acudan partidos con mayor representación.

Asimismo declaró en un comunicado que el debate propuesto por Atresmedia, es contrario al principio antes mencionado. Por lo tanto, no podrá celebrarse en los términos indicados; sino que deberá ser modificado para atender las exigencias del principio.

La junta estaba a la espera desde hace días, que Atresmedia presentara alegaciones a los recursos de esos grupos. Su propuesta únicamente fue la de realizar un segundo debate, donde estuviesen presentes los partidos nacionalistas, pero dejándolo a cinco tal cual como estaba programado.

La doctrina sobre el comportamiento de los medios establece que las televisiones privadas deben regirse por los mismos principios que las públicas. Por lo tanto, se debe respetar los criterios de proporcionalidad de las fuerzas políticas que concurren a las elecciones.

Además, la ley establece que las emisoras privadas deberán respetar, durante el periodo electoral, los criterios de pluralismo e igualdad, así como los principios de proporcionalidad y neutralidad informática en los diversos debates y entrevistas a realizar.

Reacciones de los líderes políticos

Tras la decisión de la JEC, muchos líderes políticos comenzaron a reaccionar. Uno de ellos es Santiago Abascal, quien criticó el trato injusto que le dio la junta a su partido, asegurando que se ha demostrado que en España mandan los separatistas.

Por su parte, el comité electoral del partido PSOE acepta la decisión de la junta, e indicó que estudiará todas las alternativas de debate que se plantearán en los días próximos. Incluso, asegura que el grupo quiere participar en ellos, puesto que lo ven de gran utilidad para que los ciudadanos conozcan las propuestas de las diversas fuerzas políticas.

Pablo Casado, presidente del PP, insistió en su petición de un debate a dos, entre el presidente y el líder de la oposición; asegurando que los españoles quieren un cara a acara, y que él está dispuesto a hacerlo. Además, afirmó que Sánchez tiene miedo en realizar un debate solo con él, puesto que haciendo uno de a cinco, no hay suficiente tiempo para que le realicen todas las preguntas.

En representación de Unidas Podemos; Pablo Iglesias ha considerado que es absurdo vetar la participación de candidatos en los debates televisivos por canales privados. Asegura que es necesario legislar para hacer que los debates de candidatos sea algo obligatorio.

Por su parte, la junta rechazó el recurso de Vox contra el debate de cuatro que quería realizar RTVE; defendiendo que el mismo se hace entre las cuatro formaciones que obtuvieron un mayor número de presencia en las elecciones al congreso de diputados.

La formación Abascal solo logró un 0,2% de los votos. Vox tampoco cumplió con la condición de grupo político, puesto que la misma requería un número de votos válidos igual o superior al 5%.

Fuente: La Junta electoral impide el debate a cinco por incluir a Vox sin respetar la proporcionalidad