Más de 700 millones de euros han sido donados para la reconstrucción de la catedral de Notre Dame, en París.

Para nadie es un secreto el suceso que ocurrió en Francia, referente al incendio en la catedral de Notre Dame; el cual afectó gravemente algunas partes de la fachada. Su reconstrucción requerirá de una gran fortuna, y ya muchas empresas francesas han comenzado a hacer sus donaciones millonarias.

Una de las primeras familias en hacer una donación, fue la familia Arnault, la cual es propietaria del grupo LVMH; uno de los más importantes del lujo mundial. Anunció que su donación sería de 200 millones de euros, y que ponía a disposición del Estado sus equipos creativos, técnicos, arquitectónicos y financieros.

Posteriormente, la familia Bettencourt, quienes pertenecen al grupo L’Oréal, y la familia Pinault de los grupos Kering y Artemis, anunciaron que donarían la cantidad de 100 millones de euros.

Por su parte, Patrick Pouyanne, en representación del grupo Total, anunció que donarían unos 100 millones de euros para contribuir con la reconstrucción de la catedral. Seguidamente, otras empresas tanto grandes como pequeñas y personalidades, dieron donaciones que van desde 1 a 10 millones de euros.

“Reconstruyamos Notre Dame de Paris”

El gobierno francés, encabezado por Emmanuel Macron, lanzó una petición nacional, la cual será coordinada por el ministerio de economía y finanzas. Por su parte, desde el ministerio de cultura, el centro de monumentos del patrimonio nacional lanzó también su propia petición “reconstruyamos Notre Dame de Paris”, la cual será posible consultar a través de Internet y hacer donaciones.

Pasada las primeras 25 horas, luego del incendio, las donaciones eran superiores a los 700 millones de euros; una cifra que sin duda es muy importante, aunque aún un poco modesta, ya que se piensa que los trabajos de reconstrucción durarán no menos de 5 años.

Sin embargo, aún es muy pronto para estimar el costo total de la reconstrucción. Hace 5 años, la jerarquía religiosa se había visto en la obligación de pedir ayuda financiera. La alcaldía de Paris y el estado decían que no podían asumir el costo de la renovación, que comenzó hace dos años.

Sin duda el costo de la reconstrucción tendrá proporciones considerables. El primer ministro y jefe de gobierno, Édouard Philippe, comenzó ya con los primeros trabajos, para preparar lo que será la gran tarea por realizar durante los próximos años.

La reconstrucción será una gran tarea para Francia, por lo que cualquier tipo de donación será bienvenida; sin importar la cantidad financiera.

Fuente: Francia ya tiene más de 700 millones para salvar su catedral