Las matemáticas generan un millón de ocupados en España, según un estudio

Aseveran que una verdad matemática no es ni simple ni bastante difícil, es sencillamente una verdad. El primer estudio para medir el impacto de esta ciencia en la economía amontona todo el valor de las pequeñas verdades que aporta. Y concluye que en España, las ocupaciones y productos empleados en matemáticas generan un impacto de un millón de trabajos, el 6 por ciento del empleo total de la economía (medido en el año 2 mil dieciséis) y un valor añadido salvaje (VAB) de ciento 3 mil millones de euros, el 10 por ciento del VAB de España. Si se agregan los trabajos indirectos y asimismo los inducidos, su impacto sería de un diecinueve con un 4 por ciento del total de empleados y un 26 con un 9 por ciento del VAB.

La informática, los servicios financieros y de seguros, las telecomunicaciones y la energía son áreas que usan las matemáticas de forma intensiva, si bien la magnitud de estos impactos es menor que la medida en otros países europeos en los que se han llevado a cabo estudios relacionados. Por ejemplo: en la Eurozona, el empleo en ocupaciones que emplean la crece matemática es superior a la media que en España. En el R. Unido, Holanda o bien Francia, el empleo asociado es entre cuatro y cinco puntos superior. «La diferencia se explica por la estructura productiva de España, más orientada a actividades con menor presencia de profesiones que requieren una cierta intensidad matemática«, apunta el informe efectuado por Analistas Financieros Internacionales para la Red Estratégica de Matemáticas (REM).

«Las matemáticas son la base para acrecentar la productividad en el trabajo, formando un conocimiento estratégico a fin de que la economía pueda aprovechar las ocasiones de la revolución tecnológica asociada a la robotización y la Inteligencia Artificial», razonan los autores. No obstante, las compañías incorporan pocos especialistas en bases de datos, finanzas o bien diseño de software, que son, conforme este diagnóstico, las ocupaciones más productivas y las que prosperarán en el futuro. «Si en las compañías españolas hubiese la misma proporción de licenciados en ciencias y también ingeniería que en Francia, la productividad laboral aumentaría un 2 por ciento «, concluyen. Para esto, las recetas son las que la comunidad científica viene repitiendo desde hace años: más inversión en I+D y la recomendación de que se dé un giro al modelo educativo a fin de que las matemáticas «estén más presentes en los programas y los matemáticos tengan una mayor entendimiento de la capacidad de aplicar en el planeta real las herramientas y habilidades adquiridas en su proceso de capacitación«.

Su peso en la economía jamás ha sido cuantificado ya antes, y no hay una forma estandarizada de hacerlo, mas los progenitores del informe, dirigidos por Daniel Manzano y Diego Vizcaíno así como un equipo de otras cuatro personas, se inspiraron en los pocos precedentes conocidos de otros países. En concreto en una investigación efectuada por Deloitte en el R. Unido hace seis años y otra en los Países Bajos fechada en el año 25 y 45, como la que firmó el consultor del CMI en Francia en el año 2 mil 15. Una dedicación que ha tenido incidentes, apuntan, por el hecho de que «las matemáticas no son de nadie; cuanto más las utiliza la gente, más valiosas son; y son casi siempre y en todo momento y en todas y cada una de las circunstancias invisibles en el producto final, si bien asimismo son omnipresentes«. En consecuencia, no generan un valor concreto en el mercado, aun si existen recursos o bien servicios, como, por servirnos de un ejemplo, la prima de una póliza de seguro, que es de naturaleza matemática. Todavía de esta forma, desde los microdatos de la EPA, el informe consigue hacer estimaciones de lo que las matemáticas pesan en la oferta y demanda de recursos.

Las matemáticas generan temor y también inseguridad entre aquellos que no están habituados a solucionar inconvenientes. Mas las ideas para incorporarlos a la vida rutinaria de las compañías y acrecentar su contribución a la economía no se restringen a estudios como el presentado este miércoles en la capital española. Esta semana se festeja en S. de Compostela unos días en los que, durante múltiples días, las compañías plantean desventajas de todo género a la comunidad matemática que busca contestaciones. La ciento 47 edición de esta reunión bautizada como European Study Group with Industry, por servirnos de un ejemplo, ha llevado a la firma TSK, con sede en Gijón, a procurar solucionar un inconveniente con sus plantas termosolares, que acostumbran a ocupar grandes superficies en zonas áridas o bien estériles con mucho polvo que se deposita en los espejos y reduce su eficiencia. Otra empresa, la asesora de ingeniería Solute, traerá al acontecimiento un inconveniente para intentar solucionar los inconvenientes que brotan en los aerogeneradores cuando el viento sopla sobre el valor preciso para producir energía. Los 2 se van a sentar con matemáticos que van a estudiar su caso.

Fuente: ElPaís.