PP y Ciudadanos quieren la «suspensión automática e inmediata» de los diputados presos

Tanto Pablo Casado como Albert Rivera han anunciado que solicitarán la «suspensión inmediata» de los diputados independentistas presos que han presentado las credenciales en el Congreso.

El presidente del partido popular ha explicado que la primera medida que tomará será la de «reclamar que la democracia española también se defienda fuera del ámbito judicial». «Y por eso vamos a exigir que se haga todo lo posible para la suspensión de esos cinco parlamentarios, en base a la Ley de Enjuiciamiento Criminal». «Se puede hacer de inmediato».

Casado ha asegurado en la primera reunión que ha tenido lugar entre diputados y senadores del PP que no se sabe cuánto va a durar la legislatura debido a las «amenazas» ocurridas con la recogida del acta de los cinco líderes del procés.

«La principal amenaza es una, la ruptura de la unidad y de la igualdad nacional. Por mucho que Sánchez juegue a no verla. La acreditación de cinco parlamentarios procesados por haber dado un golpe a la legalidad es un espectáculo de provocación y un escarnio del que nos tenemos que reponer rápidamente», ha comentado Casado.

Albert Rivera también solicitará ante la Mesa la suspensión de los parlamentarios, que se presentará tras la constitución de las Cortes. Además, ha añadido que pedirá «la máxima celeridad a la Mesa» para suspender a los parlamentarios debido a los «gravísimos delitos por los que están procesados», lo que impediría que ERC y Junts per Catalunya no pueda ejercer sus funciones.

Según el escrito de Cs, los delitos del auto de procesamiento y la gravedad de los mismos hace que deban ser suspendidos de inmediato por haber «intentado dar un golpe en Cataluña». «Aquí se sientan los que defienden la soberanía nacional, no los que han intentado liquidar España».

Vox echa la culpa al Gobierno

El partido de Santiago Abascal, que se estrena en el Gobierno, ha aprovechado la presencia en la Cámara de los presos del 1-O para calificarlos, en palabras de Macarena Olona, de «ignominia», «criminales», a Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Oriol Junqueras. Ha criticado que los presos puedan moverse por el Hemiciclo libremente mientras que el resto de presos están en prisión con libertad de movimientos restringida.

La diputada de Vox ha echado la culpa al Gobierno por no haber hecho amago de reformar la ley electoral para evitar que los acusados de dar un «golpe de Estado», se pudieran presentar a los comicios y ocupar un escaño.

Fuente: ElMundo.