Abascal quiere los votos de los socialistas contrarios a Sánchez

Leganés fue el lugar elegido por Vox para dar su mitin más importante durante todo el tiempo de precampaña. Y es que, a pesar de la ralentización que muestran los últimos sondeos, es un hecho que la formación ha estado en un auge continuo en especial desde las elecciones andaluzas. Aun así, el partido está muy lejos de ser una de las más grandes fuerzas políticas actualmente y sabe que necesita la ayuda del PP para que algunos de sus ideales puedan ser llevados a cabo en el Congreso. Pero desde que Pablo Casado, líder de los populares, endureció su discurso, sólo se perjudicó en las encuestas. Para contrarestar este efecto negativo, la estrategia de VOx se ha convertido en la de atacar aún más ampliamente a PSOE y C’s.

Abascal se ha declarado como un alto defensor de la supresión de las autonomías, de las que dice que «son el cáncer de España» y que no quieren «dejar que España muera«. No obstante, el ataque más duro fue hacia el señor Pedro Sánchez, a su partido y a sus socios: «Quiero decir con claridad que el mayor problema de España tiene nombre y tiene siglas. Se llama PSOE, y tiene un pacto con los golpistas separatistas, con los que han apoyado el terrorismo y con los comunistas que nos quieren llevar a Venezuela«.

El candidato por Barcelona al Congreso del partido ultraderechista, Ignacio Garriga, aseguró que él y la formación en la que se encuentra pelearán por «la suspensión de la autonomía de Cataluña por su infinita deslealtad a España» y para que no haya ninguna clase de impunidad hacia los líderes del «procés».

A pesar de los ataques, Abascal ha pedido el voto de todos aquellos socialistas desencantados con Pedro Sánchez asegurándoles que, «si sus dirigentes no demuestran amor a la patria«, Vox les tenderá la mano: «Aquí hay un partido que quiere defender a España, no les haremos ningún tipo de reproche, el reproche es a sus dirigentes que les han traicionado«. El presidente del partido conservador añadió: «¿Qué tiene de obrero ya el PSOE?»

Abascal ya lanzó un órdago al Partido Popular y a Ciudadanos. Vox necesitan reforzar su posición a 22 días de las elecciones generales, ya que compite contra el PP y C’s para ganarse la derecha del país. Al PP ha vuelto a llamarles «la derechita cobarde que no se atreve a nada«, tras el hecho de que la anterior semana el expresidente del Gobierno, José María Aznar, dijera que no se atreverían a decirle algo así mirándole a los ojos. Los reproches a los populares fueron ampliamente aplaudidos. Parece que en la guerra de quitarse votos han obviado el hecho de que probablemente pacten tras las elecciones.

Si bien los ataques de Abascal fueron resonados, el más crítico con el Partido Popular y su ex líder Mariano Rajoy ha sido Monasterio, quién recordaba al expresidente abandonando La Moncloa y su cargo tras la moción de censura del PSOE apoyada por los separatistas catalanes. «No podemos ir de la mano de un partido debilitado por la corrupción», aseguró. A lo que después añadió su ataque más duro: «De un partido enfangado por la debilidad que abandonó a España y su líder se fue a ahogar las penas a un bar entregando España a los enemigos«.

Al atacar C’s, Abascal es recurrente en llamarles «la veleta naranja órdenes de los intereses extranjeros», pues la política de Albert Rivera es bien parecia a la del Presidente francés Enmanuel Macron. En adición, el presidente de Vox también afirmó que «C’s es populismo» ya que «es un partido de diseño que intenta contentar viendo qué dicen las encuestas«.

Durante la intervención, Santiago Abascal ha defendido «la mayor bajada de impuestos de la historia« de España de esta manera: «Anunciamos aquí que basta ya de las oligarquías políticas, haremos la mayor bajada de impuestos de la historia, especialmente a las clases medias y desfavorecidas, queremos devolver a la sociedad española el timón de su futuro«. Claro, queriéndo quitar la educación y sanidad pública normal que se ahorren impuestos. Eso sí, que se curen y estudien sólo los que puedan permitírselo. Además también está a favor de: la supresión de autonomías, la creación de un Estado unitario, la ilegalización de los grupos independentistas, la derogación «inmediata» de la ley de Memoria Histórica, la derogación de la Ley contra la Violencia de Género, la construcción de un muro y la expulsión de inmigrantes ilegales.

Fuente: abc.