El Corte Inglés vende dos centros comerciales en Andalucía a Castellana Properties

La empresa de grandes almacenes ha culminado una operación de 36,8 millones y una plusvalía de 10.

Castellana Properties se hará con dos centros comerciales de El Corte Inglés en Sevilla y Cádiz por 36,8 millones de euros. La venta está dentro de la estrategia que ha iniciado El Corte Inglés para obtener liquidez y poder reducir la deuda.

Sin embargo, el acuerdo al que ha llegado en esta ocasión no es el habitual de sale and leaseback (es decir, venderlo pero ocuparlo en régimen de alquiler), sino que la empresa ha cerrado de forma definitiva los centros comerciales y afirma que recolocará a la plantilla.

Según un comunicado de El Corte Inglés, el acuerdo ha sido firmado para el centro comercial Los Arcos, de Sevilla; y Bahía Sur, de Cádiz. El total asciende a 36,8 millones de euros que se usarán para reducir la deuda. Además, la cadena dirigida por Jesús Nuño tendrá una plusvalía de 10 millones por la venta.

Los centros comerciales seguirán abiertos hasta el próximo 30 de septiembre, cuando cierren de manera definitiva. Esto es algo diferente a las operaciones que realiza en otros centros comerciales. Sin embargo, la empresa afirma que los 378 trabajadores de las dos tiendas se recolocarán «en alguno de los centros de la cadena ubicados en sus respectivas provincias», atendiendo a sus «deseos laborales» para proponerles «tareas adecuadas a sus perfiles profesionales».

Los centros comerciales no estaban incluidos en el plan de venta de inmuebles de finales de marzo, encargado a la consultora PriceWaterhouseCoopers (PwC) compuesto por 95 edificios en toda España (Madrid, Barcelona, Málaga o Sevilla), entre ellos 14 centros comerciales y oficinas, 16 solares y tiendas pequeñas, aparcamientos, almacenes y otros inmuebles.

La finalidad de las ventas es la de reducir la deuda de 3.652 millones (datos del primer semestre de 2018), a fin de obtener el grado de inversión para la emisión de bonos realizada a finales del año pasado.

Fuente: ElPaís.