Luego de mostrar sus declaraciones fiscales, el izquierdista Bernie Sanders reconoció que es millonario

En la campaña electoral realizada en el año 2016, Bernie Sanders fue la sensación de las primarias; tanto así que colocó a la candidata favorita, Hillary Clinton, contra las cuerdas y levantó una marea izquierdista en el partido demócrata que será decisiva en las presidenciales del próximo año.

Una de sus citas más repetidas, y que aún se mantiene hasta el día de hoy, es la de los ataques a los millonarios y multimillonarios que controlaron y se benefician del sistema político y económico de los Estados Unidos.

Sin embargo, lo que nunca dijo Sanders es que él era uno de ellos. Esta semana presentó sus declaraciones fiscales, que muestran que en los años 2016 y 2017, sus ingresos sobrepasaron el millón de dólares.

En el año 2016, tanto él como su mujer, ganaron 1,1 millones de dólares, mientras que los ingresos del 2017 fueron de 1,2 millones; ganancias que fueron percibidas principalmente por la venta de sus libros.

El año pasado el monto cayó a 566.000. Por esos ingresos, la familia Sanders pagó en esos tres años las cantidades de 372.368, 343.882 y 145.840 dólares, respectivamente.

«Mi familia ha sido afortunada»

Según la hacienda estadounidense, el ídolo del socialismo se encuentra en el 1% de contribuyentes con más ingresos; un grupo al que él hace mención constantemente. Según Sanders esas declaraciones fiscales muestran que su familia ha sido muy afortunada, y que está agradecido por ello, ya que conoce el estrés de la inseguridad económica y el vivir del mes a mes.

Los impuestos son, literalmente, un arma electoral. En la campaña de 2016 se negó a presentarlos y se limitó a dar su información fiscal del 2014, lo que le ganó críticas de Clinton. Ahora sabe perfectamente que eso será utilizado en su contra, y que lo acusarán de hipócrita. Pero a pesar de ello también le otorga cierta ventaja; ya que lo hace en una etapa temprana del ciclo electoral, por lo que fuerza al resto de los candidatos a mostrar lo mismo.

Incluso, esto lo convierte en un candidato más fuerte, sobre todo para la lucha final en la elección general contra Donald Trump. Los impuestos del presidente de Estados Unidos han sido objeto de controversia desde las primarias del 2016; y una vez que fue candidato se negó a presentar sus declaraciones, con la excusa de que estaba siendo auditado por la hacienda.

La base electoral de Trump fue la clase media disgustada, quienes estaban acosadas por los impuestos. Utilizando artimañas legales para ahorrarse algo de la factura fiscal.

Sin duda, con su decisión, Sanders busca retar a sus contrincantes demócratas y a Trump. Además, busca la forma idónea para reconciliar su patrimonio con un contundente mensaje que decía; que no iba a pedir perdón por escribir y vender muchos libros.

Fuente: El izquierdista Bernie Sanders reconoce que es millonario